Dana por Cynthia Marquez - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

Dana

 
image002.png

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

                                Cynthia Y. Marquez Manrique

Ciudad Juárez Ch.

 

 

 

Era ya tarde, se veía como se metía el sol, la luna salía tan hermosa como siempre estando enferma en mi cama no podía salir por que tenia que reposar odiaba estar enferma siempre me enfermaba por cualquier cosa siempre me llevaban al medico a veces sufría de convulsiones, medaba mucha fiebre mis pobres padres siempre estaban al pendiente de mi desde que era una niña, todos los viernes me llevaban al doctor no sabia por que teníamos que ir los viernes al doctor si a veces me sentía bien pero a hora que he crecido mas me he sentido mal, las enfermedades me afectaban mas.

No salía a ningún lado, faltaba mucho a la escuela no veía a mis amigos los extrañaba mucho también a mis profesores, extrañaba estar en la escuela pero ahora que enfermado y tenia que reposar casi una semana sin salir por que me debilitaba, solo veía por mi ventana el amanecer y el atardecer.

Miraba la luna brillando parecía como si me estuviera viendo me alumbraba con sus rayos blancos  tan hermosa y sus estrellas alrededor de ella acompañándola todo los días del anochecer no la dejaban sola, cuando no esta la luna, las estrellas se miraban apagadas no alumbraban casi, extrañaban a la luna era como una madre protegiendo la ciudad cuando es de noche, me encanta la luna y las estrellas que hasta mi cuarto estaba llena de estrellas y una luna en la esquina de la pared mirando hacia enfrente de mi cama siempre dormía tan augusto mirándola.

Mi madre tan hermosa y gentil que me cuidaba siempre me llevaba la comida hasta mi cama por que  no podía salir de mi cama, así que mi madre me llevaba todo a la cama, me llevaba unos hot-cakes con un choco mil y mis vitaminas y una nota que siempre mi padre me dejaba antes de ir se a trabajar de noche, la nota decía “Mi niña hermosa espero que duermas tranquila, no se te olvide tomar tus medicamentos que son por tu bien, no pude despedir me de ti pero sabes que siempre te quiero y quiero lo mejor para ti y para tu madre así que tengo que trabajar para ustedes descansa y que tengas unos dulces sueños y que siempre te cuidare en todo momento. Te ama tu padre”.

Siempre aguardaba todas las notas que me dejaba mi padre cuando se iba a trabajar de noche o a veces se iba de viaje me mandaba regalos y fotos de donde el estaba, todo lo tenia en mi cajita, la llamaba la cajita de recuerdos ahí aguardaba todas las cartas de mis abuelos, mi padre, mis amigos que siempre que me enfermaba me mandaban cartas deseándome lo mejor y fotos de todo los momentos que he vivido no se por que me da por aguardar todas esas cosas pero siento que serán útil para un futuro recordar todo lo que viví.

Mi madre se esperaba hasta que me acabara toda la comida y me tomara las pastillas que sabían bien feo, me termine los hot-cakes, el choco mil y claro me tome las pastillas que saben horrible, mi madre toma el plato y el vaso y se lo lleva me da un beso en la frente y me dice “Dulces sueños corazón” y se va, cierra la puerta y yo no tenia sueño me hartaba estar en la cama todos los días; día y noche, quería salir ver a mis amigos jugar hacer algo pero ya era noche no podía levantarme y salir así que me puse a leer un libro me encantaba las historias, las aventuras todo lo imaginario, también de terror me encantaba leer así que me puse a leer el libro “Annabel” estaba tan entretenida que ya era demasiado noche era las dos de la mañana estaba que me moría de sueño mis parparos solo bajaban despacio pero los abría no quería dormir pero menos esperado me quede dormida con el libro en la mano ya no supe en que terminaba el libro.

Despierto era medio día mi padre abre la puerta de mi cuarto para ver como seguía me da un beso en la frente y se va a dormir que estaba muy cansado, me sentía mejor me levante y abrí las cortinas de mi cuarto para ver el sol que entrara luz en mi habitación, me lavó la cara, me cepillo los dientes y me peinaba salgo del cuarto y mi madre me miro

-Hija estas despierta, y levantada no te puedes levantar

-Mama ya estoy bien me siento mejor ya me aburrí de estar en la cama por favor déjame estar aquí abajo por lo menos, ¡Si!

-Esta bien Dana pero no quiero que salgas entendido

-Si madre esta bien.

Mi madre se va a la cocina hacer el almuerzo y me grita

-Dana tienes hambre

-¡No! Madre no tengo hambre. Mi madre se sale de la cocina y me regaña

-Como que no tienes hambre Dana, tienes que comer nada de que no te preparare unos huevos con tocino te parece bien

-Pues si.

Ya que no tenia hambre pero tenia que comer a fuerzas mm… que mal. Mi madre estaba en la cocina preparándome unos huevos con tocino mientras estaba en la sala viendo televisión estaba aburrida, en este momento estuviera en la escuela con mis amigos en las clases que mal y yo aquí en mi casa aburrida y sin poder salir, me sentía como en una cárcel aun que no conozca como sea una cárcel pero así me sentía yo.

Estábamos almorzando mi madre y yo mi padre estaba dormido no quiso mi mama despertarlo por que a penas había llegado del trabajo así que no quisimos molestarlo y mejor dejarlo dormir mientras mi madre y yo comíamos  y platicábamos, me hacia reír y le preguntaba a mi madre que cuando iba de dejar de estar enferma ya que me aburría estar en casa me decía que mañana me llevarían al doctor y lo que diga el doctor me dejaría ir a la escuela, esperaba que el doctor me dejara ir ya a la escuela por que me aburría estando en mi casa pero tenia que esperar mañana se me iba hacer eterno pero ni modo no me quedaba de otra.

 

Estaba en mi cuarto ya era tarde eran como las tres de la tarde y estaba dibujando por que me aburría si no hacia algo entonces mi madre me toca la puerta

-Tienes visita Dana

-Enserio, ¿Quién?

Y entran mis amigas, Laura y Diana y traían un regalo

-¡Dana como estas!, me saludan mis amigas

-Bien, que bueno que me visitaron las extrañaba

-También nosotras Dana todos preguntan por ti, pero les decimos que estas enferma y que ya ibas a regresar la otra semana

-Si espero que si, bueno todo lo que diga el doctor

-Esperamos que si todos te extrañan y te trajimos unos obsequios y unas cartas que te mandan todos los del salón.

Empecé a leer las cartas. Todos me escribieron cartas diciéndome que me mejora, que me extrañaban y que volviera pronto y que me recuperara para poder ir a la escuela lo mas pronto posible, eran tan buenos conmigo siempre he sido una chica buena siempre me juntaba con todos y me apreciaban eso era bueno que todos sintieran un cariño por mi nunca me he sentido sola siempre están conmigo en todo.

Mis amigas se quedaron un rato me pasaron las tareas y pendientes que había para cuando baya no tenga nada atrasado, me platicaban de lo que pasaba en la escuela, que un niño se había fracturado un pie por que estaba jugando y se callo y se fracturo el pie pobre niño, y que habían abierto el nuevo salón que estaban asiendo que era de música iban a dar clases de música que bien yo quería entrar así que fuimos con mi madre y le dijimos y me dijo que si me iba a inscribir para que me enseñaran tocar instrumentos de música que padre, mis amigas me dijeron que era un  profesor que tenia una banda de música y tenia su carrera como músico que padre estaba mas ansiosa por entrar ya a la escuela quería conocerlo y aprender música ya que es una de las cosas que mas me gustaba. Mis amigas se estuvieron un buen rato casi era de noche se tuvieron que ir por que sus madres ya habían llegado por ellas así que me despedí de ellas en la puerta de mi casa sin poder salir diciendo les adiós que nos veríamos la otra semana y me gritaban que me mejorara.

Estaba ya tan emocionada por entra a la escuela ya quería conocer la nueva clase de música y ver mis amigos. Mi madre hablo con mi padre sobre inscribirme a las clases de música y dijeron que si, que me irían a inscribir el lunes ya que fuera a la escuela, estaba tan emocionada que no podía esperar mas quería que fuera ya lunes pero apenas seria viernes y teníamos que ir con el doctor para que me digiera si podía ir a la escuela, Mm… que mal esperemos que si, que me diga que estoy bien y que puedo ir a la escuela.

