El Navegante loco Parte Primera por Jordi Tesnik - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.jpg

EL NAVEGANTE LOCO1de diciembre de 1981,la CARRACA,San Fernanando

El frío se hacia notar, ya entrando la noche la guardia se hacia larga las horas no pasaban.

al fondo, se divisaba,

la silueta de la arboladura desnuda del bergantín.

La luna se escondió entre unas nubes, dando un aspecto macabro a las sombras del trinquete.

todo auguraba una noche larga llena de pensamientos y de ideas por realizar.

Un futuro incierto , para un joven sin experiencia en la mar.

Era mi primera guardia, y mi inexperiencia se hacia tangible, no vino nadie a relevarme hasta

bien entrada el alba.

El sol,coronaba el cielo azul gaditano, en la fria mañana de diciembre.

toda la tripulación se movía de un lugar a otro,con un ritmo frenético, Las voces del contramaestre autoridad suprema sobre la marinería, temido por su mal carácter y sumado a la fama de violento ante sus subordinados.

EL CONTRAMAESTRE. alias Homeyni, que por aquellos años según los americanos era la reencarnación del mal, con el tiempo me di cuenta que no era tan malo como lo descrivian, el desempeñaba un papel importantisimo en la maniobra de la nave.

YO enfrascado en mis tareas de pintura de la banda de babor colgado de una guindola.

La nave estaba en dique seco apoyada por enormes vigas de madera, conservándolo en perfecto equilibrio sobre su quilla debajo de mi había las cadenas de las anclas, enormes argollas de hierro y al final como un llavero gigante estaba el ancla,,llena de oxido, algas y parasitos incrustados.

Al fin sonó la campana de babor .terminaban las tareas del dia, la tripulación se disponía a asearse para la comida,si se le puede llamar así a la bazofia que nos daban.

Quedaban pocos días para levar anclas destino al nuevo mundo, la comida trancurrio con rapidez, luego una siesta con la modorra del vino y el cansancio del trabajo.

Eran las 5, de la tarde hora de salidas de la tripulación a pasear por Cádiz San Fernando y

Chiclana llegaban los paseos, (por cierto guardo un turbio pero bonito recuerdo de chiclana, la bodega sanatorio famosa por ser como un ^^coffi shop^^ de Amsterdam, por su permisivilidad dejando consumir hachís en el establecimiento),era un lugar super cutre pero tenia un encanto especial una magia que no te dejaba indiferente,

Saliendo con una euforia destacada, nos dirigismos a tomar el

"canario" un bus que hacia el trayecto Chiclana San Fernando,las voces se confundían con los ruidos del motor era un universo caótico, hasta llegar a la ^carraca^donde despertabas del sopor del trayecto,

LA CARRACA en su tiempo fue un penal,después se convirtió en un astillero, donde se fabricaban las mejores naves de España junto con A Coruña y a dia de hoy aun hacen trabajos de restauración.

volviendo al tema.Después de cenar nos reuníamos los mas afines para fumar unos porros y Beber vino cantábamos por Camarón.

mientras hacíamos proyectos del futuro viaje.

Los días pasaban lentos ,ya quedaba menos para partir solo 9, ya estaba cerca era como un sueño imposible.

CAPITULO 1

La nave cada dia estaba mas bonita y majestuosa todo brillaba, la cuenta atrás había empezado,Nuestros sueños se iban a cumplir en un futuro muy próximo.

una tarde después de comer estábamos a la sombra de unos pinos fumando hachís cuando de repente nos llamaron a formar para subir a los palos del bergantín,por primera vez el pánico se adueñó de todos, el humo del hachís nos hacia ver las cosas distorsionadas,

mas peligrosas que realmente eran el primer grupo ascendido al juanete, ya empezaba a llegar mi turno velacho,alto arriba¡ ,velacho bajo. arriba¡ ya estaba la cruz casi completa,solo restaba el trinquete,mi sitio de maniobras trinquete arriba, las piernas me temblaban, empece a trepar por las jarcias hasta la cofa,luego me desplace por la driza que apoyábamos los pies, era una vista maravillosa pero el temblor no se te iba de las piernas, una subida de adrenalina algo fuerte, cuando toqué el suelo fijo. me duró un ratito el temblor, pero lleno de satisfacción lo conseguí.Subí¡ mi billete a la felicidad estaba mas cerca ya solo restaba esperar al dia 10,( paraísos de mulatas buen ron y un continente nuevo para mi).

5 de diciembre de 1981,dia programado para probar los resultados de 6 mese de trabajo.

se iba a realizar un viaje de prueba por la bahía de Cádiz, mi primer desplazamiento sobre el agua,no siendo nadando toda una experiencia, el bergantín navegó a motor, pues no encontramos vientos favorables que nos permitieran enarbolar las velas, fue un éxito, un paseo gratificante,nada de lo que nos esperada en nuestra larga travesía alrededor del planeta.

Los días siguientes fue un no parar de camiones cargados con comida, tabaco,bebidas todo lo que necetariamos hasta las palmas,donde haríamos escala para repostar antes de cruzar el atlántico, los días que quedaban,pasaron muy rápidos en un momento era ya dia 9 de diciembre.

Algún gracioso, dio aviso de bomba a bordo, acordonaron la zona y la policía marítima con buzos, mas la tripulación, registraron el barco, solo fue un simple susto, se quedo en nada.

Sin sueño nos mandaron a dormir, mañana zarpábamos temprano con la presencia del Rey a bordo

<TRANQUILAS Y PROSPERAS SINGLADURAS> Fueron las palabras que dijo el rey ,Juan Carlos de Borbón ....

Con el saludo a la voz nos despedíamos de Cádiz saliendo por la bocana del puerto.

Saludo a la voz(es cuando la marinería asciende a las vergas empezando por el trinquete y llegando hasta el juanete, la altura máxima 48.70mt del suelo. de pie, con los brazos en cruz sujetando

index-5_1.jpg

un quitamiedos, para mantener el equilibrio del baiben del navío), todo un espectáculo circense de acrovacias para despedir al Monarca .

Dejando Cádiz a nuestras espaldas. nuestras familias,novias, y los amigos de correrías nocturnas,todo un drama pero la marcha del ELCANO, iva

amortiguando estos sentimientos,nos dirigimos a las palmas,a realizar los ultimos avituallamiento para cruzar el atlántico.

Teníamos 5 días para familiarizarnos con el navío antes de emprender la travesía, que nos llevaría a Santo Domingo paraíso sin igual,bellas mulatas nos esperaban,eso era lo que decía el contramaestre mientras,cobrábamos las drizas para maniobrar la cruz del trinquete .

Les voy a resumir el espacio donde tenia que habitar 8 largos meses, de Eslora 94.10mt,de Manga13.15mt esto dividido en sollados para la marinería,camarotes de oficiales y guardiamarinas, sala para la tv. que solo emitía videos grabados, este era el sitio de reunión,donde comíamos ,jugábamos al póquer y veíamos alguna película antigua.

Era un sitio muy entrañable;había una pequeña tienda que pertenencia al maestro cartero,donde vendía souvenirs relacionados con,"El Cano"llaveros, mecheros,postales ,ademas el correo se gestionaba en esta pequeña tienda del maestro cartero.

También se alojaba el sollado de proa,donde dormía la mitad de la marinería,el otro sollado se encontraba mas cerca de la popa, donde descansaba YO,se accedida por unas escaleras muy empinadas.

Los primeros días las bajaba con precaución, pero a medida que las utilizaba el descenso era mas rápido y seguro,al final les cogí cariño por que solo las bajaba para ir a descansar,como los mulos cuando tiran para la cuadra,después de un duro dia de trabajo,el sollado de popa era un poco mas grande que el dèproa ,tenia mas intimidad dado que el de proa comunicaba con la sala de tv, la tienda ,o sea desde la cama podias oír las risas de los compañeros jugándose los cigarrillos al póquer,en parte siempre agradecí dormir en sollado de popa. pegado a un ojo de buey donde se podía ver debajo de las olas cuando cabeceaba el navío, Alguna noche de mala mar tenia de dormir amarrado con unas "filasticas" de cáñamo a la litera, para no rodar al suelo,las literas eran un armazón de aluminio con lonas,que hacían de hamacas cosidas al armazón de aluminio.cuando no se utilizaban se plegaban a la mampara dejando el espacio libre,un pequeño mundo ,la taquilla ,en frente de la hamaca,era donde guardabas tus pertenecías,libros

,ropa,revistas pornográficas ,para hacer el viaje mas llevadero y no tirarnos a la sodomía con los damas,pues nuestros cuerpos rebosaban testosterona a un nivel exagerado, pronto empezó la complicidad entre mis compañeros de "sollado" El cañas,El Lugo,El Malaguita,El Santoña,se me olvidada el Sevilla,se asemejaba a Paspartú el personaje De La Vuelta Al Mundo En 80 Días .su rostro era el de un ratón con bigotillo jaja.siempre nos hacia reír con sus chistes y pensamientos,por cierto era un excelente pintor ,pulido al máximo en sus trabajos.

A mi me llamaban el Catalán,nadie se llamaba por su nombre todo eran motes y topónimos,

Los amigos que tenia en La Carraca se fueron sustituyendo, por mis compañeros de "sollado"mas bien de litera.

El "sollado" olía a zotal con un fondo de mar y humanidad, una mezcla muy característica,que llego hasta agradarme lo mismo que la hamaca ,le cogí cariño de verdad,era donde escribía mis cartas a la familia y amigos,leía los comics de "Estefania"en definitiva era mi hogar,el reposo del guerrero.

CAPITULO2

14 De diciembre; sonó diana a las 7,me levanté como todos los días

,pero al subir a cubierta,menuda sorpresa,el clima había cambiado

.el frió de Cádiz quedo lejos ,la bonanza se adueñó del ambiente,transcurrió, la mañana, el calor aumentaba, por megafonía nos mandaron formar,nos dieron ropa adecuada al clima, calzón corto,camisetas blancas,y los tenis, como decía el brigada Don Luis,un malagueño viejo lobo de mar,y alcohólico por necesidad.

Este personaje me ayudo mas adelante en un pequeño altercado que ya comentaré.

El régimen de trabajo a bordo cambió radicalmente, de holgazanear como hacíamos en la ^La Carraca^, a no tener un minuto al dia libre para mi,el poco tiempo que tenias lo consumías durmiendo y descansando. Nos costó coger el ritmo, al principio, las guardias en tierra,eran cada 4 días en la mar, se pusieron cada cuatro horas.

Me explico? constaba de 4 grupos formados por unas 25

personas,que cada una tenia asignada una tarea durante las 4

horas;menos a medio dia y a media noche, que eran divididas en dos,algunos días entrabas de guardia dos veces en un dia, era muy estresante, y a la vez monótono,no es que realizaras mucho trabajo,solo que tenías que estar en tu sitio,muchas guardias nocturnas, fueron una verdadera fiesta, pero eso lo dejo para mas adelante.

Ademas de 8 AM a 12 horas tenias tareas de trabajo, aparte si estabas de guardia, tenias tu sitio asignado, como el grupo de personas que formaban la guardia, la primera vez que entré de guardia en el mar fue de 12 a 2 del medio dia, creía que ya estaba libre jaja fue un palo cuando me dijeron que entraba otra vez a las 4

de la mañana, se me hundió el mundo, pero lo superé hasta las 8

sin dormirme, ya preparándome para las tareas del dia, cada 4 días había una noche que dormías entera sin tener que entrar de guardia, le llamaban"CALDERETA"era un placer poder dormir toda la noche de un tirón.

De los arrestos ya hablaré:

que combinados con las guardias y las tareas diarias, formaban un bucle de cansancio y sueño que te dejaban en otra dimensión, solo deseabas tumbarte y poder dormir unas horas, eran muy duros los arrestos¡tuve el placer digámosle así,de experimentar dos en los 8

meses que duro la travesía, fue al principio cuando era un novato.

Lunes 14 de diciembre.mañana llegamos a las palmas, hoy entro de guardia a las 4 de la mañana podré ver amanecer con las isla de fondo, recortándose en el horizonte,un espectáculo impresionante indescriptible, el primer puerto en el atracábamos, el sueño se hizo realidad, tal como me lo imaginaba, pero la realidad supero el sueño.

A eso de las 7.30,empezaba a clarear, ya se había realizado el dia anterior el retraso de una hora, en todos los relojes del

"ELCANO",los

primeros rayos de sol permitían vislumbrar en la lejanía un punto negro,todo el personal que no estaba durmiendo, en silencio admiraban el espectáculo que nos regalaba la naturaleza, ya se respiraba un aroma a trópico, cuando el sol ascendió, lo que era un simple punto, tomaba forma, cada momento que pasaba se tornaba mas nítida la imagen. Aquello solo era el principio de muchas mas experiencias que me brindó "ELCANO"por ser la primera es la que mas recuerdo, hoy en dia,como una experiencia casi mística.

index-9_1.jpg

(Ruta de el "CANO" partiendo de Cádiz por el atlántico y regresando por

el Mediterráneo)

CAPITULO 3

A eso de las 9 de la mañana nos detuvimos, fondeamos a unas pocas millas de la isla, toda la tripulación estaba exultante de alegría.

Se vivía un ambiente de euforia desmedida,y solo habíamos navegado una ínfima parte del trayecto, las horas no pasaban, la gente empezaba a ponerse nerviosa, por la desinformación, de nuestra llegada a puerto.

Al cabo de un tiempo se comunicó por megafonía, la entrada del buque a puerto a las 12 del mediodía, eran solo las 10 de la mañana, el ajetreo a bordo era intenso,todo tenia que relucir <EL CANO>y su tripulación. La marinería

se apresuraban a pintar los detalles que quedaban, otros frotaban los metales, para que lucieran, se consiguió a tiempo, todo estaba impecable majestuoso >EL CANO> empezó a moverse en dirección Al Puerto De Las Palmas, estábamos a escasas millas, y como buen buque militar puntual a su cita a las 12 amarraba en el muelle..

Fue todo un espectáculo, la banda del barco, tocando el himno nacional y pasodobles; mientras se montaba el entoldado de popa, el cual servia para las recepciones , dando cócteles a los invitados por el comandante, .en Las Palmas se utilizó muy poco el entoldado pero así fue motivo para que aprendiera la marinería el montaje del entoldado, que era una faceta que no conocíamos.

Seria de gran utilidad al llegar a países tropicales.Por la constante aparición de chaparrones inesperados.

A todo esto, ya nos encontrábamos montando el portalón, para

,bajar a tierra, solo restaba asearse y vestirse de gala para salir a pasear por Las Palmas, al ser el primer puerto llenó mi corazón de una alegría eufórica, que al final me llevo a pasar una experiencia desagradable, que ya contare.

Llamarón por megafonía anunciando la primera salida de paseo, me dio tiempo a formar con mi lepanto blanquisimo( LEPANTO

nombre del sombrero de marinero del traje de gala)uñas limpias

,orejas limpias,teníamos de pasar la revista para salir, formados en dos filas de 8 personas firmes, mientras el contramaestre

"Homeyni", te escrutaba las uñas detrás de las orejas la ropa y si no le convencía, te decía para la próxima vez quiero verlo mucho mejor y mas reluciente, y te ridiculizaba delante de todos.

^^^ SEÑOR SI SEÑOR^^^

Las Palmas, mi primer puerto, todo un acontecimiento para mi tenía que celebrarlo, por ser el primer puerto y el primer dia salí solo,una vez en el muelle me encontré con el "Sevilla", me dijo mi arma,tu conoces esto.le conteste no, pues vamos a tomar algo, andamos un poco adentrándonos en las palmas, hasta que dimos con un bar, que nos pareció bien, "que bas a toma", me dijo el

"Sevilla",

le contesté ponme un wisquito, que estamos en puerto franco y aquí va regalado.

