Herbolario de la Salud por Anonimo - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.jpg

1

HERBOLARIO DE SALUD

Las plantas son fuente de vida y tienen diferentes usos según sabores, densidades, olores, vibraciones y colores. Se vienen usando desde la Antigüedad; el gran médico Paracelso dijo que los prados y colinas eran farmacias. Cuatro mil años atrás las antiguas civilizaciones ya conocían el valor terapéutico de las plantas. El documento más antiguo es el papiro de El Sers, que data del año 1.500

a.C y en el que aparecen el ajo y el hinojo.

En el siglo XX, el médico francés H. Lelerc desarrolló el concepto de fitoterapia, la ciencia que se ocupa del uso de las plantas medicinales en el tratamiento de enfermedades. Se calcula que existen unas 25.000 especies de plantas medicinales, y en las selvas tropicales todavía hay entre 250.000 y 500.000

plantas con propiedades medicinales por catalogar. Pero el padre de la fitoterapia es Dioscórides, médico griego del siglo I. d.C que recopiló el saber farmacológico de su tiempo, recogiendo las características y virtudes de cerca de 600 plantas.

Las plantas medicinales tienen principios activos que son los aceites:

-

Amargos: reguladores del sistema nervioso

-

Fenoles: con propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

-

Mucílago: protege de la inflamación e irriticación 2

-

Taninos: que son componentes que al ingerirlos contraen infecciones. Son antiinflamatorios.

-

Vitaminas y minerales: indispensable para la formación de la estructura celular.

-Saponinas: Con acción hormonal y expectorante.

-Volátiles: A partir de las cuales se producen los aceites esenciales.

Las plantas medicinales tienen propiedades curativas, analgésicas, antibióticas, diuréticas, tónicas, purgantes, digestivas, depurativas, cicatrizantes, carmitivas, balsámicas y calmantes. Estimulan las defensas del organismo.

Refuerzan el funcionamiento óptimo de órganos y tejidos en funciones nutritivas, regenerativas. Contribuyen a la remineralización, eliminan toxinas favoreciendo la circulación sanguínea, por lo general no causan reacciones alérgicas.

No todas las plantas pueden usarse sin riesgos, pues contienen sustancias químicas que pueden causar inconvenientes desagradables; pueden darse casos de alergias o intolerancia a un órgano o tejido a determinado planta, por ello es al médico al que le corresponde fijar las pautas del consumo de la planta.

Es importante no utilizar plantas desconocidas, informarse detalladamente de cada planta, sus indicaciones y contraindicaciones, experimentar primero con pequeñas dosis y que las embarazadas sepan cuáles son las plantas prohibidas para ellas.

Acedera: (Runex acetosa, acedera bendita o col agria) La raíz purifica la sangre, tomada en infusión alivia problemas respiratorios como la bronquitis o el asma, es más rica en vitamina A que la zanahoria. Los tallos y las hojas se usan contra enfermedades de la sangre y los nervios.

Ajenjo: (Artemisia absythim, absintio, ajencio, donzell, aentes, romano, hierba santa, artemisa) Planta aromática que se usa en infusiones para aliviar los cálculos biliares, se puede endulzar con miel; no se debe abusar de su consumo.

Diurética, antiputrefactivo, febrífuga, tónica y hepática. Es un amargo aromático estomacal y antihelmíntico. El cocimiento de las hojas, tomado en ayunas, expele ascárides o lombrices, incluso la solitaria. Consumido en exceso puede provocar fenómenos tóxicos, como por ejemplo, daño en los ojos; sirve contra picaduras de insectos, pulgas y piojos. Es un poderoso alivio para los dolores musculares, 3

artríticos, torceduras, dislocaciones y fracturas, destruye los parásitos intestinales.

Alfalfa: (Medicago sativa) Es semejante a un trébol alto con hojas divididas en tres partes; es tan rica en calcio, que las cenizas de sus hojas son casi el 99%

calcio puro. Previene la arterioesclerosis; por su rico contenido en clorofila cura llagas y cicatriza heridas. Por su contenido en manganeso, se ha usado en diabéticos que no responden a la insulina. Contiene vitamina A, niacina, ácido pantoténico, biotina, ácido fólico, 16 aminoácidos, todos los esenciales; rica en minerales y vitaminas, especialmente tiamina y riboflavina, cantidades extraordinarias del complejo B, vitaminas K y C.

Cura úlceras de estómago y duodenales; previene la gastritis, por ello siempre se recomienda su uso regular ya sea en hojas tiernas y frescas, en jugo, en polvo o en germinado. La alfalfa germinada es rica en vitamina E, por lo que se recomienda especialmente a madres lactantes y enfermos.

Las sales minerales presentes en alfalfa hace que la sangre se vuelva más alcalina, lo que reduce los estados alérgicos. Limpia la sangre y ayuda a eliminar las acumulaciones de grasa en articulaciones y tejidos musculares. Disuelve cálculos de vesícula, ayuda a la secreción de orina. Muy efectiva en enfermedades del tratamiento del riñón, vejiga y raquitismo. Sus hojas contienen ocho enzimas esenciales: lipasa (enzima que descompone las grasa) amilasa (que actúa sobre azúcares) invertosa (que contiene la sacarosa en dextrosa) peroxidasa (que tiene efecto oxidante en la sangre) pectinasa (que forma una jalea real en la pectina) y protasa (que ayuda en la digestión de proteínas).

