83 Novelas por Mauricio Alberto Martínez Chimal - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
83 novelas

Alberto Chimal

© Mauricio Alberto Martínez Chimal,

Ciudad de México, 2010

Ilustración de cubierta: “Espectroscopio horizontal de prismas múltiples”, proveniente del libro El mundo físico: gravedad, gravitación, luz, calor, electricidad, magnetismo, etc. de A. Guillemin (Barcelona, Montaner y Simón, 1882). Digitalizada por la

Biblioteca de la Facultad de Derecho y Ciencias del Trabajo de la Universidad de Sevilla: con licencia Creative Commons de Atribución/No Comercial/Compartir bajo la misma licencia.

Inicial

El título no miente. Lo que sigue son 83 nove-

las. No se deje engañar por las ideas recibidas.

Considere:

1. L

os mundos narrados son pequeñísimos en la

página pero se amplifican en la imaginación.

2. D

e la misma manera, los personajes tienen toda

su vida alrededor (arriba, abajo) de lo que se

dice de ellos.

3. N

o hay que dejarse engañar por las semejanzas

entre algunos comienzos o algunos finales, que

por lo demás son evidentes en los textos agru-

pados en las series “Libros” y “Aventuras”. Este

tipo de novela pequeñísima tiende a escribirse

en series de versiones y variaciones y a refinar-

5

se no tachando y agregando, sino desechando el

texto entero y volviendo a comenzar.

3.1. Por esta razón el grueso de las novelas,

apodado aquí “Muchedumbre”, tiene histo-

rias con títulos numerados de forma apa-

rentemente caótica: son una selección de

series en progreso.

3.2. Las series en progreso son ensayos de di-

ferentes versiones de un mundo, o de mu-

chos mundos diferentes pero cercanos: lo

que cuenta es la mutación.

3.3. Más de cuatro novelistas convencionales se

beneficiarían de tirar a la basura, todas jun-

tas, nueve de sus once novelas de 748 pá-

ginas; es sólo que no se atreven.

4. ¿No

dice usted que las novelas revelan el carác-

ter de quien las escribe? ¿Que se refieren a su

tiempo? ¿Que se dejan leer fácilmente?

6

5. C

osas más feas y farragosas, de menos corazón y

peor cabeza, se venden como novelas y usted va

y las compra.

6. E

n el peor de los casos, siempre puede agregar

agua y agitar violentamente hasta que salte el ta-

pón y los otros mundos se derramen sobre éste,

todos espuma y olor de letras y sonidos visibles.

A.C.

Los Ángeles, noviembre de 2010

7

Muchedumbre (1)

Crawl

El nadador llegó veloz al borde de la alberca. No

se detuvo y siguió braceando a través del concreto.

Ahora continúa por tu cabeza.

11

Leyenda

Los interrogaron con fierros y cuchillos para que

revelaran el secreto del mundo. Uno cedió: despa-

cio, comenzó la historia que los contenía.

12

Oracular 4

Esta nota contiene la respuesta que buscas en la

suma de sus letras y el Número Rojo del día. Con-

tiene también este augurio: ahora que la lees es

tarde.

13

Para qué 8

Hace un segundo estas palabras no existían. Aho-

ra, atención: dejarán de existir en

3,

2,

1,

14

Cuento infantil

No me asusto en la noche: cierro los ojos y mis

amigos ya están adentro. Cantan, bailan, traen co-

mida, no dejan entrar a nadie.

15

Antropología 1

Los miembros de la meta-secta se afiliaban a todas

las otras iglesias y cada semana se reunían a com-

parar notas, dioses, ritos.

16

Antropología 2

Aquella otra secta predicaba que sólo se salvarán

quienes perciban el fergues, el día santo y tenue

entre el lunes y el martes.

17

Geografía

Tendidos, pacientes, los vemos tender poco a poco

las vías férreas, construir los caminos y las ciuda-

des sobre las sábanas de la cama.

18

Antropología 3

Aquella secta enseñaba que Brad Pitt era dios sin

saberlo, y que el universo entero existía para esa fama y ese tedio de las tardes solas.

19

Suicidio

Como el universo se repite, le bastó esperar la eter-

nidad menos unos años para impedir aquel coito

de sus padres.

20

Asientos contiguos

Estaban tan absortos pensando «¿Dónde, dónde

estará el amor de mi vida?» que ni por un segundo

notaron que eran siameses.

21

Patología 2

El caníbal dejaba sólo la boca de sus víctimas, a la

espera de posibles quejas. Nunca oyó ninguna, así

que vivió muy feliz.

22

Uno

Buenas noches, dijo apenas –sonaban las cancio-

nes olvidadas– quien fui hace veinte años.

23

El narrador

Imágenes, y no palabras, le salían de la boca: fi-guritas que guerreaban, se besaban, hablaban con

garbo y fuerza.

—Demasiado visual —se quejó un crítico.

24

La prueba

Esperó un segundo con los ojos cerrados. Los

abrió: como todas las veces anteriores, el mundo

volvió a existir instantáneamente.

25

Fractura

Buenas noches, dice el espacio entre el librero y la

pared. Es raro: quien habla suele ser el hueco tras

la puerta del baño.

26

Biología 10

Dichos seres diáfanos prefieren enfermos que sanan

pues hacen fiestas en los cuartos recién desocupa-

dos, llenos aún de residuos de esperanza.

27

Biología 3

Las tormentas son las fiestas ruidosas, atronadoras

de los ángeles, de quienes es el mundo (nosotros

somos como los pobres que miran y envidian).

28

Cosmología 8

En uno de los mundos posibles no se inventó el

lenguaje. Acaso los pobladores son felices, pero en

realidad no se puede decir.

29

Uno 2

Los fantasmas van y vienen en la casa, usan la estufa

y la regadera, insisten en que yo soy meramente el

más joven de ellos.

30

Neurosis

El esqueleto de él besuquea al alma de ella. De

pronto se detiene.

—Mi analista —dice— cree que no somos com-

patibles.

31

Imperfecciones

Lisa es áspera, Alma sólo piensa en su cuerpo, Luz

siempre está apagada. Y Mía no es.

32

Vida real

Las malas historias salen de la oficina, comen, re-

gresan. Se consuelan: piensan que un solo dios

debe ser el culpable de todas.

33

Natural 2

Las perlas de la virgen se convirtieron en piedras

aquella noche de ardor.

34

Futbol 2

A la hora del partido inaugural, 22 hormigas juga-

rán uno “paralelo” en la misma cancha. Su sacrifi-

cio, dicen, busca crear conciencia.

35

Todo saldrá bien

El doctor tomó con una mano el bisturí, con otra las

pinzas y con la tercera la máscara de la anestesia.

36

Libros

Los libros de tierra, que dejan las manos mancha-

das; que son a veces negros y repletos de ideas y de

signos, y a veces tratados yermos.

Los libros de agua, versátiles en sus formas, in-

constantes, a veces turbios. Los más fríos pesan y

hieren, los más apasionados se elevan.

40

Los libros de fuego, que parecen como los otros:

no revelan su naturaleza: quien la descubre se que-

ma por dentro o (si tiene suerte) se enciende .

41

Los libros de aire, que son como éste.

Muchedumbre (2)

Anuncio

Creador fatigado traspasa universos de medio uso,

con o sin habitantes.

45

Futbol 1

Las hormigas futbolistas no han resuelto el proble-

ma de cabecear el balón. Ni de moverlo de cual-

quier otro modo.

46

Espiritual 7

Renacidos en la muerte, los humanos reciben como

nuevo destino la vida de su peor enemigo. O la de

su tía más empalagosa.

47

Espiritual 2

Jesús pasó los tres días de su muerte dormido en

el infierno. Y los diablos, impedidos de seguir con

sus fiestas atronadoras, se quejaron, pero siempre

en voz baja, los muy cobardes.

48

Ada 3

En el espejo del baño, nublada por el vapor, me

mira una de las muchas que no fui. ¿Se alegrará de

no ser yo? ¿O será como yo?

49

Espiritual 5

Las devotas y el predicador saben que él no puede

sacar demonios. Nadie habla: todos aman salir de

casa al menos unas horas cada semana.

50

Pathos

En el instante en que la aplastan, la mosca acaba

de dar con las palabras justas para contar la belleza

y la tragedia de su vida.

51

Espiritual 4

Las devotas dan cuanto tienen al predicador que

les saca los demonios. Él lo reparte equitativamen-

te entre sí mismo y los demonios antes de mandar-

los de regreso.

52

Espiritual 8

Las devotas quisieran casarse con el predicador

que les saca los demonios. Él, en cambio, quisiera

haber sido futbolista.

53

La cita 1

Judith secretamente se reúne con Perseo. Los dos

comparten fantasías de cabezas y sangre.

—Mi Holofernes —dice ella, mimosa.

54

Antropología 6

La lengua de los barsu sólo tiene los cinco sonidos

del nombre que se dan. Sus palabras son como ru-

mor de olas, de piedras.

55

Espiritual 11

Cayó en trance en el templo, habló en lenguas y

empezó (sin que nadie entendiera): —En un lugar

de La Mancha…

56

Espiritual 10

Caía en trance en el templo, hablaba en lenguas y

repetía (sin que nadie entendiera): —Tengo que ir

al baño.

57

Espiritual 9

Caía en trance en el templo, hablaba en lenguas

y repetía (sin que nadie entendiera): —Fanáticos,

Dios no existe.

58

Brutalidad

Con el corazón en la boca vio llegar a la policía. Se

salvó porque hizo un esfuerzo y se lo tragó entero.

59

Fin

El último hombre en el mundo dejó caer la pistola

y gritó: —¡Ahora sí soy el capo de capos!

60

«Politesse» 6

Buenas noches, dijo (con dificultad) la máscara

que no escondía rostro.

61

Plagio

A se defendió de la acusación con las palabras que

B había usado un año antes y C se atribuía desde

1999.

62

Sorpresa

El náufrago metió el mensaje en la botella. Luego

no pudo sacar la mano.

63

«Politesse» 4

En este restorán son respetuosos: si les avisas an-

tes, no te sirven cortes de personas de tu familia,

tu religión ni tu país.

64

La cita 2

En algún momento del siglo XX, el cadáver de An-

nabel Lee soñó que su nombre era Dorotea, que el

mar era un desierto, que jamás había amado.

65

El engaño

En la calle sintió que empezaba a convertirse en

otro. Entre dolores indecibles alcanzó a llegar a la

puerta de su casa. Luego no supo más, ella le abrió,

lo reconoció, lo besó.

66

Lo moderno

Detrás de la Luna, pegada firmemente al vacío, está

la cédula que explica el sentido del mundo.

67

Plaza

Pasó el tiempo.

Pasó otra vez.

A la tercera fue a gritarme que yo era un patán,

que se había puesto ese vestido sólo para mí.

68

Para qué 8

En un amanecer de 1999, 6 661 personas sintieron

la misma opresión en el pecho y tuvieron la misma

visión de una simetría indescifrable.

69

Indivisos

A la mitad del cuarto fueron uno los dos.

70

Ermitaño

Vivía precariamente entre dos letras.

71

X

Todos los sueños se tocan en un mismo punto.

Casi nadie lo nota. El punto vibra. Le sale una voz.

La voz dice: “Todos los sueños…”

72

Aventuras

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Entré a buscarlos.

75

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Hallaron al famoso “desaparecido”. La TV

los siguió con cámaras y micrófonos.

76

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Ahora la gente me cree profeta por hablar

como una multitud.

77

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Buscaban al dinosaurio. Idiotas: como si

aún estuviera allí. Mejor me voy a dormir.

78

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Mejor: el jefe estaba loco, deseaba secuestrar

a la niña de mis ojos.

79

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Uno de ellos era Julio Verne. Iba a no sé qué

centro. Me dio pena decirle.

80

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Ahora como y no engordo. De hecho es bas-

tante horrible.

81

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Bebí café hirviente hasta matarlos; ahora no

sé qué es lo que no me deja dormir.

82

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Hallaron ex-novias, enemigos, muertos: ya

decía yo que me trago muchas rabias y pérdidas .

83

Un equipo de exploradores se perdió en mi gar-

ganta. Uno logra tocar la campanilla. —¿Quién?

—pregunto, y voy a la puerta.

84

Muchedumbre (3)

Desenlace

Por recorte de presupuesto sólo podremos llegar al

planteamiento. Disculpen las molestias.

87

Tarde

—¡Cuidado porque una de estas palabras mata!

88

Esperó nueve meses…

…y nada: tuvo que admitir que no funcionaba

entrar de vuelta y “desnacer”, como proponía el

manual.

89

Crónica

Dando vuelta en una esquina, apenas, una mujer

me miró con asombro. No sé cómo, supe: había

visto en mi cara los rasgos de un muerto suyo.

90

Love Craft (o: La cita 3)

En el taller literario:

—¿Cómo —dijo el dios primordial— que el

“diario” termina con un grito?

—Grita el autor al final porque se lo está lle-

vando el…

—¿Y además de gritar lo escribe? ¿“AAAAAAH”?

91

Espiritual 13

La Virgen del Completo inunda de tal amor las ca-

sas, las iglesias y los corazones que ya nada más puede entrar en ellos, nunca.

92

Espiritual 14

La Virgen del Cristal concede que sus devotos se

vuelvan transparentes. ¡Qué de revelaciones en-

tonces, qué de vísceras saltarinas!

93

Espiritual 15

La Virgen de los Locos revela secretos inútiles, como

el número en el catálogo Pantone del color del cielo

en un día de 1825. O la hora de tu muerte.

94

Cosmología 10

En uno de los mundos posibles todo es este instan-

te. De hecho, hay un mundo así para cada instante

de cada uno de ustedes.

95

Para qué 6

En el siglo 19 076 322, los hechos de tu vida, be-

llísimamente contados, serán el texto sagrado de

todas las religiones.

96

Para qué 5

Las claves del misterio fueron apareciendo, cla-

ras y enigmáticas, un siglo antes de cometerse el

crimen.

97

Proveerán

Los rezos elevaban hasta el cielo el tenue polvo y

el vapor de saliva que son lo único que Dios pue-

de ingerir.

98

Oracular 1

En el aire que respiras justamente ahora está un se-

creto del mundo.

(¿Retuviste la respiración?)

99

N

La estatua se está escapando.

Muy, muy despacio.

100

Z

Los hijos de los muertos oyen, con horror, las his-

torias que les cuentan sus padres acerca de los vi-

vos y su tierra de luz.

101

Índice

Inicial

5

Muchedumbre (1)

9

Crawl

11

Leyenda

12

Oracular 4

13

Para qué 8

14

Cuento infantil

15

Antropología 1

16

Antropología 2

17

Geografía

18

Antropología 3

19

Suicidio

20

Asientos contiguos

21

Patología 2

22

Uno

23

El narrador

24

La prueba

25

Fractura

26

Biología 10

27

Biología 3

28

Cosmología 8

29

Uno 2

30

Neurosis

31

Imperfecciones

32

Vida real

33

Natural 2

34

Futbol 2

35

Todo saldrá bien

36

Libros

37

Muchedumbre (2)

43

Anuncio

45

Futbol 1

46

Espiritual 7

47

Espiritual 2

48

Ada 3

49

Espiritual 5

50

Pathos

51

Espiritual 4

52

Espiritual 8

53

La cita 1

54

Antropología 6

55

Espiritual 11

56

Espiritual 10

57

Espiritual 9

58

Brutalidad

59

Fin

60

«Politesse» 6

61

Plagio

62

Sorpresa

63

«Politesse» 4

64

La cita 2

65

El engaño

66

Lo moderno

67

Plaza

68

Para qué 8

69

Indivisos

70

Ermitaño

71

X

72

Aventuras

73

Muchedumbre (3)

85

Desenlace

87

Tarde

88

Esperó nueve meses…

89

Crónica

90

Love Craft (o: La cita 3)

91

Espiritual 13

92

Espiritual 14

93

Espiritual 15

94

Cosmología 10

95

Para qué 6

96

Para qué 5

97

Proveerán

98

Oracular 1

99

N

100

Z

101

83 novelas de Alberto Chimal

se imprimió en la Ciudad de México

en diciembre de 2010.

El diseño de cubierta y la composición

tipográfica con tipos de la familia Berkeley

fueron realizados por Erika Mergruen

y Raúl Berea Núñez.

Producción:

EDM - Fernando Robles Otero.

Le puede interesar...

  • La leyenda
    La leyenda Ciencia Ficción por N. C.
    La leyenda
    La leyenda

    Descargas:
    15

    Publicado:
    Sep 2019

    En plena noche, el estruendo de un tren interrumpe el silencio que reina en Midgar.Encaramado a su techo, un joven SOLDADO está dispuesto a luchar hasta el fi...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • La cámara secreta
    La cámara secreta Aventura por R.B.
    La cámara secreta
    La cámara secreta

    Descargas:
    20

    Publicado:
    Sep 2019

    Como culminación de su trabajo en El misterio de Orión y Guardián del Génesis, Robert Bauval nos lleva a la búsqueda de un tesoro cuyo inicio se remonta en el...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Frío
    Frío Ciencia Ficción por Glen P.
    Frío
    Frío

    Descargas:
    81

    Publicado:
    Sep 2019

    Luis García Lecha (Haro, La Rioja, 11 de junio de 1919 - Barcelona, 14 de mayo de 2005), fue un novelista y guionista de cómic español. Funcionario en exceden...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Otros mundos
    Otros mundos Ciencia Ficción por Roberto Ch.
    Otros mundos
    Otros mundos

    Descargas:
    148

    Publicado:
    Aug 2019

    Las señales luminosas que se creen ver en el cielo, los textos insólitos grabados en las pampas del Perú, de Chile y sobre las colinas de Inglaterra no son lo...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT