El Sentido de Forrest

El sentido de Forrest
Todo es parte de mi sangre, por eso enfrentarse a Jesucristo en una época
en la que todo estaba en su contra, nunca funcionó. Mi testimonio es similar
al de Forrest gump, pero en un sentido mucho más exagerado, o similar a
esa exageración, según la perspectiva de lo simplemente exagerado. Por
eso quiero contar mi historia, por eso el paso hacia adelante implicará
la total resolución del caso, mi perspectiva de que haya sido el resultado
que haya sido, habremos ganado. Por eso he creado ésta historia, la historia
de mi vida, que es la mejor de las aventuras. Aquí donde me veis, mi historia
ha
recorrido los acontecimientos más dispares, desde los singurales e
independientes, hasta los más filosóficos y certeros. Y siempre he
perseguido la historia de la vida, por eso la vida tiene del fundamento
de la esencia, que es una plasma de nada que se transforma mediante el gusto,
la
virilidad y la inteligencia en olores y sabores afrutados, venidos de lo
más excitante. El inicio hacia mi virtud única empezó cuando me concentré
en obtener una sola virtud que sustituyera a las demás. Todo eso me llevó
a contactar con la mecánica cuántica, es por eso que con objetos y
espectáculos con los objetos, superé tanto el peligro en el movimiento,
como a la inteligencia y su espectáculo. Me convertí en alguien
superinteligente, y es ahí cuando empecé a estudiar la triple genética,
que evoluciona a base de tripletes lógicos. En esencia soy alguien
catastrófico, ya que mi vida es una catástrofe total de lo superior como
supraespectáculo, en éste campo yo debería ser millonario y es además el
campo en el cual se ha caracterizado mi humor.
Un dia, estando con unos amigos que patinaban con patines, me ví en la
incapacidad de desenvolverme de esa forma. En esos momentos la semilla de
la habilidad por encima del movimiento actuó en mí, no me enfrentaba a
simplemente saber patinar, eso ivan a ser las ruedas por las que yo me
desenvolví de ahí en adelante como roller. Como roller entendí que a mi
me hubiera gustado patinar como los mejores, pero que eso no es como sentirlo
y serlo, hace falta mucho más. Pasada esa época me fuí a vivir con mi padre
y me hice skater, aunque no era nada nada bueno y nunca aprendí más allá
como lo hacía ya en el ajedrez y en la filosofía, pero hice buenos amigos.
Entonces se cruzó en mi vida el más feo de los hombres y aprendí break dance.
Entonces aquí ya mi perspectiva cuántica se había mudado al manejo del
verdadero movimiento y al trabajo de la verdadera filosofía.
Presenté la demostración de la partícula s en un laboratorio que había
dejado su email por Internet, desde entonces la perspectiva del superser
iva a hacer mella definitiva en mi vida. Muchos nombres pasaron por mi vida,
desde Zaratustra, Jesucristo, Neo, Joda, Oliver, Goku, Sega. El encuentro
con el supersaiyajin lo obtuve al completar los tripletes genéticos, donde
el último de todos es el supersaiyajin, desde la tranformación de Neo y
Jesucristo en saiyajin, y Goku en superser, formando los tres el
supersaiyajin. Mi naturaleza en ese sentido roza la paranoya en lo
enigmático y abrumador. El contacto con el libro de Bruce Lee del kunfu
natural y sus trances básicos me hizo darme cuenta que yo podía combatir
a cualquiera que fuese de mi estatura y así fué. Una chica que me recordaba
a mi prima por su oirgen genético estaba siendo acosada por un monstruo