VIP Membership

El Collar por Carol L. - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.jpg

index-2_1.png

Capítulo Uno

Hace diez años

Brody Dunberg odiaba las noches como esta. Horas de conducción a

través de todo el pequeño pueblo de Gorge-city, Colorado, con

llamadas que no significaban mucho tiempo en las doce horas de

jornada. Después de graduarse en la academia de policía a la edad

de veintidós años, Brody y su mejor amigo Callum McCloud optaron

por regresar a su ciudad natal, y conseguir trabajo en el

departamento de policía local. Eso fue hace casi cinco años y nunca

había lamentado regresar a la vida fácil de una pequeña ciudad.

Bueno, casi nunca. Esta noche estaba empezando a tener dudas.

Brody fue doblar la esquina de Winter-Street, cuando la radio volvió a

la vida. "Brody, se acaba de recibir un 911 sobre un disturbio

doméstico en 612 Locust. Sheila Harris llamó. Ella cree Gerald

Jenkins podría haber estado golpeando a Annabel. Sheila dijo que

escuchó los gritos de Annabel justo antes de Gerald saliera de la casa

y cogiera su camioneta."

Brody pisó el acelerador y se dirigió a la calle Locust. "Me dirijo hacia

allí ahora, Betty. Hazme un favor y ver si puedes conseguir que

Annabel se ponga al teléfono. No tiene sentido asustarla más de lo

que ya está."

"Voy a intentar llamar ahora, Brody."

La idea de alguien hiriendo a Bel hizo hervir la sangre de Brody. Era

una buena chica. Bel había trabajado para su padre después de la

escuela en la clínica junto durante los pasados dos meses y Brody

había llegado a conocerla bastante bien. Brody se detuvo delante de

la casa de Sheila cuando la anciana salió al porche llevando una bata

azul y blanca vieja. Saliendo del coche, Brody se acercó a la casa de

Jenkins. Levantó la mano para detener Sheila cuando empezó a

cruzar el patio.

Sheila se detuvo en seco. "He oído muchas cosas de esta casa en los

últimos años, pero nada como lo de esta noche. Gerald estaba

gritando a esa niña tan fuerte que podía oírlos a través de la ventana

abierta. Comencé a llamar a todos, pero todo se calmó”.

Brody, asintió con la cabeza y caminó hacia la puerta principal.

"Gracias, Sheila. Me hago cargo desde aquí. Probablemente habrá

otro oficial en la escena para hablar con usted en unos minutos. "

"Gerald no está ahí", Sheila añadió. "Se fue poco después de que el

ruido cesara. Fue entonces cuando llamé a la policía".

La radio del cinto de Brody chilló y Betty le dijo que no había

respuesta. Era días como éste, odiaba a trabajar en una ciudad

donde conocía a todos personalmente.

Brody llamó. "Bel? Soy Brody. Bel, estoy llegando”

Cuando nadie contestó, Brody lo intentó con el pomo. No estaba

cerrada con llave. Al abrir la puerta lo suficiente como para meter la

cabeza, Brody volvió a llamar. "Bel, ¿estás bien?" Nada. Brody entró

en la casa con la mano en su arma. Con Gerald fuera, no veía

ninguna razón para sacar su arma y correr el riesgo de asustar a la

pobre muchacha aún más. "¿Bel?"

Caminó por el pasillo hacia los dormitorios. "Soy Brody desde el

departamento de Policía, ¿me oyes?"

Recorrió el pasillo oscuro, los pelos de su cuello empezaron a picar.

Sabía que el asunto del silencio continuo era de temer. Pronto se

trasladó a la puerta del primer dormitorio y lo abrió, dando la luz al

abrir la puerta. Se acercó rápidamente por el pasillo a la habitación

de al lado. Cuando abrió la puerta y encendió la luz, oyó un ruido que

provenía del otro lado de la cama. Brody cruzó rápidamente la sala.

Encendió la lámpara de la mesilla de modo que mejor pudiese

determinar sus lesiones. Su cuerpo desnudo estaba cubierto de

sangre y de todo lo que vió, lo peor era una herida en el cuello.

Su entrenamiento se hizo cargo y agarró la radio, que raramente

usaba, del el lado derecho del cinturón. "Betty, Soy Brody. Llamar a

mi papá y mandarlo por aquí de inmediato y pon una llamada al

General Hospital Colorado Springs. Vamos a necesitar un helicóptero

aquí tan pronto como sea posible, y enviar a uno de los ayudantes

para asegurar la escena del crimen hasta que podamos conseguir a

alguien de la estatal aquí." Quería agregar que necesitarían un kit de

violación, pero no sabía cuántas personas alrededor de la ciudad eran

propietarios de un escáner de la policía. Bel se enfrentaría

asuficientes comentarios sin necesidad de añadir el de violación.

Seguramente su padre tendría uno.

"Estoy en ello. ¿Algo más?" Preguntó Betty.

"Rezar".

Brody, corrió al baño y sacó una toalla antes de arrodillarse al lado

del pequeño cuerpo, ensangrentado de dieciséis años de edad, Bel

Jenkins. A pesar de que había sido entrenado en los primeros

auxilios, no estaba seguro de qué hacer en este caso. ¿Se aplique

presión en el cuello, con una herida abierta? Si lo hiciera, ¿le haría

más mal que bien? Por último, cubrió la herida abierta con la toalla.

Brody tomó suavemente la muñeca, se sentía el pulso. Él sabía que

ella estaba viva, porque podía oír cada respiración gorgoteando, pero

necesitaba saber lo fuerte que su corazón latía. Se sorprendió al

encontrarlo débil, pero constante, a pesar de la presencia de tanta

sangre.

Brody tomó su radio, una vez más. "Betty, ¿cual es el ETA1 de mi

padre?"

Betty voz sonaba con dificultades al responder a su llamada. "Joe

dijo que le llevaría cinco minutos recoger su bolsa y llegar allí. La

ambulancia aérea está de camino, pero tengo que decirles lo que

deben esperar y, donde aterrizar. "

Cerrando los ojos, Brody, sacudió la cabeza. "Bel tenía cortada la

garganta, pero por su pulso, supongo que no hizo un buen trabajo.

Dígale que el helicóptero aterrice al final de Locust en el prado de

Rainey. Tendré que conseguir que papá me ayude a llegar allí si

podemos. Diles que si no estamos allí cuando aterricen deben llevar

la camilla a la casa 8 de la calle del lado norte."

Brody apagó y se volvió a Bel. Él quería recoger a la pequeña niña y

acunarla en sus brazos, pero sabía que sería un grave error. En su

lugar, yacía en el suelo, junto a Bel y se esforzaba al máximo para

tranquilizarla. De repente le entendió que él no estaba tratando de

calmar a Bel, que estaba tratando de calmarse él.

Había crecido en esta ciudad. ¿Cómo podía algo tan vil ocurrir aquí?

Brody conocía a Annabel desde que era sólo una niña. Cuando su

madre murió hacía dos años en un accidente de coche, había asistido

al funeral. Annabel, o Bel como prefería ser llamada, le había

parecido una persona feliz. Ella siempre estaba riendo y sonriendo

cada vez que Brody la veía. ¿Qué había sucedido en esta casa esta

noche?

Brody escuchó abrise la puerta y automáticamente buscó su arma.

Sacarla de la funda de la cadera, trató de cubrir el cuerpo de Bel con

el suyo. Cuando oyó que su padre gritaba su nombre, exhaló y bajó

su arma. "En la segunda habitación, papá".

Joe Dunberg abrió la puerta y de inmediato se soltó el bolso de cuero

negro. Indicó a Brody que saliera de manera que se puso de rodillas

al lado de Bel. Mientras su padre evaluaba su estado, Brody miró

alrededor de la habitación por primera vez. Vio un montón de ropa

en la esquina y se acercó a investigar. Como no quería contaminar

las pruebas , tomó su pluma del bolsillo de su camisa y separó una de

las prendas de vestir.

Brody mordió el interior de la mejilla. Colgaba una blusa de chica que

tenía el aspecto de haber sido arrancada de su cuerpo. El resto de la

ropa en la pila se encontraba en la misma condición, desgarrada.

Miró a la cama y pudo ver señales de lucha. Tras un examen más

1 ETA: Estimated time arrival

detallado, se confirmaron los temores originales de Brody. Desde el

aspecto de las pequeñas manchas de líquido seminal hasta la sangre,

Gerald Jenkins había llevado por la fuerza la virginidad de su propia

hija.

Brody tomó su radio, una vez más. "¿Cualquier cosa sobre Gerald?"

"No. Todavía están buscando", respondió Betty.

"Avísenme cuando lo encuentren,” dijo Brody.

"Lo haré. Ya he llamado Jefe Dylan y está en cama con la gripe, pero

voy a mantenerlo al día. "

"Te diré más cuando pueda llegar a un teléfono. No quiero decir

demasiado en la radio." Brody cerró y volvió a donde su padre estaba

trabajando en Bel.

"No creo que tengas un kit de violación en tu bolsa, ¿verdad?" Brody

preguntó a su padre.

Joe sacudió la cabeza. "No, pero vamos a decirselo a los del

helicópteros y pueden hacer una prueba de violación cuando llegue al

hospital".

En cuclillas junto a su padre, miró a Bel "¿Cómo está?"

Joe Dunberg miró a Brody desde su posición arrodillada al lado de

Bel. "Si el helicóptero llega lo suficientemente rápido, sobrevivirá. Es

una maldita cosa buena que el que haya hecho esto no sabía qué

diablos estaba haciendo. Se las arregló para evitar las arterias

principales."

Él hizo contacto visual con Joe. Ambos sabían que más allá de toda

duda, quien lo había hecho. "¿Podemos llevarla hasta el campo al

final de la carretera? Ahí es donde el helicóptero aterrizará. "

Joe miró en el cuello de Bel, una vez más y asintió. "Ve a el cuarto

de baño y trae una toalla limpia. En la medida en la que podamos

mantener la presión sobre la herida, ella debería ser capaz de llegar".

Brody, desapareció en el cuarto de baño y encontró una toalla de

color amarillo sol. La sacó del estante y regresó al dormitorio.

Mientras caminaba hacia su padre, oyó los gritos ahogados

procedentes de Bel. "¿Ella está despierta?"

Joe tomó la toalla y la colocó con cuidado alrededor del cuello de Bel,

sobre la herida, con cuidado de no apretar demasiado. "Ella está

despertando, pero sería mejor si no lo hiciera. Si puedes recogerla y

llevarla, caminaré a tu lado y mantendré la presión sobre ella. "

Brody, asintió con la cabeza y respiró hondo antes de recoger a Bel

desnuda en sus brazos. Miró a Joe y giró la cabeza hacia el armario.

"A ver si hay una manta o una sábana en el armario de la ropa."

Joe salió de la habitación y regresó con una sábana vieja, cubriendo a

Bel por encima. Brody se la llevó por la calle tan rápido como pudo,

mientras que su padre trataba de aplicar presión en la herida del

cuello.

En un momento Bel intentó levantar la cabeza. Brody la apretó más

a él. "Shh, todo está bien, Bel. Vas a estar bien”.

Abrió los ojos y miró a Brody. Podía ver las preguntas en sus grandes

ojos color avellana. "Yo te voy a llevar a un helicóptero que te llevará

al hospital de Colorado Springs. Van a cuidar bien de ti”. Brody sabía

que tenía que preguntarle acerca de Gerald. "Bel, ¿sabes quién lo

hizo y dónde podría encontrarlo?"

Una mirada asustada cruzó su rostro. "Quiero encontrarlo y ponerlo

muy lejos, para que nunca te pueda hacer daño otra vez", aseguró

Brody.

"Papá", dijo con lágrimas en los ojos. "W ... ... Wal Wally," Bel logró

decir. Puso su cabeza sobre el pecho de Brody y comenzó a llorar.

"¡Oh, pequeña, por favor, no llores¡. Está bien ahora. Nosotros nos

encargaremos de ti." Brody hizo algo totalmente poco profesional y le

besó la parte superior de la cabeza. Se reunió con los técnicos del

hospital en el borde del campo.

Colocó suavemente a Bel en la camilla y dio un paso atrás. Se volvió

a su padre. "Voy a buscar a Gerald Sullivan en el Bar de Wally. Tu

vas al hospital y te veré allí tan pronto como encuentre al hijo de puta

y de que le encierre. "

Joe asintió con la cabeza y golpeó a su hijo en la espalda. "Ten

cuidado. Si Gerald puede hacer eso a su propia hija, yo diría que es

capaz de cualquier cosa."

Brody, asintió con la cabeza y volvió corriendo a su cruiser cuando el

helicóptero despegó. Cogió la radio del coche. "Hey, ¿Callum, que tal

ahí fuera?"

La radio crujió brevemente. "Estoy aquí".

"Me dirijo a Sullivan. Bel cree que su padre se puede encontrar en el

Bar de Wally. ¿Quieres encontrarte conmigo?" Brody puso en marcha

el coche y se dirigió al pueblo incluso más pequeño, a unos cuatro

kilómetros, de Sullivan.

"Voy a estar allí. Yo también voy a dar al condado una llamada. Es

técnicamente su jurisdicción, no la nuestra, pero voy a tratar de

explicarles las circunstancias. Debería estar en Wally's en unos diez

minutos ", Callum respondió.

* * * * * *

Brody aparcó en el estacionamiento de Wally siete minutos más

tarde. Vio la vieja camioneta verde de Gerald estacionada en el

frente. Brody, respiró hondo y tomó su radio. "Betty, debes saber

que estoy en el estacionamiento del Bar de Wally en Sullivan. El

camión de Gerald Jenkins está estacionado delante. Lo llevaré a la

comisaría para ser interrogado." La mano libre de Brody agarró el

volante con tal fuerza sus nudillos se pusieron blancos.

"¿No crees que deberías esperar a los refuerzos?" Preguntó Betty.

Brody sonrió. Dios bendiga a los pueblos pequeños y las secretarias

maternales. "Callum me encuentro aquí". Brody cerró y se dirigió a la

puerta principal. Trataría de esperar, pero si Gerald hacia un

movimiento antes de que Callum llegara allí, no tendría más opción

que detenerlo por su cuenta. De ninguna manera iba a dejar que un

animal como ese se saliera con la suya. A medida que iba y venía

junto al camión de Gerald, Callum, finalmente se detuvo. Le indicó

por encima.

"Él está ahí, de acuerdo." Brody siguió el ritmo. Él había estado

intentando durante los últimos cinco minutos mantener su ira bajo

control, pero hasta ahora no había conseguido nada. Hizo un gesto

con la cabeza hacia el viejo camión de Gerald. "Esta es la camioneta,

el capó aún está caliente”.

Callum debía haber notado la ira de Brody, porque él puso una mano

sobre su brazo. "Cálmate. No harás caso de nada si vas allí tan loco

como estas. "

Callum miró a los ojos de Brody. "Va a pagar por lo que le hizo a Bel.

Nuestro trabajo es cogerlo. Ponerlo bajo arresto y llevarlo a los

tribunales".

Brody, asintió con la cabeza. Tomó una respiración profunda y se

dirigió hacia la barra.

Abrió la puerta para encontrarse un chorro de humo de cigarrillo y

música country alta. Esperó unos segundos para que sus ojos se

adaptaran a la oscuridad. Mirando hacia el bar, Brody vio a Gerald

reír con el barman. Brody apretó la mandíbula con la ira. ¿Cómo

podría un padre violar y matar a su propia hija y sentarse ni siquiera

treinta minutos más tarse, riendo y bebiendo en un bar?

Cruzó la longitud de la sala, Brody caminando hacia Gerald y sacó las

esposas. "Gerald Jenkins, te voy a detener para ser interrogado en

relación con la violación y el intento de asesinato de su hija."

Gerald tenía pocas posibilidades de reaccionar antes de que fuera

esposado y quedase de pie delante de Brody. "¿Qué demonios está

pasando aquí? Estoy aquí sentado pensando en mis cosas. "

Brody pellizcó los músculos trapecios de Gerald y se inclinó sobre su

rostro. "Acabo de poner a tu hija en un helicóptero para ser

trasladada volando a Colorado Springs. Abracé su cuerpo desnudo y

ensangrentado en mis brazos. No te atrevas a estar allí y tratar de

negar lo que has hecho”.

Gerald escupió en la cara de Brody. "¿Se te puso dura mientras ella

estaba desnuda? Ella no es nada, sino una puta mierda. Al igual que

su mamá lo era. Pero ella tiene un cuerpo malditamente bueno. "

La visión de Brody se volvió roja. Lo siguiente que supo, era que

Callum le agarraba del brazo. Brody, sacudió la cabeza para

despejar la neblina que aún lo rodeaban. Miró a sus puños y de

vuelta a Gerald, que obviamente tenía la nariz rota. Brody volvió la

cabeza hacia Callum.

Callum miró a los ojos a Brody. "Ve en tu coche. Yo me lo llevo de

aquí."

Capítulo dos

Seis años más tarde

"¿Puede ayudarme a abrocharme esto?" Bel entregó su gorro de

graduación negro a Holly Mills, su mejor amiga desde la escuela

primaria.

Holly sonrió. "No puedo creer que oficialmente vayas a ser una RN2

enfermera , en una hora." Ella abrazó a su amiga. "Estoy tan

orgullosa de ti."

Los ojos de Holly se inundaron, mientras colocaba el birrete en la

parte superior de la cabeza de Bel. "Siempre he envidiado por esos

rizos rubios perfectos." Holly pusó la última horquilla en el pelo y pasó

las manos por toda la longitud del pelo de Bel.

"Por favor, es mi único atributo real. Permíteme algo, ¿no? No es

que tenga tu belleza." Se miró en el espejo sus ojos color avellana

aburridos y baja estatura. No, no era la reina de la belleza.

Holly rió y dio un manotazo a Bel. "¿Y tus tetas? No dices nada

sobre el tamaño de esos melones."

Bel se encogió de hombros y se metió en los talones en el calzado.

"Por mucho que me quieras. No he tenido una cita en cuatro meses. "

"Eso es porque eres demasiado exigente." Cuando Bel comenzó a

objetar, Holly levantó la mano. "Esta es la mía, Bel. Que he sido tu

mejor amiga desde siempre. Tienes que dejar de comparar cada

hombre que conoces con Brody. Simplemente no bastante para los

6,3 pies de altura, alto moreno y guapo hombre de los alrededores".

Bel mordió el labio inferior con la vergüenza. Holly la conocía

demasiado bien. "No puedo evitarlo. Y si no recuerdo mal, ambas

hemos estado colgadas de él de Callum desde que éramos apenas

adolescentes. "

Holly puso su brazo alrededor de Bel. "Colgadas, sí, pero en alguna

parte en los últimos seis años te enamoraste de un hombre que

apenas te da la hora del día. Ni siquiera vinó a nuestra graduación de

secundaria, ¡por el amor de Cristo¡. ¿Va a venir hoy? "

Bel se apartó y recogió su cartera y las llaves del escritorio de su

pequeño dormitorio. "Él envió una carta".

Bel se apartó de Holly, no quería que su amiga viera el dolor. "Él

nunca va ser capaz de perdonarme por que le costé su puesto de

trabajo hace seis años."

2 Register nurse

Holly la agarró del brazo y la hizo girar. "Alto ahí. Tú no le costaste

su puesto de trabajo. Su propio temperamento se encargó de poner

fin a su carrera. Según recuerdo, estabas de camino al hospital

cuando le rompió la nariz a Gerald. Eso fue lo que hizo. No tuviste la

tuya. "

"¿Por qué no puede estar a mi lado, entonces? Quiero decir, lo veo

casi cada semana en casa de Joe y él es muy amable, pero siento

que él ha puesto una especie de muro alrededor de sí mismo. Joe

dice que se siente avergonzado de la forma en que golpeó a mi padre

esa noche, pero no puedo dejar de pensar que hay algo más ". Pensó

en Callum y la estrecha relación que compartía con Brody. Bel había

sido testigo de cosas en varias ocasiones que le hacían preguntarse si

estaban más cerca de lo que nadie sabía en el pueblo.

Bel abrió la puerta de su habitación. "Venga, vamos a llegar tarde.

Le dije a Joe me encontraría delante de la casa hace cinco minutos.

"Bel salió al encuentro del hombre que la había criado desde la noche

de su ataque.

* * * * * *

Bel apenas escuchaba una palabra de su ceremonia de graduación

universitaria. Ella estaba de regreso al momento de su graduación de

la escuela secundaria. Brody no se había molestado en venir a ella,

sin embargos, había aparecido en la fiesta de esa noche.

El partido estaba en pleno apogeo en el patio trasero de Joe cuando

Brody cuando salió por la puerta trasera del patio. Bel recordó su

primera vista sobre él. Estaba magnífico en un par de jeans gastados

y una rojo camisa. Su pelo largo y negro se mecía con la brisa de la

tarde y Bel pensó que volaba hasta la luna.

Se dio cuenta de la forma en que sus músculos tensaban, las

costuras de las mangas de su camisa. Tan poderosamente

construido, que había tomado un trabajo en la construcción después

de renunciar al departamento de policía y un par de años después de

que él realmente compró la empresa. Pero ella sabía que todavía

tenía su parte justa de trabajo físico. Bel estaba segura de poder

enfrentarse al mundo y ganar.

Brody, miró alrededor del patio trasero a todos sus amigos antes de

verla. Su mirada plateada se concentró en como se acercó a donde

ella estaba de pie. A medida que Brody se acercaba, su respiración se

volvió más errática.

"Sólo quería pasar y felicitarte. No me puedo quedar mucho tiempo.

Tengo una reunión en un bar con Doodle”. Brody se detuvo a solo un

pie de distancia de ella.

"¿Por qué siempre llamas a Callum Doodle? Quiero decir, parece

como una especie de nombre de bebé para un hombre tan grande".

Mirando hacia sus pies, Brody se metió las manos en los bolsillos y

caminó con Bel hacia la parte trasera del patio mientras hablaba.

"Cuando éramos niños, su madre le llamaba Doodle. Ella murió de un

aneurisma cerebral cuando Callum tenía once años. "

Bel recordó la muerte de su propia madre, y lo mucho que su vida

cambió después del funeral.

Volvió su atención a Brody, que se pasó una mano por el pelo.

"Recuerdo que fui a su casa después del funeral. Se veía tan perdido

y solo. Su padre nunca había sido un gran padre. De hecho, su viejo

le pegaba tiempo, hasta que cumplió dieciocho y desapareció”..

Así que era por eso que Callum parecía siempre estar con Brody. Tal

vez Brody y Joe eran la única familia que Callum tenía, al igual que

ella.

Brody, sacudió la cabeza. "De todos modos, fui a encontrarme con

Callum después del funeral y lo encontré en su casa del árbol. Yo no

dije nada por un buen rato y entonces puse mi brazo alrededor de él y

lo llame Doodle. Callum se rompió y me dio las gracias. Dijo que lo

hacía sentirse mejor sólo escuchar ese nombre. Supongo que se

convirtió en un hábito después de eso. "

Brody parecía darse cuenta de que había hablado demasiado. Sus

mejillas estaban coloradas de vergüenza. "Yo tengo que irme".

Odiar a esa mirada en su cara y no quería que se fuera, sin embargo,

Bel se lanzaron a detenerlo. "¿Has visto mi regalo de graduación de

Joe?" Bel mordió el labio inferior y pasó de un pie al otro. "Está en la

entrada. ¿Puedo mostrartelo?”

Brody pareció pensar en ello durante unos segundos. -Claro. Papá

me dijo que encontró un buen coche para ti, pero no he tenido la

oportunidad de verlo de cerca. "

Bel le llevó por el lateral de la casa hasta la entrada. Ella nunca

pensó, ni en un millón de años, que tendría un coche propio hasta que

lo comprase ella misma. Ella no podía ocultar el orgullo de su voz.

"Ta-da... mi primer coche. ¿No es absolutamente hermoso?" Bel miró

el rojo sedán Honda de cuatro años. "Me será muy práctico cuando

me vaya a la universidad."

"Es un gran coche. Me alegro por ti." Brody parecía estudiar a Bel

durante unos segundos. "Papá me dijo que estás pensando en

estudiar enfermería. Creo que es fantástico. Siempre has sido de

gran ayuda para él en la clínica." Brody dio un paso atrás como si

estuviera listo para salir disparado.

Bel le tocó el brazo. "Por favor no te vayas todavía".

Bel sabía que tenía que aprovechar la oportunidad para decirle algo

de lo que sentía. Dejó que sus manos se deslizan hasta los bíceps.

Ella se inclinó lo suficiente en que su pecho se apoyaba en el suyo.

"He querido besarte durante tanto tiempo. Por favor, ¿puedo tener

uno pequeño antes de que te vayas?"

Brody aspiró profundamente y cerró los ojos. Cuando volvió a

abrirlos, Bel podría jurar que sus pupilas estaban aún más dilatadas.

Tenía una mirada hambrienta en la cara mientras le sujetaba la

cabeza entre sus enormes manos y se inclinó.

Lo que ocurrió después, más tarde, la confundía. El beso de Brody

comenzó bastante inocente, pero un segundo después de que sus

labios se encontraran, se quedó sin aliento y tiró de ella con fuerza

contra él. Devoró la boca con una humeante, lengua retráctil,

profundizando e el beso y luego, tan repentinamente como sucedió

se apartó.

Ella aún estaba conmocionada cuando Brody la miró y movió la

cabeza. "Vuelve a tu fiesta, Bel. Tienes que jugar con gente de tu

edad." Se giró sobre sus talones y se dirigió de regreso a su vida.

Bel estaba en el camino de entrada al lado de su coche rojo brillante

y lloró hasta que Holly fué a buscarla. Ella sabía que nunca sería lo

suficientemente buena para Brody, de modo que ¿por qué se seguía

torturando a sí misma?

* * * * * *

La gente la rodeaba, estaban de pie y Bel regresó a su ceremonia de

graduación. Se secó las lágrimas de sus ojos y siguió al resto de su

clase de graduación a la parte delantera del escenario. Cuando se

puso de pie con el resto de los estudiantes de enfermería, todos

esperando su insignia RN3, ella miró hacia la multitud. Vio a Joe y a

Holly fácilmente.

Joe Dunberg había convertido en su padre sustituto, desde sus

dieciséis años y lo amaba con todo su corazón. Ojalá pudiera haber

conocido a su esposa mejor, pero Nora Dunberg había muerto de

cáncer de mama sólo seis meses antes de que Bel fuera a vivir con

Joe.

Joe y Holly estaban de pie, animándola. Holly se mantenía sujeta al

brazo de Joe mientras saltaba arriba y abajo, su largo pelo negro

volaba a su alrededor. Joe siempre mantenía su pelo en una sola

trenza ordenada cayendo por el centro de la espalda.

3 Register nurse

Como ella seguía mirando a la multitud, podría haber jurado que vio

a Brody. Ella estaba tratando de concentrarse en él cuando llegó su

turno. Después de la entrega, volvió a mirar a donde ella había

pensado que había visto a Brody, pero no pudo encontrarlo.

Bel mentalmente se daba patadas a sí misma para deshacerse de

sus propias esperanzas. Ella sabía que Brody no quería venir. Se

alegró de que ella hubiese aceptado la oferta de trabajo en Colorado

Springs General ahora. Tenía que empezar una nueva vida para ella

y dejar a Brody Dunberg atrás.

Capítulo Tres

Presente

En el momento en el Bel entró en su pequeño apartamento de un

dormitorio, se quitó los zapatos. "Dios, odio esas cosas," dijo en voz

alta mientras se tiraba sobre el suelo de su dormitorio.

Se desnudó y puso su uniforme en la ropa sucia. Abriendo la ducha,

se soltó el pelo y se metió dentro de la caliente ducha. Se lavó el

cabello, Bel pensando en las dieciséis horas de jornada que acababa

de terminar. Las horas extraordinarias que era buenas para su

cuenta bancaria, pero al dejaban en un pésimo estado de ánimo.

Esta noche todo lo que quería era una copa de vino y un total de diez

horas de sueño.

Después de secar y atar el pelo, Bel se puso la bata roja de satén que

Holly le había regalado para la Navidad el año anterior.

Minutos más tarde, entró en su pequeña cocina, se sirvió una copa

de vino y se dejó llevar por su indulgencia. Su sofá de cuero marrón

tomaba la mitad de su sala pequeña, pero valió la pena.

Holly siempre insistía a Bel para que encontrara un apartamento más

grande ahora que ganaba más dinero, pero Bel no veía ninguna

necesidad de ello. No era como si ella tuviese una gran cantidad de

invitados. A pesar de que había había tenido algunas parejas

ocasionales de vez en cuando durante los últimos cuatro años que

llevaba en Colorado Springs, no tenía ningún interés en un novio a

tiempo completo. Bel había aprendido a la fuerza a mantener su

corazón a sí misma.

Tomó el mando de la televisión al mismo tiempo en que el timbre

sonó. Había sido su único requisito del lugar en el que iba a vivir. Se

levantó del sofá y se acercó al interfono. "Hola".

"Bel, soy Brody. ¿Puedo subir? "

Bel apoyó las dos manos en la pared. Cerró los ojos, de repente

tenía una sensación de mareo. ¿Por qué diablos estaba Brody aquí?

Ella ni siquiera sabía cómo había encontrado donde vivía a menos

que... "¿Le ha ocurrido algo a Joe?"

"No. Está bien. Necesito hablar contigo de otra cosa. Es

importante."

Bel dio un respiro. "Déjame hablar con el guardia de seguridad." Ella

le dijo al portero de noche que permitiera el paso de Brody hasta su

apartamento del tercer piso, y luego sacó la toalla y pasó los dedos

por la masa de rizos secos.

No fue sino hasta el golpe en la puerta que se dio cuenta de que sólo

llevaba la corta bata de satén. "Mierda."

Colocó el material alrededor de su cuerpo y ató el cinturón, y luego

abrió la puerta al único hombre que siempre había amado. Maldita

sea, que todavía se veía bien. Bel dio un paso atrás y le permitió

entrar a la sala.

"Es bueno verte de nuevo, Bel."

Brody, miró alrededor de la pequeña sala. Hizo un gesto hacia el

sofá. "¿Te importa si me siento?"

Tomando otra respiración profunda, Bel puso una gran sonrisa en su

rostro. "Por favor".

Ella siguió a Brody hasta el sofá y se sentó en el extremo opuesto.

"¿Qué puedo hacer por ti?" Bel preguntó.

Brody se frotó el mentón. Bel no podía dejar de estar hipnotizada

por el movimiento. Siempre se había sentido atraída como una idiota

por sus manos y brazos con venas pronunciadas. Sus dedos largos,

perfectos, habían desempeñado un importante papel en sus fantasías

durante años.

"Yo, eh... tengo una mala noticia. Gerald saldrá de prisión dentro de

tres días. Han llamado a casa de Joe para informarle. Le dije a papá

que me acercaría y te lo diría en persona”.

Bel se levantó del sofá. "¿Quieres decir que estará fuera en tres

días? Fue condenado a quince años. Sólo han pasado nueve años y

medio desde entonces. "

Brody se levantó y tomó las manos de Bel. "Lo creas o no, parece

que Gerald ha sido un preso modelo. Sale antes de tiempo por buena

conducta. Dijeron que te notificaron que habría una audiencia, pero

no te presentaste. "

Su garganta se cerró y Bel no pudo decir nada más. Las lágrimas

corrían por sus mejillas mientras trataba de entender el sistema de

prisiones del estado. Sacudió la cabeza. "Recibí una carta sobre una

nueva audiencia, pero pensé que era para bajar el nivel de seguridad

de nuevo. Ya he estado en dos de esas años atrás y nada de lo dije

sirvió de algo. Cuando recibí la última carta, decidí no volver a pasar

por ello de nuevo”.

Miró a Brody. Oh, no, ¿cómo iba a hacer para dominarse sabiendo

que su padre estaba fuera? "Es mi culpa. Si yo me hubiera tomado el

tiempo para leer esa maldita carta con más cuidado, podría haber

hecho algo ".

Brody, la tomó en sus brazos y la besó la parte superior de la cabeza.

"Lo siento mucho, Punkin".

Le frotó las manos en la espalda, tratando de calmarla. "Joe y yo

queremos que vuelvas a Gorge-City en donde podemos ayudar a

mantenerle vigilado. Pensé que podrías quedarte en la colina

conmigo. "

El cuerpo de Bel se tensó cuando se soltó del abrazo de Brody. Ella

sabía que no había manera de que pudiera volver a Gorge-City, y

mucho menos quedarse con Brody y sin hacer el ridículo otra vez.

Estando cerca de él, sus pezones endurecían y el coño hormigueaba.

"Yo no voy a volver a Gorge-City ", dijo finalmente.

"Se razonable. Eres una mujer soltera que vive sola. ¿Cómo vas a

protegerte cuando Gerald te encuentre?" Brody preguntó.

Bel inconscientemente se tocó la cicatriz de su cuello. "Para mi

bienestar mental, tengo que quedarme aquí. No puedo volver a

Gorge-City contigo. "

Cuando Brody intentado abrazarla de nuevo, ella lo detuvo con una

mano en el pecho. "No. No me vas a hacer cambiar de opinión sobre

esto. Apenas te he visto en los últimos cuatro años. He estado por

mi cuenta desde entonces y lo he hecho bien. Yo no necesito o no

quiero que me protejas. Tengo veintiséis años, una casa y mi propia

carrera. Me niego a dejarlo todo por que la pobre excusa de padre

que tengo vaya a salir de la cárcel”.

Bel se volvió y abrió la puerta. "Ahora, si me disculpas, me gustaría

irme a la cama. Tengo que estar de vuelta en el hospital en menos

de nueve horas. "

Brody, caminó hacia la puerta abierta. Miró hacia Bel mientras

pasaba. "Por favor llámame si me necesitas. Sólo quiero que estés

segura. "

Bel sintió que las lágrimas llegaban. Le miró a los ojos gris plateado.

"Tú renunciaste a ese derecho la noche de mi graduación en

secundaria." Bel cerró la puerta manteniendo apretada la mandíbula.

Ella se deslizó por la puerta cerrada, sollozando. En un momento en

que debería estar preocupada por mi padre, ¿cómo es que el toque

de Brody aún tiene la capacidad de excitarme?

Capítulo Cuatro

Brody, condujo las ochenta millas de vuelta a Gorge-City

ensimismado. ¿Cómo diablos podía proteger a la mujer que amaba,

si no le dejaba acercarse a ella? Cerró su puño contra el tablero.

"¡Maldita sea¡".

Se había enamorado de Bel la noche en que la llevó hasta el

helicóptero. Brody había tratado de cubrir sus sentimientos por su

propio bien. Era demasiado viejo para ella, tanto entonces como

ahora. En cambio, se había enterrado a sí mismo en el trabajo.

Después de una dimisión forzada del departamento de policía, se

había ido a trabajar para una compañía de construcción local. El

propietario de la empresa decidió retirarse y Joe Brody le había

ayudado a comprarla. Había construido la empresa al conseguir

grandes contratos comerciales por el rápido crecimiento en los

alrededores.

Tenía ahora treinta y siete años millonario, y nadie, solo Joe, Callum y

su banquero, lo sabían. Brody había renunciado a encontrar nunca a

otra mujer que reemplazara a Bel en su corazón. Durante mucho

tiempo la había querido, la ansiaba. Se había causado ciertos roces

entre él y Callum largo de los años, pero su amante por fin había

aprendido a aceptar lo que él no podía cambiar.

En principio, por supuesto, Bel había sido demasiado joven, y

entonces todo el mundo pensaba en ella como su hermana. Brody

siempre fue consciente de la diferencia de edad entre ellos. Diez

años eran mucho cuando se habla de una joven de dieciocho o

diecinueve años, una niña.

La noche de su graduación de secundaria, se había dicho que se

mantendría alejado, pero él no podía dejar pasar ese día sin verla.

Había cometido el error de mantener a Bel en sus brazos y sintió que

todo su cuerpo cobraba vida. Tenía veintiocho años y aún así pensó

que iba morir de amor si no la besaba.

Brody se apartó de ella desde esa noche por su propio bien. Se

merecía salir y descubrir la vida más allá de Gorge-City y de los

recuerdos de Gerald Jenkins. Brody, no tenía ni idea en ese momento

que le haría pagar por ese único acto durante los siguientes ocho

años.

Mientras conducía hacia Gorge-City pensando en Bel, Brody sintió

una agitación en sus vaqueros. Sacudió la cabeza. Joder, sólo de

pensar en ella tenía la polla dura.

No era nada nuevo. El olor fresco a cítricos de su perfume siempre le

había provocado una erección. Miró su excitación creciente y sonrió.

Sacó una mano del volante y bajó los vaqueros. Envolvió los dedos

alrededor de su pene, ya liberado de su confinamiento, Brody

estableció un ritmo constante al acariciarse.

Alrededor de treinta kilómetros a las afueras de Colorado Springs,

tuvo que hacerse a un lado de la carretera para terminar. Pasó el

pulgar por encima de la ranura superior de su polla, reunió la

humedad y lo utilizó como lubricante para facilitar sus atenciones. Se

pellizca sus pezones con la otra mano y fijo el pensamiento en la sexy

Bel, la hermosa Bel.

Brody imaginó su mano empuñando su polla en su lugar. Mejor aún,

se imaginó empujando su pene entre sus grandes y deliciosos pechos

mientras Callum la cogía por detrás. La levantó en su mano y disparó

a su semilla. A pesar de que era extraño para la mayoría, Brody

anhelaba compartir a Bel con su mejor amigo y amante.

Después de un pañuelo de salpicadero, se limpió y la metió la

todavía medio dura polla de nuevo en sus vaqueros. Dejando caer la

cabeza hacia atrás en el reposacabezas, Brody se preguntó cómo

podía mantener a Bel segura sin su cooperación. Tal vez debería

haberle dicho lo que sentía? ¿Habría alguna diferencia?

Puso el vehículo en marcha, y se dirigió a Gorge-City para hablar con

su padre. Tal vez Joe tuviera algunas ideas. Se alegró de que Callum

ya estuviera esperando después de su viaje a ver a Bel.

* * * * * *

Brody llamó a la puerta principal antes de meterse en su casa de la

infancia. Llamó a su padre y lo encontró en la cocina, con un aperitivo

nocturno. "Hola, papá. ¿Qué estas haciendo?"

En la boca de Joe apareció una sonrisa. "Nachos. Mis favorito.

¿Quieres un poco? "

Brody, sonrió, mostrando sus siempre presentes holluelos a su padre.

"Suena muy bien."

Se acercó a la nevera. "¿Tienes alguna cerveza para acompañarlos?"

Abrió la puerta y encontró lo que buscaba en la esquina trasera. Miró

a su padre. "Sólo tienes una. ¿Te gustaría que la dejara? "

Joe se rió entre dientes y puso otro plato de nachos en el

microondas. "Me estoy pensando tomar té esta noche, pero cógela

adelante. Sírvete a ti mismo. "

Tomaron sus bocadillos en la sala y se sentaron en el sofá. Joe le

miró. "Así que vas a decirme cómo te fue con Annie? Supongo que es

por eso que estás aquí."

Lamiendo el queso de los dedos, Brody asintió. Su padre siempre

había llamado a Bel Annie. "No volverá a Gorge-City. Ella dijo que se

niega a renunciar a su carrera y su casa sólo porque Gerald salga ".

Brody posó el plato sobre la mesa de café y se pasó las manos por el

largo pelo. Se puso de pie y caminó hacia la ventana. "Ella no me

dejará protegerla. ¿Qué debo hacer? "

En una voz suave, reconociendo al fin sus sentimientos. "La amo,

papá. Desde siempre."

Joe puso su plato junto al de Brody y se acercó a él. Puso una mano

sobre su hombro y apretó. "Deberías haberlo dicho hace años.

Siempre sospeché que era así. Me temo que ahora no será muy

bueno. Annie no parece tener muchas citas con los hombres, según

Holly. He visto sus citas cada vez menos en los últimos seis o siete

años. Sé que la besaste en la noche de su fiesta de graduación.

Holly me lo dijo. Ella también me dijo que Annie quedó devastada

cuando te apartaste. "

Brody se dio la vuelta y miró a su padre. "Ella era demasiado

malditamente joven para lo que sentía por ella. Quería tragarla

entera. Se merecía la oportunidad de experimentar la vida. "

"Eh... poca condenada vida. Sé por Holly, que nunca se permite más

de un par de citas con un hombre. Holly me dijo que no se pueden

comparar contigo a sus ojos. Pensó en tí como el hombre perfecto,

pero el hecho de que la hayas evitado en los últimos ocho años la ha

dejado querer a nadie. "

Brody, sintió que las palabras llegaban hasta su alma. "¿Qué puedo

hacer?"

Joe se encogió de hombros. "Trata de llamarla todos los días, sólo

para comprobarla. Ella puede actuar como si estuviera molesta, pero

en el fondo le complace la atención ".

* * * * * *

A la mañana siguiente, Brody decidió hacer a Callum una visita. En

el momento en que había llegado a casa de Callum la la noche

anterior, había estado demasiado cansado para hablar de cualquier

cosa. Había caído en la cama, cogió a su amante en sus brazos y se

quedó dormido. Callum le había besado antes de irse a trabajar más

temprano en la mañana, pero todavía no habían tenido la oportunidad

de hablar.

Entró en la estación de policía y saludó a Betty. "Hola, hermosa

dama. ¿Cómo estás hoy? "

Betty cacareó y le indicó el pasillo. "Estoy bien, encantador. Está en

su oficina."

Brody se dirigió por el pasillo. No podía creer que Callum fuese jefe

de la policía local. La puerta estaba abierta, por lo que sólo se apoyó

en el umbral hasta que Callum colgó el teléfono.

Callum vio a Brody y le indicó que entrase –“Muy bien, George, voy

avigilarlo. Muy bien. Te llamaré más tarde." Callum colgó y cerró los

ojos. "George Keating llamó para quejarse sobre los niños del

barrioque jugaban a la pelota en su campo de nuevo."

Brody se echó a reír y se sentó en la silla frente al escritorio de

Callum. "Ha estado quejándose de eso, desde que éramos niños. Si

él no quiere que nadie entre en su campo, ¿por qué no hace algo con

él?"

A Callum le temblaron los labios. "Porque entonces no habría nada

de lo quejarse. Hablando de otra cosa, ¿qué puedo hacer por ti? "

"¡Sabes lo que puedes hacer por mí¡", Brody, respondió con un guiño.

Callum sonrió. Se quedó mirando el bulto que presionaba contra la

cremallera de los vaqueros de Brody, y empezó a frotarse.

Por mucho que Brody quisiera jugar, tenía asuntos más importantes

en su mente. "Es mejor mantengas tu mente fuera de los vaqueros,

por ahora, Doodle. Lo que necesito es que mires que puedes hacer

con el sistema penitenciario para que mantengan a Gerald Jenkins en

prisión", dijo Brody, pero maldita sea, el paquete Callum tenía buen

aspecto.

Callum sacudió la cabeza. "Lo siento, lo he intentado todo, pero la

junta de libertad condicional no quiere escuchar al jefe de policía de

un pequeño pueblo”.

Callum se adelantó y tomó un caramelo deazúcar con mantequilla

del bol de la mesa. Desenvolvió el caramelo, miró hacia Brody.

"¿Has hablado con Bel?"

Brody, miró a Callum meterse el caramelo en la boca. "Lo intenté,

pero no quiso volver conmigo".

Callum rodó el caramelo en la boca. "Lo siento. Sé que la amas.

Como policía, no puedo ayudarte mucho si se queda en Colorado

Springs, pero como el hombre que te ama, siempre estaré aquí si me

necesitas. "

Brody se puso de pie y extendió la mano. Mantuvo el contacto físico

un poco más de lo que debería en la estación de policía. "Lo sé. Tú

siempre has estado allí para mí, no importa lo grande que sea la

burrada que haga. "

* * * * * *

Tres noches después, Brody llamó a Bel, por primera vez desde su

viaje a su apartamento.

"Hola," Bel respondió.

"Hola. Sólo estaba llamando para asegurarse de que estás bien."

Brody la oyó suspirar al teléfono.

"Yo estoy bien. Ya te dije que soy una chica grande, y puedo cuidar

de mí misma. Bien, si eso es todo lo querías, estoy cocinando la

cena."

Brody quería arrastrarse a través del teléfono y sacudirla. "Sé que

no quieres que llame, pero será mejor que te acostumbres, porque yo

no voy a dejar de preocuparme por ti."

"Adiós, Brody."

Brody mantuvo el teléfono en su oreja y se golpeó en la frente al oír

a Bel colgarlo. El hecho de que Gerald hubiera salido de prisión le

hacía estar demasiado nervioso para relajarse en casa durante la

noche. Cogió sus llaves y su chaqueta y se dirigió hacia su

camioneta.

Tal vez se podría hacer algo de investigación. Se dirigió a todos los

bares de la zona de los que sabía que Gerald solía frecuentar, pero no

ocurrió nada. Lo más interesante que obtuvo fue una mujer de Wally,

quien dijo que ella le escribió de vez en cuando, pero ella no lo había

visto desde que había sido puesto en libertad.

Algo acerca de esto extrañó a Brody. Si Gerald había tomado una

especie de relación- desde el penal, ¿por qué no había ido a verla?

Gerald no había tenido una mujer en diez años. Brody pensó que

sería lo primero en su lista de prioridades. A menos que...

Brody, sacó su teléfono celular y llamó a Bel.

"Hola", respondió ella después de que el quinto toque.

"Siento llamar tan tarde, pero he estado recorriendo las viejas

guaridas de Gerald y no lo encuentro en ninguna parte. Yo pensaba

que podría haber dado señales de vida, y sólo quería asegurarse de

que mantenías los ojos abiertos en todo momento."

Bel quejó en su oído. "¿Has pensado en el hecho de que tal vez mi

padre ni siquiera me busque?"

Oyó lo que sonaba como hojas pasando al fondo antes de Bel

hablase de nuevo. "Escucha, te agradezco tu preocupación, pero

estoy bien, y sí, voy a mantener los ojos abiertos por mi padre."

"Hazme un favor más. Tiene un teléfono móvil, ¿no?" Brody se

restregó los ojos cansados, mientras esperaba su respuesta.

"Claro, tengo uno. ¿Por qué? ", Preguntó.

"Quiero que pongas mi número en marcación rápida, por si acaso".

"Esto no es realmente necesario," Bel comenzando a discutir.

"¡Maldita sea¡ Bel, sólo hazlo. Me sentiré infernalmente mejor si se

que puedes ponerte en contacto conmigo con solo pulsar un botón."

Sabía que su tono de voz no era de ayuda, pero maldita sea, la mujer

era terca.

"Bien", contestó secamente.

Podía oírla moviendo las mantas y saliendo de la cama. Él hizo todo

lo posible para bloquear las imágenes que esa simple acción despertó

en su mente.

"Muy bien. Estoy sosteniendo mi móvil. Dime tu número para que

yo pueda volver a dormir”.

Brody le sonrió a su mal humor. Le dio el número y se disculpó por

despertarla. Después de colgar, miró a su polla hinchada y suspiró.

Ella se lo hacía a él en todo momento. Supongo que era hora de

hacer un viaje hasta Callum.

* * * * * *

Brody se alegró de ver la luz del porche aún encendida cuando se

detuvo detrás del camión de Callum. Se equilibró, subió los escalones

y llamó a la puerta antes de entrar directamente.

Callum estaba tirado en el sofá en sus cortos boxers, parecía más

sexy de lo que nadie tenía derecho a ser. Brody se humedeció los

labios y comenzó a desvestirse.

Se arrodilló al lado del sofá deshaciéndose de sus vaqueros y ropa

interior. "Te necesito", dijo, frotando el duro paquete atrapado detrás

de la tela negro de la ropa interior.

Callum enroscó los dedos por el cabello. "Tú sabes que yo siempre

estaré aquí".

Brody se detuvo en el proceso de liberar Callum de sus restricciones.

"¿Por qué? No importa lo que haya hecho, siempre has estado ahí

para mí. A veces, no creo que me merezca tu lealtad."

Callum tiró del brazo de Brody hasta que quedó encima de su

amante. "Te amo. ¿No es eso suficiente? "

Cuando empezó a responder, Callum lo silenció con un beso. "Yo sé

cuánto significa Bel para ti. Ella es una bella persona y se lo merece,

pero lo me preocupa es que voy a ser sustituido."

Brody comenzó a sacudir la cabeza, pero Callum lo detuvo de nuevo.

"Llegué a un acuerdo con mis propios temores años atrás. Ahora vivo

cada día contigo como si fuera el último. Es por eso que no me

preocupo por las pequeñas cosas. Amarte es un regalo del cielo".

Brody, sintió que sus ojos comenzaban a arder. No sabía lo que

Callum tenía dentro de él para ser tan romántico. "Te amo

demasiado, Doodle. Me gustaría tenerlos a dos. Es lo que he soñado.

Es por eso que diseñé mi casa con tres personas en mente”.

"No se puede esperar de una chica dulce, como Bel que acepte una

relación de trío, Brody. Apuesto a que ni siquiera sabe que estamos

enamorados. "

Sentándose, Brody apoyó su culo sobre polla de Callum. Mirando

hacia abajo, se preguntó qué se sentiría si invertían las posiciones.

Callum había salido con varias mujeres en los últimos años, pero

Brody siempre había sabido que Callum no se permitía tomar en serio

a ninguna. Pero que pasaría si lo hiciera?

"Tal vez podamos facilitárselo a Bel." Brody cerró los ojos. "En este

punto, puede ser una cuestión discutible. Ella no me deja ni

protegerla. "

Vio la preocupación en los ojos de Callum cuando su hombre

comenzó a moverse debajo de él. "Ella vendrá a ti, ella te ama.

Puedo verlo cuando te mira. Ahora Bel sólo está loca, pero lo

superará. Y mientras tanto, te tengo algún tiempo más”.

Brody se acercó y abrió el cajón de la mesa, sacando un condón y

una pequeña botella de lubricante.

Se dio cuenta en ese momento, como Callum, que tenía que disfrutar

del momento, mientras estaban juntos. Después de enfundar la

gruesa y larga polla de Callum, Brody preparó su propia fosa,

mientras que su amante gemía.

"¿Me quieres?"-Preguntó mientras se colocaba sobre la polla de

Callum.

"Sabes que si", Callum respondió y se apoderó de las caderas de

Brody, bajándolo sobre su eje.

El fuerte ardor que le producía Callum cuando enterraba su polla en

él, era siempre un placer. Esta noche, sin embargo, tuvo un mayor

significado para Brody. Mientras cabalgaba a Callum, trató de

transmitirle su amor. "Tú eres el único hombre con el que he estado,

Doodle, el único hombre que he amado".

Callum asintió con la cabeza y penetró, con ritmo castigador, para

satisfacer el agujero de Brody. No pudo hablar ya que su amante lo

folló hasta que se corrió. La polla de Brody estalló, embadurnando el

estómago y el pecho de Callum con chorros de esperma blanco y

espeso.

Cuando pasó el dedo a través de la masa pegajosa y se lo llevó a los

labios de Callum, su amante llegó a la cima con un gruñido.

Brody cayó hacia adelante y besó a Callum. "Va a funcionar",

susurró.

Capítulo Cinco

Al día siguiente Bel, trabajó otro turno de doce horas. Tenía planes

para cenar con Holly, así que ella corrió a casa a cambiarse. Ella salió

del ascensor y se dirigió a su apartamento. A medida que se

acercaba a la puerta, los pelillos de la nuca empezaron a izarse. Se

acercó con cautela a la puerta, manteniendo los ojos abiertos.

En el momento en el que iba a introducir la llave, se dio cuenta de

que ni siquiera estaba cerrada. Bel retrocedió lentamente y corrió

hacia el ascensor. Dio gracias a Dios cuando la puerta se abrió de

inmediato. Bel pulsó el botón del vestíbulo y contuvo la respiración.

Su pecho se sentía apretado y podría jurar que la cicatriz en su cuello

quemaba. Cuando las puertas se abrieron por fin, se precipitó al

vestíbulo de la oficina de seguridad.

Bel se sintió aliviado cuando vio a Harry, el vigilante ex-militar.

"Creo que alguien ha entrado en mi apartamento o ha estado ahí. Mi

puerta está abierta. "

Harry le dirigió una mirada culpable. "Siento que se haya

preocupado, la Sra. Jenkins. Ha tenido una entrega el día de hoy y yo

lo cogí, personalmente, pero estoy seguro de que cerré la puerta

detrás de mí. Nunca he cometido un error así. "

Harry pasó la mano a través de su corto pelo canoso. "¿Le hará

sentir mejor si voy con usted y compruebo su apartamento, por si

acaso?"

Una sensación de alivio inundó a Bel. "Yo se lo agradezco mucho,

Harry."

Se dirigieron al ascensor. Bel se detuvo de pronto y se volvió a

Harry. "¿Qué tipo de entrega he recibido? Yo no he pedido nada. "

Harry la hizo entrar en el ascensor abierto. "Limpieza en seco. Venía

de O'Connell justo al final de la calle. Yo lo colgué en el perchero

junto a la puerta. Lo siento si he actuado de manera inapropiada. "

Las puertas del ascensor se abrieron en el quinto piso. "No, no lo

hizo. Es sólo que no recuerdo haberles llevado nada a limpiar, pero

he tenido muchas cosas en la cabeza últimamente.

Se acercó a la puerta y le indicó a Harry que entrara primero. Entró

en el apartamento y encendió la luz.

Bel esperó en la puerta mientras Harry iba de una habitación a otra,

encendiendo las luces y mirando en su armario. Volvió a la entrada

con una tímida sonrisa en su rostro.

"El apartamento está seguro. Lo siento de nuevo por no cerrar la

puerta, como creo que lo hice”.

Bel sonrió y le guiñó el ojo. "No todos podemos ser perfectos.

Gracias por venir conmigo. "

"No es ningún problema. Sólo tiene que llamar si necesita cualquier

otra cosa. "

Harry se giró y Bel se volvió hacia la bolsa de limpieza en seco

colgada en el gancho justo detrás de la puerta. Ella levantó la ropa y

la llevó a su armario. Cuando quitó el plástico de la ropa, descubrió

que no eran suyas. De hecho, los dos vestidos parecían casi nuevos.

El vestido negro era un poco desaliñado para su gusto, mientras que

el vestido rojo era un poco llamativo. Al mirar más cerca, vió que

eran de su talla. "Esto es raro", susurró.

Bel dejó a un lado el sentimiento insignificante que comenzó a

deslizarse en ella. Sin duda, era sólo una coincidencia. Ella se

encogió de hombros y colocó los vestidos. Ella comenzaba a trabajar

más tarde mañana, tenía tiempo justo para devolverlos al servicio de

limpieza antes de su turno de mediodía.

Quitándose la ropa de trabajo, eligió un sencillo jersey verde

esmeralda y su par de cómodos vaqueros. Estaba vestida y de

regreso en la puerta en diez minutos. Bel caminaba por la manzana

hasta a Sergio para encontrarse con Holly.

* * * * * *

Empujando a su plato, Bel se sentó en la silla y se acarició el vientre

plano. "No más. Siento que voy a explotar”.

Holly rió, "Sí, claro. Apenas has comió un tercio de tu cena." Ella

levantó su copa de vino y bebió un sorbo. "Hablé con Joe hoy".

Sentándose erguida, Bel miró a su amiga y sonrió. "¿Por qué

hablaste con Joe? ¿Le dijiste que estás locamente enamorada de él? "

Holly puso la copa de vino en la mesa y tomó la mano de Bel. "Él me

llamó. Está preocupado por ti. ¿Por qué no me dijiste que Gerald

había salido de la cárcel? "

Bel se encogió de hombros. Se sentía como cuando todo el mundo

hablaba de ella a sus espaldas. "Porque sabía que ibas a ser tan

paranoica como Brody. Créeme cuando te digo que no puedo tener

otro guardián en mi vida ahora mismo."

Holly levantó una ceja. "Lo dices que como si fuera una cosa mala.

Puedes fingir todo lo que quieras, pero yo sé que todavía amas a ese

hombre. ¿Entonces por qué te molesta tanto si quiere protegerte? "

Bel retiró la mano de Holly, casi tirando el vaso en el proceso. "¿Qué

bien, amar a Brody nunca me ha hecho daño? Acabará por sentir

lástima por mí como todos los demás, y no lo consentiré. "

Una sonrisa se dibujó en los labios de Holly. "Nadie siente lástima

por ti. Ocurre que tienes un montón de gente que te quiere y estamos

preocupados, eso es todo. Además, Joe me dijo que Brody se está

volviendo a sí mismo y a todos los que le rodean, locos con ese

asunto de Gerald. Lo que me induce a pensar que todo esto es un

poco más profundo de lo te das cuenta.”

Bel se desplomó en su silla y se puso la servilleta encima del mantel

de cuadros rojos y blancos. "Lamento haberte gritado. Creo que

estoy un poco de los nervios de punta estos días. Joe debe estar

equivocado, sin embargo, porque creo que Brody y Callum han tenido

relaciones sexuales durante años. Además, los dos están muy fuera

de mi liga. "

Holly levantó la mano. "No me hagas abofetearte. Es tan buena

como cualquier otra y no lo olvides”.

Holly se echó el pelo detrás de su hombro y continuó. "De todos

modos, tal vez Brody es bisexual. No es gran cosa. Lo amas y

necesitas echar un polvo”.

"Yo estoy perfectamente bien con mi amigo de confianza, muchas

gracias. Él siempre está ahí cuando lo necesito y lo único que me pide

es un nuevo suministro de pilas de vez en cuando." Bel podía sentir

sus mejillas ardiendo al pensar en ello. Tal vez eso es lo que

necesitaba esta noche, aunque la idea de Brody y Callum juntos hizo

más para alimentar su fantasía que otra cosa.

Holly pagó la factura de la cena y se deslizó el bolso en el hombro.

"Un vibrador no puede envolverte en sus brazos durante la noche,

Sra. Jenkins."

Bel miró a Holly. "Eres muy sutil hablando. Y no creas que no me di

cuenta de que nunca has respondido a mi pregunta sobre se estás

enamorada de Joe. ¿Todavía estás loca por él, ¿no? "

Caminando por el restaurante, Holly miró por encima del hombro a

Bel. "Él todavía piensa en mí como una adolescente. No tiene ni idea

que ha bautizado mi vibrador en su honor." Holly le guiñó un ojo y

abrió la puerta.

Al salir del restaurante, Holly señaló hacia su Lexus. "Vamos. Te

daré un paseo a casa".

Bel puso los ojos en blanco y puso las manos en las caderas. "Sólo

vivo a dos manzanas de aquí."

Holly la cogió del brazo y la condujo hacia el coche. "Sí, y sucede

que tienes un padre loco al que le gustaría verte muerta. Entra en el

coche, Bel. "

"Vale".

* * * * * *

Bel se estiró después de apagar el despertador. Cada músculo de su

cuerpo protestó con la acción. Se había entregado a un buen

entrenamiento ayer por la noche con su vibrador. Se rió para sus

adentros. Tanto su culo como su coño se sentían agradables y un

poco doloridos. ¡Qué verguenza¡. Ella retiró el cobertor y se dirigió

hacia el baño.

Mientras se duchaba, Bel no podía creer que después de todos estos

años todavía veía la cara de Brody cada vez que ella llegaba al

orgasmo. Había intentado imaginar los otros hombres, incluso a

estrellas de cine, pero no podía hacer nada con la imagen de Brody, y

en ocasiones Callum, pero sólo al mismo tiempo.

Siempre lo imaginaba encima de ella, o detrás de ella con su cabello

largo colgando libremente, el color bronceado de su piel contrastando

con la palidez de la suya. Cerró la ducha y se secó. Recogió el pelo

en un moño improvisado en la parte superior de la cabeza, y entró en

el dormitorio.

La noche anterior había utilizado sus dos vibradores, uno para cada

hoyo. Sólo la idea de Brody y Callum, los dos la llenaran al mismo

tiempo le había dado múltiples orgasmos. Caray, si sólo fantasear

con estar con los dos lo hiciera, ella sabía que probablemente nunca

sería real.

Vistió su uniforme de enfermera, se tomó un desayuno rápido y

agarró la ropa de la tienda de limpieza en seco que necesitaba

devolver. Ella sólo tenía una hora antes de que empezara su turno.

Normalmente, cuando tenía este turno partido, se levantaba mucho

antes y tenía un montón de cosas que hacer, pero después de su

entrenamiento de ayer por la noche, se tomó la mañana en la cama.

Dejar la ropa en la tintorería no era tan fácil como había pensado.

Insistieron en que no sabía de dónde procedían de las prendas y se

negaron a cogerlas. Arrojándolas en la parte posterior de su Honda

SUV último modelo, condujo hasta el hospital. ¿Podría su día ir a

peor?, posiblemente.

* * * * * *

El turno de Bel terminó a la medianoche y esperaba que pudiera

volver a casa sin dormirse. La jornada había sido una locura y lo

único que quería era una agradable ducha de agua caliente y una

cama caliente.

Se dirigió hacia el estacionamiento de los empleados y comenzó a

buscar en su bolso las llaves. Finalmente las enganchó cuando llegó

a su coche. Antes de que pudiera apretar el botón para desbloquear

las puertas, la golpearon por la espalda y cayó al suelo.

Bel sintió la mordedura del pavimento en sus manos cuando aterrizó