Era por fin viernes me levante me bañe para ir al doctor estaba ansiosa de que me digiera que estaba mejor, me cambie y mi madre me ayudaba para ir al doctor.

Mis padres estaban ya abajo esperándome para ir nos al doctor, baje inmediato y nos dirigimos asía el auto mi padre me abre la puerta del carro y me subo y la cierra, después le abre la puerta a mi madre mientras ella cerraba la casa, después se sube al auto y mi padre arranca y nos vamos directamente al doctor, veía como caminaba la gente, otros llevaban a pasear a su perro, unos tomaban el autobús, había restaurantes lujosos, otros eran puestos de comida pero elegantes a su forma, edificios tan grandes como pequeños parques bien cuidados con sus arboles grandes, flores tan hermosas de colores, amarillas, rojas, blancas y moradas eran tan bonitas se veían adornadas en el parque con jugando una tranquilidad.

Estábamos cercas de llegar al hospital donde estaba mi doctor, alrededor había una estación de bomberos  cercas del hospital, el hospital estaba enorme era de tres pisos era alto, abarcaba  como tres cuadras era muy grande y tenia un color blanco entre cremita muy pacifista, llegamos mi padre se estaciono y nos bajamos, caminábamos asía la puerta principal del hospital  entramos era tan amplio por dentro había muchas enfermaras y enfermeros, doctores y muchos enfermos atendiéndolos se veía mucha gente en movimiento estaban unas vestidas de enfermeras pero estaban como secretarias hablando por teléfono atendiendo las emergencias otras hablando con pacientes y tomando notas, mi padre se acerca y preguntaba si estaba el Doctor Guzmán Alejandro, la señora le dice que si fuimos asía su oficina del doctor  esperando a que saliera un paciente, nos sentamos mi madre y yo mi padre estaba hablando por teléfono no se que decía estaba en una distancia lejos de nosotras, mientras esperábamos a que saliera.

Después de unas horas sale un Joven y de tras de el, el doctor me dice pasa ¡Dana! Y me levanto y entro a la oficina mi madre y mi padre entran también.

-Como te sientes Dana

-Bien, me siento mucho mejor ya no quiero estar en casa

-A ver habré la boca Dana para revisar tu garganta.

Me checa la garganta veía que estaba todo en orden, después me pone un aparato en el pecho para oír mis pulmones y corazón, con dificultad al inhalar y exhalar varias veces tenia que hacer eso inhalar y exhalar, después me toma el pulso y hace muecas creo que había algo malo pero esperaba que no, después me dice que si esperaba tantito afuera por que tenia que hablar con mis padres sobre los análisis que me habían hecho, entonces salí afuera del pasillo donde estaba esperando al principio para entrar a la oficina del doctor. Tardaron minutos mis padres ahí adentro no sabia lo que decían no se escuchaba nada me estaba desesperando hasta después de unos minutos sale el doctor y me dice que entre, mis padres estaban tan callados y tristes no se por que si ya me sentía mejor el doctor me da unos medicamentos ¡no! Más medicamentos no, tenia que tomarme todos estos medicamentos, me había recetado más.

-Dana quiero que tomes estos medicamentos, son por tu bien si es que quieres seguir hiendo a la escuela

-Si claro que si esta bien los tomare todo los días

-Ok Dana tendremos una cita entre dos meses Dana espero que entre esos dos meses te sientas mejor y te are unos chequeos otra vez te parece bien.

-Si esta bien, podre ir ya a la escuela

-Si claro que si Dana pero si te vuelves a sentir mal tendrás que faltar entendido

-Si esta bien, Adiós Doctor.

Me despedí del doctor y nos fuimos a casa mis padres iban callados notaba una tristeza en ellos y les dije que ¿que tenían? si estaba bien, no había el por que estuvieran así, ellos me hicieron una sonrisa y me dijeron que no tenían nada.

Estaba en la escuela tomando mis clases de música estaba feliz por que ya podía ir a la escuela todos me abrazaron y me recibieron con alegría, todos asían actividades y yo estaba asiendo un examen por que estuvieron en examen que mal pero lo termine la maestra lo revisaba mientras estaba platicando con mis amigas, pasaron horas estando en la escuela me sentía un poquito mareada pero no quise decir nada por que faltaría de nuevo y apenas había entrado  así que no hice caso a los síntomas.

Se terminaron las clases mi padre estaba afuera esperándome y me llevo a casa me tome mis medicamentos para ver si me sentía mejor, después me fui a dormir para ver si mejoraba así que me fui a mi habitación y caí rendida a la cama.

Estuve dormida todo el día me despierto y era la hora para poder ir a la escuela me sentía tan débil pero no dije nada, Me llevaron a la escuela mis padres, mi madre me había hecho un lonche para que me lo comiera en la escuela me despedí de mis padres y entre a la escuela mis amigas estaban esperándome y entramos al salón platicando de que las llevarían de viaja a conocer el mar estaban tan feliz yo también quería conocer el mar, pero no podía ya que mi padre tenia mucho trabajo que hacer así que no le daban vacaciones y mi madre no trabajaba solo se dedicaba a la casa y al cuidarnos así que después me llevarían, bueno se los pediré cuando cumpla años que me lleven a conocer el mar.

Después de haber ido con el doctor, última mente me sentía muy débil, se me agotaba las energías, cuando llegaba de la escuela me iba a dormir y todo el día me la pasaba dormida mis padres lo notaban pero no me decían nada creían que era normal  mi agotamiento.

Paso un mes después de que vi al doctor y me tomaba los medicamentos que me receto el doctor pero poco a poco note que se me caía el pelo me asustaba así que le dije a mi madre ella triste me decía que era por el medicamento que estaba tomando, me sentía mal por que se me caía el pelo, me iba a quedar pelona no se notaba mucho el que se me callera el pelo iba a la escuela así toda agotada demasiado pálida, mis amigas notaban que estaba demasiado enferma pero yo no quería faltar a la escuela así que no me importaba si me miraba mal.

Los profesores notaban que no tenia un rendimiento bueno, le hablaron a mis padres tu vieron que ir hablar con ellos y con el director, mis padres fueron, estuvieron en la oficina del director hablando con los profesores y con el director, no se que decían no me dejaban escuchar  yo era muy curiosa quería saber que pasaba pero nadie me decía nada.

Salieron de la oficina mis padres me miraron y me dijeron que nos iríamos a casa no quería ir me todavía me faltaban clases pero no me dejaron quedar pensé que me habían expulsado o algo había pasado pero no, solo tenia que ir a descansar pero si podía ir a la escuela. Les pregunte a mis padres que pasaba por que los habían citado.

-Hice algo malo

Madre -No mi amor solo querían saber por que faltabas tanto,

Padre -Si además estaban preocupados por ti.

-Ha entonces si podre ir a la escuela

-Claro que si. Contestaron los dos

Estaban algo tristes, pero no me decían el por que estaban así. Me sentía agotada me fui a dormir. Para poder ir a la escuela, me dejaron que me fuera a dormir ya que estaba agotada.

Desperté demasiada cansada no quería levantarme me sentía con mucho sueño, mi madre entro al cuarto y me decía que si me sentía bien y le dije que no me sentía muy mal tenia mucho sueño y me quede dormida mi madre se preocupaba mucho, me dejo dormir un poco mas.

Era tarde mi madre fue a ver como estaba pero estaba a un dormida me movía pero no despertaba se preocupo mucho que le hablo a mi padre y me llevaron al hospital.

Cuando despierto estaba en una camilla una enfermera checaba si todo estaba en orden y la mire y asustada le pregunte donde estaban mis padres ella me dijo que estaban a fuera y fue les hablo, entraron mis padres y el doctor.

-Hola Dana que bueno que despiertas, Como te sientes. Me pregunta el Doctor

-Bien

-Hola mi amor como te sientes. Me decía mi madre con una tristeza y lagrimas escurriendo en sus mejillas.

-Por que estoy aquí

-Dana estabas profundamente dormida tus padres se preocuparon así que te trajeron aquí.

-Dana te tenemos que decir algo. Mis padre me decía con un dolor y nudo en la garganta, el doctor salió mientras mis padres se quedaron por que iban a hablar conmigo de algo no se de que se trataba pero los escuche.

Mi Madre -Dana estas en seguro por que estas demasiado enferma

Mi Padre –Lo que te vamos a decir es algo grave pero esperamos que se cure, no es fácil para nosotros decírtelo pero tienes que saber por que ya no iras mas a la escuela

-¿Que?, ¿Por qué? yo quiero ir a la escuela

Mi Madre – Mi amor es que estarás en el hospital, no podrás ir a la escuela pero tus amigos te podrán visitar aquí

-No yo quiero ir a la escuela que hay de mis clases de música

Mi padre – Me temo Dana que no tomaras mas clases de música

-¿Por que? que es lo que me pasa

-No sabemos como decírtelo Dana…

Los dos me dicen a la ves, se quedan con un corto silencio mi padre no puede así que se sale y mi madre se queda ella me dice lo que pasa.

-Te acuerdas que te hicieron unos análisis

-Si

-Bueno en los análisis descubrieron que tienes… Una enfermedad que no se puede curar solo se trata si es a tiempo pero no hay manera de que se pueda quitar

-Que es lo que tengo mama

-Tienes un tumor en… lloraba mi madre no me podía decir entra el doctor y le dice que el me decía mi madre solo me tenia abrazada.

-Dana es un tumor que no tiene cura esta en tu cabeza desafortunadamente fue detectado un poco tarde ya lo tienes avanzado, estarás en quimioterapias. Por eso se te esta cayendo el cabello hasta que ya no tengas mas y también las cejas es triste pero eso es lo que ocasiona este tumor intentaremos todo lo posible por curarte pero eso esta en ti también si haces todo lo que se te pide estas de acuerdo Dana

-Si esta bien.

Lloraba por lo que me dijo el doctor mi abuela murió de un tumor también fue triste sabia lo que era y lo que me estaba pasando mi madre me tenia abrazada y llorando, no se por que me pasa esto a mi pero se que esto pasaría de alguna manera pero pasaría, solo tengo 10 años soy hija única siempre están atentos de mi y mis padres son buenas personas de alguna manera esto pasaría no se por que pero lo presentía. Me siento mal por lo que me sucede pero echaré las ganas para mejorarme y ver a mis padres felices.

Nunca lo detectaron por que estaba muy escondido el tumor hasta apenas se dejo ver pero era ya grande.

 

 

 

Estuve en las quimioterapias se me callo todo mi cabello era triste ver que estaba pelona pero no me sentía mal seguía echándole ganas no quería que mis padres me vieran triste así que no me importo, mi madre fue a la escuela hablo con el director y los profesores de lo que me estaba sucediendo y de que ya no iría mas a la escuela, mi padre hablaba con la familia todos irían a visitarme, casi se acercaba la navidad por lo menos en esas fechas estaría en mi casa ya que me aburría estando en el hospital y creo que también en mi cumpleaños les dije a mis padres que quería conocer el mar y claro que me llevarían.

Era un viernes, extrañaba mi habitación ver mis estrellas, la luna y ver en mi ventana cuando se metía el sol y ver la luna salir junto con su compañía las estrellas tan hermosas que eran, extrañaba mucho ya que en la habitación donde estaba no se veía casi por que me estorbaba un edificio que estaba. Como era de día todos dormían aun mi madre estaba durmiendo en un sillón a lado de mi con una cobija se veía tan tierna, después se despierta me mira.

-Hola, Como te sientes mi amor

-Hola, bien

-Que horas son, es temprano iré a ver si tu padre llego si, estarás bien

-Si Madre estaré bien

Se sale mi madre mientras yo esperaba en la cama sin poder me mover ya que tenía muchas cosas alrededor de mi cuerpo cables y aparatos me sentía rara pero me acostumbre.

Mi padre entra junto con mi madre traían unos regalos y cartas eran de mis amigos, profesores y de mi familia.

-Mira te mandan estos tus amigos de la escuela, profesores y tus tíos lee los para ver que te dicen

Empecé a leerlos, decían esperamos que te mejores, échale ganas, que muy pronto estarán para verme mis tíos, así cosas así deseándome lo mejor y que me mejore y que no me dejara vencer. Me regalaron osos, rosas y chocolates tanto que me gustan los chocolates, creía que no se acordaban de mi me estaba poniendo triste estando aquí y que nadie me visitara o que me mandaran cartas pero no, si se acordaban de mi era bueno. Le había dicho a mi madre que me trajera mi cajita de recuerdos que ahí quería echar todas las cartas que me daban, mi madre se fue a descansar a la casa y en la noche iba a venir pero ella no quería ir se pero mi padre la obligo que se fuera y el se quedo conmigo toda la tarde estuvo conmigo platicábamos, me traía comida y me leía ya que me encantaba que me leyeran hasta que llegaron mis amigos estaban todos esperando afuera para verme llego el doctor y me dijo que tenia una visita muy grande que si estaba lista para ver y con emoción dije que si.

Entraron mis amigos todos traían una rosa en la mano y me dio mucha alegría verlos estaban todos en la habitación no cabían, estuvieron abrazándome y deseándome lo mejor  estaban también mis profesores los habían traído para verme y desearme lo mejor.

                                                           ###

 

Pasaron 6 meses ya era navidad y me habían dejado ir a casa llegaron mi familia a verme y pasar la navidad con toda la familia era hermoso verlos a todos reunidos estaban riendo no intentaban recordar de que estaba enferma ese día era el mas feliz de mi vida por que estaban ahí acompañando a mis padres se iban a quedar, no importaba ellos estarían ahí para mi. Todos abríamos los regalos, partíamos el pastel y comíamos pavo era una noche fría, nevado toda la ciudad se veía blanco hermoso, los arboles cubiertos de la nieve muchos habían echo un mono de nieve mis tíos me dijeron que hiciéramos uno todos salimos mis primos, mis padres y mis tíos salimos hacíamos un mono de nieve enorme era el doble de grande que yo.

 Después todos empezaron a ventarse bolas de nieve y hubo guerra de bolas de nieve yo participe mi madre me dejo, todos estábamos llenos de nieve mis padre solo veían mis tíos estaban participando también cuando sin querer le aviento nieve a mi madre y mi madre se quedo sorprendida y le dio risa y también empezó a ventar nieve y le aventó nieve a mi padre y se reunió con nosotros todos estábamos jugando, nos mirábamos tan felices no había tristeza o recuerdos tristes o de que estaba enferma en ese momento era todo tan tranquilo reíamos corrían y mis tíos tan felices que se miraban junto con mis padres estaban tan alegres  que estaba yo tan feliz por que no los veía tristes ni preocupados ese momento era de alegrías, después prendimos cuetes y se veía el cielo iluminado de tantos colores se veía hermoso la luna nos acompañaba como siempre ella estaba ahí junto con las estrellas se veía tan iluminadas pero cuando aventaban los cuetes se iluminaba de los colores y no se miraban las estrellas.

Todos cansado y agotados por una noche tan alegremente cayeron de sueño todos estábamos en el suelo con muchas cobijas dormidos, todos mis primos, tíos, mis padres y yo estábamos ahí durmiendo.

Fue una navidad inolvidable para mi las fotos que nos tomábamos las aguarde en la cajita de recuerdos, todo aguarde lo de navidad en la cajita de recuerdos.

                                                

 

Había empeorado un poco mas me tenían como en cautiverio no podía salir y solo faltaban unas semanas para que fuera año nuevo para festejar y de saber que a un sigo viva y luchando con esta enfermedad en el año nuevo sabían que estaba mal pero tenían esperanzas de que podía pasar el año nuevo y mi cumpleaños deseaba seguir con mi familia aun que se en esas fechas pasarla con ellos.

Estaban planeando que íbamos a ser en el año nuevo no querían que fuera como siempre en una casa querían salir a otro lugar pero no podía salir de la ciudad por mis condiciones, entonces se les ocurre un lugar mejor que casi nunca lo habíamos hecho pero no me dijeron querían que fuera sorpresa para mi y para mis padres.

Que seria un año inolvidable para nosotros, un recuerdo que perdurara siempre en nuestros corazones.

No sabia que era lo que tramaban pero se que seria inolvidable para mi y que seria muy divertido.

Mis tíos me preguntaban que es lo quería o cual era mi sueño para  este comienzo de  año nuevo, que me gustaría que pasara. La verdad mi deseo y mi sueño es que esta año nuevo estuviera todas las personas que quiero y que me quieren o que me tienen aprecio como mis amigos, mis tíos, profesores y claro mis padres ese seria mi gran deseo en este año nuevo pasar los últimos minutos de mi vida con mis seres queridos.

Para recordar y tener un ultimo recuerdo en mi mente y corazón. Se quedaron callados mis tías lloraron y me abrazaron y me decían que no diga eso que estaré con ellos siempre y que no eran los últimos recuerdos que aun seguían mas por venir.

 

 

Era año nuevo todos estaban ahí estaba mas mala pero aun así me dejaron pasar el año nuevo  con la familia pero ese día no nada mas estaba mi familia si no mis amigos estaban ahí conmigo era algo increíble de que estuviera tanta gente en el año nuevo todos estábamos, era genial estaba emocionada y feliz de que se había cumplido mi deseo.

En año nuevo la pasamos en un lugar diferente como lo habían planeado mis tíos, fuimos a campar todos estábamos ahí el año nuevo fue en un campo hermoso lleno de arboles, zacate, debajo de la luna todos cantaban alrededor de la fogata, comíamos bombones quemados, contaban cuentos de terror, o historias era tan hermoso ese momento por que estaba alrededor de la gente que quería y que me querían no lo podía creer pero estaba muy feliz mis padres también.

Todos me cantaban una canción era tan bonito, después se me ocurrió hacer algo para que este día nunca se olvidara hice que todos escribiera un deseó y en otro papel un recuerdo inolvidable, todos antes de que se hicieran las doce de la noche íbamos a quemar el papel  y pensar en lo que habíamos escrito en ella.

Todos estaban ansiosos, pero no nada mas íbamos hacer eso ya que mis tíos habían traído como globos los cuales íbamos a ventar al aire con nuestros nombres y desear lo que mas queríamos.

Esperamos hasta la noche que se hicieran las doce para  quemar los papeles y aventar nuestros globos.

Se llego la hora todos estábamos alrededor de la fogata y sonó la hora las doce todos comenzamos a tirar el papelito y después los globos todos callados para que pensaran en su deseó. Yo había puesto en mi deseo que mis padres estuvieran bien el día que yo ya no estuviera que no se decayeran y que siempre estén con la familia unidos, y mi mejor recuerdo fue el de este momento que nunca se olvidaran de este ultimo año conmigo.

 

Todos estaban felices, reían, tenían una risa que no se podía quitar por nada, así quería ver a mis padres siempre felices aun que yo ya no este más. Esa noche fue inolvidable para mí como la navidad fueron los mejores, de toda mi vida y siempre los llevare conmigo, todo lo aguarde en mi cajita de recuerdo.

Los momentos que pase en ese gran día del año nuevo con todos los que quiero y aprecio mucho. Espero que aun que ya no este así sea siempre que la pacen unidos y juntos que nada se interponga en la felicidad de mis padres que son los que más me preocupan la felicidad de ellos por que no será igual sin mi.

 

 

 

 

 

 

###

 

 

En enero cumplía años así que faltaban solo una semana para que llegara mi día y me llevaran a conocer el mar solo esperaba ese momento yo ya no podía mas cada día iba empeorando mas y mas.

Estaba en el hospital me tenían con todo los aparatos de nuevo, escribía cartas a mis padres y a mi familia, esas cartas las aguarde en la cajita, se que no tardaba en llegar mi día, por que mi abuelita que falleció me había visitado en mis sueños me dijo:

 “Muy pronto estarás aquí mi niña te estaré esperando con los brazos abiertos, recuerda decirle a tu madre y padre que los quieres y que los cuidaras desde el cielo, y dile a tu madre que la amo mucho que nunca le he abandonado siempre estoy con ella en todo momento y dile que si todavía tiene la medallita que le di que siempre la use”

Entonces se lo conté a mi madre pero solo le dije que me había visitado y de la medalla, ella quedo sorprendida por que yo no sabia que mi mama tenia una medalla que le dio mi abuelita ella lloro y me abrazo muy fuerte, mi padre solo escucho y estaba tan triste su cara se veía tan mal como si estuviera enfermo también los dos me abrazaron y se quedaron conmigo hasta que me durmiera.

 

Era 10 de enero mi cumplamos mi padre había pedido permiso para poder sacarme del hospital y llevarme al mar que era mi sueño mas profundo en conocerlo, fuimos a la casa por todos pero antes fui a mi cuarto deje la cajita de recuerdos en la cama con una nota.

Después  mis padres me llevaron a conocer el mar, estábamos todos en el auto. Yo iba muy enferma pero estaba feliz por que conocería el mar. Llegamos una noche salimos todos para ver el mar estaban felices pero mas yo mis padres estaban conmigo, les dije que fuéramos mas cercas del mar quería sentir el agua, nos sentamos los tres el agua cubría nuestros pies me tenían abrazada mi madre estaba alado mío y el otro lado mi padre los tres en la playa en la noche se veía tan hermosa, la luna estaba enorme las estrellas brillaban el agua solo pasaba por nuestros pies se sentía tan hermoso, era el momento de irme sabia que ya era mi hora pero quería pasar los últimos  minutos con ellos sentirlos por ultima vez tener este momento en mi mente antes de partir, me sentía mal demasiado débil sentía un pesar en mis ojos así que les dije a mis padre las ultimas palabras que tenia que decir:

-Los amo mucho, nunca lo olviden

Quiero que vean la luna todos los días y las estrellas ahí estaré yo en una de las estrellas siempre cuidándolos, nunca olviden este momento ni los otros,

Quiero que me cante una canción para poder dormir y llegando a casa vallan a mi habitación les deje algo ellos lloraban sabían que era hora les di un beso de despedida y me empezaron a cantar.  Hasta que cerré mis ojos para siempre.

Lloraban pero seguían cantando, mis tíos estaban atrás viendo y con lagrimas  en sus mejillas después se acercaron con mis padres y notaron que yo ya no estaba ahí que había fallecido todos se soltaron a llorar  esperaron hasta el amanecer y regresaron a casa para preparar el funeral…

Fueron a mi habitación y vieron la cajita de recuerdos en mi cama con la nota que les había dejado, la nota decía:

“Cuando yo ya haya muerto ustedes abrirán esta caja y verán todos los recuerdos que hemos tenido como familia, también recuerdos de todos mis amigos, pero quiero que lean las cartas que les he escrito quiero que tengan el presente y no el pasado quiero que sean feliz no quiero verlos tristes los amo mucho”

image004.jpgPD: Mis mejores momentos son los que tienen en su mente y la felicidad que vivimos juntos como familia.

Los quiere Dana.

image006.jpg

Fin

 

 

 

 

 

 

Le puede interesar...

  • X x Pandora
    X x Pandora Clásicos: Novelas y Cuentos por Manel Martin´s
    X x Pandora
    X x Pandora

    Descargas:
    15

    Páginas:
    170

    Publicado:
    Sep 2019

    Mientras la profesora Lorena se encuentra impartiendo clases de arqueología sobre unas excavaciones, una llamada al móvil le informa de el reciente fallecim...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Antología de cuentos. Parte 1
    Antología de cuentos. Parte 1 Clásicos: Novelas y Cuentos por Esteban Dionicio Aguilera González
    Antología de cuentos. Parte 1
    Antología de cuentos. Parte 1

    Descargas:
    19

    Páginas:
    213

    Publicado:
    Sep 2019

    Pequeños mis hijos escucharon los tantos cuentos que les inventaba. Hoy, voy al surtidor de la imaginación para darles mis relatos de mayores. Soy feliz miran...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Los políglotas
    Los políglotas Clásicos: Novelas y Cuentos por William G.
    Los políglotas
    Los políglotas

    Descargas:
    162

    Publicado:
    Sep 2019

    Los políglotas, considerada una de las obras maestras subterráneas de la literatura inglesa y, para William Boyd, la novela más influyente del siglo XX en ese...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Gardens
    Gardens Clásicos: Novelas y Cuentos por Virginia W.
    Gardens
    Gardens

    Descargas:
    130

    Publicado:
    Aug 2019

    Tres relatos de Virginia Woolf son los que componen este libro y que muestran lo que a ella le gustaba denominar momentos de existencia. En ellos, personajes ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT