La gallina degollada

La gallina degollada
Todo el día, sentados en el patio, en un banco estaban los cuatro hijos idiotas del matrimonio Mazzini-Ferraz. Tenían la lengua entre los labios, los ojos estúpidos, y volvían la cabeza con la boca abierta. El patio era de tierra, cerrado al oeste por un cerco de ladrillos. El banco quedaba paralelo a él, a cinco metros, y allí se mantenían inmóviles, fijos los ojos en los ladrillos. Como el sol se ocultaba tras el cerco, al declinar los idiotas tenían fiesta. La luz enceguecedora...
Esto es solo una vista previa de las primeras páginas del PDF de La gallina degollada por Horacio Quiroga.. Por favor descargue la versión complete para leer todo el libro.
Nota: usted debe tener instalado Adobe Reader o Acrobat para ver esta vista previa.
No tiene Adobe Reader instalado. Para ver este archivo, descargue Adobe Reader de <a href="http://get.adobe.com/reader/" target="_blank">aquí</a>. O, si quiere descargar el PDF a su sistema, haga click <a href="https://espanol.free-ebooks.net/ebook/La-gallina-degollada/pdf">aquí</a>.