El Acuario por PRODAC International - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

index-1_1.jpg

index-2_1.jpg

index-2_2.jpg

SUMARIO

EMPECEMOS ..................................................................................................... 3

LA PECERA ...................................................................................................... 4

DÓNDE COLOCAR EL ACUARIO ........................................................................... 4

EL TAMAÑO Y LA FORMA DE LA PECERA ............................................................. 5

LOS ACCESORIOS .............................................................................................. 6

LA INSTALACIÓN LUMINOSA .............................................................................. 6

CÓMO CALENTAR EL AGUA ................................................................................ 8

LA DEPURACIÓN ............................................................................................... 9

LA AIREACIÓN ................................................................................................ 13

LOS AUTOMATISMOS ....................................................................................... 14

OTROS ACCESORIOS ........................................................................................ 14

CÓMO DECORAR Y EQUIPAR UN ACUARIO .......................................................... 15

PROYECTO DE DECORACIÓN ............................................................................. 16

EL AGUA ....................................................................................................... 17

LA DUREZA .................................................................................................... 18

EL VALOR PH ................................................................................................. 19

ANHÍDRIDO CARBÓNICO ................................................................................. 19

AMONÍACO, NITRITOS, NITRATOS ...................................................................... 20

OTROS VALORES QUÍMICOS DEL AGUA ............................................................... 21

MEDICIÓN DE LOS VALORES QUÍMICOS .............................................................. 21

EL AGUA IDEAL .............................................................................................. 22

LAS PLANTAS ................................................................................................. 23

PECES Y OTROS ANIMALES ACUÁTICOS ............................................................. 26

CÓMO ESCOGER LOS PECES .............................................................................. 27

PECES DE AGUA DULCE ................................................................................... 28

PECES MARINOS .............................................................................................. 29

QUÉ Y CÓMO COMEN LOS PECES ...................................................................... 30

LA REPRODUCCIÓN DE LOS PECES ..................................................................... 32

LAS ENFERMEDADES DE LOS PECES ................................................................... 33

LA MANUTENCIÓN ......................................................................................... 34

©2004 PRODAC International

Via P. Nicolini, 22 - 35013 Cittadella (PD)

Tel. +39/049/597.16.77 r.a. - Fax +39/049/597.11.13 - www.prodac.it - info@prodac.it

index-3_1.jpg

index-3_2.jpg

El acuario es el único medio que nos permite dis-

frutar en una casa moderna y sin demasiados problemas EMPECEMOS

de un “trocito de naturaleza viva”. En un acuario se pueden criar peces y anfibios marinos o de agua dulce, tanto de nuestros mares como exóticos, cultivar plantas y tener corales y otros invertebrados de aguas tropicales.

Los habitantes de un acuario no hacen ruido, no ensucian en casa, no hay que sacarlos a pasear, no están sujetos a impuestos... requieren sólo un mínimo de cuidados y un equipo técnico que incluso un niño sabría hacer funcionar.

No existe mejor pasatiempo que un acuario, pues

nos ofrece la posibilidad de vivir cotidianamente en con-tacto directo con la naturaleza, en nuestra propia casa.

Además, este pequeño mundo acuático es verdadera-

mente “vírgen” y no hace sufrir a los animales, como sucede en las jaulas o en espacios vitales demasiado angostos. En un acuario que funcione se verán proliferar Abajo: un acuario

con muchas plantas

peces y plantas provenientes de tierras lejanas.

y con la justa

Como toda afición, el acuario también requiere

cantidad de peces

naturalmente algunos conocimientos básicos. Las

no sólo funciona

siguientes páginas nos ofrecen las primeras informacio-perfectamente sino

nes, suficientes para hacer funcionar sin problemas un que, sobre todo,

precioso acuario. Para quien quiera ir más allá y prefiera constituye un estu-pendo rincón de

dedicarse a acuarios especiales, le aconsejamos la lectura naturaleza viva en

de libros y revistas.

casa.

index-4_1.jpg

El acuario se puede colocar en cualquier sitio. Gra-LA PECERA

cias a los equipamientos modernos, la pecera es total-mente autosuficiente y sólo se necesita un toma para la corriente eléctrica. Sin embargo, presten atención a los DÓNDE COLOCAR EL

siguientes consejos:

ACUARIO

1 El acuario no sólo es un recipiente para peces y plantas sino que normalmente constituye también un ornamento, por ello debería colocarse en la sala de estar o en el vestíbulo.

2 Situar la pecera de manera que nos permita una cómoda observación de su contenido. Si se coloca cerca de unos sillones, la base sobre la que se apoya debería medir unos 50/70 cm de altura; si se mira la pecera sobre todo estando de pie (por ejemplo, en un amplio vestíbulo), el soporte puede ser de 70/90 cm de altura.

3 Desde un primer momento, el acuario debería disponer de un lugar fijo. Mover un acuario completo o lleno a mitad es prácticamente imposible, no sólo por su peso sino también por el riesgo de resquebrajar el cristal; cambiar de sitio un acuario significa volverlo a construir.

4 Colocar la pecera de manera que nos permita, sin necesidad de “acrobacias”, todos los trabajos de manutención.

5 El acuario debe estar apoyado sobre un soporte estable y perfectamente “en regla”; ni el suelo ni el soporte deben vacilar. Recordemos que por cada litro que cabe en la pecera hay que calcular un peso final de un 1,2-1,5 kg; en otras palabras, una pecera de 50 litros pesa unos 60/70 kg, según el tipo de decoración.

No apoyar nunca el cristal del fondo de la pecera

A la derecha: dibujo

esquemático de la

colocación justa del

acuario sobre su

soporte.

4

index-5_1.jpg

directamente sobre una superficie dura; es mejor inter-poner una capa de material capaz de amortizar los

pequeños golpes o las imperfecciones de la superficie de soporte (funcionan muy bien la gomaespuma o una lámina de poliestirol).

6 El acuario debería estar expuesto lo menos posible a los rayos directos del sol. Las instalaciones luminosas de los acuarios modernos nos permiten regular perfectamente la luz, adaptándola a las diferentes necesidades de las plantas y los peces que se quieren criar.

EL TAMAÑO Y LA

Una de las equivocaciones más grandes, sobre

FORMA DE LA PECERA

todo de los principiantes, es la de querer empezar con una pecera pequeña para “adquirir experiencia”. No hay nada peor: un acuario más bien grande se cuida mucho más fácilmente que uno pequeño, siendo también más Abajo: croquis de

fácil conseguir el equilibrio químico-físico del agua, y tres tipos de acua-todo en ventaja de los peces, las plantas... ¡y nuestro!

rio. Arriba, las pro-

Por esto, para un acuario de agua dulce es mejor una porciones ideales

pecera de al menos 40 litros, mientras que para un de un acuario; al

acuario marino habría que escoger una de al menos

centro, una pecera

100 litros. Naturalmente, los acuarios más pequeños, para peces “altos”

y abajo, una pecera

sobre todo si un buen productor los presenta ya compara la cría de las

pletamente equipados, también pueden funcionar a la frezas.

perfección, aunque quizás nos creen problemas si no se respetan rigurosamente ciertas reglas de alimentación o de selección de los peces.

Alguien se preguntará si el acuario debe ser por

fuerza rectangular. No se puede responder ni con un sí, ni con un no, pero la experiencia nos demuestra que la pecera ideal para un principiante, y para un uso normal, debería ser un paralelepípedo; todas las demás formas comportan dificultades a nivel técnico y... económico.

Hoy en día, es mejor comprar un acuario de producción industrial, pues una pecera hecha a medida, de la forma que sea, resulta siempre más costosa.

Existen algunas normas, fruto de la experiencia,

por lo que respecta a las proporciones entre cada lado y la altura de la pecera. Excepto motivos particularmente importantes, el acuario no debería ser nunca más alto que ancho, pues sólo así, entre la superficie del agua y 5

index-6_1.jpg

el contenido total de la pecera, se crea el justo equilibrio LOS

que favorece el intercambio gaseoso fundamental para la vida acuática. Comprando un acuario de producción ACCESORIOS

industrial no hay que preocuparse por estas proporciones, mientras que si se prefiere la pecera a medida, nos conviene tener presente este aspecto.

LA INSTALACIÓN

Para transformar la pecera en un acuario que fun-

LUMINOSA

cione perfectamente, necesitamos principalmente tres accesorios:

1 una instalación luminosa (SYSTEMLUX)

2 un calentador autónomo (PRODACTHERM)

3 un sistema de depuración.

