Adiestramiento del cerdo como mascota por Lucía Zúñiga Solano - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
1

Universidad de Costa Rica

Facultad de Letras.

Escuela de Filología, Lingüística y Literatura.

Adiestramiento del cerdo como mascota

Lucía Zúñiga Solano

Jueves 26 de junio de 2008

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

2

Esquema nominal.

1. Introducción

a. Cerdos considerados aptos como mascotas: características principales.

b. Carácter del cerdo.

c. El cerdo como un animal limpio.

d. Alimentación adecuada de los porcinos.

e. Recomendaciones para el amo con un nuevo cerdo en casa.

2. Adiestramiento básico para mantenerlo dentro de la casa a. Enseñarle disciplina: un rotundo no a las acciones negativas.

b. Inadaptabilidad del cerdo a los cambios e importancia de seguir una rutina.

c. Itinerarios de comida determinados.

d. Hora de dormir y levantarse.

e. Uso del arenero

f. Adiestramiento para el uso del arenero

g. Ponerle la correa.

3. Entrenamiento de obediencia

a. Introducción al adiestramiento de mascotas

b. Descripción del entrenamiento con el método de clicker.

c. Pasos iniciales en el adiestramiento.

d. Primera orden: responder a su nombre.

e. Segunda orden orden: venir cuando lo llaman.

f. Tercera orden: palabra de liberación

g. Cuarta orden: permanecer quieto.

h. Quinta orden: sentarse.

i. Sexta orden: Irse a la cama.

j. Sétima orden: caminar a su lado

4. Trucos divertidos

a. Dar la patita

b. Zigzaguear entre las piernas

Conclusiones

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

3

1. Introducción

Cuando Napoleón llegó a mi vida no tenía la más mínima idea de cómo tratarlo; apenas había adquirido unos conocimientos básicos de alimentación y cuido. La experiencia resultó ser totalmente diferente a la esperada, parecía haber adoptado a un demonio. Contrario al primer pronóstico, aquello no era un diablo, se trataba de un pequeño chancho negro, tímido y desobediente. Un deseo permanecía fijo en mi mente: dominarlo. Es objetivo de este ensayo informar sobre el adiestramiento de los cerdos. Se persiguen como metas secundarias mostrar su comportamiento como animal de compañía y los principios básicos para lograr su obediencia. Es tesis del escrito que el puerco puede entrenarse como mascota.

2. Descripción del cerdo como mascota

a. Cerdos considerados aptos como mascotas: características principales.

Los puercos seleccionados habitualmente para habitar los hogares se llaman vietnamitas. No forman específicamente una raza, sino un tipo local. Sus características principales, con un año de edad, son: orejas puntiagudas, cola derecha, barriga redondeada, altura entre 35 y 45 centímetros; peso menor de 24,5 Kg, máximo 46,5 Kg. Algunos criadores han realizado cruces para obtener ejemplares más pequeños y ligeros. Lo que realmente definirá la apariencia del cerdo es su genética, por esto, conocer a los padres constituye una herramienta vital en la elección.

b. Carácter del cerdo.

Más allá de su tamaño, lo más importante del animal es su carácter. Se requiere, por tanto, una mascota agradable y no agresiva. Los cerdos usualmente huyen a los desconocidos y chillan si los atrapan o alzan; pero si desde el nacimiento sintieron la presencia humana, aceptarán mejor al nuevo amo. Realizan las travesuras que se les permite y por eso se requiere firmeza al educarlos. No miden su apetito y devoran cualquier alimento a su alcance. Su astucia y ansiedad por aprender trucos nuevos destacan como grandes cualidades. Poseen personalidades diferentes: algunos, inquietos y enérgicos; otros, calmados y perezosos; sin embargo, ninguno debe atacar o herir a las personas. Se necesita buscar un compañero de vida tratable y adaptado al interior de una casa.

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

4

c. El cerdo como un animal limpio.

Los puercos no son sucios. Como indica la Organización Internacional por la Abolición de la Esclavitud Animal: “Si se bañan en barro o lodo es simplemente para mantener su temperatura corporal baja, ya que estos animales son incapaces de sudar, además esta actividad contribuye a eliminar parásitos y demás agentes infecciosos alojados sobre la piel” (2008). No producen aroma natural, lo adquieren de su alrededor.

Sus heces las depositan siempre en el mismo sitio, el cual reconocen por medio de su agudo olfato.

d. Alimentación adecuada de los porcinos.