No se el tiempo que pasemos en aquel bar, hablando primero, incluso me pedí una fruta tropical, una chirimoya creo que mezclada con los wisquis, se me hizo un cóctel en el estomago y en la cabeza, terminé pidiendo a mi amigo que por favor me ayudara a encontrar una pensión para dormir la mona, en aquel estado no podía estar por ai deambulado, que desprestigio para La Armada Española, por fin me pude tumbar en una cama, diciéndole a la mujer que me llamara al cabo de unas horas en caso que no me despertara.

Nadie me llamó me desperté, que horrible pensé que me estallaba la cabeza,y un mal sabor en la boca, prefiero pasar pagina de este dia, pues acabé en el barco hecho una pena, durmiendo hasta la próxima salida, el "Sevilla" corrió una suerte parecida a la mía, pero a el lo arrestaron, lo pillaron cerca del muelle tocando las palmas y montando un circo, arrestado dos días, fue creo que el primero que estreno el arresto, le salió bien le pusieron dos días de arresto en mar,

lo que le permitió salir los días que quedaban, de estancia en las palmas, el segundo dia de paseo ya salí con un compañero de Barcelona le llamaban "el Julandrias"el nombre tenia mucho que ver con este elemento, era muy tímido salimos a comprar bebida para llevarnos al barco, unas botellitas de wiski no vendrán mal para el trayecto, dato curioso, hacia poco que habían salido los famosos

<wuolman> su precio era muy alto en la península, aquí el precio me permitió gastar mis ultimos fondos en moneda española, me compré uno y una cinta de los Chunguitos que fue la que escuché casi todo el viaje, así y otra de Lole y Manuel, por aquellos tiempos me encantaba el palmeo.

18 DICIEMBRE; hoy partimos hacia lo desconocido, con un poco de añoranza, pero a la vez satisfacción de formar parte de un grupo que realizaría la vuelta al mundo, como hizo Juan Sebastian Elcano lo único que el no paso por el canal de panamá, bajo hasta el cabo de Buena Esperanza, doblándolo y subiendo hasta las costas de la

<POLINESIA> en HAWAI.

Ya navegábamos, de nuevo pero, con mucho tiempo por delante, antes no tocáramos tierra de nuevo, cruzar el charco.

Este era el objetivo; dejando atrás, el puerto de las palmas, fue una singladura, sin pena ni gloria, pero el futuro pintaba mejor.

Se aproximaba la Navidad, aparte de las guardias, tareas, nos citaba el padre capellán, en el hogar del marinero el sollado de proa, para enseñarnos villancicos y comernos el coco, con la moral cristiana, para cuando llegáramos a Santo Domingo; no nos echáramos en brazos del pecado, " jeje " nadie le prestaba atención, solo su

su fiel asistente, un chico de Pamplona, según los rumores que circulaban, tenia tendencias homosexuales; con el tiempo el mismo se declaraba, a los marineros, era buen tío, pero como no le cayeras bien; mas mala que una gata acorralada, te buscaba la ruina, con su influencia en el padre capellán, que según decían lo asistía, en todas sus necesidades, por mi parte siempre tuve una relación cordial y simpática, haciendo bromas sobre su condición, que el tomaba a broma, siempre te podía conseguir, una botellitas de buen wisquis de la bodega privada del cura, cuando iba a rezar entre sus piernas.

Los días fueron pasando, la Navidad cada dia estaba mas cerca, y nosotros mas lejos de casa; era ya 23 de diciembre y cada dia hacía mas calor a bordo, íbamos a pasar unas navidades calientes, sobre todo yo, " ya contaré en su momento el incidente, que me condujo a mi primer, arresto."

24 De Diciembre Noche Buena, programaron las guardias para que todos pudieran cenar, y asistir a la Misa Del Gallo, todo iba sobre ruedas cenamos un poco mejor, que otras noches, Lo que si hubo fue abundancia de alcohol, eso llevo a un estado a la mayoría de marineros y algún guardiamarina, que protagonizaron incidentes irrelevantes.

Con la euforia de la cena, nos subimos al castillo, a tomar la brisa marina, pues la bebida nos acaloró , me junté con el Madriles, casi me busco la ruina, me dijo que tenia una "china" si quería fumar,

^a bodas me invitas^ me dije, todo iba bien, hasta que vi la silueta del Brigada acercarse hacia nosotros, le dije al compañero , tírala mamón, que nos la jugamos, solo tenia que tirarla al mar, yo me levanté y me fuí, el se quedó vacilando al destino y lo pillaron, ademas le preguntaron quien estaba con el, trinó como un canario flauta; el Catalán, les dijo para ver si el marrón era menos.

Ya me tienes abriendo la taquilla, como un vulgar delincuente, con el brigada Don Luis y un suboficial, registrando mi taquilla en busca de un alijo." UN ALIJO XD." yo estaba acojonado, tenia una

"chicharra" en una esquina, el suboficial no la vio, pero Don Luis si, se hizo el loco, no encontraron nada, pero no había acabado aquí la cosa, de momento, continuamos la fiesta, la misa, todo normalidad absoluta como si nada hubiera sucedido, solo la anécdota es que a eso de las doce nos cruzamos con un crucero,,haciendo sonar las sirenas de abordo, al dia siguiente NAVIDAD: Mis NAVIDADES las recordaba con mi familia, mis abuelos, mis padres y hermanos comiendo bebiendo cava i cantando villancicos. Eran unas fiestas muy entrañables.

Trancurrio monótona y cansina, la jornada.

sin ningún acontecimiento relevante.

25 De Diciembre, sobre les doce del medio dia, nos citó, Al Madriles

y a mi, el teniente de navío de mi guardia, para comunicarnos que estábamos con un dia de arresto, los motivos, no los iva a poner, apeló a La Navidad, diciendo que pondría falta leve, de desobediencia a un oficial, por que si ponía el motivo verdadero del arresto nos mandaban para España, nada mas tocar Santò Domingo, y también gracias a Don Luis que habló bien de mí.

El tema

DROGAS estaba muy penado, en el barco.

Cumplí el arresto simbólico, y todo parecía que empezaba a ir por su cauce, las guardias se cumplían ; Lo que rompió la armonía fue una discusión,

que acabo en pelea, fueron arrestados, y por orden del comandante, se cerro el bar por las tardes, solo a la hora del desayuno, si tenias dinero podías tomarte un vaso de vino, otro tema el dinero, fue desapareciendo mientras íbamos avanzando hacia el continente de AMERICA, entre el Puerto De Las Palmas.

los gastos del bar, me dejaron sin fondos, dependía de mi asignación de la marina, con los cánones de aguas internacionales, en resumen poca cosa; Nos venia a salir unos diez dólares por dia en puerto, unas mil pesetas, al cambio, 1.200, diarias.

Los días pasaban rutinarios, el domingo se hacia interminable, en el castillo de proa mirando al infinito, navegavamos en busca de los vientos "ELISEOS" que nos permitirían navegar a vela, solo se izaron las Cangrejas, las Damas no hubo ocasión hasta el momento, navegábamos la mayor parte del tiempo a motor.

Una noche tocaron maniobra general: todos corrían como locos medio desnudos a formar, en su palo asignado, por miedo al arresto, el ultimo que llegaba ala formación, era arrestado un dia; habían llegado los Elíseos se desplegó el Trinquete. los Velachos, las

Cangrejas, Foques y Contrafoques Estáis y Escandalosas, era de noche y

no se apreciaba la belleza del bergantín navegando, con toda la arboladura hinchada por los Elíseos.

Al día siguiente llamaron, a maniobra general dos veces, lo demás lo hizo la guardia, que mayormente cuando había viento estaban mas distraídos, los "elíseos" cada vez soplaban con mas fuerza, escorando el navío, empujando al navío hacia su destino, daba la sensación que cortaba el mar, solo se escuchaba el rumor del viento jugando entre las velas, con la sensación de estampida, cuando el viento cambiaba de dirección.

Tras dos horas de guardia, nocturna se escuchó una algaravia fuera de lo normal, me dirigí al castillo de proa, había un BUHO

BLANCO, posado sobre las drizas de los foques, algunos decían que era augurio de buena suerte, lo que si era un misterio. ¿Que hacia un pájaro como aquel en alta mar?, quisieron darle caza, pero el animalito se escondía y acabó desapareciendo; no se hablo mas de lo sucedido, con el viento a favor, nos deslizábamos, surcando el océano.

Hoy en dia, aun recuerdo esos momentos, deslizándonos, sobre el agua, con la luna, iluminando la estela, que dejábamos atrás, tenia un brillo mágico, con el ruido que hacia surcando las aguas, daba la sensación de libertad completa. Íbamos a lomos de la naturaleza.

toda una experiencia mística, que te llevaba a un punto de felicidad, solo, ante la inmensidad del océano profundo.

Los días pasaban, se iva creando una rutina, que a la vez creaba un vinculo con la gente, que formaba mi guardia,

< VIVA LA MARINERIA ESPAÑOLA >

Hacíamos planes, para cuando, llegáramos a la República Dominicana, las horas se nos hacían largas y a la vez tranquilas , de la guardia nocturna, daban para mucho.

Mi misión en la guardia era la de pasar el control cada hora por los aseos de los guardiamarinas, que no hubiera fugas de agua y estuviera todo limpio, esto por la noche no era nada, solo con la presencia bastaba, de dia ya era mas crudo, pues había reparaciones de grifos, cisternas, y si no había ninguna avería, se pintaba....

Pero las noches, eran para relajarse, tomar unas copas con los compañeros, que estaban al cargo, de asistir a los guardiamarinas, había una camareta habilitada, con cafetera, licores, un pequeño fogón, para calentar la comida, tenían música, aun recuerdo escuchar a "Adamo" cantando Con Mis Brazos En Tu Cintura, con una copa de ponche y hablando plácidamente, estos eran los buenos momentos de las guardias nocturnas, pero algunas veces la paz se veía truncada, por que el viento cambiaba de repente, teníamos de asistir a nuestros palos, el mío era el trinquete llamado

"blanca", se encuentra en el conbres, ademas allí esta ubicada la cocina, le enfermería , el quirófano, el puente de mando, la estación de radio, y meteorología y los cuartos de derrota. Debajo están los comedores de la marinería, y el sollado de proa.

La maniobra, solía durar poco, virar un poco el trinquete, soltar alguna cangreja, cosas poco trabajosas, si era mayor la maniobra se llamaba, a maniobra general, acudía toda la dotación, pero durante la noche pocas maniobras generales solían acontecer, en todo el viaje dos o tres, por caso extremo de tormentas, que ya relatare mas adelante.

Los días laborables, de lunes a sábado, pasaban aprisa, pero el domingo se hacia deprimente y largo, ya empezaba el dia asistiendo a misa, en el conbres de babor, y la falta de actividad, te sumía en una desesperación, por no llegar a ver nunca el fin del viaje, y solo era el principio, nos encontrábamos en medio del Atlántico.

El viento era favorable, el clima también, todo parecía ir sobre ruedas, cuando una noche, me sucedió algo que no me esperaba.

Salimos, de recoger la cena de la cocina, y se me ocurrio comentar a mi compañero, una critica sobre la comida, con tan mala suerte , que me oyó el Comandante , que en aquellos momentos descendía del puente, a mis espalda escuche una voz. MARINERO acérquese?

cogió el tenedor, pincho una patata, se la comió, sin pestañear dijo, esta comida, esta excelente, usted será hijo de Marqueses, prosiguió: Oficial Nombre y Numero del Marinero, me apuntó el oficial el nombre, y yo me quede blanco, por la sorpresa de lo acontecido, la jornada transcurrió normalmente, no se me comunicó ningún arresto, era muy misterioso el tema, el silencio por parte de mis superiores me atormentaba, ya me imaginaba camino de España,cuando llegáramos a Santo Domingo todo eran cavilaciones, ademas la gente te induia a pensar. Cada uno decía su opinión, por que fue famoso el arresto, el comandante nunca mas arrestó a nadie, era un acontecimiento grandioso, y yo el protagonista, me sentía como a la espera de una condena. Pasaron los días y cada vez estaba mas cerca de Santo Domingo, y del tema arresto ya no se hablaba, por mi parte ya me había casi olvidado.

Viernes, 8 De Enero De 1982, mañana llegamos a Santo Domingo, aun que sea sábado, la estancia , era de 7 días, contando el dia de llegada y el de partida, prometía, el viento olía a costa cercana, se veían pájaros, cosa que desde el incidente con el búho, no se había visto ninguno, sobrevolar el barco, se palpaba en el ambiente la próxima jornada, se efectuaron los pagos, a la marinera, en dólares, nos dieron 70 Flipe, mas 100 que me guardaba yo !fiesta asegurada!

el ron y las mulatas nos esperaban en puerto, no les podíamos fallar, con la ropa de paseo, limpia y apunto para salir a gozar del ambiente caribeño.

Sábado 9 de diciembre todo era perfecto, atracamos en el puerto temprano sobre las diez de la mañana, mi alegría era desmesurada, me sentía feliz, todo se truncó, como un globo que se pincha y se queda en nada, al mirar la lista de salidas,¿ no estaba mi nombre?

sobresalto, se habrían olvidado? hasta que un compañero me dijo, que mirara la lista de arrestados, cual fue mi sorpresa cuando vi mi nombre y seguido "ARRESTADO HASTA NUEVA ORDEN".

El mundo se undio ante mis pies, me quede sin habla, me fui a comer, y a llorar casi del disgusto,

* CON LA MARINA NO SE JUEGA *

El dia se iva enturbiando igual que mis pensamientos, no tenia nada que hacer, sentado en el castillo veía, a mis amigos alejarse del barco, A descubrir un mundo nuevo para ellos, le di 5 dólares al

"Sevilla" para que me comprase una botella de ron, muy bueno por cierto, por lo menos la tristeza se evaporaría con el alcohol. Ya entrada la tarde regresó el Sevilla, me trajo el encargo que le hice, el panorama se iva transformando, subían mujeres a bordo y podía enseñarles el barco, todo menos los sollados, entre trago y trago, se llenaba el barco de gente con la que hablar, mi tristeza se truncó en una euforia, empezaba a notar, el ambiente Caribeño, el dia paso aprisa y dejándome un resacoso recuerdo.

Pasaban los días y no veía la manera de salir del barco, era 13 de Enero, nos marchábamos el 15, poco me quedaba mi ansiedad se subía por las paredes, por la tarde me mandó llamar el oficial de guardia, me dijo ¿cambiase y regresa aquí?, que le pedirá disculpas al Comandante, a toda prisa me vestí de "BONITO" me presenté en el cuerpo de guardia, dispuesto a todo lo que hiciera falta, no tardó en aparecer el oficial, me dijo: ¿Ya puede salir en la próxima salida?por lo menos no tuve que humillarme pidiendo perdón al comandante.

Ya podía salir en 20 minutos, mis nervios estaban a flor de piel, encendía un cigarrillo detrás de otro, suelo firme después de tantos días, TAXI, palabra mágica, en un Pais Caribeño donde no conoces el terreno, mas que un taxista era un guía, de los placeres del caribe.

Con el taxista, nos pusimos de acuerdo rápidamente, me acompañaría, toda la tarde por 7dolares, me salió a un dólar por hora, primero le dije que tenia hambre, me llevo a un asador, me comí un pollo entero asado al estilo dominicano, que placer sentía en mi boca, hacia muchos días que no comía pollo, regado con cocacola y ron "cubata"un café de un sabor especial, que me dejó como nuevo, satisfecho como me encontraba, mi amigo el taxista, me acompañó en la comida el no comió, solo tomo un "cubata" y me hizo compañía, dándome conversación, y prodigando la sensualidad se las mujeres Dominicanas, todo esto me llevó a un estado de excitación sexual, nos subimos al taxi los dos, sentados en la parte delantera, como dos amigos que se van de fiesta," esta claro pagando yo", me llevó a los mejores lupanares de Santo Domingo, eran pequeñas terrazas interiores, con frondosos arboles tropicales, dando una agradable sombra al lugar, con la belleza añadida, de mujeres caribeñas, que por poco dinero podían ser tus amantes por unas hora, incluso acompañarte a cenar, " como el taxista", parecido. Pero en prostituta, con una botellita de ron encima la mesa, mi amigo el taxista y yo, baloravamos el harén que se abría ante mis ojos, una era bajita, pero muy guapa, la otra tenia unos pechos, que hacían soñar, todas tenían su encanto, me costó decidirme, pero al final, me fuí a pasar un placentero ratito con la de los pechos macizos, por cierto, no se parecían en nada a las mujeres de Europa, su cuerpo rebosaba sensualidad, su manera de moverse en la cama, toda una experta en el arte del amor, su cuerpo olía a guayaba roja, con los días que llevaba de abstinencia, a ritmo de merengue, me llevo al éxtasis, al paraíso, el sueño se había hecho realidad todos los esfuerzos no fueron en vano, me sentía vivo de nuevo; regresé donde había dejado a mi nuevo amigo Dominicano el "taxista", que me dijo, !lo pasaste bien brother! !de puta madre! le contesté, pero me quedé con hambre, !pues repite!y subí con otra, esta era mucho mas guapa que la primera, y con el pelo corto y la belleza caribeña, un sueño de mujer, esta vez con mas calma y disfrutando cada posición cada caricia al máximo, después de hacer el amor la invite a unas copas, ya éramos tres, el Marinero, la Puta y el Taxista, los invite a cenar, aceptaron, fuimos a un bar que había por las cercanías, cenando miraba a la Dominicana, y me entraban ganas de poseerla de nuevo, tenia de deshacerme del taxista, no entraba en mis planes, me costó pero al final me dejo con la chica a solas y se fue, nos fuimos a bailar, bebimos, nos reímos y acabemos en un hotel, avise a recepción que me llamaran a las 6 de la mañana, tenia entrada a las siete y si llegaba tarde me arrestarían.

Fue mejor que la vez anterior mas tranquilos disfrutemos al máximo de nuestros cuerpos, nos quedemos dormidos entre suaves sabanas de seda.

A las seis se terminó la magia, tuve que regresar al barco, mi noche de amor y sexo solo sería una anécdota mas del viaje.

Llegué antes de las siete, comí un poco y me fui a dormir el resto de la mañana, al despertarme vino a mi cabeza la carita de la mulatita, como un ensueño, haciendo que me animara a salir en su busca, ya estaba en la calle de nuevo pero esta vez iva solo sin taxista, !jajaja,!

ya tuve bastante trabajo para quitármelo de encima el dia anterior.

Encontré el local del dia anterior, ella estaba allí, toda una belleza del caribe, me senté con ella y lleguemos a tener un feeling, que no era normal entre una puta y su cliente, me estaba enamorando en el primer puerto, una locura imposible, que solo se podía llegar a

index-21_1.jpg

cristalizar bajo los efectos del ron, quería desertar y quedarme a vivir con ella, tenía la cabeza nublada por el ron, y el corazón por la belleza exótica, y deslumbrante de aquel ser, tuve suerte pues pasaba el "Sevilla" cerca del bar donde me encontraba y lo saludé, me dijo "mi arma amos pa el barco que es tarde" le dije que yo me quedaba a vivir allí con la mamasita , "estas loco quillo que te entalegan", tiró de mi hasta el barco, me convenció pero un pedazito de mi corazón quedó en Santo Domingo.

15 de enero 1982, zarpamos del puerto de Santo Domingo, dirección Acapulco. Teníamos que cruzar el Canal De Panamá para,

llegar al Pacifico, ya estábamos navegando de nuevo, la rutina de las guardias, las comidas, las dianas, pero con todo esto llego el correo, a bordo procedente de España, que emoción abrir cartas de la familia

Esta fue la carta, que mas ilusión me hizo por ser la primera, me la mandaba mi querido abuelo.

La leí tres veces, y cada vez me ponía mas melancólico, la guardé entre mis pequeños tesoros y me dediqué a mi tarea en el barco, para intentar olvidar mis recuerdos de la gente que me quería, y había quedado lejos, estaba dando la vuelta al mundo para reencontrarme con ellos, la lejanía cada vez era mas penosa, pero con la esperanza de llegar al punto donde empezaríamos el acercamiento hacia nuestro destino final, nuestra llegada a Cádiz.

Tomamos rumbo al Canal de Panamá, los vientos nos eran propicios, navegavamos a una velocidad buena para cumplir con nuestro compromiso en Acapulco. El tiempo era de una benevolencia inusitada, los días transcurrían plácidos, instalaron unas duchas a lo largo de la banda de babor, se alimentaban de agua del mar, su uso era solo para el calor, pues el jabón no hacia espuma y la piel te quedaba, reseca y escamosa.

En dos días llegaríamos al Canal, toda una experiencia, nos hicieron unas explicaciones de como funcionaba el Canal a base de esclusas, que llenaban y vaciaban para mover los barcos al nivel superior, hasta alcanzar el gran lago, muy bonito lo descrivian, y no exageraban, era una obra colosal, como pude comprobar, Eran las 7, tocaron diana como cada dia, pero al subir a cubierta,

!sorpresa! en frente las inclusas del Canal de Panamá nos hallábamos fondeados, en espera de los permisos y el pago, para cruzar el canal.

Era una fiesta a bordo, desde el momento que subió, el practico a bordo, EL CANO empezaba a moverse, remolcado por la lancha del practico encarando el barco hacia la esclusa, fue una maniobra perfecta, luego ya amarraron a un cable tractor que fue tirando hasta la primera esclusa.

Se cerró por popa la esclusa, con una compuerta, y de los laterales de la esclusa empezó a salir agua, que fue subiendo el barco hasta la siguiente esclusa, salvando así el desnivel hasta el lago, cada cambio de esclusa, tardaba un tiempo, mientras aprovechaban comerciantes de la zona, para vender sus mercancías, como un pequeño mercadillo en cubierta, era bonito el colorido. y la variedad de raza, que se juntaban en este punto del Canal, así paso la mañana, como una gran fiesta.

CAPITULO 4

A medio dia dejemos atrás las esclusas de Gatun, empezando a navegar a motor, deslizándonos como si fuera una gran piscina, cada vez nos encontrábamos mas rodeados de espesura selvática, cuando me quise dar cuenta navegavamos, entre grandes arboles tropicales, hacia un calor muy húmedo, los mosquitos nos acrivillavan, pero el paisaje era de ensueño, rodeados de un verde selvático comiendo en cubierta, todo aquello parecía irreal, estábamos en medio del Lago Gatun, el comandante ordenó poner los cañones de agua, para espantar a los mosquito pero aun así, alguna picadura

te llevabas, los cañones de agua aparte de espantar a los mosquitos creaba un microclima a bordo casi asfixiante, cuanto mas nos adentrábamos en el Lago Gatun, mas espeso se hacia el aire al respirar, sobre las 5 de la tarde ya navegavamos por el Río Changres,

en dirección al Corte Culebra que nos uniría ya al pacifico, el calor fue disminuyendo a medida que nos acercábamos al Océano.

Pronto nos encontramos con los primeros signos de civilización, El Puente Del Centenario, lo crucemos por debajo y nos dirigíamos a la presa de Mireflores para entrar de nuevo en las esclusas, otra vez lo mismo que de la mañana pero a la inversa, descendiendo de nivel hasta llegar al nivel del mar, donde ya crucemos el puente de las Americas, estábamos en el Pacifico! un detalle que se me escapaba, a todo esto la diferencia horaria, era de 6 horas, respecto a Cádiz.

index-24_1.jpg

index-24_2.jpg

Esclusa de Miraflores

lago

Gatun

index-25_1.jpg

Teníamos un cuarto del viaje hecho, navegando ya por el pacifico, dirección norte, Acapulco nos esperaba, con sus playas de arena blanca y aguas esmeralda, el cambio de mar no se notaba en nada, me decepcioné, por lo menos el color? nada todo era idéntico, mar mar, mar, en la navegación hacia Acapulco no hubo incidencias relevantes, rutina, navegación plácida, noches fantásticas, que me hacían soñar y me transportaban, a los tiempos de los primeros navegantes, que colonizaban Imperios, nos proyectaban películas en toldilla, recuerdo alguno titulo"Un hombre llamado caballo"

de esta guisa iva la programación del cine, todo antiguas películas que todos habíamos visto mil y una veces, pero era lo que había.

1 DE FEBRERO amanecimos fondeados frente a las costas de Acapulco, a medio dia entrabamos por la bocana del puerto, ya llevábamos 7 horas de diferencia con Cádiz, seguimos restando, horas al reloj.

Acapulco, lunes 1 de febrero de 1982, teníamos 6 días para conocer esta parte del Continente Americano, se organizaron por parte de el barco excursiones a México D.F, yo no me apunté prefería investigar por mi cuenta, el mismo lunes después de comer en el barco, me dispuse a salir con un tal Hernani, Vasco, muy buen chaval, ademas compartía el gusto de fumar maría conmigo (por cierto en México la marihuana se la llama "mota", con estas fuimos dando tumbos por los alrededores del puerto, en busca de algún camello para comprar un poco de hierba, no parecía que fuéramos a tener éxito, hasta que nos sentemos en un parque, y le dije al Hernani, tengo una !china!, era mentira, hice como si me liara un porro, hasta el se lo trago, lié un cigarrillo en forma de porro, al poco se acerco un nativo del lugar, nos pregunto !que fumáis! le dije hachís, !me dejas probar! me vi en un aprieto, en aquel momento pasaba la policía, ya tenia la excusa, tiré el cigarrillo lejos, y aquí se acabo la historia, el chico nos comentó que había oído hablar del hachís pero que el fumaba mota, le conté como se elaboraba el hachís en el norte de África utilizando la misma mota que fumaba el, lo único es que la pasaban por distintos filtros hasta lograr lo mas puro de la planta, una pasta gomosa de color verde negruzco, se quedó satisfecho con mi explicación, éramos un poco mas amigos, con la confianza de preguntar donde podíamos comprar un poco de mota, nos dijo que mas tarde conocería a un amigo que tenia, pasaron un par de horas nos tomemos unos tequilas y fuimos en busca de su amigo, por los suburbios de Acapulco, en realidad estábamos un poco asustados, pues hacia tres horas que lo conocíamos y no sabíamos casi nada de el, solo que trabajaba en el ejercito.

Nos detuvimos frente a un portal de un bloque de viviendas, y llamamos por el interfono, tuvimos suerte, el amigo estaba en su casa, ya en el ascensor los nervios se iban haciendo notar, hasta llegar al piso marcado, nos abrió la puerta y nos dijo, aprisa aprisa entrad, nos sentamos en un comedor rústico pero lleno de posters de Lou Reed apareció con una bolsa, ¿cuanto queréis?, el Hernani y yo nos miramos, y al unísono casi dijimos 10 dólares, cogió un periódico arrancó una hoja y nos embolvio una bonita cantidad de cogollos

mexicanos, nos dejo probarla en su casa, hacia ya días que no fumábamos, el subidón fue notable, me escondí la hierba en los pantalones, y nos fuimos eufóricos hacia la calle, con unas ganas de comer impresionante, cuando nos encontramos a solas el Hernani y yo, comentamos lo bien de precio que nos había salido la marihuana y lo buena que era.

Nos metimos en un bar a comer, yo pedí pollo con patatas, menuda sorpresa, al primer bocado empece a sudar del picante, no pude terminarlo, de lo picante que estaba, hasta las patatas picaban lo suyo, regado con cerveza mexicana "Coronitas" muy floja pero aliviaba el ardor de mi boca, que al rato me abrasaba con el tequila, por aquel dia ya estaba bien, ya me decidía a regresar a bordo, cuando me dijo el Hernani "tío esto huele un montón" ya me empezó la paranoia de entrar la droga al barco, después de discutir si la entraba el o yo, decidimos esconderla en unos jardines cerca del Puerto, detrás de unos matorrales, nos fuimos tranquilos para el barco, pensando en mañana el festín que nos daríamos con los amigos, fumando, aquella noche dormí como una marmota, harto de comer y de fumar soñando en la hierba que tenia escondida, 2 de febrero de 1982 Acapulco, desayunado y arreglado quedé con el Hernani y el Kepa otro vasco muy enrollado, ya estábamos pensando solo con la hierba, salimos a la calle en busca de los jardines, donde habíamos escondido la mota.

!Menuda sorpresa!, habían podado y cortado el césped, empezamos a buscar,

nuestra búsqueda fue infructuosa nos quedamos abatidos y muy cortados, ya no hicimos nada mas de interesante aquel dia solo beber y beber tequila con sal y limón, !por cierto en México no toman sal y limón con el tequila!, cuando nos vieron los camareros no sabían por que hacíamos aquel ritual, en cuestión paso el dia sin pena ni gloria.

3 de febrero de 1982, tenia guardia y no salí, pase el dia de la mejor manera que pude, mostrando el barco a turistas españoles que estaban de vacaciones, por la noche me toco "baldeo" aun no había salido esta palabra en el libro, fue aquí donde comprendí su significado, a las 4 de la mañana me llamaron para el "baldeo", se trataba de ir recorriendo el barco con unos cepillos con un palo frotando la cubierta impregnada con sosa y arena, descalzos y el cabo delante con la manguera, un espectáculo todos al mismo ritmo, de silbato que marcaba el cabo, el "baldeo" se solía utilizar a bordo para castigar faltas leves, todos las madrugadas a las 4 se hacia "baldeo", los arrestados, la guardia, y alguno que tenían

"baldeos" pendientes que les habían impuesto el dia antes, un trabajo desagradable, pero esta noche se hizo llevadero en toldilla habían dejado unas peroles de ponche, de la recepción de la noche anterior que hubo con el presidente de México, estaba bueno ademas te animaba a mover el "brus" que es como llamaban al ingenioso cepillo unido a un palo, una experiencia mas que tuve de repetir en mas ocasiones.

4 febrero 1981, por la mañana me la pase escribiendo cartas para echarlas al correo por la tarde, pues pensaba salir, no se a donde pero quería salir, una vez terminé de escribir y recogerlo todo, me dispuse a indagar donde pensaba ir cada uno, pocos tenían ideas pero encontré a mi amigo de correrías El"Sevilla" me dijo que el dia anterior había estado en una discoteca que estaba bien animada y los precios nos los podíamos permitir, pues ya estaba decidido, nos iríamos en la salida de las 7 de la tarde, como dos pinceles a las 7

uniformados de punta en blanco para salir a la calle, ya nos conocíamos los truquillos para esconder, algún fallo en la indumentaria, o el emblemático "lepanto" que todos solíamos llevar lleno de firmas de chicas o de dibujos, le dábamos una pasada con pasta dentrifica y se quedaba blanco, listo para salir, con el tiempo volvía a su estado primario, como un collage de dibujos y fechas firmas.

Ya hacia un ratito que andábamos, con un calor a las 7 de la tarde que abrasaba, nos metimos en un chiringuito de la playa a tomarnos unas cervezas, eso nos alivió un poco el sofoco de la caminata, parecíamos dos muñequitos, rodeados de mexicanos, les descrivire el vestuario que nos imponían para salir de paseo,

!lepanto, camiseta blanca con ribete azul en mangas y cuello pantalón de peto blanco, calcetines negros y zapatos negros, pero relucientes, los pantalones no llevaban bragueta eran de peto, según cuentan, un dia La Reina Isabel La Católica, dando un paseo se cruzó con su mirada a un marinero de la Armada Real que estaba orinando, la reina le vio el pene, y como era tan !CATOLICA!se escandalizó, no se si de placer o de susto por no poder tenerlo ella, o por verlo, a partir de aquel dia los pantalones de la armada no llevan bragueta, para ir al lavabo tienes que desabrochar un montón de botones.

En estas ya llegamos a la discoteca su nombre, no era muy original se llamaba "ACAPULCO BEACH" pero de fuera parecía interesante, la pena es que hasta las 10 de la noche no abrían sus puertas, si hubiéramos. ido sobrados de fondos esto no hubiera sido problema, pero nuestros recursos iban muy ajustados, nos toco dar un paseo para que trascurrieran la hora y media que faltaba.

A las 10 en punto allí como clavos comprando la entrada, nos costo 10 dólares todo lo que nos quedaba a parte de monedillas de centavos, con la entrada te correspondían las copas que pudieras llegar a consumir, a bodas nos invitaban, a mí el Sevilla, ya me lo había comentado el dia anterior, por eso acepté ir con el, solo cruzar la entrada se nos presento un camarero, !buenas noches, me llamo Ramon y voy a atenderles en todo, lo que deseen tomar!, lo que no nos dijo fue que teníamos que darle por lo menos un dólar de propina cada vez que nos servia una consumición, menudo negocio habíamos hecho solo teníamos 6 dólares entre los dos, nos las ingeniemos, para pedir dos cada vez de todo, para pagar solo un dólar, en estas un revuelo, entraron un montón de chicas, me dijo el Sevilla hemos tenio suerte colega, hoy follamos, maldita la suerte, nos enteremos por Ramon que era una escursion de un colegio de chicas que procedían de GUADALAJARA como el nombre de la canción, ya llebabamos mas de la mitad de copas tomadas, y nos decidimos a atacar, excitados por las luces y los ritmos de mariachis lentos, nos separamos y cada uno por su lado sacó a una chica a bailar, perfecto, la chica era muy habladora me contó su vida en una canción, a la que intente acariciarle detrás de la oreja me separó, bailemos otra canción, pero nuestros intereses no eran los mismos, así que la deje, me fundí lo que me quedaba, de bebida, y con un euforia superior me fui para el barco, por el camino me encontré al Sevilla que había corrido la misma suerte que yo, me dijo "mu agusto si que voy pero de folla na"nos detuvimos en una taberna que había cerca del barco, donde nos encontramos con mas miembros de la tripulación, cantando por CAMARON, nos unimos a la fiesta, hasta que los dueños de la taberna nos invitaron a irnos para el barco, disfruté mas de los cantes improvisados, que de la discoteca.

Al dia siguiente la resaca era fuerte, el barco empezó a llenarse de visitas, no había lugar donde purgar la resaca tranquilo, por la tarde me encontraba ya mejor, coji un libro, y me fui a leer al parque donde el primer dia escondí la hierba y la perdí. estaba leyendo H.P

Lovcraft, me sumí en un mundo de terror, sicologico pero como soy un poco masoca me encantaba leer estos libros, pasé la tarde, y ya por la noche estaba recuperado y listo para zarpar al dia siguiente.

5 de febrero de 1981 zarpamos a medio dia con destino Hawai, el paraíso perdido de La Polinesia, mas concretamente a "HonoLulú", donde se encuentra la famosa Base Naval de "Pearl Harbor", desgraciadamente famosa por que fue arrasada durante la ultima guerra mundial por los japoneses, en un ataque sorpresa, que luego dio lugar a las represalias de los americanos con la Bomba Atómica.

Esto es agua pasada, pero la historia nunca olvida, la ilusión de llegar a Las Antípodas de Cádiz me fascinaba, llamaban por megafonía, anunciaban !formen frente a la enfermería revisión medica!, se me había olvidado contarlo en el anterior capitulo, a la salida de Santo Domingo ya la pasamos, ademas recibimos multitud de vacunas contra todo, la revisión medica no era otra cosa que pasar a enseñarle el pene al brigada medico, para que diagnosticara si habías contraído alguna enfermedad venérea, si tu ibas al medico y se lo comentabas no te sucedía nada, pero como te pillaran con algo contagioso en la revisión te empapelaban, en esta pillaron a uno que acabemos llamándolo "el polla rota" se le quedó el mote para el resto del viaje,

era preferible ir por tu cuenta antes que esperar haber si colaba como le paso al gallego "polla rota" al finalizar el viaje llegamos a ser un poco amigos, por suerte yo no pillé ninguna enfermedad, en aquellos tiempos no habían muchos preservativos, y te la jugabas , pero éramos jóvenes, amábamos el riesgo.

Los días de navegación ya resultaban mas placenteros, mucho sol viento a favor, y con la ilusión del próximo puerto.

A bordo todo era calma, aparte del sonoro y aberrante, sonido de la gaita que solía intentar hacer sonar, el "polla rota" un gallego que decía saber música jajaja, ademas le daba por practicar a la hora de la siesta, todos empezamos a cogerle manía, pero el seguía y seguía intentando sacar alguna melodía al instrumento.

Hartos ya de aguantar todas las tardes los bocinazos desacordes del"polla rota" nos pusimos de acuerdo el hernani el sevilla y el panocha, este ultimo era paisano mío y solíamos hablar nuestro idioma, esto nos hacia mas cómplices llegamos a ser buenos amigos, a lo que iva, el "polla rota" era huraño y muy suyo, no solía tener tratos con nadie casi ademas era despensero, tenia las llaves de la comida el tabaco y lo ademas, la taquilla solo la abría cuando se iva a duchar, era el momento, en un descuido del gallego el panocha le cojio la gaita y nos la fuimos pasando hasta que se cayo al mar, uyyy un accidente, nadie aparte de nosotros lo vio nos hicimos los locos, y menudo cabreo pillo el "polla rota" se cagaba en todo lo que se le venia a la cabeza, al no ver la gaita empezó a mirar a todos con desconfianza pero nadie parecía saber que le pasaba, solo nosotros el panocha el hernani y yo, si nos pillaban nos la jugábamos el perdernos Hawai, el gallego enseguida fue a denunciar su desaparición al brigada, pocos minutos después nos mandaron a formar a toda la tripulación, y el brigada don Aurelio junto con el gallego y un cabo, iban a realizar un registro de taquillas, iban llamando uno por uno y nos hacían abrir la taquilla esto se alargo y la gaita jamas salió, con el brigada también iba el

"recorrida" a un que el nombre suena a doble corrida , era el electricista del barco y así lo llamaban por megafonía cuando surgía una avería eléctrica, pues el recorrida en un descuido mientras registraban la taquilla del vecino del gallego este cogió una copia de las llaves de la despensa, con el barullo no se dio nadie cuenta la escondido y se callo, lo de la gaita quedo en nada, el gallego para no liarla mas no dijo que le faltaba la llave, y pasaron los días, una noche me toco la guardia con el recorrida, era valenciano, me dijo si tenia ganas de tomar un cubata, yo le dije claro, pues vuscate una cocacola y yo pongo el ron, eso me hizo sospechar, hacia ya muchos días que habíamos dejado el puerto y no solían durar tanto las botellas de ron, pero no le hice preguntas nos sentemos en el castillo, a eso de las tres de la madrugada una luna , blanca y grande se reflejaba en el costado de estribor, unos cubatas , ademas se trajo unos choricitos ibéricos que no se veían en la dieta nuestra ,solo cuando había un "guateque" los ponían con queso manchego y aceituna, todo un misterio pero valía la pena no hacerse preguntas, y disfrutar del paisaje y de los manjares que me habían caído del cielo. nos bebimos todo el ron y agusto nos fuimos a formar para salir de guardia, eran las 4 de la madrugada y nos quedaban 3 buenas horas para dormir.

El recorrida tenia acceso a todos los rincones del barco, eso le procuraba un factor muy bueno para toda clase de oportunidades de sacar beneficio, mas adelante formamos un grupito un poco mafioso, encubierto, que nunca nos faltaba de nada, en el transcurso del viaje, hicimos muy buenos negocios a todo esto ya llebabamos 9 horas menos que en Cádiz, estábamos cada vez mas cerca de Hawai.

CAPITULO 5

Cada 4 o 5 días se realizaba un retraso mas en nuestros relojes, cuanto mas nos acercábamos a las antípodas de Cádiz, el punto mas alejado, Honolulu, y ademas un paraíso en medio del pacifico, LA POLINESIA, los días de hacían mas y mas largos cuanto mas cerca estábamos del destino, esto nos pasaba en cada nuevo puerto, a todo esto se juntó el problema del idioma hasta ahora eran puertos de habla hispana, apartir de ahora teníamos que aprender el ingles básico, para salir a la calle, me hice amigo de un tal Motriles que decía hablar el ingles, me enseño lo básico, preguntar precios, pedir una cerveza, y alguna frase de tema sexual,que de poco me sirvió, quede en salir con el en Honolulu, me haría una demostración de su ingles, así podría practicar sus lecciones.

Que con tanto interés me impartió, nos faltaban dos días para entrar a puerto los nervios normales el trasiego para tener a EL

CANO reluciente y blanco como la espuma del mar, nos llamaron a enfermería para vacunarnos de nuevo, nadie conocía el contenido de lo que nos inoculaban pero era un acto de fe, con el brazo remangado íbamos desfilando por la enfermería, luego por la tarde a algunos se les hinchaba el brazo e incluso hasta fiebre, yo tuve suerte, un pequeño escozor y listo.

Después de un domingo algo pesado, por la falta de actividad a bordo amaneció el lunes, solo nos quedaba una noche para atracar en Pearl Harbor, la mañana trascurrió tranquilamente, pero ya al atardecer, se empezaron a vislumbrar unos puntos negros en el horizonte, estábamos frente al archipiélago de La Polinesia, se procedió al pago de en dólares como en cada puerto, permaneceríamos unos 7 días en puerto, las cuentas no fallaban 70

dólares, a 10 dólares por dia, en Santo Domingo era dinero pero en Hawai no se lo que podríamos hacer con este capital, esta noche entré de guardia a las dos de la madrugada, y me desperté de repente cuando mis ojos vieron los puntos negros de la tarde, se convirtieron en iluminadas islas, parecían pequeños diamantes brillando a la luz de la luna, formando un espectáculo visual indescriptible por su belleza natural, cuanto mas nos acercábamos mas se distinguían las antorchas de las calles, y por el otro lado modernisimos construcciones, iluminadas por la electricidad, que no rompian la armonía del paisaje, al contrario combinaban a la perfección, lo ancestral con lo modernista, antorchas y neones, todo un universo multicolor.

A las 8 de la mañana del dia 2 de marzo de 1981, nos encontrábamos fondeados frente a Honolulu, habíamos arreglado los relojes, nos llevábamos 12 horas justas con Cádiz, a partir de ahora tendríamos que sumar horas, a medida de que fuéramos avanzando, nos encontrábamos mas o menos en la mitad de nuestra travesía, como siempre que se llegaba a puerto, el trasiego era evidente, todos estábamos ansiosos de pisar tierra, planchando, pantalones, dándole al lepanto con pasta dentrifica, !lo de siempre!, pero con la diferencia que en este puerto no se hablaba español, haber como me funcionarían mis rápidas lecciones que me dio Motiles, llamaron a maniobra, los practicos acercándose por proa, nos estábamos moviendo, estábamos a escasas horas de pisar una de las islas mas hermosas del pacifico, nuestra entrada en la base

index-36_1.jpg

naval de Pealt Harbor fue apoteósica, rodeados de acorazados que nos superaban en altura lo menos tres pisos, parecía una embarcación de juguete EL CANO, se deslizaba suavemente, entre aquellos castillos de acero, submarinos nucleares, mas adelante nos encontremos con el monumento a los caídos en el ARIZONA, en el ataque japonés, los restos del ARIZONA se encuentran en el fondo de la bahía sumergidos. Encima se alza el ARIZONA memorial, es un complejo con tiendas de souvenirs y mucha historia naval americana, lo podias visitar pero era a través de una embarcación que unía el muelle con el memorial.

ARIZONA MEMORIAL es la estructura blanca que se puede ver enfrente de los cañones, debajo la superficie del agua descansan los restos del ARIZONA.

Cuando se terminó de amarrar la ultima estacha, y nos recibieron al estilo hawaiano, me parecía estar en otro mundo el color del cielo, el olor del aire los volcanes majestuosos, como lo había imaginado, aquello lo superaba con creces, solo lo había visto en el cine en los años 70.

Dispuestos a salir de paseo, después del ritual de montar los toldos en popa, ya en la calle, parecía todo distinto, era un gran complejo militar de la armada americana, un punto estratégico en el pacifico, nos encontremos con supermercados, grandiosos con productos que desconocíamos, todo un mundo nuevo, el imperio del dólar, el Motriles y yo nos cansamos rápido de ir de compras, y nos fuimos pronto hacia el barco, mientras el "Madriles"como buen primarron que era lo pillaron robando en un marquet un cubo rubriik, lo llevaron presto al barco esposado, en parte se lo merecía, le cayo un arresto por robar a la Marina Americana, el primer dia estaba consumido, con el Motriles planeamos al dia siguiente salir de la base, exista un bus que te acercaba al centro, donde estaba el meollo de la cuestión, el DIAMON centrer, a raíz de la detención del "Madriles" nos dieron unos consejos a bordo, de comportamiento en cívico, no se podía comer ni beber por las calles, no tirar colillas al suelo, y sobre todo limpiar el nombre de la Armada Española que el Madriles había manchado, !por un puto cubo rubik!.

Dia 3 de marzo de 1981, La Armada Americana invita a un pik-nik a La Armada Española, estaba puesto en el tablero de noticias, pero era mañana, hacia que nos dispusiéramos a irnos al centro de Honolulu, con el minibus, recorrimos unos diez kilometros hasta el centro, bajarnos del bus, y mas adelante vimos al Hernani y al Kepa los dos vascos, nos juntamos dos Vascos un Catalán y un Andaluz, menudo peligro, lo primero que hicimos fue ir a apagar la sed, nos bebimos tres rondas de cervezas, y alguno dijo pedimos la cuenta, menuda sorpresa cuando nos cobraban las cervezas a 5

dólares cada una, pagó el Motriles, le dijimos que la droga la comprábamos nosotros, ya hartos de pasear nos detuvimos en un chiringuito de la playa, donde estaba el Panocha, con el Sierra, nos pusimos de acuerdo y juntamos el dinero, el Panocha fue a hablar con un individuo, al poco regresó y nos dijo que tenia de ir con el individuo a su casa, si quería venirse alguno, fue el Hernani, mientras nosotros esperábamos en un bar, nerviosos nuestro dinero estaba en juego, al poco rato aparecieron con cosa buena, compramos wiski y fiesta en la playa, hasta que se presentó la policía, tiramos los canutos escondimos las botellas.Nos dijeron que mas tarde pasarían según dijo el Sierra que era el único que hablaba el ingles fluido, con un colocón, notable nos fuimos a comer un poco y de retiro hacia el barco, el dia siguiente era lo del pik-nik con los americanos a las 10 de la mañana partido de futbol España - USA, yo no me apunté.