Albahaca: (alhabéga, alfábrega, albaka, hierba real, hierba de olor, albahaca de olor) Procede del sur de Asia, Indonesia e India; el aceite contenido de las hojas destruye las bacterias e insectos. El zumo de las hojas alivia bronquitis, catarros y problemas digestivos. Con su olor agradable y suave sabor aromático se usa como condimento habitual. Contra flatulencia y gases, es antiespasmódica. Cinco gramos de hojas frescas de albahaca acaban con un fuerte dolor de estómago. La infusión de sus hojas es diurética, estimulante, digestiva y relajante; el zumo de las hojas con miel de abejas alivia la fiebre.

El té de albahaca hace producir más leche en las madres. Como gargarismo combate hongos en garganta y boca. El té frío es bueno para problemas en los ojos, tanto en enjuague como bebida. Cuando hay dolores en el parto, se toma la raíz de 4

esta planta y pronto aliviará el dolor y lo acelerará. Un ramito de albahaca en la habitación aleja los insectos. Una cucharadita de hojas secas tomadas en infusión combaten el vómito y el vértigo. Una infusión de hojas frescas y gotas de limón calman los dolores de estómago y espasmos intestinales.

Un puñado de hojas frescas cocidas y aplicadas sobre la cabeza masajeando, elimina la caída del cabello. Las hojas secas trituradas se usan como cataplasma para aliviar párpados, labios y pezones lastimados. La albahaca es el gran regulador del sistema nervioso.

Algarroba: (Hymecana courbarl, garrofero) Se obtiene del árbol algarrobo, se usa para combatir catarros y como laxante. La harina de algarroba reemplaza el chocolate. Es un alimento nutritivo y natural, sin los aditivos químicos que se le incorporan al chocolate.

Altamisa o artemisa: (Artemisa vulgaris) Llamada también la hierba de San Juan. Se usa toda la planta, raíces, hojas y flores. Es estimulante y tónica. Regula la menstruación, quita los dolores del postparto (se toma en infusión o las hojas se colocan en cataplasma caliente debajo del ombligo) Su usa para afecciones de los nervios, tomando las flores pulverizadas mezcladas con leche caliente.

Contraindicada para mujeres embarazadas. En dosis exageradas es peligrosa.

Anís: Originario del Asia Menor. Es somnífero, despierta el apetito, calma inflaciones estomacales, tonifica el corazón, es expectorante, antiséptico, cura el hipo, elimina el mal aliento. Tomado en infusión (30 gramos de semillas por un litro de agua) combate los gases, aumenta la secreción láctea de la mujer y regula las funciones menstruales. Es una planta digestiva y estimulante. En té mejora la memoria y calma la tos.

Anís estrellado: (Ilicium verum, badiana, badian) El anís estrellado es el fruto. Originario de la China. Con sabor fuerte, picante y algo dulce. Alivio cólicos, combate el reumatismo. Se usa contra los dolores nerviosos, catarros, tos crónica y digestiones lentas. Las semillas en infusión abren el apetito, eliminan gases y cólicos infantiles.

Azahar: (Citrus aurantium) Originario de Asia Oriental. El azahar es la flor 5

del naranjo agrio o amargo. Es antiespasmódica. La hoja del naranjo agrio en tisana es excelente tónico estomacal. El agua destilada de las flores de azahar tiene un efecto sedante y se utiliza contra el estrés, favorece el sueño. Las hojas en infusión estimulan la digestión, alivian la flatulencia y los dolores de cabeza.

Borraja: (Borajo officinalis, corrago, borratja, borraxa) Recomendada para enfermedades de la piel e inflamaciones, bronquitis y reumatismo, pues es diurética, expectorante y sudorífica, además de un depurativo de la sangre. Las hojas de borraja se toman hervidas en agua y sal; son de fácil digestión, laxantes y se recomienda contra los desfallecimientos del corazón. Las flores en infusión alivia los estados febriles.

Caléndula: (Calendula officianalis, maravilla, maravela, aingeru, lorea, flamenquilla) Conocida con los nombres de maravilla y flor de muerto, se recomienda para depurar la sangre, dolores de estómago de bajo vientre; contra obstrucciones intestinales. La tintura cura heridas externas. En ungüento es eficaz en problemas de la piel, músculos o vasos sanguíneos, heridas, inflamaciones, venas varicosas, abscesos, hongos, quemaduras, etc. Las flores, en infusión, son un buen regulador de la menstruación; como cataplasma alivia eccemas, quemaduras o picaduras, ya que tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias.

Cardamomo: (elettaria cardamomum) Aligera los problemas digestivos; su olor es alcanforado, cálido y penetrante. Se usa para aliviar hemorroides y problemas urinarios. Se encuentra en el sur de la India, lo que usualmente conocemos son los frutos que les da sabor a las comidas y sirve para aliviar la intolerancia que sufren algunas personas a los glútenes contenidos en los cereales.

La semilla de cardamomo contiene: proteína, agua, aceite esencial, carbohidratos y fibra. Regula el metabolismo, ayuda a curar la artritis y es bueno para los diabéticos.

Cidrón o cedrón: (Limpia citriodora) Estimulante, tónico pectoral, calmante usado para persona con alteraciones circulatorias, las hojas molidas calman el dolor de muela. Es relajante nervioso.

6

Cilantro: (Coriandrum sativum) Originario de Oriente. Se usa para combatir la flatulencia, mala digestión, anorexia nerviosa; exteriormente se usa para combatir el reumatismo y los dolores de las coyunturas. Previene ascárides, lombrices, regula el atraso menstrual, quita el mal aliento, es astringente, aperitivo.

Sirve contra mareos vómitos, inapetencia digestiva, cólicos y gases intestinales; desinfecta y cicatriza heridas, llagas y úlceras. Provoca borrachera y locura.

Cola de caballo: (equisetum arvense, limpiaplata, aspreta, rabo de cabalo, azeribelar) Se usa para aliviar diarreas, hemorroides, afecciones pulmonares, hemorragias y amigdalitis. En infusión es diurética, con ella se tratan cálculos renales y la infección de orina.

Diente de león: (Taraxacum officinale) Es un excepcional desintoxicante, las hojas y la raíz, preparadas en ensalada, desintoxican el hígado, la vesícula y el riñón. El zumo de las hojas tiene propiedades diuréticas. La infusión alivia la acidez y la falta de apetito.

Enebro: (Juniperus communis, nebro, morquillo, ginebro real) Crece silvestre en el norte de Europa. Con sabor dulce, olor fragante y aromático, por ello se quema como sahumerio, se usa como tónico diurético, desinfectante e insecticida.

No se aconseja tomarlo durante el embarazo. Los emplastos de tallos y hojas cocidas se usan en las articulaciones de los artríticos.

Eneldo: ( Anethum graveolens, aneto, aneldo, ezamillo) Tiene poderes antisépticos, limpia y desinfecta heridas y llagas. No abusar de su consumo pues embota la vista y consume el esperma. Baños de vapor quitan los dolores de matriz.

Hervido en aceite de oliva y aplicado caliente sobre los forúnculos los hace madurar y quitan el dolor que producen. Es digestivo y estimulante. Con olor anisado y fresco y sabor algo dulce, algo amargo; se usa como digestivo, refrescante del aliento, para curar el hipo y el insomnio.

Espino blanco: (Crateegus monogyna) La infusión de flores se aconseja como antiespasmódico, vasodilatador, normaliza la presión arterial y se recomienda para problemas nerviosos e insomnio, tónico del corazón, sedante.

7

Hibisco: También llamado flores de San Joaquín, cayena o francesilla, estas flores contienen gran cantidad de vitamina C, por lo que puede prepararlas en infusión, constituyen un excelente alimento para fortalecer las defensas, prevenir y mejorar gripe y tos.

Hierbabuena: (Menta dativa, sándalo de jardín o huerta, hojas de Santa María, herbabona, herbasana, urmenta) Es un excelente reconstituyente. Se usa como vermífugo para los niños. Es estimulante, antiespasmódica, tónica, excelente oxigenador celular, mitiga cólicos. Conforta el estómago, aromatiza y ayuda a la buena digestión. El cocimiento concentrado sirve para expulsar lombrices. Los árabes fueron los primeros que vieron en este hierba un poder afrodisíaco, pues estaban convencidos que se usaba para tratar la impotencia y ladisminución de la libido.

Hinojo:

(foeniculum vulgare, fenojo, fonoll, fincho, mihilu) Nativo del Mediterraneo y sur de Europa, puede consumirse crudo o cocido. Rico en fibra, vitaminas, proteínas, grasas e hidratos de carbono. Abre el apetito, es estimulante y digestivo. La infusión de la raíz desecada del hinojo, tomada tres veces al día, combate las diarreas. No se puede exceder su consumo pues puede provocar aborto.

En cataplasma disuelve las obstrucciones de la mamas y las vuelve elásticas. La infusión es vermífuga y hace dormir a los niños. Con las semillas en infusión se eliminan los gases intestinales. El cocimiento de la raíz ayuda a eliminar líquidos y actúa como relajante muscular, es expectorante, por lo que alivia la tos crónica. Se usa para evitar la flatulencia, igual que el anís, eneldo, cilantro, perejil y apio silvestre.

Hipéricon:

(Corazoncillo, jierba de San Juan, hiperioc, milfurada) Las flores en aceite curan y desinfectan heridas, en especial las quemaduras. Las flores en cocción son tranquilizantes nerviosas, catarros, hemorragias, diarreas, heridas, cólicos, vejiga y asma.

Jengibre: (Zingiber officianale) Se recomienda contra las nauseas, tos, 8

fiebre. Es anticoagulante, reduce el colesterol de la sangre. Aparece mencionado en los libros médicos chinos de hace 2.000 años e incluido en casi todas las prescripciones de medicina oriental. Alivia el dolor, controla la secreción gástrica, reduce la presión de la sangre y estimula la actividad cardiaca. Aperitivo, ayuda a la digestión, cura los espasmos y detiene los vómitos. Agregado a las bebidas constituye un excelente tónico general.

Laurel: (Laurus nobilis, louredo, llorer, gamallo, ereinotza) La hoja se usa en la cocina, regula la menstruación, es digestivo, astringente y tonificante; elimina la flatulencia. En infusión fortifica los nervios. Agregado al baño elimina el insomnio, reduce el sudor y el olor de los pies. En cataplasma alivia contusiones y dolores reumáticos. Con las hojas se prepara un baño que combate la fatiga.

Lino: (Linum usitatissinum, linaza, lli, liño, linaberal) Las semillas son expectorantes, su usa en los tratamientos de inflamación de las vías respiratorias.

Malva: (malva sylvestris, malvela mamutxikoa) Por ser emoliente se usa en cataplasma para ablandar forúnculos. Se usa en cataplasmas contras picaduras de abejas, mosquitos y quemaduras. Combate las inflamaciones intestinales, dolor de estómago y garganta, estreñimiento, artritis y gota. Las hojas aplicadas exteriormente, sirven contra las inflamaciones, úlceras y abscesos. Los Baños con hojas de malva trituradas purifican la circulación. Las hojas son un potente germicida y sedante natural, por su contenido de mucílago se indica en las enfermedades que desarrollan inflamaciones, contra el estreñimiento, irritaciones de piel. Es un excelente dentífrico.

Malvavisco: (Althaea, hibisco, malva, malvavisco, malba, zuri, agalia, hierba cañamera) Conocida desde la Antigüedad, es una planta de la cual se usan las raíces, hojas, flores para tratamientos. El jugo es eficaz para los casos de inflamación del intestino –gastritis, úlcera gástrica, colitis, irritación de colon) también en fiebres reumáticas, gota y artritis. El cocimiento de la raíz es expectorante en caso de laringitis y amigdalitis. La raíz machacada se usa en quemaduras y heridas. La infusión de las hojas alivia el estreñimiento y malestares de vejiga.

9

Manzanilla o camomila: (Matricaria chamomilla, chamomill secutila, camomila, camamilla, magarzela, kamamila) Es un desinflamatorio, alivia úlceras gástricas. Mejora la conjuntivitis y la rinitis. Las flores tomadas en infusión alivian los trastornos digestivos y alergias, sedante, antiespasmódica, aclara el cabello.

Mejorana (origanum maioranna, origanum vulgare, oriengano) Digestiva, analgésica, cicatrizante, antiséptica, estimulante y purificadora. Calma los nervios, expele la flatulencia y favorece la menstruación, contra el endurecimiento de los senos femeninos se aplican hojas frescas en forma de compresas y contra el reumatismo se usan baños calientes de mejorana.

Muérdago: (Viscum algum) La infusión de hojas y tallos regula la presión sanguinea; cura úlceras de estómago y ciática; también se usa contra varices, el té cura vómitos de sangre, flujos, calambres, convulsiones, asfixia, enfermedades de los nervios.

Menta: (Mentha piperita, herbaboa urmenda, menta verde, mentha virdis) Hierba de verde intenso y aroma resfrescante; es tónica, estimulante y estomacal.

Se recomienda en debilidad de estómago. Igual que el romero y el alcanflor, se para irritaciones cutáneas y resfriados, dolores de cabeza y dolor de muelas –masticar la hoja- Las hojas en infusión, se emplean contra el insomnio. Los tallos machados son eficaces contra las picaduras de insectos. No se debe consumir durante el embarazi, ni a menores de cinco años.

Nogal: (Juglans regia) El cocimiento tibio de hojas de nogal cura los sabañones, en loción cura las úlceras y en infusión ayuda a nivelar el azucar en la sangre.

Orégano: (Oreganum vulgare, orenga, ourego, oreganoa) En infusión calma las afecciones de las vías respiratorias. En gargarismos cura la laringitis y la amigdalitis. Es tónico estomacal, estimulante de la bilis y ayuda a expulsar los gases intestinales. Diurético, digestivo y tónico; se usa como expectorante en catarros, bronquitis y asma; contra la anemia, el reúma y dolores de muela y oído.

El olor del orégano ahuyenta a las culebras.

10

Ortiga: (Urticam urens, urticam dioca, estruga, asun) Hay muchos géneros y variedades, en infusión combate la anemia y las hemorragias nasales; es estimulante de las secreciones estomacales, del páncreas y de la bilis; contrarrestar las urticarias producidas por la ingestión de crustáceos y moluscos –alergias-Lavando la cabeza con la infusión de la raíz hace crecer el cabello. Es depurativa, hemostática y ayuda a controlar las hemorragias. Se recomienda en los casos de artritis, asma, lupus, psoriasis, gota y cáncer. La infusión de hojas, aumenta la producción de orina y eliminación de residuos.

Perejil: (Petroselinum crispum, julivert, pirixel, perexil) Se usa para aliviar inflamaciones del hígado y bazo. Es hemostático. El perejil machacado hace detener la sangre de la nariz y de heridas, depurativo, combate afecciones urinarias; controla el exceso de azúcar en los diabéticos, tomando el zumo crudo tres veces al día. En cataplasma mejora heridas, abscesos y contusiones. Una mezcla de perejil, aceite y sal introducida en el diente del enfermo calma el dolor producido por la caries. Elimina el mal aliento. Para regular la menstruación se extrea de las semillas del perejil una sustancia llamada apiol, que por su peligrosidad está reservada a usos farmacéuticos, no se debe consumir semillas durante el embarazo.

Contiene tantas vitaminas A y C que ha sido reconocido como un anticancerígeno, también contiene hierro y manganeso. En cataplasma, colocado sobre la piel, cura moretones.

Poleo: (Satureia brownei, mentha polegium, poleo menta, poexo, poenjo, poliol, txortalo) Sus virtudes son parecidas a las de la menta, es carmitativo y digestivo, se usa para los dolores de estómago. A los hipoclorídricos, para excitar la secreción gástrica, se recomienda que durante las comidas, en vez de agua y vino, beban una infusión de poleo con rodajas de limón. No se debe de tomar durante el embarazo.

Primavera: (primula officianalis, primula, udaberrilore) Originaria de Europa y Asia, la raíz es excelente para fluidificar las secreciones bronquiales, con ella se trata la neumonía, el reumatismo y la gota. Las flores en infusión son sedantes, diuréticas, con ella se eliminan piedras en las vías urinarias, calman los nervios. No se debe de tomar durante el embarazo.

11

Romero: (Rosmarinus officianalis, ramani, romer, romanín, erromero) Hierba aromática es estimulante, elimina gases y ayuda a mejorar la circulación sanguínea, aumenta la memoria. Aplicada en forma de vapores quita las jaquecas rebeldes. Las llagas y heridas se lavan con infusión de flores de romero y se cubren con una gasa y algodón. El sahumerio del romero sirve contra la tos y el catarro; las flores y hojas en infusión, son útiles para las digestiones difíciles, estrés y depresiones leves. Estimula la circulación sanguínea, previene la caída del cabello.

Ruda: (Ruta graveolens, ruja gravedens, arruda, erruda, culantrillo blanco, salvavidas) Con propiedades antinerviosas y vermífugas. En infusión se toma cuando hay supresión o retraso de la menstruación. Como colirio proporciona un alivio rápido a los ojos cansados.

Sábila o áloe: (Áloe vera, áloes, belarmintza) Para curar afecciones hepáticas e intoxicantes, la planta está formada por pencas en cuyo interior se encuentra una sustancia amarga llamada acíbar, que se emplea para la preparación de medicinas la

12

index-13_1.jpg

index-13_2.jpg

index-13_3.jpg

index-13_4.jpg

index-13_5.jpg

index-13_6.jpg

ACEDERA

AJENJO

13

ALFALFA

ALBAHACA

ANÍS

AZAHAR

index-14_1.jpg

index-14_2.jpg

index-14_3.jpg

index-14_4.jpg

index-14_5.jpg

index-14_6.jpg

ALGARROBA ARTEMISA

14

BORRAJA

CALENDULA

CILANTRO

COLA

DE

CABALLO

index-15_1.jpg

index-15_2.jpg

index-15_3.jpg

index-15_4.jpg

index-15_5.jpg

CARDAMOMO

CEDRÓN

15

DIENTE

DE

LEÓN

ENEBRO

HIBISCO

index-16_1.jpg

index-16_2.jpg

index-16_3.jpg

index-16_4.jpg

index-16_5.jpg

ENELDO

ESPINO

BLANCO

16

HIERBABUENA

HIPERICÓN

Índice detallado de enfermedades

y de las plantas más indicadas para su tratamiento.

ABCESOS: Cataplasmas de hojas de col, calentadas con la plancha y aplicadas directamente (cámbiese cada 15 minutos). También es aconsejable los baños de malva, si es posible, bañar la parte del cuerpo afectada.

ACIDEZ DE ESTOMAGO: Infusión de semillas de anís: 5 ó 10 pulgaradas por litro de agua, eventualmente con una pulgarada de espliego y otra de menta (de 2 a 3 tazas al día). También infusión compuesta de camomila y menta (una pulgarada por taza)

ACNÉ: Pediluvios y maniluvios de la composición siguiente: un puñado de hojas de alcachofa, un puñado de hojas de bardana, un puñado de hojas de celidonia, un puñado de flores y raíces de malva y un puñado de flores de salvia por cada 2 litros de agua. Con dos baños al día, especialmente si se trata de acné hepática o, sencillamente si no se pueden tomar baños un infusión de tomillo.

17

AEROFAGIA: Compresas calientes en el estómago; maniluvios y pediluvios de la siguiente composición: una pulgarada de hojas de helenio, una pulgarada de hojas de menta, una pulgarada de flores de milenaria, una pulgarada de oxiacanta, una pulgarada de hojas y flores de salvia y una pulgarada de hojas de zarza por litro de agua. O bien, una taza después de las comidas de la siguiente composición: anís, hinojo, salvia.

AHOGO: Infusión de: 2 pulgaradas de espliego, 2 pulgaradas de melisa, 2

pulgaradas de naranjo, 2 pulgaradas de oxiacanta y 2 pulgaradas de verbena por litro de agua (de 2 a 4 tazas por día)

ALBUMINURIA: Medio puñado de hojas y vainas de retama negra y una cebolla grande rayada por 2 litros de agua.

ALERGIA: Albahaca, anís, romero, tomillo y verbena (1 pulgarada de cada una para una cantidad equivalente a dos tazones) ALIENTO: Masticar durante un cuarto de hora una pulgarada de perejil fresco y a continuación comer una manzana.

ANEMIA: Zumo de espinacas mezclado con zumo de zanahoria, de ortiga y rábano blanco. (3 ó 4 tazas al día). También infusiones de romero (pulgaradas por taza)

ANGINA DE PECHO: Como preventivo, bébase cada noche una infusión de salvia y tila a razón de dos pulgaradas de cada una por taza.

ANGINAS: Infusión muy caliente de: un puñado de hojas de ortiga, un puñado de pétalos de rosa roja, un puñado de hojas de violeta y un puñado de hojas de zarza (de 3 a 4 tazas al día). Dado que es preferible prevenir que curar, a la llegada del invierno, todas las noches, una infusión de tomillo a razón de 2

pulgaradas por tazón.

ANGUSTIA: Infusión de oxiacanta, déjese reposar una pulgarada de flores por tazón de agua durante diez minutos con un higo y una ciruela pasa. También, 18

infusión a discreción de: 2 pulgaradas de verbena, 2 pulgaradas de menta, 2

pulgaradas de tila y 2 pulgaradas de camomila por litro de agua.

ASMA: Infusión de la siguiente composición: un diente de ajo machacado, 2

pulgaradas de pétalos de amapola, 2 pulgaradas de tomillo, 2 pulgaradas de espliego y una pulgarada de frutos de anís por litro de agua.

BRONQUITIS: Consumir de 2 a 3 tazas diarias, de la siguiente infusión (por litro de agua) una pulgarada de salvia, de tomillo y ortiga.

CABELLO: Contra la caída del cabello, vivamente, abedul, berro, diente de leon, nogal y ortiga, también una decocción de salvia y romero, un puñado de cada uno por litro.

CALAMBRES DE ESTÓMAGO: 3 pulgaradas de salvia, 2 pulgaradas de espliego y melisa, 1 pulgarada de anís y orégano por litro de agua, una taza antes de las comidas.

CÁLCULOS BILIARES: Compresas calientes sobre la vesícula y maniluvios y pediluvios de la composición siguiente: Un puñado de hojas de alcachofa, medio puñado de raíces y hojas de achicoria, medio puñado de diente de león, medio puñado de raíces de grama rayadas y un puñado de pétalos y cápsulas de amapola (compresas a discreción; 2 baños o más al día) CÁLCULOS URINARIOS: Infusión de la composición siguiente: medio puñado de flores de borraja, medio puñado de hojas de bardana, medio puñado de raices de grama y un puñado de pelos de panocha (3 tazas al día) Aplíquese también compresas sobre los riñones y maniluvios a los que se agregará medio puñado de hojas de celidonia. Si no tienen a mano todas estas plantas, pueden hacer una infusión de 4 pulgaradas de albura de tilo y una pulgarada de menta por tazón de agua (3 tazas al día)

CALLOS: Colocar sobre el callo un diente de ajo machacado, después protegerlo con esparadrapo la piel de alrededor. También se pueden eliminar callos con un emplasto de hojas de hiedra y hojas de celidonia confitadas en vinagre, emplasto que se cambiará con frecuencia.

19

CELULITIS: Compresas o baños locales de una mezcla de celidonia y hiedra (medio puñado de cada una por litro de agua) acompañados de la infusión siguiente: menta, espliego, tilo, verbena y albahaca (una pulgarada de cada uno por cada 2

tazones de agua)

CIÁTICA: Baños de asiento, maniluvios y pediluvios de: un puñado de hojas de celidonia, un puñado de hojas de col, un puñado de menta y un puñado de tomillo por cada dos litros de agua. También cataplasmas de helecho o de hojas de col calientes.

CIRCULACIÓN DE LA SANGRE: Comer mucho ajo y tomar regularmente una infusión de la composición siguiente: anís, menta, salvia, albahaca, verbena (una pulgarada de cada por tazón de agua) CISTITIS: Infusión compuesta de estigmas de maíz (un puñado) amapola (medio puñado) mirtilo (un puñado de frutos) un puñado de rabos de cereza por litro de agua (de 2 a 3 tazas al día) También una decocción de flores de brezo, 2

pulgaradas por taza de agua (2 a 3 tazas por día) COLESTEROL: Infusión de 3 dientes de ajo, 2 pulgaradas de perifollo, una pulgarada de espliego y 3 pulgaradas de salvia por litro de agua (de 2 a 3 tazas por día). También infusión de una pulgarada de menta, una pulgarada de hinojo y una pulgarada de albura de tilo por tazón de agua.

CÓLICOS: Una infusión bien caliente de 2 pulgaradas de espliego, 2

pulgaradas de tila, 2 pulgaradas de orégano y malva por litro de agua (2 tazas al día)

CÓLICOS HEPÁTICOS: Cataplasmas de hojas de col y hojas de berro picadas, mezcladas con una clara de huevo a punto de nieve. También una buena infusión de menta fresca (un puñado de planta por litro de agua) 20

CÓLICOS NEFRÍTICOS: Baños de asiento de la siguiente composición: un puñado de raíces de grama, un puñado de barbas de maíz y un puñado de flores de malva por litro de agua (2 ó 3 baños al día). También 2 ó 3 infusiones al día de: albura de tilo y verbena a razón de 2 pulgaradas por taza.

CONTUSIONES, GOLPES Y CAÍDAS: Tintura de árnica en compresas.

Una tisana vulneraria a base de milenrama y verbena (una pulgarada por tazón de agua)

CORTES: Un cataplasma de milenrama fresca sobre el corte o un vendaje impregnado de decocción de aquilea milenrama a razón de un puñado por litro de agua. También un vendaje impregnado de decocción de salvia en agua, vino blanco o cerveza.

DIARREA: Maniluvios y pediluvios de la siguiente composición: un puñado de malva (flores y raíces) un puñado de ortigas (hojas) y un puñado de espírea (flores) por 2 litros de agua, dos baños al día. También enemas de decocción de flor de tilo a grandes dosis (por lo mens 3 puñados por litro de agua) DIENTES: Si tienen las encías inflamadas, que mastiquen berro, si el dolor procede por una caries, introduzcan en la muela hueca un algodoncito impregnado en una maceración de menta pimentada en alcohol. Si no es más que un dolor leve, mastiquen hojas de malva secas, humedecidas en agua destilada.

ESTREÑIMIENTO: Infusión de anís, salvia, camomila, verbena y albahaca (una pulgarada por cada tazón; uno o dos tazones al día) FIEBRE: Infusión de verbena, a una pulgarada de planta por taza.

FLUJO BLANCO, VAGINITIS: Duchas vaginales del siguiente preparado: un puñado de hojas de helenio, un puñado de hojas de zarza, un puñado de pétalos de rosa y un puñado de salvia en dos litros de agua (2 ó 3 tazones al día). También 21

irrigaciones del siguiente preparado: un puñado de romero y un puñado de tomillo en dos litros de agua.

GARGANTA, FARINGITIS, LARINGITIS, TRAQUEÍTIS: Gargarismos del siguiente preparado: un puñado de flores de helenio, un puñado de raíces de grama, un puñado se raíces de col, un puñado de hojas de amapola, un puñado de flores de malva y un puñado de flores de violeta por 2 litros de agua. También es aconsejable todas las noches, una infusión de, una pulgarada de tomillo, de menta y de flores de malva para un tazón de agua.

GINGIVITIS: Enjuagues de infusión de rosa, medio puñado de pétalos, salvia, medio puñado, violeta, medio puñado y medio puñado de frutos de mirtilo por litro de agua. También infusión de tomillo a 2 pulgaradas por tazón.

GRIPE: Una infusión del preparado siguiente: 15 pulgaradas de hojas de abedul, 5 pulgaradas de violeta y 5 pulgaradas de tila por litro de agua (3 ó 4 tazas al día)

HEMORRAGIAS: Apósitos de milenrama, para las hemorragias nasales, es aconsejable introducir en la nariz un algodón empapado en una infusión o decocción de milenrama.

HEMORROIDES: Baños de asiento del siguiente preparado: un puñado de hojas de milenrama, un puñado de raíces y hojas de cardo mariano, un puñado de raíces de grama y un puñado de flores de espliego en 2 litros de agua (2 baños al día) También baños de asiento de una decocción de perifollo y leche (un puñado por litro).

HERPES: Cataplasmas de hojas de col, berro y nabo calientes.

HÍGADO: Después de las comidas principales, una infusión del siguiente preparado: anís, albahaca, hinojo, menta, romero, ajedrea y perifollo, a una pulgarada de cada por razón de agua.

IMPOTENCIA, FRIGIDEZ: Fricciones de ajo en la base de la columna 22

vertebral; además una infusión de: 6 pulgaradas de ajedrea, 2 pulgaradas de romero, 2 pulgaradas de menta y 2 pulgaradas de verbena por litro de agua (2

veces al día durante cuarenta días) Transcurridos los 40 días, sustitúyase durante 3 días, la infusión anterior por una infusión de ajedrea sola a razón de 6 pulgaradas de planta por tazón.

INCONTINENCIA URINARIA, ENURESIS: Infusión de verbena, anís y ajedrea cada noche (una pulgarada de cada planta por tazón de agua).

INDIGESTIÓN: Una infusión compuesta por camomila, 2 pulgaradas, grosellero negro, 2 hojas, estragón, 2 pulgaradas, orégano, una pulgarada y verbena, 2 pulgaradas por litro de agua, una o dos tazas después de las comidas.

También una infusión todas las noches de anís, albahaca, menta y ajedrea, una pulgarada de cada por tazón.

INSOMNIO: Baños completos de tila o bien, maniluvios y pediluvios del siguiente preparado: flores de oxiacanta, flores y cápsulas de amapola, hojas de menta y tila. También, todas las noches una infusión a base de una pulgarada de tila, una pulgarada de verbena y una pulgarada de orégano.

DOLOR DE CABEZA: Infusión del siguiente preparado: verbena, camomila, serpol, albahaca (una pulgarada de cada por tazón de agua) MENOPAUSIA: Duchas vaginales y maniluvios y pediluvios del siguiente preparado: un puñado de flores de oxiacanta, un puñado de hojas de muérdago y un puñado de salvia para dos litros de agua. También, una infusión de salvia, pétalos de rosa, menta, hinojo, albahaca, a razón de una pulgarada de cada por tazón de agua (2 tazas todas la noches)

MENSTRUACIÓN:

Contra

la

amenorrea o falta de menstruación es

aconsejable duchas vaginales del siguiente preparado: un puñado de milenrama, un puñado de flores de helecho, un puñado de perejil fresco y un puñado de salvia por cada dos litros de agua. Contra la dismenorrea o la menstruación irregular, por 23

cada dos litros de agua para las duchas vaginales de: un puñado de milenrama, un puñado de hojas de menta, un puñado de perejil y un puñado de salvia. Contra la metrorragia o hemorragia uterina, duchas vaginales, maniluvios y pediluvios de: una cabeza de ajos machacada, un puñado de flores de oxiacanta, un puñado de flores de celidonia, un puñado de malva, un puñado de zarza y un puñado de salvia por cada dos litros de agua.

NEURALGIAS: Pediluvios y maniluvios del siguiente preparado: un puñado de celidonia, un puñado de hojas de col, un puñado de tomillo por cada 2 litros de agua. Estos baños deberán acompañarse con purgas suaves y frecuentes. Muchas veces da buenos resultados una cura de verbena sola en infusión (2 pulgaradas de planta por cada tazón de agua, cada noche) NEURASTENIA O DEPRESIÓN NERVIOSA: Pediluvios o maniluvios del siguiente preparado: un puñado de flores de oxiacanta, un puñado de flores y hojas de salvia y un puñado de violeta para dos litros de agua en 2 baños al día. O bien, si no son posibles los baños, una infusión de verbena, tilo, salvia y tomillo (una pulgarada por tazón de agua todas las noches) También, una vez más, la infusión indicada ya para la ANGUSTIA.

OBESIDAD: Una infusión compuesta por rabos de cereza (medio puñado) hojas de alcachofa (medio puñado) maíz (medio puñado de estigmas) y rosa (un puñado de pétalos) por litro de agua 2 tazas al día. Pero no hay resultado duradero sin una higiene vital, régimen alimenticio riguroso, todo ello acompañado de baños de vapor y enérgicos masajes.

OJOS: Las enfermedades oculares exigen colirios de aciano y de maravilla, o bien, si no es más que un hinchazón de párpados baños de decocción de camomila (5

flores por tazón de agua)

PICADURAS DE INSECTOS: Es aconsejable frotar la picadura con ajo fresco o plantas frescas de malva.

PIOJOS, PULGAS, CHINCHES: Para prevenirse contra estos insectos, frotar e cuerpo con lavando o tomillo fresco.

24

PSORIASIS: 2 pulgaradas de camomila, espliego, salvia, tila y tomillo por cada tazón de agua, tomando 3 tazas l día.

QUEMADURAS: Cataplasmas locales de una mezcla bien picada de zanahoria, col, espinaca y hojas de hiedra trepadora (una sola por cataplasma) todo ello humedecido con zumo de ortigas y salpicado de pétalos de maravilla. Si, sencillamente, no se trata más que de una picadura leve: aplicación de hojas de hiedra frescas, bien lavadas.

RESFRIADOS: Vale más prevenir que curar, hagan pues una cura de tomillo y serpol a la llegada del invierno, esto evitará muchos malos ratos. En caso de padecerlo, una infusión de 2 pulgaradas de tomillo y 2 pulgaradas de serpol por litro de agua tomando de 3 a 4 tazas al día.

RETENCIÓN DE ORINA: Cura de fresas en du temporada, tisana de rabos de cerezas, infusión de barbas de maíz o infusión de diente de león. También infusión de hojas de fresera, si puede ser encontradas sanas.

REUMATISMO: Una infusión de la composición siguiente: una pulgarada de camomila, una pulgarada de espliego, 2 pulgaradas de violeta, 2 pulgaradas de salvia, 2 pulgaradas de romero por litro de agua (4 tazas al día) Al mismo tiempo maniluvios y pediluvios del preparado siguiente: un puñado de brezo, un puñado de bardana, un puñado de camomila, un puñado de celidonia, un puñado de raíces de grama, un puñado de flores de retama negra, un puñado de espliego y una cebolla picada, para 2 litros de agua. Además, cama de helechos y cataplasmas de col caliente.

SUDORES: Una decocción de retoños de abeto TEMBLORES: Una infusión ligera de tila y camomila (2 pulgaradas de cada por litro de agua)

25

TENSIÓN: Es aconsejable comer mucho ajo y beber regularmente una infusión de oxiacanta, contra la hipertensión, maniluvio y pediluvios del siguiente preparado: Una cabeza de ajos, un puñado de oxiacanta, un puñado de celidonia y un puñado de flores de retama negra para dos litros de agua (2 baños al día) Contra la hipotensión, maniluvios y pediluvios, de un puñado de oxiacanta, un puñado de branca ursina bastarda, un puñado de cardo mariano y un puñado de barbas de maíz (2 baños al día). Para regularizar la tensión, beber todas las noches una infusión de: una pulgarada de menta, una pulgarada de albahaca, una pulgarada de verbena y una pulgarada de camomila en un gran tazón de agua.

TORCEDURAS Y ESGUINCES: Tintura árnica o cataplasmas de hojas de col caliente. También compresas empapadas en una decocción de hojas de celidonia (un puñado por litro de agua que se dejará reducir en una tercera parte.

TOS: Una infusión de borraja o infusión de violeta. Maniluvios y pediluvios de la composición siguiente: un puñado de borraja, un puñado de hiedra, un puñado de malva, un puñado de menta, un puñado de perejil y un puñado de violeta para dos litros de agua. También una infusión de: Medio puñado de tomillo, medio puñado de serpol, medio puñado de salvia y un puñado de flores de malva por litro de agua (2 a 4 tazas por día).

ÚLCERA: Cataplasmas de hojas de col, nabo u ortiga calientes, maniluvios del siguiente preparado: un puñado de bardana, un puñado de cardo, un puñado de hiedra trepadora, un puñado de zarza y un puñado de zarza por cada dos litros de agua. (de 2 a 4 baños al día). También compresas empapadas en una decocción de verbena, de salvia o de ajedrea, a un puñado de planta por litro) VARICES: Maniluvios, nunca pediluvios porque puede resultar peligrosos del siguiente preparado: un puñado de oxiacanta, un puñado de flores de retama, un puñado de milenrama y un puñado de pétalos de rosa para 2 litros de agua.

También una infusión de la composición siguiente: menta, salvia, albahaca, verbena (Una pulgarada de cada para un gran tazón de agua; un tazón al día) VERRUGAS: Zumo de celidonia o rodajita de ajo aplicada directamente sobre la verruga, después de proteger la piel de alrededor con un esparadrapo.

26

VÓMITOS: Para combatir los vómitos nerviosos y espasmódicos, tómese bebidas frías, a pequeños sorbos o un pedacito de hielo chapado lentamente a menudo calman. Para los vómitos de sangre, una infusión de la siguiente composición: 2 pulgaradas de milenrama, 2 pulgaradas de alquimila, una pulgarada de árnica, 2 pulgaradas de zurrón de pastor (varias tazas al día en caso necesario) Pueden reducirse las pérdidas de sangre con aplicación de hielo o administrando bebidas frías, especialmente zumo de ortigas.

27

Le puede interesar...