El foro de la Comunidad Cerdilandia se refiere de este modo a la nutrición porcina: “El cerdo vietnamita como animal de compañía, no debe comer pienso de cerdo de granja, pues el cerdo de granja está destinado al engorde y eso no es lo que deseamos para nuestra querida mascota” (2007). Existe comida diseñada para ellos, pero únicamente disponible en Estados Unidos. Una opción es utilizar preparado para caballo y complementarlo con verduras, no fruta (es muy azucarada), un total de 600 gramos diarios, en edad adulta. La adecuada alimentación consiste un tema de difícil discusión entre los mismos criadores.

e. Recomendaciones para el amo con un nuevo cerdo en casa.

Aunque los primeros días al lado de un cerdo pueden ser difíciles, un amo puede seguir las siguientes recomendaciones para mejorar el proceso: si huye, ganar su cariño con comida; no les disgusta ser acariciados mientras la ingieren e incluso es una táctica recomendada para hacerles perder el miedo. Permitirle reconocer la casa, aguardar pacientemente mientras se adapta al sitio. Establecer un lugar de alimentación, reposo y un horario determinado. En lugar de atraparlo con los brazos, rascarle el lomo, pues los complace mucho.

Incluso puede atreverse a gruñirle (producir el sonido “oink”), probablemente reciba respuesta. En caso de más dudas, el foro www.cerdilandia.com, alberga a muchos dueños de estas mascotas, quienes pueden asesorarlo en casos específicos.

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

5

3. Adiestramiento básico para mantenerlo dentro de la casa a. Enseñarle disciplina: un rotundo no a las acciones negativas.

La primera enseñanza que debe recibir un cerdo al ingresar en su nuevo hogar es el significado de la palabra “no”. El admitir conductas indeseables momentáneamente puede causar confusión a la mascota y futuros problemas de disciplina a los dueños. Es necesario ser firme al educarlo, sin llegar a la agresividad.

Cuando realice una acción considerada inadecuada, corregirlo inmediatamente, con tono fuerte y severo; una leve palmadita o un ruido fuerte cerca pueden ser de ayuda, pero nunca debe ser maltratado o lastimado.

b. Inadaptabilidad del cerdo a los cambios e importancia de seguir una rutina.

Otro asunto a tener en cuenta es el señalado en el foro Cerdilandia “Los cerdos son animales muy emocionales y no se adaptan bien a los cambios. Así que si decides tener uno como mascota es un compromiso por veinte años o más” (2007). Por este motivo es recomendable establecer desde el inicio un lugar de descanso, espacio para el arenero, tiempos de comida y sueño determinados. Si estos horarios se siguen correctamente, otorgarán seguridad y garantizarán obediencia.

c. Itinerarios de comida determinados.

La rutina comienza con horas determinadas de nutrición. Los cerdos requieren ser alimentados dos veces al día como mínimo: en la mañana y en la tarde; además debe suministrárseles suficiente agua. Es recomendable servirles una merienda para complementar la dieta en el intervalo de sus comidas principales.

Definir un tiempo invariable para estas actividades es parte elemental de su educación d. Hora de dormir y levantarse.

Acostar al cerdito en un mismo momento y lugar desde su llegada es una herramienta útil para conseguir el acoplamiento a la vida familiar. La realización de acciones repetitivas a lo largo de las semanas, permiten establecer un patrón lógico al cual se habitúa el animal. Esto queda más claro con un ejemplo: Antes de mandar a la cama a Napoleón, este permanece dentro de la casa, juega y es entrenado; luego recibe su cena junto al lecho y, cuando termina, la luz se apaga. Debido a la reiteración de este sistema, él se acuesta a descansar tranquila y silenciosamente. Durante las primeras noches, efectuó intentos de atraer la atención con chillidos o golpes en la puerta, pero al ser ignorado, acató finalmente la norma y la ejecuta invariablemente.

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

6

e. Uso del arenero

Los cerdos poseen un agudo olfato, el cual les permite encontrar alimentos bajo tierra, su lecho en la oscuridad y el lugar donde han colocado sus desechos. Es por este motivo que: “Hacen sus necesidades cuidadosamente en su arenero y nunca entran en contacto con sus heces como se podría pensar. Además, si la arena está cerca de la zona donde duerme o come, se negará a dormir ahí o alimentarse” (Cerdilandia, 2006) Este objeto puede comprarse en tiendas de mascotas, pero si es muy pequeño (normalmente se fabrican para los gatos), una tina o recipiente plástico servirá también. El relleno se vende en el mismo sitio y debe cambiarse regularmente. Si el lugar se encuentra demasiado sucio, el puerco se negará a usarlo.

f. Adiestramiento para el uso del arenero

El mejor momento para indicarle donde debe depositar sus heces es a su llegada. Se coloca en una habitación, con el arenero en una esquina y la cama en otra. Si realiza sus necesidades en un lugar distinto, se requiere limpiar perfectamente con cloro e introducir los papeles mojados dentro de la caja, posteriormente él identificará su aroma y seleccionará ese sitio para sus desechos. El mismo sistema funciona con un animal que ya ha permanecido en la casa. El dueño necesita ser paciente y reintentar en caso de un posible fracaso las primeras veces.

g. Ponerle la correa.

Colocarle el arnés al cerdo puede convertirse en un verdadero problema si no se hace adecuadamente.

Es necesario ganarse primero la confianza del animal, para poder manipularlo con libertad y evitar molestos chillidos. Conviene entonces esperar un par de días para afianzar su seguridad antes de intentarlo. Una vez decidido el momento, lo más aconsejable es colocar un poco de comida y aprovechar la distracción del momento para introducir la cabeza y cerrar las correas, sin dejarlas demasiado apretadas. Esta operación puede realizarse sin temor a ser atacado. Si escapa ante el primer intento, lo mejor es retomar la tarea unas horas después. Una vez habituado, será sencillo ajustar el broche.

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

7

4. Entrenamiento de obediencia

a. Introducción al adiestramiento de mascotas Existen diversos métodos para el adiestramiento, el expuesto en este ensayo se denomina “Método del clicker”. La autora Karen Pryor se refiere al mismo de este modo: “Es simplemente el nombre coloquial que los/as adiestradores/as damos al condicionamiento instrumental: un conjunto de principios científicos que describen el desarrollo del comportamiento mediante el cual el animal dirige su entorno, en lugar de ocurrir a la inversa” (1996, pág. 1). La idea es reforzar las acciones agradables con premios, con el objetivo de que sean repetidas y conseguir la omisión total de los castigos.

b. Descripción del entrenamiento con el método de clicker.

Este sistema pretende dar un reforzamiento positivo al animal cuando ejecuta una acción deseable, esto se logra con un click y la posterior recompensa. El momento de dicho sonido debe ser correspondiente con el timing1 para así conseguir una asociación en la mente de la mascota. Con el paso del tiempo, las reglas establecidas serán recordadas e incluso es posible prescindir de los premios.

c. Pasos iniciales en el adiestramiento.

Para comenzar el entrenamiento del cerdo2 es necesario contar con un clicker (ver anexo 2), premios, arnés y correa. El primer paso es enseñar al animal a reconocer el sonido de recompensa. Se debe colocar al puerco de frente, para poder mantener contacto visual, con una mano se sostiene el cinturón y el clicker; con la otra, la comida seleccionada. El ejercicio consiste en presionar y soltar el botón, una vez, para producir ruido e inmediatamente después entregarle el alimento. Esto se debe practicar en dos sesiones3 de veinticinco veces cada una.

1 Instante en el que se presenta el comportamiento positivo 2 La Triple Crown Academy, Inc ofrece un manual de adiestramiento para perros, en inglés, el cual se puede consultar en su página de Internet: www.aboutdogtraining.com. Las órdenes especificadas en este ensayo se basan en las expuestas por dicha academia, pero adaptadas a la experiencia con el entrenamiento del cerdo Napoleón.

3 Sesiones: Períodos de entrenamiento, no deben superar los quince minutos. Se pueden realizar dos o tres en un mismo día.

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

8

d. Primera orden: responder a su nombre.

La primera orden enseña al cerdo a responder cuando se requiere su atención. Se utiliza como comando4 el nombre del animal, con el tono de voz natural. El adiestrador se ubica frente al puerco, pronuncia la palabra seleccionada para desencadenar la acción, hace sonar el clicker y entrega una recompensa.

Esto se practica unas diez veces y es recomendable ejecutar dos o tres sesiones por día. La mascota adquirirá, con el paso del tiempo, el reflejo de responder cuando lo llaman. Como un refuerzo a este comportamiento, se puede unir a otros trucos: “Napoléon, sentado”

e. Segunda orden orden: venir cuando lo llaman.

Para lograr que acuda a su lado el amo utiliza el término “ven”, con entonación alegre y cariñosa.

Cuando la mascota se encuentra a una distancia mayor a un metro, el dueño debe inclinarse un poco, con comida en una de sus manos y llamarlo con los brazos extendidos. Es necesario tener paciencia y esperar su llegada en busca del alimento, en ese momento, suena el clicker y le permite ingerir el premio. Al inicio, la separación será corta, conforme avance el adiestramiento puede alargarse hasta conseguir su presencia sin necesidad de ubicarse en su rango visual. Este truco, una vez perfeccionado, puede convertirse en un divertido juego de escondite.

f. Tercera orden: palabra de liberación

Una palabra de liberación indica a la mascota el fin de una orden anterior, esto le hace saber que lo ha hecho bien, sin necesidad de recompensa. Se puede escoger cualquier frase (Perfecto, bien hecho o romper son aconsejables), mientras su sonido sea alegre y dulce. Lo primero es pedirle la ejecución de una acción de obediencia. Si es irse a la cama, por ejemplo, se produce el sonido cuando permanece en el interior, se pronuncia el comando y se le insta a salir. En el caso de sentarse, su dueño utiliza la expresión seleccionada y lo insta a ponerse de pie, después, su premio. También es posible hacer coincidir la voz con el click, pues permite la asociación entre ambos.

4 Comando: Se refiere a la palabra utilizada para indicar al animal la ejecución de una orden determinada Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

9

g. Cuarta orden: permanecer quieto

La cuarta orden indica al animal, mediante el comando “quieto”, que requiere permanecer estático hasta nuevo aviso. El entrenador se coloca a una distancia mayor a dos metros y pronuncia la palabra severamente, colocando la mano con la palma extendida al frente. Si este acude es reprendido y vuelve a intentarse el ejercicio; si permanece alejado, el sonido y su recompensa le indican el éxito en la tarea.

Conviene alternar este truco con “ven” para establecer claramente la diferencia entre ambos.

h. Quinta orden: sentarse.

La tarea de sentarse es especialmente difícil para los cerdos, pues no la realizan naturalmente, como otros animales; sin embargo, la paciencia de los dueños puede traer grandes alegrías en este aspecto. La recompensa se muestra al animal y se le permite olerla, luego se coloca sobre la cabeza y la mano retrocede lentamente, mientras el cerdo se inclina hacia atrás, cuando lo haga, suena el clicker y se le entrega. En cada nuevo intento se busca llegar más abajo. Después de algunas sesiones, llegará a sentarse (ver anexo 1), es felicitado. Una vez logrado esto, se perfecciona aumentando el tiempo de la posición. Si el puerco salta para obtener el alimento, el ejercicio reinicia.

i. Sexta orden: Irse a la cama.

Enviar a nuestra mascota a la cama siempre resulta útil, para educarlo en esta acción se usa la palabra

“casa” (ver anexo 3). Lo primero es alentarlo para entrar al lugar, esto puede hacerse con comida y cuando sus cuatros patas se ubican en el interior, el amo suena el clicker y entrega el alimento. Lo repite quince veces (sale y vuelve a entrar) durante dos sesiones, en días diferentes. Posteriormente, lo introduce en su recinto y utiliza el comando, nuevamente serán dos sesiones de la misma duración. El último paso es pronunciar la orden cuando se encuentra fuera y esperar su ingreso para dar la recompensa. Para asegurarse de la efectividad del truco puede mover el sitio de reposo y repasarlo.

j. Sétima orden: caminar a su lado

La última orden consiste en llevar al cerdo caminando con su dueño. Este usa “lado” con voz dulce para comenzar. Mantiene en una de sus manos alimento y avanza, si el cerdo lo sigue suena el clicker y se lo entrega; de lo contrario espera un momento y reinicia. La distancia recorrida se aumenta día con día. Este truco le permitirá sacarlo a pasear, sin embargo, es probable que el cerdo tenga temor del sonido de los autos, poco a poco puede habituarse a él.Trucos divertidos Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

10

k. Dar la patita

Enseñar al cerdo a saludar resulta entretenido y agradable para los invitados. La orden “sentado” deberá estar clara para avanzar a este nivel. Cuando el animal esté en dicha posición, el amo trata de tomar su pata, es probable que no se lo permita por temor o incluso intente seguir su mano al asociarla con alimento.

Se utiliza una recompensa para mantenerlo distraído mientras agarra la extremidad. Establecido el contacto, puede producir el ruido y entregar el premio. Repite este sistema durante tres sesiones. Posteriormente, levanta la pezuña y pronuncia el comando “chócala” antes de usar el clicker; esto se ejecuta por dos sesiones.

Finalmente se da la orden y se espera cualquier indicio de movimiento, si realiza el saludo, el adiestrador le corresponde y entrega la comida. En caso de no recibir respuesta, regresa al paso anterior. Puede incluso animar a sus conocidos a tocar al animal.

l. Zigzaguear entre las piernas

Otro juego interesante es el de zigzaguear. Para esto es necesario asumir una posición de piernas separadas, una delante de la otra, con suficiente espacio para permitir el paso y atraer al cerdo con comida para que camine en medio de ellas. Cuando lo consigue utiliza la palabra “zigzag”, luego el clicker y el premio.

Esto se ejecuta durante un par de sesiones. El siguiente paso es usar la frase y aguardar la acción, una vez realizada se entrega la recompensa. El nivel de complejidad puede aumentarse moviendo los pies para avanzar y repitiendo la orden, con el fin de alcanzar un recorrido más largo.

5. Conclusión

En conclusión, los cerdos pueden adiestrarse como mascotas. Son animales limpios, con carácter diverso (pero nunca agresivo), de difícil adaptación a los cambios y con necesidades de alimentación diferentes a las de los puercos de engorde. Requieren de disciplina y una rutina establecida, además de tiempo para adaptarse a un nuevo dueño y hogar. Por medio del método del clicker se les puede entrenar con diversas órdenes como: responder a su nombre, acudir cuando lo llaman, permanecer quieto, sentarse, irse a la cama, caminar al lado, dar la pata y zigzaguear entre las piernas del amo. Con paciencia, esmero y sobretodo mucho amor, he logrado enseñar a Napoleón todos estos trucos y aún me guardo otros para el futuro. Ha pasado de ser un demonio a convertirse en un cariñoso e inteligente animal de compañía. Se deja abrazar tranquilamente y crece feliz, demostrando que él y sus semejantes, ejercen un gran trabajo como compañeros de vida.

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

index-11_1.jpg

index-11_2.jpg

11

Anexos

Anexo 1: Cerdo sentado

Anexo 2: Clicker (Triple Crown Academy, 2002)

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

index-12_1.jpg

index-12_2.jpg

12

Anexo 3: Cerdo dentro de su cama

Anexo 4: Cerdo Napoleón en compañía de su dueña y adiestradora.

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

index-13_1.jpg

index-13_2.jpg

13

Anexo 5: Cerdos bebés (Cerdilandia, 2008)

Anexo 6: Cerdo rascándose en una pared (Cerdilandia, 2008) Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

14

Bibliografía

1. Cerdilandia (2006) Cerditos, la nueva mascota [en línea] Recuperado el miércoles 7 de mayo de 2008, a las 2:23 p.m, de: http://www.cerdilandia.com/index.htm

2. Cerdilandia (2007) Cuidados básicos del cerdo enano vietnamita [en línea] Recuperado el miércoles 7 de mayo de 2008, a las 2:19 p.m., de: http://www.cerdilandia.com/cuidados.htm 3. Cerdilandia (2008) Primer concurso de fotografía Cerdilandia [en línea] Recuperado el domingo 22 de junio de 2008, a las 11:00 p.m., de http://cerdilandia.com/foro/index.php?topic=1153.0

4. Pryor, K. (1996) Introducción al adiestramiento con el clicker. Un perro y un delfín 2.0. Santiago de Campostela, España: KNS ediciones

5. Triple Crown Dog Academy Inc (2002) Dog training made easy A step-by-step guide to use the Star Mark Clicker. Texas, Estados Unidos: Triple Crown Dog Academy 6. Triple Crown Dog Academy Inc (2004) StarMark Clicker [en línea] Recuperado el martes 24 de junio de 2008, a las 2:00 p.m., de: www.aboutdogtraining.com/panel.php?3

7. Organización Internacional por la Abolición de la Esclavitud Animal. (2008) ¿Cómos son los cerdos? [en línea]

Recuperado

el

sábado

21

de

junio

de

2008,

a

las

10:20

p.m.,

de:

http://www.granjasdeesclavos.com/cerdos/como-son

Zúñiga, L. (2008) Adiestramiento del cerdo como mascota.

Le puede interesar...