La luz es uno de los elementos vitales sin los

cuales el acuario no puede funcionar. No sólo las

plantas y las algas necesitan luz para crecer, sino que la mayor parte de microorganismos, invisibles pero indispensables para el buen funcionamiento del acuario, tampoco pueden prescindir de ella. En fin, la vida de peces, anfibios y otros animales acuáticos también depende de la luz. Por ello, la instalación luminosa de un acuario A la derecha:

debe responder a requisitos específicos, que en parte no esquema de los tres

principales acceso-

rios para un acuario.

La instalación lumi-

nosa (arriba), el

calentador con ter-

mostato (a la

izquierda) y el filtro

(abajo a la derecha,

un modelo externo;

abajo al centro, un

filtro interno) son

prácticamente indis-

pensables para el

perfecto funciona-

miento de un acua-

rio, tanto de agua

dulce como marina.

6

index-7_1.jpg

se corresponden con lo que el ojo humano considera válido o suficiente.

Hay que tener en cuenta tres factores:

Abajo: esquema de

1 la duración de la iluminación

la fotosíntesis y de

2 el color de la luz

la producción de

3 la cantidad o intensidad de luz

oxígeno en el acua-

rio.

La duración de la iluminación en un acuario

normal debe ser de unas 10-12 horas. Es mejor encender y apagar la luz siempre a la misma hora y dejarla

encendida sin interrupción. Cualquier otro sistema se ha demostrado perjudicial para la vida en el acuario.

El color de la luz es muy diferente según el tipo

de lámpara utilizado. Debido a su bajo precio, a su practicidad y buen rendimiento, el tubo fluorescente es el más usado hoy en día por los acuariófilos. Los hay de luz blanca, de luz de día o de luz fitoestimu-lante. Para una iluminación perfecta, se debería optar por una de las tres soluciones siguientes:

1 Iluminación con luz “mixta” obtenida con lámparas fitoestimulantes y lámparas de luz caliente. En acuarios de agua dulce, el porcentaje de luz fitoestimulante debería ser de un 50%; para el marino, el porcentaje debería ser algo más bajo.

2 Iluminación con lámparas especiales de luz solar.

Estas lámparas, más costosas que las normales, reproducen el espectro completo del sol.

3 Iluminación con lámparas de vapores metálicos.

No se trata de tubos fluorescentes sino de lámparas particulares que se instalan lejos de la pecera, con lo que ésta debe ser “abierta”, sin el cristal superior.

Como ya se sabe, cada lámpara consume una

determinada cantidad de energía eléctrica, indicada en

“vatios”. Pero el efecto luminoso no depende sólo de este valor, sino también del tipo de espectro luminoso que produce cada modelo. Por ello, los productores indican en cada lámpara el flujo luminoso en “lumen”.

En acuarios de agua dulce con plantas que no nece-

sitan demasiada luz se calculan unos 30 lumen por litro de agua; los acuarios de agua dulce con plantas muy exi-gentes necesitan 50 o más lumen por litro. Para acuarios 7

index-8_1.jpg

Para estar seguros del

marinos conviene calcular 40 lumen, pero peceras con tipo de lámpara, nos con-corales y otros invertebrados marinos requieren unos viene tener presentes los

50-80 lumen (e incluso más).

siguientes aspectos. Con

Naturalmente, es muy importante aprovechar al

1 vatio:

1 los tubos fluorescen-tes

máximo la luminosidad de las lámparas, lo cual signi-fitoestimulantes producen

fica que hay que orientar toda la luz hacia el interior un flujo luminoso de unos

del acuario con la ayuda de un reflector. Por ello, las 9 lumen

2 las lámparas de vapores

tapas de las peceras están provistas de un material de mercurio (HQL), entre

reverberante.

46 y 52 lumen

Para hacer funcionar las lámparas fluorescentes

3 las lámparas fluores-

hay que disponer también de un mando de encendido.

centes de luz caliente,

entre 55 y 75 lumen

SYSTEMLUX nos permite colocar las lámparas

4 las lámparas de vapores

directamente bajo la tapa de la pecera.

haluros (HQI), entre 68 y

Un último consejo, muy importante, es el de

76 lumen

substituir las lámparas antes de que se apaguen defini-

5 las lámparas fluores-

centes de luz solar

tivamente, pues con el paso del tiempo todas pierden (Lumilux), entre 80 y 96

luminosidad. Sucede a menudo que las plantas, des-

lumen.

pués de un período inicial de buen crecimiento, dejan En otras palabras, una

de desarrollarse; la causa hay que buscarla casi siem-lámpara fluorescente

fitoestimulante de

pre en las lámparas “gastadas”. Por lo tanto, las lám-25 vatios produce 225

paras fluorescentes de un acuario deberían substi-

lumen (2559= 225).

tuirse más o menos cada 8 meses.

CÓMO CALENTAR EL

La mayor parte de acuarios, tanto de agua dulce

AGUA

como marina, están destinados a albergar una fauna y una flora tropicales, siendo indispensable calentar el Abajo: SYSTEMLUX, la

agua de la pecera. Para ello se usan sobre todo resis-instalación luminosa

tencias eléctricas introducidas en probetas de cristal.

Prodac estudiada espe-

La industria nos ofrece también calentadores especia-cialmente para el acuario.

8

index-9_1.jpg

les en forma de cable flexible que se colocan debajo de Para evitar que los ter-la arena del acuario.

mostatos se gasten en

Pero para calentar el acuario no es suficiente un

seguida y duren poco

simple calentador, porque tarde o temprano aumentaría hay que usar un calentador con el justo

demasiado la temperatura; por ello hay que regular la vataje. Si la pecera

temperatura del calentador de manera que se mantenga se encuentra en un

en un valor ideal que, para la mayor parte de peces tropi-ambiente con calefac-

ción, calcularemos más

cales, va de los 24 a los 26 °C. Así pues, hay que recurrir o menos 1 vatio por

a un termostato; los más usados son aún los bimetálicos cada dos litros de agua;

permanentemente conectados con el calentador; se habla si se trata de un

entonces de termocalentadores o calentamiento con ter-ambiente frío, durante

el invierno es mejor usar

mostato (PRODACTHERM). La regulación se consigue

1 vatio por litro.

fácilmente apretando un botón situado en el extremo superior de la probeta, con una luz de aviso que nos indica cuando está encendido el aparato. También se pueden comprar termostatos electrónicos, más precisos y duraderos, que en caso de peceras grandes resultan mucho más baratos.

En la práctica, un acuario no puede funcionar sin

LA DEPURACIÓN

un filtro, es decir, sin un sistema que elimine las substancias nocivas del agua, sobre todo el llamado material orgánico. Este material está formado por restos de ali-Abajo: esquema sim-

mento, hojas muertas, excrementos de pez, polvo pre-plificado del ciclo del

sente en el aire, etc... Si no se eliminan estas subs-nitrógeno en el acuario.

9

index-10_1.jpg

Abajo: esquema

tancias, al poco el agua se convierte en un líquido del funcionamiento

maloliente y tóxico para peces y plantas.

de un filtro externo

Existen varios sistemas de depuración para acua-

con bomba cen-

trífuga (a la

rios. No olvidemos que muchos de los acuarios indus-izquierda) e interno

triales ya están provistos de un filtro incorporado y, por (a la derecha). La

consiguiente, el aficionado no debe afrontar el dilema cantidad de mate-de cuál escoger.

rial filtrante puede

variar ligeramente

De todas maneras, es mejor conocer el funciona-

respecto a la indi-

miento técnico y biológico del filtro para poder realizar cada en los dibu-la manutención o intervenir en caso de “urgencia”.

jos (la ilustración

Cada filtro está constituido por dos partes: un

se refiere a un

acuario de agua

recipiente para el material filtrante y un aparato para dulce).

devolver el agua a la pecera. Según se coloque el filtro A = bomba para

dentro o fuera de la pecera, el recipiente presenta ranu-el transporte del

ras para la aspiración del agua o está herméticamente agua

B = pre-depura-

cerrado y unido a la pecera mediante tubos especiales.

ción con CLARO-

El agua llega al recipiente desde lo alto o

LAN (fibra sinté-

gracias al efecto de los “vasos comunicantes” (desbor-tica)

C = depuración

damiento), mientras que para el transporte hacia el biológica con

acuario se usa una bomba centrífuga o (más raramente) AQUACIL, CLA-un erogador conectado con un extractor (motor eléc-ROBALL o CLA-

trico).

ROCAR

D = depuración

Lo más delicado de la depuración son los mate-

fina, química o

riales filtrantes, gracias a los cuales tiene lugar el tra-adsorbente.

tamiento del agua. Hay dos tipos principales de mate-10

index-11_1.jpg

riales filtrantes: los que retienen las substancias en suspensión (normalmente bien visibles), y los que sirven para eliminar las substancias orgánicas y sus derivados, a menudo invisibles pero particularmente insidio-sos para todos los organismos acuáticos.

Para eliminar las substancias más o menos gran-

des en suspensión, se recurre a una depuración mecá-

nica que prácticamente “tamiza” el agua. Ideales

para ello son CLAROLAN (lana sintética), la resina espumosa (llamada también espuma sintética), la

lava, AQUACIL (tubitos de cerámica) y CLAROCAR

(carbón super activo).

En cambio, para eliminar, o mejor dicho para

transformar, las substancias orgánicas y sus derivados, hay que usar un sistema de depuración llamado “bioló-

gico”. En este sistema, los materiales filtrantes sirven de substrato para bacterias y otros microorganismos capaces de transformar, mediante un complejo proceso biológico, las substancias orgánicas en inorgánicas, principalmente en nitratos, y éstas a su vez sirven en gran parte de substancia nutritiva para plantas y algas.

Para este tipo de depuración puede usarse cual-

quier material filtrante que facilite la proliferación y el desarrollo de las bacterias. Los materiales más usados son: AQUACIL (tubitos de cerámica, llamados también navajas), la resina espumosa, cajas especiales de plástico como CLAROBALL (llamadas “erizos”),

granulados de varios materiales inertes (cerámica, lava, cuarzo, etc...) y el carbón no activo.

Además de estos dos tipos de depuración, existen

también otros, como los de acción adsorbente (con

Prodac ofrece una

CLAROCAR carbón iperactivo, MUTACAL resinas

gama completa de

sintéticas) y los filtros que actuan químicamente (con materiales filtrantes:

turba activa AQUATOR u ozono). Por último, para los CLAROLAN y CLAROLAN EXTRA BIG

acuarios marinos se utiliza también un sistema espe-

(fibras sintéticas),

cial de depuración llamado “espumoso”, y lámparas

CLAROCAR (carbón

UV con efecto esterilizador. Pero se trata en todos super activo),

estos casos de aparatos particulares cuyo uso debería CARBON ACTIVO,

AQUACIL (cilíndros

estar reservado al acuariófilo experto.

de cerámica),

En fin, hay que citar también un sistema de

CLAROBALL (“erizos”

depuración que sigue usándose en peceras pequeñas

depuradores).

11

index-12_1.jpg

de agua dulce y, sobre todo, como filtro suplementario en los acuarios marinos: el filtro “enterrado”. Se trata de una rejilla de plástico con las correspondientes hendiduras, adaptable a las medidas de la pecera. Dicha rejilla se coloca bajo el material de fondo del acuario y se empalma con una bomba o un erogador de aire. Pero este tipo de filtro, si se usa solo, presenta un gran inconveniente: no sólo aspira las substancias invisibles, sino también las más evidentes en suspensión que, con el pasar del tiempo, obturan el material de fondo. Por estos motivos, hoy se aconseja el uso del filtro enterrado sólo en acuarios muy pequeños, donde el espacio limitado impida el uso de otro tipo de filtro. Además, el precio asequible de los filtros interiores con bombas centrífugas (las hay también en versión reducida para peceras pequeñas) no justifica el uso de estos filtros, ni siquiera desde un punto de vista económico. Por otro lado, su uso como filtro suplementario en los acuarios marinos se ha demostrado muy útil.

Para acabar, unos consejos prácticos: la eficacia de cada tipo de filtro depende de la capacidad de su recipiente (cantidad de material filtrante) y de la potencia (en litros) de la bomba centrífuga. Para un acuario de agua dulce se debería usar una bomba (ROYAL PUMP) cuyo rendimiento horario equivaliese a la capacidad del acuario (para una pecera de 100 litros, un filtro de 100/150 litros horarios). El recipiente debería tener una capacidad de aproximadamente el 10% del volúmen de la pecera (en los filtros exteriores cerrados el recipiente puede ser más pequeño). Para el acuario marino, la bomba debería rendir el doble, o sea que en una pecera de 100 litros nos conviene usar una bomba de 200/300 litros horarios; el recipiente también será más grande, llegando a casi el 15% del volúmen de la pecera.

Para más detalles sobre este argumento, les remitimos a los capítulos dedicados al agua y a la manutención.

Otros materiales filtrantes producidos por la Prodac: ACTIVKOHLE PLUS (carbón activo y resinas que absor-ben los nitratos), AQUATOR (turba granular especial para acidificar), MUTACAL (resina para descalcificar), CLA-ROSHELL (pedacitos de conchas marinas).

12

index-13_1.jpg

Todos los animales del acuario y, dentro de ciertos LA AIREACIÓN

límites, las plantas necesitan oxígeno, siendo también un elemento vital para las bacterias del filtro. Además, como ya hemos dicho, el oxígeno presente normalmente en el agua no basta para cubrir todas estas necesidades. ¿Qué podemos hacer entonces para oxigenar el agua? Antes se usaban difusores de aire, l amados en general “piedras porosas”, que producían burbujas de aire con la ayuda de un aireador eléctrico (AIR PROFESSIONAL). Este método es aún hoy el más adecuado para un acuario marino, donde hay que provocar además un intenso movimiento del agua a través de la bomba del filtro o de bombas suplementarias, si queremos garantizar la suficiente cantidad de oxígeno. En cambio, en agua dulce, la práctica y el estudio nos demuestran que este sistema presenta algunos inconvenientes, entre los que destaca la “expulsión” del anhídrido carbónico indispensable para la fotosíntesis de las plantas. Por el o, hoy se renuncia a la piedra porosa en todos los acuarios de agua dulce donde se quiere cultivar plantas, pues el as son productoras de oxígeno mucho más eficaces que cualquier tipo de difusor de aire.

Resumiendo, se puede decir que un buen acuario de

agua dulce recibe el oxígeno necesario a través de la fotosíntesis de las plantas y que, por lo tanto, se puede prescindir de la piedra porosa. En cambio, en los acuarios marinos, a falta del oxígeno producido por los vegetales, nos conviene casi siempre usar difusores de aire. El funcionamiento de estos aparatos con su correspondiente aireador es muy sencillo y no requiere ninguna explicación técnica, sólo hay que seguir las simples instrucciones de la casa productora.

Ultimamente, la industria del sector acuariológico ha estudiado una serie de automatismos que facilitan muchas de las tareas del acuariófilo. Para empezar, hay que citar el dis-tribuidor automático de alimento. Se trata de un recipiente conectado con un reloj (llamado “timer”) que se programa a intervalos y suministra alimento seco o liofilizado a los peces.

BIO START: activador biológico a base de bacterias para el perfecto funcionamiento del filtro.

AMMONIA CONTROL: activador biológico a base de bacterias para favorecer la nitrificación del nitrógeno amoniacal.

13

index-14_1.jpg

index-14_2.jpg

LOS AUTOMATISMOS

Otros automatismos nos permiten regular algu-

nos valores químicos del agua pero, claro está, se trata de aparatos no para principiantes, en cuya des-cripción no nos detendremos aquí.

OTROS ACCESORIOS

Hasta ahora hemos hablado de los accesorios

que prácticamente son indispensables para el fun-

cionamiento de un acuario; pero hay también otros

pequeños utensilios que sirven sobre todo para la

manutención y a los cuales tampoco podemos renun-

ciar. He aquí una lista de los realmente útiles:

1 dos redecillas, una pequeña y otra mediana, para pescar los peces

2 un limpiacristales con forma de raspador o como imán

3 unas pinzas para plantar y, si es necesario, Abajo: los principa-tijeras para podar

les accesorios para

4 un sifón de cristal o de plástico para eliminar el cuidado y la

las substancias visibles (restos de comida o equiva-manutención coti-

lentes)

diana del acuario.

5 un tubo de un diámetro de al menos 15 mm y una longuitud no inferior a los 2 m, para efectuar el cambio parcial del agua

6 un termómetro para medir la temperatura del agua. Además de estos utensilios para la manutención normal del acuario, hay otros accesorios útiles

pero no indispensables, como aspiradores eléctricos, canastillos y aros para suministrar el alimento a los peces, etc...

Para el neo-acuariófilo también es importante

el difusor de anhídrido carbónico y los varios productos para controlar los valores químicos del agua. De estos accesorios hablaremos en el capítulo dedicado al agua.

14

index-15_1.jpg

Por motivos de espacio, en este opúsculo no pode-

CÓMO

mos detenernos detalladamente en los varios materiales decorativos que venden en las tiendas de acuariofilia.