Astrología por Georares - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

Georges Antarés

Manual práctico

de astrología

Edición

enteramente revisada y corregida

EDICIONES

OBELISCO

Ronda de San Pedro, 3

Barcelona

1981

Colección: URANIA

MANUAL PRACTICO DE ASTROLOGIA de Georges Antarés

Título original: Manuel Practique d'Astrologie Traducido del francés por: Laura Robecchi Diseño Portada: Sebastiá

Duatis

Depósito Legal: B-37461-1981 I.S.B.N. 84-86000-01-7

© Editions FLANDRE-ARTOIS (Reservados los derechos para todos los países)

© Ediciones OBELISCO, S.A. (Reservados todos los derechos para todos los países de habla española)

Printed in Spain

Impreso en España

por Gráficas Ampurias, S.A.

Plaza Fragua s/n°, esq. c/. Plomo (interior) Sector B-2, Barcelona (4)

PREFACIO

Al presentar este manual, no pretendo aportar revelaciones en el terreno de la ciencia

astrológica. Mi objetivo ha sido hacer una obra realmente práctica que facilite el trabajo

del practicante y ayude al estudiante a aprender más provechosa y rápidamente.

Por esto me he dedicado a condensar en un espacio reducido la quintaesencia de la

enseñanza astrológica antigua y moderna. He sospesado rigurosamente todas las

nociones, reglas y aforismos, escogiendo los conocimientos más trascendentes y juiciosos,

y rechazando todo lo que me ha parecido absurdo, dudoso o en desacuerdo con mi

experiencia personal.

Algunos podrán acusarme de haber hecho recopilación. No me defiendo en absoluto de

haber escogido en las obras de los autores versados en la materia lo más interesante, y

estoy persuadido de haber hecho una labor útil; ya que considero que insertando en

este manual las nociones más interesantes que son el fruto de la experiencia de

buscadores eruditos y serios, pongo estos conocimientos al alcance de todo el mundo y

con el o contribuyo a una mayor divulgación de la verdad astrológica.

También he intentado que, a pesar de su reducido formato, este manual contenga la

mayor cantidad de información posible. El estudiante encontrará el material condensado

de múltiples obras costosas, cuya adquisión hubiera sido un sacrificio bastante

considerable. Por otro lado, el practicante tendrá a su alcance un "memorandum" y un

"vade-mecum" portátil, y se evitará transportar en sus desplazamientos gran cantidad de

libros molestos o demasiado valiosos para correr el riesgo de perderlos.

TABLA DE SIMBOLOS UTILIZADOS EN ASTROLOGIA

Símbolos

Signos

Símbolos

Planetas

Símbolos

Aspectos

Cualidad

P

Aries

0

Sol

@

Conjunción

Importante

Q

Tauro

1

Luna

D

Semisextil

Flojo Positivo

30º

R

Géminis

2

Mercurio

G

Semicuadra

Flojo Negativo

45º

S

Cáncer

3

Venus

F 60º

Sextil

Positivo

T

Leo

4

Marte

B

Cuadratura

Negativo

90º

U

Virgo

5

Júpiter

C

Trígono

Muy Positivo

120º

V

Libra

6

Saturno

H

Sesqui-cuad Flojo Negativo

135º

W

Escorpio

7

Urano

E

Quincucio

Dudoso

150º

X

Sagitario

8

Neptuno

A

Oposición

Muy Negativo

180º

Y

Capricornio

9

Plutón

L 36º Semi-quintil Flojo favorable

Z

Acuario

?

P. Fortuna Q 72º

Quintil

Flojo favorable

[

Piscis

< N

Nodos Lunar ± 144º

Biquintil

Flojo favorable

INTRODUCCION

Nuestra Tierra, incorporada al sistema solar, está constantemente bañada por ondas

que emanan del Sol y de los otros planetas. Estas ondas, estas vibraciones constituyen

para nosotros la fuente de toda vida y condicionan todos los fenómenos visibles o

invisibles que se manifiestan en la superficie, en la atmósfera y en el interior de nuestro

Globo.

Este sistema de influencias planetarias forma un conjunto armónico y completo y es

tan perfecto que si uno de estos factores celestes fuera suprimido, como, por

ejemplo, si a causa de un cataclismo cósmico cualquiera, uno de estos planetas fuera

destruido, ello acarrearía un trastorno total de nuestra condición de vida y una

alteración radical de nuestra propia Naturaleza. Es seguro que el desequilibrio así

producido imposibilitaría nuestra existencia si el Sol desapareciera, ya que no habría ni

luz ni calor; sería como si sufriéramos la extirpación del corazón. De igual forma, si

uno u otro de los planetas fuese destruido, ya no habría, según su naturaleza, ni

movimiento, ni orden, ni armonía, ni alegría, ni progreso posible para nosotros;

podríamos compararnos entonces, desde un punto de vista físico, al hombre al que

hubieran extirpado su estómago, su hígado, sus pulmones, o uno de sus cinco

sentidos o cualquier otro órgano vital.

No creáis que esta comparación ha sido escogida al azar o que es fantasiosa. En

realidad, todo el sistema planetario es comparable a un gran Hombre cósmico del que

el Sol constituiría el corazón, mientras que los otros planetas que gravitan alrededor

serían los órganos de sus otras funciones. Os explicaré más adelante que el Zodíaco

delimita la esfera de influencia de este Ser sideral. Igualmente aprenderéis que en el

cuerpo humano el Sol rige efectivamente el corazón, que la Luna preside las funciones

del estómago, que Júpiter influencia el hígado, etcétera.

Utilizo este ejemplo de tipo fisiológico para que comprendáis mejor que existe una

correlación profunda entre lo que se l ama Macrocosmos o Gran Mundo (sistema solar) y

el Microcosmos o mundo pequeño, constituido por el ser humano. La vida del Gran

Todo influye sobre cada una de sus partículas, incluso las más ínfimas. En nuestro

Universo todo está sometido a las mismas leyes y el átomo se comporta exactamente

como un sistema solar en miniatura. La famosa ley de Hermes según la cual: "Lo que

está arriba es análogo a lo que está abajo", responde a una verdad primordial.

Así, cuando ciertos planetas ocupan, en el curso de su evolución a través de los

signos del Zodíaco, ciertas posiciones especiales que hacen que sus influencias se

combinen mal, vemos en las manchas solares los síntomas visibles de la enfermedad del

Gran Hombre, y esto tiene siempre como consecuencia el trastorno de la salud física y

moral de la Humanidad, que "se traduce en epidemias, violencia, guerras, crisis

sociales y económicas.

En el momento preciso de su nacimiento, el niño es impregnado por el conjunto de las

influencias planetarias que lo marca de un sel o indeleble, como una placa fotográfica vir-

gen se impregna cuando súbitamente es expuesta a la luz. Esta influencia inicial

que se conserva toda la vida, está condicionada por el estado celeste del momento,

pero también y sobre todo, por el ángulo particular bajo el cual estos influjos han sido

registrados. Este ángulo depende de la hora de nacimiento y de la posición geográfica del

lugar natal que determinan las posiciones astrales respecto al horizonte y al meridiano.

Así, cada ser humano o microcosmos "es creado a imagen" del Macrocosmos, pero

sólo participa de la naturaleza de este último en función de la orientación del cielo

respecto a la posición geográfica del lugar, dependiendo esta orientación de la hora

precisa del nacimiento. Para explicarme mejor, diré que todos los seres nacidos bajo

la influencia de un mismo día tendrán todos, más o menos en potencia, el estado

particular del cielo de ese día, pero, individualmente, cada ser soportará estas influencias

desde un punto de vista y en un grado diferentes, según la hora precisa de su nacimiento

que condiciona las posiciones de los astros en relación al lugar geográfico natal.

Como ocurre con el hombre, en la Naturaleza y en todas las cosas, existe en el cielo

constelado lo que se denomina "la cara y la cruz de la moneda", condiciones

armónicas u hostiles de las que nosotros, humanos, sufrimos las repercusiones.

Según su longitud celeste, y los ángulos que los planetas forman los unos por relación a

los otros, resulta para nosotros el bien o el mal, la suerte o la desgracia, la felicidad o

el dolor. Del mismo modo que estas influencias pueden dotarnos de las más bel as

cualidades físicas, morales e intelectuales, también pueden afligirnos con los peores

defectos, taras y vicios más viles. En realidad, por la Astrología se llega a admitir

como cierto que en la Naturaleza y en el movimiento de los astros es donde residen las

causas visibles de todo el drama humano.

Para que comprendáis más fácilmente la noción de este "bien" o de este "mal" que nos

dispensan los planetas, os diré que éstos, vistos desde la Tierra, parecen moverse a

nuestro alrededor en un plano casi idéntico, plano que se halla delimitado por una

especie de cinturón circular l amado Zodíaco. Este Zodíaco se subdivide en 12 zonas o

signos, constituyendo cada uno de ellos un campo magnético diferente. Los planetas

que circulan en estos signos, se hallan, por su propia naturaleza vibratoria, o en

armonía o en disonancia con los campos magnéticos de estos signos. De ello

resultan, según los casos, efectos benéficos o perniciosos. Comprenderéis esto mucho

mejor cuando aborde el tema de los signos del Zodíaco. Que os baste con saber que

las influencias de los planetas a través de los signos afectan principalmente

nuestras inclinaciones, nuestros instintos, nuestras tendencias de carácter.

Pero existen otras zonas de influencia que son independientes del Zodíaco y que la

ciencia astrológica ha conseguido determinar mediante mil ares de observaciones

repetidas. Estas zonas conciernen a los efectos especiales que ejercen los astros

según los ángulos bajo los cuales sus rayos nos afectan, ángulos que, una vez más,

dependen del momento preciso del nacimiento y de la posición geográfica del lugar en el

que hemos nacido. Después de trabajos incalculables y de prodigios de

perseverancia, se ha llegado a precisar la influencia particular de un astro según si se

hal aba amaneciendo (horizonte Este), culminando en el meridiano Superior (el Sur), en

su puesta (horizonte Oeste) o en el Nadir (meridiano Norte o Inferior).

Sin duda, aún más ardua y fastidiosa ha sido la observación de los efectos astrales

según las numerosísimas variantes de sus posiciones en relación al horizonte y al

meridiano de un mismo lugar. Lo que es prodigioso, es que a través de estas

observaciones se haya conseguido detectar doce nuevas zonas de influencia totalmente

diferenciadas unas de otras, que se han denominado "Casas" o "Sectores Celestes" y

en las que, en cada una de ellas, los planetas influyen sobre un departamento

especial de nuestras actividades. Estos sectores o Casas conciernen, pues, a nuestra

vida exterior o fenoménica, a los hechos tangibles, a los sucesos reales de nuestra

existencia. Sin embargo, es necesario que sepáis que hay "Casas" en las cuales los

planetas, cada uno a su manera y según su naturaleza, nos prodigan beneficios,

mientras que existen otras donde nos afligen de numerosas calamidades. Es, pues,

también en función de la presencia de los astros en estos sectores de suerte o

desgracia que se manifiesta la calidad de nuestro destino.

Las posiciones planetarias en los signos y en las "Casas" no explican totalmente por

ellas solas las influencias favorables o nefastas, pues, además de que ciertos astros

emiten vibraciones buenas o malas por ellos mismos, ocurre que por posiciones en

relación unos con otros, la combinación de su influencia da o un resultado armónico o

un resultado nocivo.

Así, por ejemplo, cuando las posiciones en longitud celeste de dos planetas forman un

ángulo de 60 o de 120 grados, la resultante de las influencias es favorable. El

contrario se produce cuando la abertura angular es de 90 o de 180 grados. Cuando dos

factores celestes se encuentran próximos uno de otro en una abertura mínima de

longitud (aspecto de conjunción), sus influencias se interpenetran y, combinándose,

ejercen una acción que es más o menos buena o mala, según que las influencias

naturales propias de cada uno de ellos armonicen entre sí o sean antagónicas.

Esta relación preliminar bastará para fijar nuestras ideas en el tema a la vez muy simple

y muy complicado del problema astrológico. Habiendo asimilado esto, estaréis prepa-

rados para tratar sucesiva y gradualmente el estudio de los cuatro factores cuyo

perfecto conocimiento constituye el fundamento y la base de la interpretación

astrológica.

Para el estudio y la interpretación de los temas natales, se toman como base las cuatro

nociones inmutables que nos ha transmitido la antigua tradición astrológica Egipcio-

Caldea, a saber:

I. EL ZODIACO, dividido en doce signos:

II. LOS PLANETAS, en número de diez, (incluyendo a Plutón .en estos últimos

años);

III. LAS CASAS, o doce sectores celestes;

IV. LOS ASPECTOS PLANETARIOS, o aberturas longitudinales.

El conocimiento perfecto de estas cuatro nociones y de los innumerables detal es

relacionados con el as, constituye el ABC de la ciencia astrológica, y este estudio

preliminar necesita una buena asimilación y un trabajo considerable de retentiva. Sólo

poseyendo este conocimiento nos será posible juzgar -y eventualmente discutir- la

validez de estas nociones.

Después viene el estudio de las combinaciones simples entre estos cuatro elementos, la

búsqueda de las resultantes deducidas de sus influencias combinadas (Planetas en los

Signos; Planetas en las Casas; Signos en-las Casas; Aspectos mutuos de los Planetas).

En este caso, además de memoria, deben intervenir el razonamiento y la lógica.

Hasta aquí el trabajo astrológico es aún más o menos fácil; pero cuando después de

haber reunido las múltiples nociones de un tema, se trata de obtener deducciones

lógicas relacionadas con la personalidad, la constitución y la predestinación de un

individuo, la tarea resulta extremadamente difícil y requiere entonces la

concentración de todas las facultades, mucha perspicacia, espíritu de deducción y

también una intuición que se desarrolla gradualmente con la práctica.

La experiencia de los buscadores antiguos y modernos, afortunadamente, nos guía

un poco, y tenemos a nuestra disposición reglas de aplicación muy útiles, cuyo

valor ha sido demostrado por la práctica, y gracias a las cuales nos es posible resolver

más fácilmente las diferentes cuestiones relativas al hombre y a su destino. Me

propongo, pues, dividir este manual en cuatro partes, a saber:

LIBRO I. Las cuatro nociones básicas.

LIBRO II. Las combinaciones de influencias.

LIBRO III. Los procesos de interpretación, reglas y aforismos.

LIBRO IV. Las aplicaciones especiales; los significadores en los diferentes

campos de la actividad humana.

LIBRO I

LAS CUATRO NOCIONES

BASICAS

CAPITULO I

EL MONTAJE DE LA CARTA ASTRAL

Nota: Antiguamente, montar una carta astral era un trabajo fastidioso, accesible sólo a

las personas familiarizadas con las matemáticas superiores; pero en la actualidad,

gracias a las Tablas de las Casas y a estas Tablas de las posiciones planetarias, los

cálculos astronómicos se han reducido a su mínima expresión, y los cálculos del tema

sólo, consisten en algunas operaciones fáciles, (pero aún hay más...)

Actualmente, vivimos en la era de la informática y existen programas estupendos que te

resuelve todo el trabajo tedioso que expongo a continuación. Programas como el

ASTROWORLD 5, PCA ARGUS 4, WOW, KEPLER 7 o AUREAS 7 son magníficos para

calcular la carta natal del cielo; tránsitos, revoluciones, direcciones, sinastria, etc., con

sólo introducir los datos del nacimiento, la hora y el lugar del evento.

El material indispensable para los cálculos y el montaje de un tema natal consiste

en:

1Ůn gráfico que represente el círculo del Zodíaco con sus doce signos (ver un

modelo en el Libro III).

2Ůna Tabla de las Casas para la latitud del lugar natal considerado. (Las más

apropiadas son las Tablas de las Casas de Raphael.) Ver el modelo de una de

estas Tablas, latitud 51°, en las páginas siguientes;

3Ůna Tabla de las posiciones planetarias para el año de nacimiento considerado.

(Se pueden emplear, o bien las efemérides que dan las posiciones diarias, o bien

Tablas de posiciones planetarias que dan estas posiciones con varios días de

intervalo.) Ver modelos de estas Tablas en las páginas siguientes.

Los datos indispensables que permiten montar un tema celeste son los siguientes:

1° El lugar de nacimiento, que por su longitud y latitud geográfica permite

determinar el tiempo local y el tiempo de Greenwich del nacimiento, y la Tabla de

las Casas que hay que utilizar.

2° La fecha de nacimiento, que permite referirse a las posiciones planetarias

dadas por las efemérides para la fecha en cuestión al mediodía.

La hora de nacimiento, que permite. acabar el cálculo preciso de las posiciones

planetarias, y -en combinación con el lugar de nacimiento- orientar el tema por

relación a los puntos cardinales.

Hay dos fases bien diferenciadas en el montaje de un tema celeste:

1° El cálculo de las cúspides de las Casas u orientación del Zodíaco;

El cálculo de las posiciones planetarias.

P.D. El formato reducido de este manual no nos permite exponer con detalle las justificaciones

astronómicas que motivan estas correcciones. Los estudiantes que deseen una exposición clara

y completa, pueden referirse al libro de M.G.L. Brahy: Soyez vous aussi Astrologue!

CALCULO DE LAS CUSPIDES DE LAS CASAS

Es necesario asimilar perfectamente esta idea: el cálculo de las cúspides de las Casas

se realiza a partir de la hora local del nacimiento. Así, pues, es imprescindible una

operación preliminar: la búsqueda de la hora local.

En Europa occidental (Inglaterra, Francia, Bélgica, España y Portugal) la hora utilizada en la

vida diaria, y por consiguiente la hora de nacimiento es la hora de Greenwich. Como esta

hora sólo es local para Greenwich (00 de longitud), hay que encontrar la hora local del

lugar considerado, operando una rectificación de cuatro minutos por cada grado de longi-

tud Este u Oeste de Greenwich. Si el lugar se hal a al Este, la rectificación se suma; si por

el contrario se halla al Oeste, se resta.

Nota. La utilización de la hora de Greenwich fue adoptada en Francia el 11 de marzo

de 1911. La hora del meridiano de París estuvo en vigor desde el 15 de marzo de

1891 hasta el 10 de marzo de 1911. Con anterioridad al 15 de marzo de 1891, los

relojes de todas las ciudades francesas señalaban la hora local.

La hora de Greenwich se instauró oficialmente en Bélgica a partir del 1 de mayo de

1892, y en España a partir del 1 de Enero de 1901.

En Europa Central (Alemania, Suiza, Austria, Italia, España, etcétera) se ha

adoptado una hora oficial que tiene una hora de adelanto con respecto a la de

Greenwich, mientras que en Europa Oriental (Rusia, Turquía y Balcanes) la hora

oficial tiene dos horas de adelanto. Para hallar la hora local de nacimiento en estos

países, hay que transportar esta hora oficial de nacimiento a la hora de Greenwich y

luego operar la rectificación habitual, de cuatro minutos por cada grado de longitud Este

u Oeste.

Nota. Hay que ir particularmente con cuidado con los nacimientos ocurridos después de

1916, ya que a menudo éstos son expresados en horario de verano y entonces es

necesaria una nueva rectificación, consistente en restar una hora (o más) a la hora

de nacimiento.

Ejemplo para la búsqueda de la hora local

(Ver tema en el Libro III)

Persona nacida en Bruselas, el 26 de octubre de 1900, a las 4 h. 35 de la madrugada.

Esta hora está expresada en tiempo de Greenwich.

Bruselas está situada a 4 0 21 ' de longitud Este. Transformando esta longitud en tiempo,

a razón de 4 minutos por grado, se obtiene que 4° 21 'corresponden a 17 minutos y

24 segundos de tiempo. La hora local será, pues, de: 4 h. 35'+0 h. 17' 24"" = 4 h.

52'24""de la mañana. Habiendo encontrado, pues, la hora local de nacimiento, se procede

del siguiente modo:

10 Se busca en las efemérides el tiempo o sideral del mediodía que PRECEDE al

nacimiento;

2Ůna vez hal ado, se le SUMA el intervalo entre la hora del mediodía que precede al

nacimiento y la hora LOCAL de nacimiento;

3° Habiendo obtenido este tiempo, so le SUMA una rectificación de 10 segundos por hora

del intervalo considerado.

Estas tres operaciones permiten obtener la hora sideral para el lugar y la hora de

nacimiento. Si, en los cálculos, la hora obtenida sobrepasa las 24 horas, hay que restar 24

horas, ya que el día sólo comporta como máximo 24 horas.

Ejemplo para la búsqueda de la hora sideral de nacimiento

Basándose en los datos del tema que sirve como ejemplo (en el Libro III) y en la hora

local ya obtenida, se procede como se acaba de indicar:

Tiempo sideral del mediodía que

precede el nacimiento (mediodía del

25-X-1900) ..................................................... . 14 h. 13'40"

Intervalo entre el mediodía precedente

y la hora local de nacimiento (a sumar)..... . + 16 h. 52'24""

30 h. 65'64"

Corrección de 10 " por hora

ó 31 h. 06' 04 ""

de intervalo (17 X 10"= 170"') 2' 50"

31 h. 08'54"

La suma obtenida sobrepasa 24 horas,

hay que restar, pues, 24 horas .............. - 24 h.

7 h. 08' 54 ""

index-10_1.png

Habiendo encontrado la hora sideral en el momento del nacimiento, sólo hay que buscar

en la Tabla de las Casas para la latitud del lugar de nacimiento la hora sideral más aproxi-

mada y ver en las columnas correspondientes a esta hora, los grados de los diferentes

signos que están situados en las cúspides de las Casas X (o M-C), XI, XII, Ascendente (o

l), II y III. Los grados ocupados por las cúspides de las Casas IV, V, VI, VII, VIII, IX, se

encuentran automáticamente tomando los mismos grados de los signos opuestos.

Ejemplo para el trazado de las Cúspides de las Casas

Para determinar las cúspides de las Casas en el tema que sirve de ejemplo, se toma la

Tabla de las Casas en la latitud de Bruselas, o sea 510 Norte (la de Londres, 510 30

también puede servir).. En la primera columna, l amada "Sideral Time", se busca la hora

sideral que se aproxime más de la hal ada más arriba. En este caso será: 7 h. 09'26 A la

altura de la hora sideral, se encuentra en la columna X: 160 de Cáncer; en la columna XI:

21° de Leo; en la columna XII; 20° de Virgo; en la columna del Ascendente: 12° 14" de

Libra; en la columna II: 8° de Escorpio; en la columna III: 9° de Sagitario. Esto quiere decir

que en el momento del nacimiento, y para Bruselas, el grado 12 de Libra amanecía en el

Este, mientras que el grado 16 de Cáncer, culminaba en el Cenit.

Ya sólo hace falta proveerse de una regla y una pluma y trazar las Casas en el gráfico tal

y como está representado en la carta utilizada como ejemplo en el Libro III. Observemos

que, siendo las cúspides de las Casas 1 y X las más importantes, al representar

respectivamente el Ascendente y el Medio del Cielo, es preferible trazarlas atravesando

completamente la carta e indicarlas mediante una flecha e iniciales: ASC. y M.C. Los

grados de intersección de los signos y de las cúspides también deben indicarse. Luego,

las Casas deben ser numeradas de 1 a XII a partir del Ascendente y en el sentido

contrario a las agujas del reloj.

CALCULO DE LAS POSICIONES PLANETARIAS

El cálculo de las posiciones planetarias no se hace según la hora local, sino según la hora

de Greenwich al nacimiento, porque las Tablas de las Posiciones planetarias

están, salvo indicaciones contrarias, calculadas para Greenwich.

Tomando las Efemérides para el año del nacimiento, encontramos indicadas las

posiciones planetarias día a día (Efemérides anuales) o bien con varios días de intervalo

(Efemérides condensadas). Debido a que estas posiciones están indicadas para el

mediodía, tiempo medio de Greenwich, será fácil encontrar la posición exacta de los

planetas en la hora del nacimiento mediante un simple cálculo proporcional o bien, lo

que aún es más rápido, gracias a una tabla de logaritmos proporcionales, como las

que hallamos generalmente en las: Efemérides anual.

El procedimiento habitual consiste en las siguientes operaciones:

Calcular primero el intervalo entre la hora de Greenwich del nacimiento y el mediodía más

próximo, y calcular después la velocidad de desplazamiento en longitud del planeta en 24

horas (esto equivale a determinar el número de grados, minutos y segundos recorridos

por este planeta entre los dos mediodías consecutivos a la fecha indicada). Luego, se

toman los logaritmos de estos dos números y se suman. El resultado permite obtener el

incremento de corrección que deberá ser restado de la longitud planetaria al mediodía si

el nacimiento se ha producido antes, o sumado en el caso contrario.

Ejemplo de cálculo de las posiciones planetarias

Siendo necesario calcular para el tema de ejemplo, la posición del Sol el 26 de

octubre de 1900, a las 4 h. 3 5 ' de la madrugada (hora de nacimiento según Greenwich):

Intervalo entre la hora de nacimiento y el mediodía: 12 h menos 4 h. 35 '= 7 h. 25'.

Espacio recorrido por el Sol en 24 horas: 2° 37' menos 1° 37'= 1°.

Logaritmo de 7 h. 25' = 5.100; logaritmo de 10 = 13.802. Incremento de

corrección: 13.802 + 5.100 = 18.092, o

sea 18 minutos.

Habiéndose producido el nacimiento antes del mediodía, esta corrección debe ser

restada de la posición del Sol al mediodía del día del nacimiento, lo que da como

resultado: 2° 37' de Escorpio - W=20 19' de Escorpio.

Para calcular la posición de la Luna:

El intervalo es evidentemente el mismo para todos los planetas: 17 h. 25'.

Velocidad lunar en 24 horas = 12° 11 '.

Logaritmo de 7 h. 25' = 5.100; logaritmo de 12° 11' 2.944.

Incremento de corrección: 5.100 +2.944 = 8.044, o sea, 3° 46'.

Posición lunar al mediodía: 5° 11 'de Sagitario.

Posición lunar al nacimiento: 5° 11'- 3° 46'= 1° 25 de Sagitario.

Se procede del mismo modo con los planetas Mercurio, Venus y Marte. Los planetas

lentos: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno -debido a la insignificancia de su

desplazamiento diario- se inscriben directamente en el tema según su posición al

mediodía del nacimiento.

Se obtienen las siguientes longitudes: Mercurio: 26° 31 'de Escorpio; Venus: 19° 51 ' de

Virgo; Marte: 16° 40' de Leo; Júpiter: 11° 18' de Sagitario; Saturno: 0° 41' de

Capricornio; Urano: 10° 24' de Sagitario; Neptuno: 29° 06' R/ de Cáncer.

Nota. Los planetas lentos, y a veces también Venus, Mercurio y Marte, pueden tener

un movimiento que aparentemente es retrógrado, o sea en el sentido inverso de los

signos. Este movimiento está indicado en las Efemérides por la letra R/. Esto, en este

tema, ocurre con Neptuno. Es muy importante tener en cuenta este movimiento

retrógrado cuando hay que calcular la posición exacta al nacimiento de Venus, Marte y

Mercurio, haciéndose forzosamente la corrección en sentido inverso.

Las Efemérides de Raphael también mencionan en la columna denominada "Moon's

node", la longitud del nódulo ascendente de la Luna, l amado a veces Cabeza del

Dragón. El nódulo descendente o Cola del Dragón, se sitúa en el grado exactamente

opuesto. En el tema del ejemplo, el nódulo ascendente se hal a a 3° 21 ' de Sagitario y,

por consiguiente, el nódulo descendente a 3 ° 21 'de Géminis.

También puede ser útil calcular la posición de lo que se ha convenido en l amar la

Rueda de la Fortuna, punto ficticio, que según la tradición centraliza la máxima suerte

del individuo. Este punto se halla a la distancia relativa del Sol a la Luna medida a partir

del Ascendente. Un sistema fácil consiste en considerar las longitudes respectivas del

Ascendente, de la Luna y del Sol en un arco de círculo sobre la Eclíptica, de 0° de

Aries a 3600. Para obtener la longitud de la Rueda de la Fortuna, se suman las

longitudes del Ascendente y de la Luna y de la suma obtenida, se resta la longitud del

Sol.

En el tema del ejemplo, las longitudes de los tres factores expresados en arco de círculo

sobre la Eclíptica son: Ascendente: (12° 14' de Libra) = 192° 14';1 Luna: (10 25 'de

Sagitario) = 241° 25'; Sol: (22° 20'de Escorpio) = 212° 19'. La longitud de la Rueda

de la Fortuna será: 1921114'+ 241 ° 25' = 433° 39 433° 39" - 212° 19' = 221° 20',

o sea, 110 20 'de Escorpio.

Habiendo calculado todas las longitudes de los planetas y de los puntos ficticios, sólo falta

inscribirlos en sus lugares respectivos en la carta celeste, acordándose de anotar los

grados, minutos, etcétera, de la longitud en números al lado de los símbolos planetarios.

Los aspectos planetarios (ver Libro 1, capítulo IV) se indican trazando una raya de un

planeta a otro con un lápiz de color. Los buenos aspectos pueden trazarse, por

ejemplo, en azul, y los desfavorables, en rojo. El sistema de domificación o la

representación de la carta del cielo tal y como se muestra en el tema-prototipo del

Libro III, es la más racional, la más científica, la más fácil de utilizar, por ser la más

sugestiva. En ella, los aspectos o aberturas angulares se leen automáticamente. No

ocurre lo mismo con los otros sistemas de cartas celestes que son representados en las

obras que se reducen a reproducir la enseñanza tradicional.

MONTAJE DE LOS TEMAS PARA LA LATITUD SUR

Cálculo especial de las Cúspides de las Casas

En el cálculo de las Cúspides de las Casas para una persona nacida en Latitud Sur (en el

hemisferio Sur), hay que ceñirse a las siguientes normas:

1° Se calcula el Tiempo Sideral al nacimiento, como si se tratara de un nacimiento en

Latitud Norte.

2° A este Tiempo Sideral al nacimiento, se le suma 12 horas. Pero si esta suma da

un resultado superior a 24 horas, por el contrario, se restan 12 horas.

3° Con este nuevo tiempo sideral, se busca el Tiempo Sideral más aproximado en

la Tabla de las Casas para una Latitud Norte correspondiente a la latitud del lugar

de nacimiento.

4° Por relación a este Tiempo Sideral, se anotan las Cúspides de las Casas, pero

invirtiendo los signos del Zodíaco, o sea, cogiendo los signos que están

diametralmente opuestos en el Zodíaco. Así, por ejemplo, si mi Tabla de Casas

indica: Casa X: 16° de Cáncer, anoto: 16° de Capricornio; si el Ascendente está a

12° 04' de Libra, anoto ASC = 12° 04' de Aries, y así sucesivamente para todas las

otras Cúspides de las Casas.

Para hacer los cálculos de las posiciones planetarias, se actúa como si se tratara de

un tema para una Latitud Norte.

CAPITULO II

EL ZODIACO

El Zodíaco es una especie de cinturón circular que rodea nuestro sistema solar y que

tiene como circunferencia media la Eclíptica. El Zodíaco astrológico está dividido en doce

partes o signos, a partir del punto vernal o punto Gamma (ver G. L. Bra hy: Soyez vous

aussi Astrologues!). Estas doce zonas de influencia tienen un nombre y un símbolo

representativo para distinguirlas entre sí. Estos doce signos de 30° cada uno se

denominan por orden:

ARIES - TAURO - GEMINIS - CANCER - LEO

VIRGO - LIBRA - ESCORPIO - SAGITARIO

CAPRICORNIO - ACUARIO - PISCIS

DIVISION DE LOS SIGNOS DEL ZODIACO

Estos signos pueden agruparse según varios sistemas que poseen un significado real:

1 ° El Binario

SIGNOS POSITIVOS: Aries, Géminis, Leo, Libra, Sagitario y Acuario.

SIGNOS NEGATIVOS: Tauro, Cáncer, Virgo, Escorpio, Capricornio y Piscis.

2° El Ternario

SIGNOS CARDINALES: Aries, Cáncer, Libra, Capricornio

SIGNOS FIJOS: Tauro, Leo, Escorpio, Acuario.

SIGNOS MUTABLES: Géminis, Virgo, Sagitario, Piscis.

3° El Cuaternario

SIGNOS DE FUEGO: Aries, Leo y Sagitario.

SIGNOS DE TIERRA: Tauro, Virgo y Capricornio.

SIGNOS DE AIRE: Géminis, Libra y Acuario.

SIGNOS DE AGUA: Cáncer, Escorpio y Piscis.

Esta división es la más importante, pero los signos tienen además otros atributos que

los subdividen o los clasifican:

SIGNOS DE LARGA ASCENSION: Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio y

Sagitario.

SIGNOS DE CORTA ASCENSION: Capricornio, Acuario, Piscis, Aries, Tauro y

Géminis.

SIGNOS FERTILES: Cáncer, Escorpio y Piscis.

SIGNOS ESTERILES: Géminis, Leo y Virgo.

SIGNOS DOBLES: Géminis, Piscis, Sagitario y Virgo.

SIGNOS MENTALES O DE ESTUDIO: Géminis, Virgo, Libra y Acuario.

SIGNOS DE ELOCUENCIA: Géminis, Libra y Sagitario (primera

mitad).

SIGNOS MUDOS O DE PALABRA DIFICIL: Cáncer, Escorpio y Piscis.

SIGNOS DE CONSTITUCION FUERTE: Aries, Tauro, Leo, Escorpio y Sagitario.

SIGNOS DE CONSTITUCION MEDIA: Géminis, Virgo, Libra y Acuario.

SIGNOS DE CONSTITUCION DEBIL: Cáncer, Capricornio y Piscis.

SIGNOS DE BELLEZA: Géminis, Virgo, Libra y Sagitario (primera

mitad).

SIGNOS DE BELLEZA MEDIA: Tauro, Acuario y Piscis.

SIGNOS DE DEFORMIDAD: Cáncer, Escorpio y Capricornio.

SIGNOS VIOLENTOS: Aries, Escorpio, Capricornio, Acuario y Libra (de más a

menos).

SIGNOS ANIMALES: Aries, Tauro, Leo, Escorpio, Capricornio, Piscis y Sagitario

(segunda mitad).

SIGNOS HUMANOS: Géminis, Virgo, Libra, Acuario y Sagitario (primera mitad).

SIGNIFICADO DE LOS ATRIBUTOS DE LOS SIGNOS

DEL ZODIACO

1 ° El Binario

SIGNOS POSITIVOS: (Aries, Géminis, Leo, Libra, Sagitario y Acuario).

Signos de actividad, de exteriorización, dinámicos, eléctricos, activos -fuerza

centrífuga; signos emisores, influyentes.

Vida exterior: el sujeto reacciona en contacto con los sucesos e intenta dirigir su

destino.

Sexo: masculino. Vida, espíritu.

SIGNOS NEGATIVOS: (Tauro, Cáncer, Virgo, Escorpio, Capricornio y Piscis).

Signos de inercia, pasividad, interiorización; receptores, influenciables, magnéticos,

fuerza centrípeta.

El sujeto se conforma con soportar su destino.

Vida interior. El sujeto es espectador de la vida y se deja influenciar por su

entorno y por las circunstancias: almacena impresiones.

Sexo: femenino. Materia, forma.

Nota. La repartición de los planetas del horóscopo en estos signos indicará la categoría a la

que pertenece el individuo.

2° El Ternario

SIGNOS CARDINALES: (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio).

Signos de actividad, movimiento y energía. Acción corporal o física. Movimiento lineal

o directo.

Cualidades: Iniciativa, innovación, audacia, temeridad, ambición, impulso, acción rápida,

buenos reflejos.

Defectos: Falta de perseverancia o de paciencia, precipitación, cambios súbitos, deseo

de atraer la atención pública. Rupturas y vínculos rotos.

SIGNOS FIJOS: (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario).

Signos de estabilidad, firmeza, voluntad, pasión. Energía psíquica. Movimiento rotatorio o

sobre sí mismo.

Cualidades: Deseos y emociones fuertes, aversión al cambio, paciencia, resistencia,

conservación, decisión lenta, sentimientos íntegros e inmutables.

Defectos: Orgul o, indolencia, rutina, estrechez de espíritu, intolerancia, falta de

adaptación.

SIGNOS MUTABLES: (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis).

Signos de adaptación, reflexión, flexibilidad, inteligencia. Movimiento alternativo o

vibratorio. Vida mental.

Cualidades: Adaptabilidad, discernimiento inteligente, flexibilidad, simpatía y

humanitarismo, espíritu sutil e imparcial.

Defectos: Indecisión, astucia, espíritu imitativo o superficial.

Nota. La repartición de los planetas en los signos cardinales, fijos o mutables indicará la

categoría en la que habrá que clasificar al individuo.

3° El Cuaternario

SIGNOS DE FUEGO: (Aries, Leo y Sagitario).

Signos de vitalidad, actividad, demostración, entusiasmo. Ciertas afinidades con los

signos cardinales.

Ardor, ambición, autoridad, independencia, aspiraciones elevadas.

Carácter vivo e irascible. Temperamento bilioso, activo.

SIGNOS DE TIERRA: (Tauro, Virgo y Capricornio).

Signos de firmeza, espíritu práctico e interés material, de trabajo psíquico.

Prudencia, método, perseverancia, firmeza, economía, exactitud y minuciosidad,

obediencia.

Egoísmo, ansiedad, pesimismo. Temperamento melancólico-nervioso.

SIGNOS DE AIRE: (Géminis, Libra y Acuario).

Signos de inteligencia, reflexión, estudio, ciencia e invención. Ciertas afinidades con los

signos mutables.

Sutileza y sinceridad, educación, reforma, invención. Temperamento vital-mental.

SIGNOS DE AGUA: (Cáncer, Escorpio y Piscis).

Signos psíquicos, vida emocional, sensación, sentimiento, inspiración, imaginación,

deseos, regeneración.

Curiosidad, atracción por lo novelesco, lo misterioso, el ocultismo, el misticismo y la

superstición. Realizaciones fuera de lo común. Temperamento linfático.

Nota. La repartición de los planetas en los signos de Fuego, Tierra, Aire y Agua en un tema de

nacimiento indicará cuál es el elemento predominante en el individuo.

NATURALEZA, RELACION, ATRIBUTOS E

INFLUENCIA DE LOS DOCE SIGNOS DEL ZODIACO

CONSIDERADOS POR SEPARADO

Nota. Las características de un signo del Zodíaco son aparentes en un individuo cuando en su

tema natal:

1° El Sol ocupa este signo (subconsciente, espíritu, facultades latentes, grado en el

desarrollo evolutivo);

2° Cuando la Luna ocupa este signo (facultades personales o conscientes,

personalidad);

3 ° Cuando el Ascendente atraviesa este signo (tendencias hereditarias, temperamento,

exterioridad), y

4° Cuando el planeta Mercurio ocupa el signo (tendencias intelectuales, educación e

instrucción, orientación de

las ideas).

Hay que constatar, sin embargo, que cuando uno de estos cuatro factores ocupa el signo

en cuestión, su influencia y su significado están modificados por los de los signos

ocupados por los otros factores. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que los

signos ocupados por el Sol y por el punto Ascendente manifiestan con una gran

fuerza su influencia sobre el individuo. También está comprobado que los signos no

tienen una influencia positiva propia, ya que esta influencia sólo se manifiesta por el

canal de los planetas que los gobiernan.

Primer signo: ARIES

Atributos:

Positivo, Cardinal, Fuego, gobernado por MARTE. Masculino, violento, móvil, diurno y

animal.

Exteriorización, energía, acción.

Simboliza:

El principio, la mañana, la primavera, los jefes, el mando, la fuerza, la violencia, el

impulso, la autoridad, la virilidad, la juventud, las armas, los accidentes en la cabeza,

peligro por el hierro, el fuego y las armas, los animales carnívoros.

Rige en el mundo:

Las iniciativas y las acciones violentas y arbitrarias: la dictadura.

Cualidades:

Valor, iniciativa, mando, ambición, confianza en sí mismo, deseo de autoridad,

generosidad, entusiasmo, audacia, temperamento emprendedor, ideas a veces genia-

les, deseos de ejecución inmediata de numerosos proyectos. Ideas muy personales.

Gran independencia.

Defectos:

Avidez de cambio, violencia, aventura, impulso, imprudencia, juicio precipitado, espíritu

cambiante, falta de perseverancia. Arrebatos, intromisión en los asuntos de los demás.

Gobierna:

La cara y la cabeza en el cuerpo físico.

Corresponde a:

La Primera Casa.

Segundo signo: TAURO

Atributos:

Negativo, Fijo, Tierra, gobernado por VENUS. Femenino, moderado, nocturno, tortuoso,

animal.

Interiorización, voluntad y materialismo.

Simboliza:

Bel ezas de la Naturaleza, terrenos, l anuras, vida campestre, construcciones materiales,

resistencia, fuerza, gestión, ganancias permanentes, cosas estables y duraderas, la

elaboración.

Rige en el mundo:

Los terrenos, construcciones públicas, agricultura, el mundo financiero, los Bancos y la

seguridad, la estabilidad, la rutina, la evolución lenta pero segura.

Cualidades:

Atracción por las manifestaciones del arte y de la belleza en forma concreta, talento

vocal; sentimientos duraderos, paciencia, resistencia, trabajo, tranquilidad, disposición

amante e inclinación al placer. Buena gestión financiera.

Defectos:

Lentitud, glotonería y gula, obstinación, inercia, pereza, orgul o, prejuicios, celos.

Deseo incontrolado de dinero. Temperamento gozador. Espíritu simplista, ingenuidad.

Gobierna:

La garganta y el cuel o.

Corresponde a:

La Segunda Casa.

Tercer signo: GEMINIS

Atributos:

Positivo, Mutable, de Aire, gobernado por MERCURIO.

Masculino, doble, estéril, de bel eza, locuaz y volátil.

Simboliza:

El elemento aéreo, la dualidad, la iniciativa en los negocios, el trabajo intelectual, las

relaciones, el comercio, las empresas que fracasan, los viajes, los hermanos y amigos de

la infancia, los vecinos, los escritos, cartas y novelas.

Rige en el mundo:

El comercio, los medios de comunicación, las publicaciones, periódicos, libros, el mundo

intelectual, la Prensa, los transportes, los cambios constantes, las tentativas y

experiencias repetidas, la asimilación.

Cualidades:

Exteriorización, adaptabilidad, inteligencia, estudio, literatura, viajes, cambios, facilidad

de comprensión, educación, ingenio, flexibilidad mental, elocuencia. Deseo de

instrucción, de información, de comunicar su saber a los demás. Curiosidad por todo.

La razón domina.

Defectos:

Dualidad y dispersión de la energía, nerviosismo y agitación, astucia, imitación, espíritu

superficial. Falta de sentimientos. Verborrea.

Gobierna:

Los pulmones, los brazos y los hombros.

Corresponde a:

La Tercera Casa.

Cuarto signo: CANCER

Atributos:

Negativo, Cardinal, de Agua, gobernado por la LUNA.

Femenino, fecundo, móvil, mudo, tortuoso y acuático.

Simboliza:

El elemento acuoso, la maternidad, el calor húmedo, la familia y el hombre, la

generación y los partos, el hogar paterno, los padres, la edad adulta, la fluctuación,

la suerte incierta, el verano.

Rige en el mundo:

El pueblo, las mujeres, las masas, los lugares públicos, los monumentos públicos, el

mar, los ríos, el tiempo y sus variaciones, las sociedades y reuniones, las cosechas.

Cualidades:

Interiorización, movimiento, emoción; gran sensibilidad y sentimentalidad; atracción por la

vida en familia y en grupo; carácter receptivo, sensitivo, simpatías maternas; ahorros,

receptividad, memoria, tenacidad; gran influencia del entorno. Imaginación fértil.

Búsqueda de un ambiente simpático.

Defectos:

Susceptibilidad, carácter afeminado, cambiante, caprichoso, tímido, fantasioso,

impaciente, sensibilidad exagerada; imaginación enfermiza; remordimientos estériles.

Carácter lunático.

Gobierna:

El pecho y el estómago.

Corresponde a:

La Cuarta Casa.

Quinto signo: LEO

Atributos:

Positivo, Fijo, de Fuego, gobernado por el SOL. Masculino, real, estéril, diurno, animal.

Simboliza:

El fuego, los incendios, la sequía, la aridez, el entusiasmo y la dominación, las personas

importantes, el Mediodía, los países cálidos, las fieras.

Rige en el mundo:

Los niños, los amores, la educación, las especulaciones, el mundo artístico y teatral, las

diversiones, los espectáculos, la elevación, la gloria y la fama artística.

Cualidades:

Exteriorización, voluntad, vitalidad; ambición, autoridad, organización; dignidad y

nobleza; franqueza, sinceridad, fidelidad, confianza; magnanimidad.

Defectos:

Pasión, vanidad, irritabilidad, orgullo, tiranía, búsqueda exagerada de la gloria, de brillar,

tendencia a dramatizar, a hacer comedia o a hacerse la "vedette" para dar la nota.

Gobierna:

El corazón, la espalda, la médula espinal.

Corresponde a:

La Quinta Casa.

Sexto signo: VIRGO

Atributos:

Negativo, mutable, de Tierra, gobernado por MERCURIO.

Simboliza:

La tierra, las personas buenas, puras y resignadas; el deber, la virginidad, las tristezas

del corazón, decepciones sentimentales, penas de amor, amistad o matrimonio; las

contrariedades por culpa de los demás, las ocupaciones subalternas y los honores

difíciles; beneficios por o para los hermanos; las enfermedades intestinales.

Rige en el mundo:

El mundo subalterno y la clase obrera, los servidores o servicios subalternos de la

nación, el mundo del trabajo industrial y, sobre todo, de la química, los tal eres,

fábricas, laboratorios; los pequeños animales domésticos, el trabajó obligado, el

proletariado.

Cualidades:

Interiorización, adaptabilidad, materialismo. Cálculo, comercio, crítica y análisis. Lógica y

discernimiento. Perspicacia, espíritu práctico. Química, mecánica, medicina, farmacia,

higiene, dietética, trabajos subalternos. Eficiencia práctica, método, atención e ingenio.

La conciencia en el servicio.

Defectos:

Crítica, egoísmo, timidez, miedo a la enfermedad, espíritu quisquilloso, exageración por

los detalles. Falta de audacia y de envergadura.

Gobierna:

Las entrañas, los intestinos.

Corresponde a:

La Sexta Casa.

Séptimo signo: LIBRA

Atributos:

Positivo, Cardinal, de Aire, gobernado por VENUS.

Masculino, móvil, diurno, humano, de estudio, locuaz.

Simboliza:

El aire, las superficies planas, el equilibrio, el principio complementario, las

asociaciones, el matrimonio y los acuerdos, los esposos, la edad madura, la tarde, el

otoño. Pocos enemigos, pero dificultades en los proyectos, Problemas por las mujeres.

Rige en el mundo:

Asociaciones y acuerdos, bodas, relaciones extranjeras, tratados con las potencias

extranjeras, política exterior, divorcios y procesos, rupturas de tratados o de contratos,

enemistades abiertas o declaradas, conflictos, hechos y actos de la sociedad,

mundanalidades, escándalos. El mundo de la cultura artística, las sociedades artísticas

e intelectuales; la justicia.

Cualidades:

Exteriorización, movimiento, intelecto; equilibrio, equidad, juicio, arte, comparación;

simpatías artísticas y refinadas. Aprobación y fuertes tendencias sociales; percepción,

sentimiento de justicia. Delicadeza. Temperamento afectuoso. Necesidad instintiva de

unión o de asociación.

Defectos:

Indolencia, falta de perseverancia, ligereza, búsqueda de la vida alegre y fácil. Se deja

influenciar fácilmente por el halago y lo hace depender todo del amor. Indecisión e

incapacidad de compromiso.

Gobierna:

Los riñones.

Corresponde a:

La Séptima Casa.

Octavo signo: ESCORPIO

Atributos:

Negativo, fijo, de Agua, gobernado por MARTE. Femenino, violento, fecundo, nocturno,

mudo, tortuoso.

Simboliza:

Las fuerzas ocultas, el demonio, el misterio, la magia negra, las cosas extrañas; los

poderes ocultos del hombre; la destrucción, el suicidio, la muerte, pero también la

regeneración; los seres maléficos, los enemigos disimulados, la venganza, los viajes

peligrosos, sobre todo por agua; los peligros de sumersión, los dramas pasionales, la

envidia y los amores contrariados.

Rige en el mundo:

La mortandad y las herencias, las donaciones y los legados; el dinero por matrimonio;

las reformas radicales por la violencia, la energía pasional que se alimenta y estalla de

repente, los ataques bruscos, el aspecto agresivo del militarismo; la ciencia, la

meditación, los estudios profundos y búsquedas difíciles; el mundo médico y quirúrgico.

Cualidades:

Interiorización, voluntad, emoción. Regeneración, curiosidad, misticismo, habilidad y

poder para juzgar correctamente; orgullo, energía, tenacidad, conciencia y escrúpulos en

los actos.

Defectos:

Pasión, envidia, exceso de discreción, celos, arrogancia, crítica destructiva, extremismo,

tiranía, carácter íntegro y exclusivo. Odio, brutalidad, violencia.

Gobierna:

La vejiga, el ano, los órganos genitales, la nariz.

Corresponde a:

La Octava Casa.

Noveno signo: SAGITARIO

Atributos:

Positivo, mutable, de Fuego, gobernado por JÚPITER.

Masculino, doble, diurno, humano (primera mitad) y animal (segunda mitad).

Simboliza:

Los países extranjeros, los viajes largos, las aventuras, las cosas curiosas y atrayentes,

los niños, los juegos y las empresas arriesgadas, el comercio al por mayor, la vida al aire

libre, los ejercicios físicos, la danza y los deportes,

las carreras de caballos, la velocidad, las apuestas, el acceso a la fortuna; la

filosofía, la religión y los altos cargos eclesiásticos, las cuestiones legales, la profecía.

Rige en el mundo:

Las colonias y países lejanos, las expediciones largas, el comercio con el extranjero y

la navegación intercontinental; los descubrimientos importantes; los sabios, la iglesia y la

ley.

Cualidades:

Exteriorización, adaptabilidad, vitalidad, entusiasmo; optimismo, ciencia elevada, ley,

religión, filosofía, sabiduría, intuición, profecía; independencia, vida al aire libre,

deportes, amor por los viajes. Audacia, despreocupación ante el peligro.

Defectos:

Inquietud, difusión, tendencia rebelde, imprudencia, riesgo; jugador, aventurero, moral

elástica, disposiciones errantes o atracción excesiva por el extranjero, por lo exótico.

Amor exagerado por el riesgo.

Gobierna:

Las caderas, los muslos, las nalgas.

Corresponde a:

La Novena Casa.

Décimo signo: CAPRICORNIO

Atributos:

Negativo, Cardinal, de Tierra, gobernado por SATURNO.

Femenino, nocturno, violento y tortuoso.

Simboliza:

La tierra y los lugares elevados, las montañas y cimas, los lugares aislados e inaccesibles,

las luchas, obstáculos e impedimentos, la mala suerte y los reveses de fortuna, las

carreras bril antes, la decadencia, la noche, los viejos, las cosas deformes y sórdidas.

Rige en el mundo:

El mundo de la política, el gobierno, los cargos elevados y de responsabilidad, los

ministros de Estado, los funcionarios importantes, las personas experimentadas, los

diplomáticos; las montañas, las minas, los terrenos, las riquezas estables; el deber

cívico, las ambiciones de la carrera.

