El Barco Embarrancado por Josefa Esteve Mahiques - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.png

index-1_2.png

index-1_3.png

index-1_4.png

index-1_5.png

index-1_6.png

index-1_7.png

index-1_8.png

index-1_9.png

index-1_10.png

index-1_11.png

index-1_12.png

index-1_13.png

index-1_14.png

index-1_15.png

index-1_16.png

index-1_17.png

index-1_18.png

index-1_19.png

index-1_20.png

index-1_21.png

index-1_22.png

index-1_23.png

index-1_24.png

index-1_25.png

index-1_26.png

index-1_27.png

index-1_28.png

index-1_29.png

index-1_30.png

index-1_31.png

index-1_32.png

index-1_33.png

index-1_34.png

index-1_35.png

index-1_36.png

index-1_37.png

index-1_38.png

index-1_39.png

Depósito Legal: GC-901-2000

Título: El barco embarrancado

Autora: Josefa Esteve Mahiques

Idioma: Español

2

Un suceso real convertido por arte de los medios de

comunicación, la tele la radio los periodicos, los

equipos de salvamento, la gente etc., en secuencias

de una peli, cuyos protagonistas y figurantes son

personas normales y corrientes, personajes a medio

camino entre la ficción y la realidad. Como decia

E. Fromm el ser humano necesita formar parte de un

ritual trágico donde se vea la cara de la muerte.

3

4

El barco embarrancado

Con la proximidad del otoño, que ya empezaba a mostrar

síntomas

de

querer

acercarse,

el

tiempo

se

estaba

trastocando y los vientos estaban revolucionados tanto,

tanto que hicieron embarrancar un barco, frente a las

costas de nuestra ciudad, lugar de residencia de Almudena y

sus amigos, por eso aquellos días no se hablaba de otra

cosa en todas partes, más que del barco embarrancado.

Había habido un oleaje tremendo los días pasados las olas

saltaron la avenida marítima, mojando a paseantes, e

incluso llegaron hasta los coches que circulaban por allí.

La madre de Almudena se había enterado por la radio, habían

dado la noticia de que un buque estaba a la deriva frente a

la costa, entre las rocas del antiguo puerto y estaban

procediendo a las tareas de salvamento con helicópteros.

Había todavía a bordo cinco o seis tripulantes que no

podían alcanzar las orillas, por las fuertes sacudidas que

el mar propinaba al barco atrapado en una trampa, con la

quilla entre los arrecifes. También acudieron las lanchas

de salvamento marítimo que por cierto y como consecuencia

de este percance uno de los socorristas había resultado

herido de consideración.

El rescate se alargó varias horas. La avenida se había

llenado de curiosos, ¡ya ves! -decía la gente- cine "en

vivo y en directo" y auténtico, con peligro de que alguien

resultara herido e incluso muerto, (y es que el morbo está

absolutamente extendido entre todo el mundo),pero no quedó

ahí la cosa, una vez rescatados los tripulantes y

conducidos al hospital los heridos, el paseo marítimo

volvió a cobrar protagonismo, se convirtió en un desfile de

curiosos, que iban a ver con sus propios ojos lo que la

radio, los vecinos o los periódicos habían contado.

5

El barco embarrancado

Circulaba la noticia por todos los ambientes de la ciudad,

los amigos de Almudena también se enteraron y hablaban del

asunto, a ella no le paracía para tanto, había visto en

otra ocasión otro barco encallado frente a la misma

avenida, un poco más al centro de la ciudad, que éste de

ahora, y en quella ocasión el barco se quedó una buena

temporada formando parte del paisaje urbano, como si de una

escultura de estas modernas se tratara, hasta que vinieron

a moverlo, con buzos, poleas, grúas y todo un aparato

logístico que aquello parecía más que un hecho real, el

rodaje de una película y es que la realidad y la ficción

van tan unidas que, a veces, se confunden.

Almudena, había quedado para ir a ver el espectáculo

gratuito con sus compañeros y amigos con la pandilla de la

piscina, junto con su hermano Pipo.

El día de la cita amaneció con un sol radiante y una

temperatura de 23 o 24 grados a las 11 de la mañana, lo que

hacía presagiar que el termómetro subiría todavía tres o

cuatro grados más, que para esta época del año: otoño es

una temperatura alta, pero en los últimos años, desde que

nuestra protagonista vivía en la ciudad, esto era lo

normal: pasar del invierno al verano sin más novedad que

las horas de luz del día pues la temperatura permanecía

inpertérrita, sin enterarse de los cambios de estación y

aunque aquí hay poca variación térmica, últimamente, no

había ninguna, sólo el grado de luz y la intensidad solar,

te indica el momento del año en el que estas.

Bueno pues aquella mañana, Almudena se puso pantalones

vaqueros cortos y una camiseta de "Bugs Bonny" a juego con

los calcetines, y se calzó las deportivas, salió de casa

con su hermano Pipo, camino de la avenida marítima, a pie,

6

El barco embarrancado

-vivía en una zona muy céntrica- desde la que podía

manejarse sóla a pesar de su corta edad, caminando por sus

propios medios, hacia el lugar donde estaba el barco

embarrancado.

Por el camino se toparon, con aproximadamente una veintena

de pescadores con caña, que participaban en un concurso de

pesca,que según pudo averiguar, nuestra protagonista, por

el folleto gratuito que repartían organizaba una asociación

del barrio con motivo de sus fiestas.

Había niños y grandes, la mayoría eran varones, estaban

pertrechados

con

toda

clase

de

cebos

naturales

o

artificiales, los más corrientes estaban preparados con

pescado fresco, (bueno lo de fresco es un decir) camarones,

gambitas y otros trozos de pececitos de lo más variado.

En un improvisado tenderete estaban expuestos los trofeos

que entregarían a los ganadores, para que los paseantes y

curiosos que pasaban, pudieran verlos (eran de verdad... no

como en las "pelis" que todo es decorado).

Había igualmente otro kioskito, montado por una marca de

bebidas patrocinadora del evento y que de la mano de una

azafata repartía gratuitamente vasitos con el refresco

promocionando la bebida en cuestión, a quien se acercaba a

curiosear.

Almudena se arrimó y le dieron uno llenito hasta los bordes

de la bebida que descubrió con un sabor dulzón y fresquito,

con burbujas, al pasar por su garganta. Su hermano Pipo se

había quedado rezagado, mirando la faena de los pescadores

(pues a él por su cumpleaños le habían regalado una caña de

pescar, que apenas había tenido ocasión de estrenar, más

que en un par de ocasiones que lo intentó sin mucho éxito)

y miraba curioso, cuando quiso alcanzar a la hermana que

iba caminando unos metros por delante, se había perdido

7

El barco embarrancado

el regalo sin ni siquiera enterarse, ¡habían rebasado con

mucho el kioskito donde repartían los vasitos!... y

vergonzoso como era, desistió de intentar regresar a pedir

uno por sí mismo... Se dió cuenta tarde, cuando Almudena

tiró el vasito a una papelera cercana, instante en el que

Pipo se percató, así que siguió caminando, un poco

mosqueado porque no le había avisado... y a partir de ahí

se pegó a ella, ¡por si acaso! no hubiera otra cosa, otro

hipotético regalo que no quería perderse...

Y así llegaron hasta donde se encontraba el barco, medio

hundido. Ya había llegado Lili y su hermano Juanín a

quienes había acompañado su padre, también estaba Teté

igualmente con su padre. Almudena oyó como el padre de Lili

contaba las peripecias del salvamento, por lo visto unos

marineros se habían dejado olvidado, con las prisas,un

perrito que pasó toda la noche ladrando desesperado,

empapado de agua y con la garganta destrozada y ronca de

tanto quejarse, pidiendo -a su modo, con ladridos y

aullidos- socorro, hasta que su dueño, se acordó -en el

hospital- y regresó al lugar de los hechos, una vez le

dieron el alta, con una lancha, y saltando se metió de

nuevo en el barco, para rescatar al pobre animal, que

estaba aterido y temblando, lo enrollaron con una manta,

cuando ya estaba a salvo, camino del puerto con lo que la

odisea del infortunado animalito había acabado.

Almudena se interesó para saber si le habían llevado al

veterinario, y conocer su estado de salud, pero la

información del padre de Lili, llegaba sólo hasta aquí, así

que se quedó sin saber más de esta historia, se contentó

con observar con sus propios ojos el lugar de los hechos,

allí frente a ella, el barco que era una carguero, más

viejo que el cólera e igual de apestoso, -según parecía-

8

El barco embarrancado

por el aspecto de dejadez que presentaba, y cuyos

tripulantes una vez a salvo, mostraron poco interés por él.

Por lo visto procedía de algún país tercermundista, y todo

hacía presagiar que los armadores no estaban dispuestos a

gastar ni un duro para reflotarlo. El caso, es que según

los periódicos, esto costaba un pastón y aquel armatoste

desvencijado no era bueno ni para chatarra o basura...

Y así acabó para Almudena, Pipo y sus amigos, la mañana de

aquel sábado en el que la monotonía de sus vidas se vió

rota por un suceso inesperado e inédito -para ellos- como

fue ver con sus propios ojos como las fuerzas de la

naturaleza, aún en nuestros días, pueden jugar una mala

pasada a marinos avezados.

9

10

Le puede interesar...

  • El Arte de Luque
    El Arte de Luque Novela Juvenil por Luque 2020
    El Arte de Luque
    El Arte de Luque

    Descargas:
    21

    Páginas:
    30

    Publicado:
    May 2020

    Libro de ilustraciones de fantasía. Colección de láminas de seres del bosque. Descarga PDF gratis!

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Scouts
    Scouts Novela Juvenil por Txetxu Núñez
    Scouts
    Scouts

    Descargas:
    58

    Publicado:
    May 2020

    Un grupo de jovencitas y jovencitos empiezan su andadura en los Scouts. En poco tiempo...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Catástrofes, pandemias, ...
    Catástrofes, pandemias, ... Novela Juvenil por Txetxu Núñez
    Catástrofes, pandemias, ...
    Catástrofes, pandemias, ...

    Descargas:
    38

    Publicado:
    May 2020

    Últimamente veíamos en algunas zonas del mundo... Hoy día nos ha llegado a nosotros...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • La bola de ónix - Elememtales I.
    La bola de ónix - Elememtales I. Ciencia Ficción por Marek K.Polacek
    La bola de ónix - Elememtales I.
    La bola de ónix - Elememtales I.

    Descargas:
    141

    Páginas:
    276

    Publicado:
    Apr 2020

    Todo cambiará cuando un desesperado shammén llamado Azmir deba pedir la ayuda de tres vivaces niños para conseguir un difícil reto: salvar su mundo, Elinois. ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT