El Juicio Seguido a Jesús de Nazaret, en la Pascua Judía del Año 31 de Nuestra Era, por Humberto R. Méndez B. - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

EL JUICIO SEGUIDO A JESÚS DE NAZARET, EN LA PASCUA JUDÍA DEL AÑO 31 DE NUESTRA ERA, SIGUIENDO LAS DISTINTAS INSTANCIAS QUE NOS

SEÑALAN LOS EVANGELIOS

 

 

 

 TESIS PARA OPTAR POR EL TÍTULO DE MAGÍSTER EN TEOLOGÍA.

 

 

 

SUSTENTADA POR:

HUMBERTO R. MÉNDEZ B.

 

ASESOR:

CRISTINO PEÑA TEJADA, MA.

 

 

 

Santiago de los Caballeros,

República Dominicana,

Noviembre del  2012

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Juicio Seguido a Jesús de Nazaret, en la Pascua Judía del Año 31 de Nuestra Era, Siguiendo las Distintas Instancias que nos

 Señalan los Evangelios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INDICE DE CONTENIDOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INDICE DE CONTENIDOS

 

 

AGRADECIMIENTO…………………………………………………………...……..1

DEDICATORIA………………………………………………….……………….…..11

INTRODUCCION………………………………………………………………...….1V

 

CAPITULO I: MARCO INTRODUCTORIO

1.1. Planteamiento del problema………………………………………………...……...2

1.2. Justificación e importancia……………………………………………...…...……..5

1.3. Objetivos………………………………………………………………..………….7

1.3.1. General………………………………………………………………..………….7

1.3.2. Específicos……………………………………………………………..…...…....8

1.4. Variables e indicadores…………………………………………………..………...9

1.5. Operacionalización de las variables……………………………………..….…….10

 

 

CAPITULO II: MARCO TEORICO

2.1. Antecedentes de Juicios Ignominiosos en la Historia…...……………...………....13

2. 2. Juicio extraoficial y nocturno a Jesús ante Anás……………………...……….….19

2. 3. Proceso ante Caifás y el Sanedrín de noche............................................................24

2. 4. Proceso ante el Sanedrín por la mañana……………………………...…………...25

2 .5. Jesús ante el tribunal de Pilato………………………………………...…….....….38

2. 6. Jesús ante el tribunal de Herodes Ántipas……………………………...………....46

2. 7.Jesús ante Pilato por segunda vez y su condena………….……………...………...49

2. 8. Glosario…………………………………………………………………..…….…57

CAPITULO III: ASPECTOS METOLOGICOS

 

3.1. Tipo de investigación……………………………………………………….….…..61

3.2. Métodos empleados…………………………………………………………….….62

3.3. Técnicas usadas…………………………………………………………………....63

3.4. Instrumentos y su validación…………………………………………………........64

3.5. Procedimiento de recolección de los datos………………………………………...65

 

 

CAPITULO 1V: PRESENTACION Y ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS

 

4. 1. Resultado con relación a los objetivos…………………………………………....67

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

 

Conclusiones…………...…………………………………………….…………….…...70

Recomendaciones…….….……..…………………………………………………....…72

 

BIBLIOGRAFIA

ANEXO

 

 

 

 

 

AGRADECIMIENTO

 

 

Gracias Jesús por permitirme

Penetrar el pórtico de tu ciencia,

Estudiar el misterio de tu amor,

Ver tu bondad, tu clemencia.

 

Te agradezco Padre por revelarte

En tu Ley, el átomo y  la estrella,

En la flor, en la lluvia y la mañana,

Como en la hierba de la pradera.

 

Gracias Espíritu Santo,

Por esclarecernos la Palabra,

Que nos muestra el amor del Padre

Y oír al Hijo cuando habla.

 

 

 

También son mis agradecimientos a los profesores: Francisco Fortuna, Felipe Rincón, Rafael Reyes, Mélido Zorrilla, Persio Paulino, Anneris Abreu, Cristino Peña, Feliz Manuel Feliz, y Robert Bueno, los cuales, en ese mismo orden nos guiaron y compartieron sus conocimientos con nosotros en esta Maestría.

 

 

Sea también estos agradecimientos a la Universidad Nacional Evangélica, la cual me ha permitido realizar  ésta Maestría por menos del costo de lo que pago por un semestre por mi hija en la Universidad Católica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEDICATORIA

 

 

¿A quienes dedico ésta tesis

Para que sean mis Mecenas?

Primero a Sheyly Teresa,

Por ser mi única nieta;

También a Branly y a Jen Luís,

Ambos hijos de mis hijos,

Por ser ellos las diademas

Con que mi Dios me bendijo.

 

 

Esta tesis también está dedicada a aquellas personas que durante dos años fueron mis compañeras y compañeros de clases, todas personas maravillosas en el Señor, y junto a las cuales viví verdaderos momentos de hermandad y camaradería cristiana, y con los cuales tengo puesta la fe en Dios de que nos juntaremos en el reino de los cielos. He aquí sus nombres como un tributo de mi aprecio: Miguel Cuevas, Gerardo Zabala, Juan Bautista Vila, Faustino Peralta, Josefina Cruz Luna, Mercedes Sosa, Dolly Gil, Ángel Liviano, María Díaz y su esposo Nicolás D”Aza, José Adalberto Díaz, Máxima López, Anneris Melo y a Elioenai Rodríguez.

 

También se la dedico a Samly Harold De León, a Pedro Augusto Rodríguez, a Harold Francisco Núñez, a Carlos Augusto Vargas y a Nieves de Jesús González, los cuales iniciamos juntos este viaje, pero que por una causa u otra se quedaron a la vez del camino.

 

 

A Linda Isabel por haber estado junto a mí durante los dos años que duró esta Maestría.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCION

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCION

 

 

El tema de la presenta investigación, el juicio seguido  Jesús de Nazaret, el viernes 25 de abril del año 31 de nuestra era, en plena Pascua judía, siguiendo las distintas instancias que  señalan los santos Evangelios, la cual viene a llenar el vacío existente en cuanto a  lo que es un trabajo exegético explicativo del mismo. El hecho de que Jesús fuera procesado en forma ilegal, ya que contra él se fabricaron pruebas y se recurrió a testigos falsos, en franca violación al Derecho, es otra prueba de que no se le quería hacer justicia.

 

En virtud de la magnitud de este proceso, la presente investigación se plantea el objetivo de identificar las violaciones cometidas por las autoridades judías en el juicio religioso que se le siguió a Jesús; esto es identificar en que medida las autoridades religiosas judías falsearon el procedimiento. Este juicio que se inicia después de Jesús haber sido arrestado de manera ilegal, como ilegal fue el hecho de que el Sanedrín se reuniera de forma apresurada durante la noche. También se ha verificado la conducta de Poncio Pilato, el juez romano que recibió a Jesús bajo la acusación de blasfemia, así como destacar su comportamiento y su deseo de liberar a Jesús. La blasfemia no constituía en el derecho romano un delito que trajera como resultado la pena de muerte. En esa parte del proceso, el juez reconoce que el no encuentra nada digno de muerte, sino que al contrario, la causa de la acusación es por envidia.

 

También este trabajo destaca el comportamiento de Herodes Ántipas, y el trato burlesco que le dio a Jesús. Este Herodes Ántipas, es el mismo soberano que hizo decapitar a Juan el Bautista, pero que en el caso de Jesús, después de alegrarse de verlo, como Jesús no llenó sus expectativas, se burla de él, y sin dictar ninguna sentencia, se lo remite de nuevo a Pilato. Es cuando el acusado está en presencia de Pilato por segunda vez, que se enuncian una serie de acusaciones políticas, que son al final las causas de la condena.

 

 

Así es que esta investigación, que es bibliográfica conceptual, y analítica, con amplias implicaciones de carácter histórico-jurídico, está encaminada a esclarecer los aspectos poco conocidos del juicio más trascendente de la historia de la humanidad. Es por esos que el conocimiento de todas sus fases, así como el  de las intríngulis, que a semejanza del tablero de un telar, es necesario ir reconociendo la trama que ha ido siguiendo el hilo, que al irse entrelazando con la urdimbre, han formado la tela. Por eso es urgente, no solo por parte de los cristianos, o por los estudiantes de teología o historia, sino por todo ser interesado en su propio porvenir y en el de los demás, que se impone la necesidad de conocer como se  fue urdiendo el entramado que culminó con la muerte de Jesús de Nazaret, y que lo convirtió en el Cordero de Dios.

 

Para el conocimiento de éste juicio, el cual trae con él aparejado la mayor de las injusticias que se haya cometido, se ha recurrido a las fuentes primarias, estas son los Evangelios. Aunque un lector superficial, así como todo aquel que se aproxima a la Palabra de Dios tanto en busca de consuelo como de la verdad, es  posible que ignore, que el hijo de Dios tuvo que afrontar un juicio maratónico de seis fases, al final de las cuales padeció en la cruz.

 

Junto con la información primaria que se encuentra en los Evangelios tocante a este juicio, en ésta investigación  se tuvo en cuenta los escritos de las autoridades y eruditos que han abordado este tema. Por eso, junto a los nombres de Ernesto Renán y al de Paul Winter, se pueden ver las consideraciones de Salvador Jorge Blanco y los de Elena de White, así como los de Adam Clarke.Es por eso que en ésta investigación sobre el juicio de Jesús, y en el cual se sigue paso a paso las distintas instancias de ese proceso, ya que  como detritus se han ido mezclando y entrelazando entre sí, al extremo de confundirse, en éste trabajo se van separando, clasificando y tabulando en forma taxativa, para que los investigadores y el estudioso puedan tener una visión panorámica y de conjunto.

 

Esta investigación se ha propuesto pergeñar el proceso contra Jesús, para lo cual se ha dispuesto, como si fuera un mosaico bizantino, en el cual se han colocado las piezas coloridas, que cual trabajo de taracea, permiten tener una visión minuciosamente detallada del mismo. También se observaran la injusticia más monstruosa, ya que en el mismo se juzgó y condenó al mismo Dios hecho hombre, por  lo cual se efectuó un deicidio. Por tal razón, esta investigación no ha escatimado esfuerzo, ya que con ella se viene a llenar un vacío en el campo de la teología y de la exégesis bíblica, no llenado hasta el presente.

 

Como se podrá ver, la presente investigación consta de cuatro capítulos, los cuales  han sido debidamente delineados y enmarcados dentro del radio de sus contenidos. Por eso, el interesado en sacar provecho de ésta investigación puede guiarse a través del índice del mismo, para la búsqueda de la información que necesite consultar. Por tal virtud encontrará que en  el Capitulo 1 se encuentra el Marco Introductorio, en el cual el planteamiento del problema, que como desde ya se sabe es el juicio seguido a Jesús.

 

El Capitulo 11, el del Marco Teórico, presenta los antecedentes de tres juicios ignominiosos, en los cuales, más que sentencias se evacuaron adefesios jurídicos, infamias, afrentas, oprobios, que ensombrecen a la justicia. Los casos de Sócrates, Galileo y Dreyfus, son presentados como aperitivos, antes de llegar al plato fuerte, que fue servido en la Pascua judía, en la ciudad de Jerusalén, en el año 31 de nuestra era.

 

Este Marco Teórico se presenta en forma objetiva y sin apasionamiento, cada una de las instancias que recorre Jesús en su juicio, así como las violaciones al derecho judío son abordadas, incluyendo una breve mirada a la situación política a la luz de la historia del pueblo de Israel en ese momento. También se inserta una refutación al planteamiento de Paul Winter.

 

En el  Capitulo 111 se presentan los Aspectos Metodológicos de la investigación. Para ésta investigación que es bibliográfica conceptual, teniendo su mayor campo de estudio en los Evangelios, se recurrió al método histórico, el cual fue apoyado por el método analítico, ya que se descompuso el proceso en tantas partes como fuera posible.

 

En el Capitulo 1V se da un tratamiento analítico al material reunido, teniendo como directrices los objetivos que dieron origen a este trabajo.

El juicio de Jesús, el cual culminó con la ejecución de la sentencia, que fue la pena de muerte sufrida en la cruz del Calvario, fue soportado por el enviado de Dios con el gozo del deber cumplido. En los labios del Salvador no hubo reproches, quejas ni amenazas contra sus jueces y ejecutores, sino que por el contrario, sus labios elevaron al Padre una oración intercesora de perdón. Describiendo ese momento aciago. White, E. (1966: 693 y 694) dice: <<Su espíritu se apartó de sus propios sufrimientos para pensar en el pecado de sus perseguidores, y en la terrible retribución que les tocaría. No invocó maldición alguna sobre los soldados que le maltrataban tan rudamente. No invocó venganza alguna sobre los sacerdotes y príncipes que se regocijaban por haber logrado su propósito. Cristo  se compadeció de ellos en su ignorancia y culpa. Sólo exhaló una súplica para que fuesen perdonados, “porque no saben lo que hacen.”>>

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AGRADECIMIENTO

 

 

Gracias Jesús por permitirme

Penetrar el pórtico de tu ciencia,

Estudiar el misterio de tu amor,

Ver tu bondad, tu clemencia.

 

Te agradezco Padre por revelarte

En tu Ley, el átomo y  la estrella,

En la flor, en la lluvia y la mañana,

Como en la hierba de la pradera.

 

Gracias Espíritu Santo,

Por esclarecernos la Palabra,

Que nos muestra el amor del Padre

Y oír al Hijo cuando habla.

 

 

 

También son mis agradecimientos a los profesores: Francisco Fortuna, Felipe Rincón, Rafael Reyes, Mélido Zorrilla, Persio Paulino, Anneris Abreu, Cristino Peña, Feliz Manuel Feliz, y Robert Bueno, los cuales, en ese mismo orden nos guiaron y compartieron sus conocimientos con nosotros en esta Maestría.

 

 

Sea también estos agradecimientos a la Universidad Nacional Evangélica, la cual me ha permitido realizar  ésta Maestría por menos del costo de lo que pago por un semestre por mi hija en la Universidad Católica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEDICATORIA

 

 

¿A quienes dedico ésta tesis

Para que sean mis Mecenas?

Primero a Sheyly Teresa,

Por ser mi única nieta;

También a Branly y a Jen Luís,

Ambos hijos de mis hijos,

Por ser ellos las diademas

Con que mi Dios me bendijo.

 

 

Esta tesis también está dedicada a aquellas personas que durante dos años fueron mis compañeras y compañeros de clases, todas personas maravillosas en el Señor, y junto a las cuales viví verdaderos momentos de hermandad y camaradería cristiana, y con los cuales tengo puesta la fe en Dios de que nos juntaremos en el reino de los cielos. He aquí sus nombres como un tributo de mi aprecio: Miguel Cuevas, Gerardo Zabala, Juan Bautista Vila, Faustino Peralta, Josefina Cruz Luna, Mercedes Sosa, Dolly Gil, Ángel Liviano, María Díaz y su esposo Nicolás D”Aza, José Adalberto Díaz, Máxima López, Anneris Melo y a Elioenai Rodríguez.

 

También se la dedico a Samly Harold De León, a Pedro Augusto Rodríguez, a Harold Francisco Núñez, a Carlos Augusto Vargas y a Nieves de Jesús González, los cuales iniciamos juntos este viaje, pero que por una causa u otra se quedaron a la vez del camino.

 

 

A Linda Isabel por haber estado junto a mí durante los dos años que duró esta Maestría.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCION

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCION

 

 

El tema de la presenta investigación, el juicio seguido  Jesús de Nazaret, el viernes 25 de abril del año 31 de nuestra era, en plena Pascua judía, siguiendo las distintas instancias que  señalan los santos Evangelios, la cual viene a llenar el vacío existente en cuanto a  lo que es un trabajo exegético explicativo del mismo. El hecho de que Jesús fuera procesado en forma ilegal, ya que contra él se fabricaron pruebas y se recurrió a testigos falsos, en franca violación al Derecho, es otra prueba de que no se le quería hacer justicia.

 

En virtud de la magnitud de este proceso, la presente investigación se plantea el objetivo de identificar las violaciones cometidas por las autoridades judías en el juicio religioso que se le siguió a Jesús; esto es identificar en que medida las autoridades religiosas judías falsearon el procedimiento. Este juicio que se inicia después de Jesús haber sido arrestado de manera ilegal, como ilegal fue el hecho de que el Sanedrín se reuniera de forma apresurada durante la noche. También se ha verificado la conducta de Poncio Pilato, el juez romano que recibió a Jesús bajo la acusación de blasfemia, así como destacar su comportamiento y su deseo de liberar a Jesús. La blasfemia no constituía en el derecho romano un delito que trajera como resultado la pena de muerte. En esa parte del proceso, el juez reconoce que el no encuentra nada digno de muerte, sino que al contrario, la causa de la acusación es por envidia.

 

También este trabajo destaca el comportamiento de Herodes Ántipas, y el trato burlesco que le dio a Jesús. Este Herodes Ántipas, es el mismo soberano que hizo decapitar a Juan el Bautista, pero que en el caso de Jesús, después de alegrarse de verlo, como Jesús no llenó sus expectativas, se burla de él, y sin dictar ninguna sentencia, se lo remite de nuevo a Pilato. Es cuando el acusado está en presencia de Pilato por segunda vez, que se enuncian una serie de acusaciones políticas, que son al final las causas de la condena.

 

 

Así es que esta investigación, que es bibliográfica conceptual, y analítica, con amplias implicaciones de carácter histórico-jurídico, está encaminada a esclarecer los aspectos poco conocidos del juicio más trascendente de la historia de la humanidad. Es por esos que el conocimiento de todas sus fases, así como el  de las intríngulis, que a semejanza del tablero de un telar, es necesario ir reconociendo la trama que ha ido siguiendo el hilo, que al irse entrelazando con la urdimbre, han formado la tela. Por eso es urgente, no solo por parte de los cristianos, o por los estudiantes de teología o historia, sino por todo ser interesado en su propio porvenir y en el de los demás, que se impone la necesidad de conocer como se  fue urdiendo el entramado que culminó con la muerte de Jesús de Nazaret, y que lo convirtió en el Cordero de Dios.

 

Para el conocimiento de éste juicio, el cual trae con él aparejado la mayor de las injusticias que se haya cometido, se ha recurrido a las fuentes primarias, estas son los Evangelios. Aunque un lector superficial, así como todo aquel que se aproxima a la Palabra de Dios tanto en busca de consuelo como de la verdad, es  posible que ignore, que el hijo de Dios tuvo que afrontar un juicio maratónico de seis fases, al final de las cuales padeció en la cruz.

 

Junto con la información primaria que se encuentra en los Evangelios tocante a este juicio, en ésta investigación  se tuvo en cuenta los escritos de las autoridades y eruditos que han abordado este tema. Por eso, junto a los nombres de Ernesto Renán y al de Paul Winter, se pueden ver las consideraciones de Salvador Jorge Blanco y los de Elena de White, así como los de Adam Clarke.Es por eso que en ésta investigación sobre el juicio de Jesús, y en el cual se sigue paso a paso las distintas instancias de ese proceso, ya que  como detritus se han ido mezclando y entrelazando entre sí, al extremo de confundirse, en éste trabajo se van separando, clasificando y tabulando en forma taxativa, para que los investigadores y el estudioso puedan tener una visión panorámica y de conjunto.

 

Esta investigación se ha propuesto pergeñar el proceso contra Jesús, para lo cual se ha dispuesto, como si fuera un mosaico bizantino, en el cual se han colocado las piezas coloridas, que cual trabajo de taracea, permiten tener una visión minuciosamente detallada del mismo. También se observaran la injusticia más monstruosa, ya que en el mismo se juzgó y condenó al mismo Dios hecho hombre, por  lo cual se efectuó un deicidio. Por tal razón, esta investigación no ha escatimado esfuerzo, ya que con ella se viene a llenar un vacío en el campo de la teología y de la exégesis bíblica, no llenado hasta el presente.

 

Como se podrá ver, la presente investigación consta de cuatro capítulos, los cuales  han sido debidamente delineados y enmarcados dentro del radio de sus contenidos. Por eso, el interesado en sacar provecho de ésta investigación puede guiarse a través del índice del mismo, para la búsqueda de la información que necesite consultar. Por tal virtud encontrará que en  el Capitulo 1 se encuentra el Marco Introductorio, en el cual el planteamiento del problema, que como desde ya se sabe es el juicio seguido a Jesús.

 

El Capitulo 11, el del Marco Teórico, presenta los antecedentes de tres juicios ignominiosos, en los cuales, más que sentencias se evacuaron adefesios jurídicos, infamias, afrentas, oprobios, que ensombrecen a la justicia. Los casos de Sócrates, Galileo y Dreyfus, son presentados como aperitivos, antes de llegar al plato fuerte, que fue servido en la Pascua judía, en la ciudad de Jerusalén, en el año 31 de nuestra era.

 

Este Marco Teórico se presenta en forma objetiva y sin apasionamiento, cada una de las instancias que recorre Jesús en su juicio, así como las violaciones al derecho judío son abordadas, incluyendo una breve mirada a la situación política a la luz de la historia del pueblo de Israel en ese momento. También se inserta una refutación al planteamiento de Paul Winter.

 

En el  Capitulo 111 se presentan los Aspectos Metodológicos de la investigación. Para ésta investigación que es bibliográfica conceptual, teniendo su mayor campo de estudio en los Evangelios, se recurrió al método histórico, el cual fue apoyado por el método analítico, ya que se descompuso el proceso en tantas partes como fuera posible.

 

En el Capitulo 1V se da un tratamiento analítico al material reunido, teniendo como directrices los objetivos que dieron origen a este trabajo.

El juicio de Jesús, el cual culminó con la ejecución de la sentencia, que fue la pena de muerte sufrida en la cruz del Calvario, fue soportado por el enviado de Dios con el gozo del deber cumplido. En los labios del Salvador no hubo reproches, quejas ni amenazas contra sus jueces y ejecutores, sino que por el contrario, sus labios elevaron al Padre una oración intercesora de perdón. Describiendo ese momento aciago. White, E. (1966: 693 y 694) dice: <<Su espíritu se apartó de sus propios sufrimientos para pensar en el pecado de sus perseguidores, y en la terrible retribución que les tocaría. No invocó maldición alguna sobre los soldados que le maltrataban tan rudamente. No invocó venganza alguna sobre los sacerdotes y príncipes que se regocijaban por haber logrado su propósito. Cristo  se compadeció de ellos en su ignorancia y culpa. Sólo exhaló una súplica para que fuesen perdonados, “porque no saben lo que hacen.”>>

 

 

 

 

 

 

 

AGRADECIMIENTO

 

 

Gracias Jesús por permitirme

Penetrar el pórtico de tu ciencia,

Estudiar el misterio de tu amor,

Ver tu bondad, tu clemencia.

 

Te agradezco Padre por revelarte

En tu Ley, el átomo y  la estrella,

En la flor, en la lluvia y la mañana,

Como en la hierba de la pradera.

 

Gracias Espíritu Santo,

Por esclarecernos la Palabra,

Que nos muestra el amor del Padre

Y oír al Hijo cuando habla.

 

 

 

También son mis agradecimientos a los profesores: Francisco Fortuna, Felipe Rincón, Rafael Reyes, Mélido Zorrilla, Persio Paulino, Anneris Abreu, Cristino Peña, Feliz Manuel Feliz, y Robert Bueno, los cuales, en ese mismo orden nos guiaron y compartieron sus conocimientos con nosotros en esta Maestría.

 

 

Sea también estos agradecimientos a la Universidad Nacional Evangélica, la cual me ha permitido realizar  ésta Maestría por menos del costo de lo que pago por un semestre por mi hija en la Universidad Católica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEDICATORIA

 

 

¿A quienes dedico ésta tesis

Para que sean mis Mecenas?

Primero a Sheyly Teresa,

Por ser mi única nieta;

También a Branly y a Jen Luís,

Ambos hijos de mis hijos,

Por ser ellos las diademas

Con que mi Dios me bendijo.

 

 

Esta tesis también está dedicada a aquellas personas que durante dos años fueron mis compañeras y compañeros de clases, todas personas maravillosas en el Señor, y junto a las cuales viví verdaderos momentos de hermandad y camaradería cristiana, y con los cuales tengo puesta la fe en Dios de que nos juntaremos en el reino de los cielos. He aquí sus nombres como un tributo de mi aprecio: Miguel Cuevas, Gerardo Zabala, Juan Bautista Vila, Faustino Peralta, Josefina Cruz Luna, Mercedes Sosa, Dolly Gil, Ángel Liviano, María Díaz y su esposo Nicolás D”Aza, José Adalberto Díaz, Máxima López, Anneris Melo y a Elioenai Rodríguez.

 

También se la dedico a Samly Harold De León, a Pedro Augusto Rodríguez, a Harold Francisco Núñez, a Carlos Augusto Vargas y a Nieves de Jesús González, los cuales iniciamos juntos este viaje, pero que por una causa u otra se quedaron a la vez del camino.

 

 

A Linda Isabel por haber estado junto a mí durante los dos años que duró esta Maestría.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCION

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCION

 

 

El tema de la presenta investigación, el juicio seguido  Jesús de Nazaret, el viernes 25 de abril del año 31 de nuestra era, en plena Pascua judía, siguiendo las distintas instancias que  señalan los santos Evangelios, la cual viene a llenar el vacío existente en cuanto a  lo que es un trabajo exegético explicativo del mismo. El hecho de que Jesús fuera procesado en forma ilegal, ya que contra él se fabricaron pruebas y se recurrió a testigos falsos, en franca violación al Derecho, es otra prueba de que no se le quería hacer justicia.

 

En virtud de la magnitud de este proceso, la presente investigación se plantea el objetivo de identificar las violaciones cometidas por las autoridades judías en el juicio religioso que se le siguió a Jesús; esto es identificar en que medida las autoridades religiosas judías falsearon el procedimiento. Este juicio que se inicia después de Jesús haber sido arrestado de manera ilegal, como ilegal fue el hecho de que el Sanedrín se reuniera de forma apresurada durante la noche. También se ha verificado la conducta de Poncio Pilato, el juez romano que recibió a Jesús bajo la acusación de blasfemia, así como destacar su comportamiento y su deseo de liberar a Jesús. La blasfemia no constituía en el derecho romano un delito que trajera como resultado la pena de muerte. En esa parte del proceso, el juez reconoce que el no encuentra nada digno de muerte, sino que al contrario, la causa de la acusación es por envidia.

 

También este trabajo destaca el comportamiento de Herodes Ántipas, y el trato burlesco que le dio a Jesús. Este Herodes Ántipas, es el mismo soberano que hizo decapitar a Juan el Bautista, pero que en el caso de Jesús, después de alegrarse de verlo, como Jesús no llenó sus expectativas, se burla de él, y sin dictar ninguna sentencia, se lo remite de nuevo a Pilato. Es cuando el acusado está en presencia de Pilato por segunda vez, que se enuncian una serie de acusaciones políticas, que son al final las causas de la condena.

 

 

Así es que esta investigación, que es bibliográfica conceptual, y analítica, con amplias implicaciones de carácter histórico-jurídico, está encaminada a esclarecer los aspectos poco conocidos del juicio más trascendente de la historia de la humanidad. Es por esos que el conocimiento de todas sus fases, así como el  de las intríngulis, que a semejanza del tablero de un telar, es necesario ir reconociendo la trama que ha ido siguiendo el hilo, que al irse entrelazando con la urdimbre, han formado la tela. Por eso es urgente, no solo por parte de los cristianos, o por los estudiantes de teología o historia, sino por todo ser interesado en su propio porvenir y en el de los demás, que se impone la necesidad de conocer como se  fue urdiendo el entramado que culminó con la muerte de Jesús de Nazaret, y que lo convirtió en el Cordero de Dios.

 

Para el conocimiento de éste juicio, el cual trae con él aparejado la mayor de las injusticias que se haya cometido, se ha recurrido a las fuentes primarias, estas son los Evangelios. Aunque un lector superficial, así como todo aquel que se aproxima a la Palabra de Dios tanto en busca de consuelo como de la verdad, es  posible que ignore, que el hijo de Dios tuvo que afrontar un juicio maratónico de seis fases, al final de las cuales padeció en la cruz.

 

Junto con la información primaria que se encuentra en los Evangelios tocante a este juicio, en ésta investigación  se tuvo en cuenta los escritos de las autoridades y eruditos que han abordado este tema. Por eso, junto a los nombres de Ernesto Renán y al de Paul Winter, se pueden ver las consideraciones de Salvador Jorge Blanco y los de Elena de White, así como los de Adam Clarke.Es por eso que en ésta investigación sobre el juicio de Jesús, y en el cual se sigue paso a paso las distintas instancias de ese proceso, ya que  como detritus se han ido mezclando y entrelazando entre sí, al extremo de confundirse, en éste trabajo se van separando, clasificando y tabulando en forma taxativa, para que los investigadores y el estudioso puedan tener una visión panorámica y de conjunto.

 

Esta investigación se ha propuesto pergeñar el proceso contra Jesús, para lo cual se ha dispuesto, como si fuera un mosaico bizantino, en el cual se han colocado las piezas coloridas, que cual trabajo de taracea, permiten tener una visión minuciosamente detallada del mismo. También se observaran la injusticia más monstruosa, ya que en el mismo se juzgó y condenó al mismo Dios hecho hombre, por  lo cual se efectuó un deicidio. Por tal razón, esta investigación no ha escatimado esfuerzo, ya que con ella se viene a llenar un vacío en el campo de la teología y de la exégesis bíblica, no llenado hasta el presente.

 

Como se podrá ver, la presente investigación consta de cuatro capítulos, los cuales  han sido debidamente delineados y enmarcados dentro del radio de sus contenidos. Por eso, el interesado en sacar provecho de ésta investigación puede guiarse a través del índice del mismo, para la búsqueda de la información que necesite consultar. Por tal virtud encontrará que en  el Capitulo 1 se encuentra el Marco Introductorio, en el cual el planteamiento del problema, que como desde ya se sabe es el juicio seguido a Jesús.

 

El Capitulo 11, el del Marco Teórico, presenta los antecedentes de tres juicios ignominiosos, en los cuales, más que sentencias se evacuaron adefesios jurídicos, infamias, afrentas, oprobios, que ensombrecen a la justicia. Los casos de Sócrates, Galileo y Dreyfus, son presentados como aperitivos, antes de llegar al plato fuerte, que fue servido en la Pascua judía, en la ciudad de Jerusalén, en el año 31 de nuestra era.

 

Este Marco Teórico se presenta en forma objetiva y sin apasionamiento, cada una de las instancias que recorre Jesús en su juicio, así como las violaciones al derecho judío son abordadas, incluyendo una breve mirada a la situación política a la luz de la historia del pueblo de Israel en ese momento. También se inserta una refutación al planteamiento de Paul Winter.

 

En el  Capitulo 111 se presentan los Aspectos Metodológicos de la investigación. Para ésta investigación que es bibliográfica conceptual, teniendo su mayor campo de estudio en los Evangelios, se recurrió al método histórico, el cual fue apoyado por el método analítico, ya que se descompuso el proceso en tantas partes como fuera posible.

 

En el Capitulo 1V se da un tratamiento analítico al material reunido, teniendo como directrices los objetivos que dieron origen a este trabajo.

El juicio de Jesús, el cual culminó con la ejecución de la sentencia, que fue la pena de muerte sufrida en la cruz del Calvario, fue soportado por el enviado de Dios con el gozo del deber cumplido. En los labios del Salvador no hubo reproches, quejas ni amenazas contra sus jueces y ejecutores, sino que por el contrario, sus labios elevaron al Padre una oración intercesora de perdón. Describiendo ese momento aciago. White, E. (1966: 693 y 694) dice: <<Su espíritu se apartó de sus propios sufrimientos para pensar en el pecado de sus perseguidores, y en la terrible retribución que les tocaría. No invocó maldición alguna sobre los soldados que le maltrataban tan rudamente. No invocó venganza alguna sobre los sacerdotes y príncipes que se regocijaban por haber logrado su propósito. Cristo  se compadeció de ellos en su ignorancia y culpa. Sólo exhaló una súplica para que fuesen perdonados, “porque no saben lo que hacen.”>>

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

           

 

 

 

CAPITULO I

MARCO INTRODUCTORIO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULO I  MARCO INTRODUCTORIO

 

1.1. Planteamiento del Problema

 

Cuando en las conversaciones cotidianas, así como en los círculos académicos, y propiamente en el lenguaje jurídico, filosófico o teológico, se habla de juicio, ha de entenderse que en cada una de esas manifestaciones del saber, ese sustantivo masculino tiene una acepción distinta. Por esa razón, para el filósofo, el juicio es una operación del entendimiento, en el cual se comparan dos ideas o razonamientos, y que se determina la relación existente entre ellas. Pero para el hombre común, el juicio es la cordura, porque no, el tener sesos. En psicología, el juicio es el estado de razón de la persona, por lo cual es un estado o situación distinta al de la demencia o locura. Es este orden el juicio nos permite distinguir entre el bien y el mal.

 

En Teología, se conoce como el Juicio de Dios, a todo designio o manifestación de la voluntad libérrima y soberana del Eterno, cuando este obra en relación con sus criaturas. Es por eso, cuando  el Señor pronuncia juicios sobre nuestros primeros padres, en el Huerto del Edén, después de la caída en la tentación y su pecado. El diluvio universal y la orden dada a Noé para que construyera un arca, son otras manifestaciones del juicio de Dios. No se debe olvidar que la destrucción de Sodoma y Gomorra, así como las otras ciudades del valle de Pentápolis, son juicios asoladores pronunciados por el Juez Divino, como una consecuencia de la vida pecaminosa de los mortales.

 

Para los fines de esta investigación, por juicio se ha de entender a la evaluación que se hace ante un juez, concerniente al Derecho, y sobre el cual, ese juez ha de evacuar una sentencia o dictar una resolución. Porque este trabajo tiene como objetivo investigar y exponer el Juicio seguido a Jesús de Nazaret, así como hacer un recorrido por las distintas fases y ante los distintos tribunales que tuvo que ser presentado. La acepción que para juicio se ha de tener en cuenta, es la jurídica, la legal, la propia de los tribunales. Es por eso que los jueces o los magistrados han de ser las personas, lo cuales constituidos en tribunal han de dictaminar sobre la suerte del Bendito, el Hijo del Altísimo, y Soberano Dios, el cual ha de juzgar a los que intervinieron en el Juicio seguido contra su Hijo, aquel que a los suyos vinos, y los suyos no le conocieron.

Cuando se va a un tribunal y uno se encuentra en un juicio, a este juicio se va a con el objetivo de pedir, demandar, exigir justicia, por una de las partes; la cual se ha visto lesionada en sus derechos. La otra parte, la demandada, es la infractora, y la cual le corresponde defenderse de las acusaciones que contra ella, la otra parte ha incoado. Por eso, cuando se imparte justicia, la cual es representada en la persona del juez o jueces, este impartimiento de justicia se debe hacer de acuerdo y según el Derecho.

 

En teoría se supone, que en la repartición de justicia, cada persona ha de recibir lo que le corresponde, lo que se merece; por lo cual al delincuente e infractor  se le debe la pena, el castigo, y de no recibirla, contra él se comete una injusticia. Al agraviado se le debe la restitución, el resarcimiento del perjuicio sufrido. Se comete una injusticia al no restituir al agraviado o al no castigar al delincuente, al ofensor. Es de ahí, que cuando en la Justicia se obra con justicia, se consigue el mayor cúmulo de bienestar y felicidad en la sociedad. En tal sentido, el dar a cada uno lo que le corresponde en derecho, es hacer justicia; y el respeto a ese derecho es lo que trae la paz y la armonía entre los pueblos y los individuos.

 

Si se observa la alegoría de la Justicia, claro que se debe entender por alegoría una representación que busca dar a conocer una idea valiéndose de una figura, por medio de la cual pueda ser mejor entendida. En otras palabras, con la alegoría se procura hacer visible lo invisible, hacer palpable lo abstracto. Con la representación material y tangible de la justicia, se presenta a una mujer con los ojos vendados, sosteniendo en la mano izquierda una balanza, y en la derecha, una espada.

 

Con esta alegoría se quiere representar con los ojos cubierto, que la justicia no va a ver la condición social del sujeto enjuiciado; y que la balanza se mantendrá fiel en el respeto del Derecho. La espada, como símbolo del castigo, caerá sobre el culpable o infractor; aunque se sabe que no siempre la justicia se ha mantenido fiel a sus principios, ya que muchas veces se ha prostituido, convirtiendo esa alegoría en una falsa, un guiñol, en el cual, el juez no es más que una marioneta, movida por los hijos sórdidos y oscuro de la política, el odio, la retaliación, o lo que es peor, el oscurantismo religioso y la tradición retrograda y anquilosada. No siempre la justicia es ciega, en este caso se convierte en selectiva y Celestina.

 

Por ésta razón, el Juicio seguido contra Jesús, según se encuentra consignado en los Evangelios, y que es el objeto de esta investigación, tiene como propósito identificar los distintos estamentos que éste juicio agoto; así como determinar en que medida, los lideres religiosos violentaron la misma ley que ellos debían sostener. Para esto se ha de recurrir al soborno y la creación de testigos falsos. A esto se le debe agregar un juicio nocturno que se le siguió al acusado.

 

También se ha de verificar en este trabajo la conducta de Pilato, ya que en un momento quiso soltar al acusado. Pilato que en un tiempo fue despiadado contra los galileos, se muestra medroso y ambivalente. Es por eso que es al mismo tiempo temeroso y arrogante. Ha de ser necesario verificar las razones por la cual el Pilato quiere liberar a Jesús.

 

Es necesario destacar el comportamiento burlesco de Herodes Ántipas, para con Jesús. En su comparecencia ante Herodes, Jesús fue despreciado, cuando al principio fue visto con curiosidad. Más que un juicio, el proceso en presencia de Herodes fue un carnaval, una burla. Jesús es tratado como un loco.

 

Por ultimo, esta tesis se propone enunciar las causas políticas por la cual Pilato terminó condenando a Jesús al suplicio de la cruz. Se verá a un Pilato acosado y acorralado por los dignatarios judíos, al tiempo que crece el temor de ser acusado por ellos, como enemigo de Tiberio. Es en esta fase,  que la acusación es variada, cambiándose la acusación de religiosa a política. Esta variación es la que determina que el Hijo de Dios muera en la cruz.

 

Y es que este  Juicio es de repercusión universal, en el cual Dios el Padre fue juzgado en la persona del Hijo, y tratado como la raza humana merecía, es que plantean estas preguntas para meditar e investigar:

 

1. ¿Por qué las autoridades judías falsearon el procedimiento, infringiendo  la Ley, para conseguir una sentencia condenatoria?

2. ¿Cuáles son las razones que hicieron que Poncio Pilato, procurador romano en Judea se sintiera  intimidado y quisiera desprenderse del acusado?

3. ¿Por qué Herodes Ántipas le confiere a Jesús un trato vejatorio, y lo entrega a la soldadesca, para luego devolverlo al procurador romano?

4. ¿Por qué Pilato prefiere sacrificar a Jesús, condenándolo al suplicio de la cruz, cuando él ha declarado que no es culpable de nada?

 

Estas interrogantes son las que esta tesis se propone dar respuesta a la luz de la Historia y del Derecho judío. Para responderlas, es necesario recurrir a las fuentes bibliográficas de las que se dispone, haciendo uso de la reflexión y del análisis. La Teología ha prestado sus herramientas, así como ha permitido ordenar el material, material que ella se ha encargado de preservar y cotejar.

 

1.2. Justificación

 

En vista de la trascendencia que encierra el Proceso Judicial seguido a Jesús de Nazaret, se impone la necesidad de conocer las implicaciones jurídicas del mismo. Es sabido  que el Hijo de Dios vino al mundo, no para condenar al mundo, sino para que el mundo fuese salvo por medio de Él.  Por eso es que los sufrimientos y los castigos soportados por el Siervo Sufriente, los cuales estaban profetizados por Isaías y en los salmos mesiánicos, los cuales señalaban que este iba a ser contado entre los inicuos; y como el mismo Mesías había dicho, era necesario que El padeciera y fuera entregado en manos de los paganos. Por esa razón, esta investigación se propone dar los detalles pormenorizados de cada una de las fases de este Proceso, el más grande e injusto de la Historia.

 

Por esa razón, éste trabajo aumenta su importancia: Primero: Por el gran beneficio que su estudio a de traer al sector evangélico. A sabiendas de que sobre este Juicio se han escrito muchos trabajos teológicos, comentarios históricos, y volúmenes exegéticos y explicativos; así como la inmensa nube de predicadores, los cuales en sus ejercicios homiléticos han permeado paso por paso las distintas jurisdicciones de los cuales este se compone, esta investigación se propone recoger todo lo ante dicho y armonizarlo.