Cualidades:

Interiorización, movimiento, materialismo; ambición, responsabilidad, método,

administración, deber, integridad, absorción, economía, perseverancia, industria, tacto y

diplomacia, sangre fría, prudencia.

Defectos:

Descorazonamiento, pesimismo, rencor, frialdad, aislamiento, carácter frío y reservado,

carencia de exteriorización, egoísta, dándole excesivo valor al éxito social, demasiado

rígido en los principios.

Gobierna:

Las rodil as.

Corresponde a:

La Décima Casa.

Undécimo signo: ACUARIO

Atributos:

Positivo, fijo, de Aire, gobernado por URANO. Masculino, diurno, violento, de bel eza.

Simboliza:

El aire, lo mental, la fraternidad, los sentimientos humanitarios, la cooperación; la

electricidad, la vibración, el ritmo, las cosas nuevas e imprevistas; los movimientos y

grandes problemas sociales, la psicología, los inventos, el progreso, la aviación; lo

inconvencional, las ideas avanzadas, la libertad y la amistad.

Rige en el mundo:

Los sindicatos, las agrupaciones cívicas, las cooperativas, las sociedades de

cooperación y mutua ayuda, la cámara de los representantes; los movimientos con

tendencia a la unidad y a la fraternidad o al desarrollo de ideas nuevas; la república, la

democracia, la solidaridad, la unión de los pueblos, las ciencias nuevas, las tendencias

sociales hacia la liberación, la cultura humana.

Cualidades:

Exteriorización, voluntad, intelecto; fraternidad, libertad, progreso, afectos sociales,

amistad, fidelidad, sinceridad, tendencias razonables, inventivas y psicológicas;

altruismo, independencia. Poder latente de simpatía.

Defectos:

Desprecio de lo establecido, independencia y tendencias rebeldes, excentricidades, forma

inesperada y brusca de actuar.

Gobierna:

Los tobil os.

Corresponde a:

La Onceava Casa.

Duodécimo signo: PISCIS

Atributos:

Negativo, mutable, de Agua, gobernado por NEPTUNO.

Femenino, doble, fecundo, nocturno, mudo, acuático.

Simboliza:

El agua y el mar, el océano, las cosas móviles, variables, cambiantes; las personas mudas,

silenciosas, discretas, apacibles, astutas y disimuladas; la hospitalidad, la bebida, la

buena mesa, los animales grandes; el disimulo, el crimen, los engaños y el vicio, el

peligro de pérdida de reputación y libertad; el hospital y las enfermedades largas; la

generosidad y la filantropía.

Rige en el mundo:

La industria hotelera, el comercio de bebidas, la hospitalidad, las casas de reposo, los

asilos, las instituciones piadosas, los sanatorios, dispensarios, clínicas, hospitales, la

protección de los débiles y de los animales. Pero también: las traiciones, los crímenes,

los suicidios, los escándalos, las cárceles, la criminalidad; los empleos retirados y

oscuros, las ciencias ocultas o misteriosas, las maniobras sediciosas, el espionaje.

Cualidades:

Interiorización, adaptación, sensación; inspiración, misticismo, sacrificio, tendencias

mediúmnicas, hospitalarias y novelescas; sensitividad y receptividad, imaginación.

Generosidad, compasión, sentimentalismo.

Defectos:

Indecisión, impresionabilidad, engaño, disimulo; sensacionalismo, atracción por la

bebida y los estimulantes, gustos mórbidos. Tendencia natural hacia la inquietud, el

exceso de imaginación o la sensiblería. Falta de estoicismo.

Gobierna:

Los pies.

Corresponde a:

La Doceava Casa.

CAPITULO III

LOS PLANETAS

Nuestro sistema solar se compone de un astro central, fuente de toda vida, llamado

Sol, que es fijo y gira sobre sí mismo, de nueve planetas que gravitan alrededor de

esta estrella central, y de la Luna, satélite de la Tierra. Este es el concepto

astronómico o heliocéntrico del sistema solar; pero en Astrología se considera este

sistema desde el punto de vista geocéntrico y se observan los efectos de los astros

como si gravitaran alrededor de la Tierra.

En la práctica, el Sol y la Luna también son considerados planetas. El orden de los

planetas, según su distancia respectiva del Sol, es el siguiente:

SOL - MERCURIO - VENUS - (LA TIERRA)

LA LUNA - MARTE - JUPITER - SATURNO

URANO - NEPTUNO - PLUTON

REPARTO DE LOS PLANETAS

Como los signos del Zodíaco, los Planetas tienen atributos. He aquí los

principales:

PLANETAS MENORES: (interiores a la órbita terrestre): Mercurio, Venus y Luna. .

PLANETAS MAYORES: (exteriores a la órbita terrestre): Marte, Júpiter, Saturno, Urano,

Neptuno, Plutón.

PLANETAS POSITIVOS, MASCULINOS, ELECTRICOS: Sol, Marte y Júpiter.

PLANETAS FEMENINOS, NEGATIVOS, MAGNETICOS: Neptuno, Saturno, Venus y Luna.

PLANETA ELECTRO-MAGNETICO HERMAFRODITA: Urano.

PLANETA CONVERTIBLE: Mercurio.

PLANETAS BENEFICOS: Júpiter, Venus.

PLANETAS MALEFICOS: Saturno, Marte (Urano, Neptuno, Plutón).

PLANETAS NEUTROS: Sol, Luna, Mercurio.

PLANETAS DE FUEGO: Sol, Marte. Plutón

PLANETAS DE TIERRA: Saturno, Venus.

PLANETAS DE AIRE: Mercurio, Urano, Júpiter.

PLANETAS DE AGUA: Luna, Neptuno.

PRINCIPIO, ATRIBUTOS E INFLUENCIA DE LOS

PLANETAS DEL SISTEMA SOLAR

CONSIDERADOS POR SEPARADO

EL SOL

Principio:

Vida, espíritu, la síntesis, lo que es eterno, la voluntad, la evolución, la individualidad.

Simboliza:

La autoridad, la realeza, el sexo masculino, la organización, el éxito, la gloria, los

cargos importantes, las regiones cálidas, las personas y las cosas de aspecto radiante,,

brillante, coloreado, majestuoso, suntuoso, multicolor; el éxito en la profesión, los

personajes importantes, el marido, el padre, el oro.

Atributos:

Masculino, positivo, caliente y seco. Disposiciones: Empleos importantes, organización,

dirección. Cualidades: Poder sintético del entendimiento, influencia personal radiante,

nobleza de sentimientos, dignidad, confianza, expansión, autoridad, magnanimidad.

Defectos (si está afligido):

Despotismo, crueldad, cobardía, arrogancia, egoísmo, espíritu altivo y muy suficiente.

Gobierna:

La vitalidad, el corazón, las arterias, la vista (el ojo derecho), la frente.

Temperamento:

bilioso, caliente.

Corresponde a:

La Casa V y al signo de Leo

LA LUNA

Principio:

La receptividad, el cambio, lo que es transitorio, material y negativo; la personalidad, el

alma, el aspecto psíquico inferior.

Atributos:

Femenino, negativo, frío y húmedo.

Simboliza:

La popularidad, el pueblo; la fertilidad, las mujeres, la madre, la esposa, los cambios, los

desplazamientos, las personas y las cosas jóvenes, cándidas, tímidas, pasivas, temerosas,

silenciosas; los lagos, los ríos, estanques y lugares públicos, las reuniones de niños y de

mujeres, la masa, la familia y el hogar; los líquidos, la plata.

Disposiciones:

Vida pública; subordinación, servicio, psiquismo, estudio de las lenguas, comercio