El aroma del café por Juan de Jesús Reyes Medina - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

El aroma del café

Jureme


© Bubok Publishing S.L., 2017

1ª edición

ISBN:

Impreso en España / Printed in Spain

Impreso por Bubok

Dedicatoria

Esta obra no es real, pero tampoco es ciencia ficción; es una

sencilla fotografía en la cual solo se alcanzan a vislumbrar

algunos rasgos de la influencia que ejerce bien sea el dinero,

el poder o las armas sobre las clases menos favorecidas.

Índice


El aroma del café

Mientras estamos en el vientre materno, somos ajenos a los

agrestes caminos que tenemos que recorrer a lo largo de

nuestra existencia; aunque la que tiene que cargarnos, vive la

confusa experiencia entre la alegría de llevar una vida dentro

de sí y el peso de la responsabilidad; sobre todo cuando es

una adolescente, que carece del conocimiento que se necesita

para enfrentar las exigencias de dicha empresa.

Esto fue lo que sucedió con “Ana luz” la cual víctima de la

fuerza de los déspotas, que tienen el poder; bien sea de

dinero o de las armas, que someten a quien sea, para llevar a

cabo sus malvados instintos infernales, sin importarle para

nada la tragedia que sus víctimas tengan que enfrentar.

Con solo 11 años, cuando aún no había logrado abrir los

pétalos de su preciada juventud, cuando apenas disfrutaba

saltando en los pastizales, cuando iba en las tardes a encerrar

los terneros para darle reposo a las vacas para que al otro día

soltaran más leche, e igual disfrutaba subiéndose a los

árboles para mirar las nidadas de algunos pajarillos y al

mismo bajar las frutas para llevarlas al pueblo el día de

mercado; fue presa del más vil de los actos carnales por

*Confuso* un jefe paramilitar, que no teniendo para nada en

cuenta, el arbusto de café, a la fuerza aspiro el aroma de esta

inocente criatura, que sin poder oponerse a los vejámenes

del malvado mostro, vio cómo su preciada virginidad,

entraba a formar parte de la colección de hímenes, del

degenerado en mención, ya que antes de esta y después

fueron muchas quienes vivieron experiencias similares

Sin tener la mínima noción de lo que era ser penetrada,

aterrada por la violencia con que era desprendida de sus

prendas íntimas y luego de sentir dentro de su cuerpo el

obelisco del malvado; el cual reía cínicamente a los gritos de

la infortunada Ana luz, mientras esta casi agonizante, casi ni

se da cuenta de la lluvia de semen que recibía su vagina.

Después del macabro hecho, abandonada, después de tan

macabro suceso, en medio de la lluvia que caía de sus ojos, e

imitando a las serpientes, reptando, logro llegar a su casa,

donde su desconsolada madre enterada de los hechos, solo

lograba preguntarse, ¿porque habrá tanta gente que no

conoce la piedad?

Aterrada por el macabro suceso, mirando a su pequeña hija,

casi inmóvil, viviendo el dolor, al igual que su mancillada

hija, como lo saben hacer solo las madres; en una situación

de estas, la tomo entre sus flácidos brazos para brindarle

calor y darle consuelo, pues ante el aberrante hecho y

teniendo en cuenta quien era el que lo había perpetrado se

sentía indefensa y sin armas para tomar represalias, ya que

esta clase de individuos no conocen la piedad, debido a que

ya han matado su conciencia. en medio de su amargo dolor,

e imaginando lo que podría más adelante aparecer como

consecuencia del fatal abuso, le abrazo con ternura y acaricio

su rostro con sus rusticas manos, las cuales eran así, debido a

las labores agrícolas, que tenía que realizar; al mismo tiempo,

con palabras llenas de ternura, que solo suelen salir de la

boca de una abnegada madre, le dijo: hay hijita, trata de

calmarte, que ya el dolor te pasara, ten presente que la vida

sigue, aun a pesar de las desgracias, y tenemos que tener el

valor para afrontarla; recuerda hija mía, que para poder ver

un nuevo amanecer, es necesario que antes haya noche, y así

solo, cuando esta desaparece, podemos tener la dicha de

observar el albor de otro nuevo día, con el cual la diafanidad

de la realidad nos eleva para que desde la altura de donde es

visible la realidad de la vida, hallemos las alas de la

esperanza para seguir luchando, dando así olvido a las

sombras, que nos oscurecían la existencia; aunque si debes

tener en cuenta, que desde ahora, nuestras vidas ya no serán

las mismas, y con la lluvia que salía de sus dos cielos, la cual

resbalaba por su rostro, formando inmensos caudales, que

luego bañaban la cabecita de Ana luz, en un momento de

profunda melancolía, mezclada con un poco de rabia, al

sentirse impotente, ante la acción de estos verdugos

infernales, con voz desconsolada le dijo: ¡ah! Mi inocente

chiquilla, desde ahora nuestras vidas van a tener un giro de

no sé cuántos grados; y días después se dio cuenta que tenía

razón; pues a los pocos días Ana luz, empezó a tener

nauseas, prueba esta, de que aquel infeliz la había

embarazado; lo cual para esta pequeña sería el proseguir de

su desconocido calvario. Pues sabido es, que el tener que

abandonar la infancia, para convertirse en una persona

adulta, sin antes haber pasado por la adolescencia y la

juventud que son etapas que nos dan la experiencia para

afrontar responsabilidades, el llegar a esta corta edad, a ser

madre es una experiencia demasiado dura. Pero como

cuando las cosas pasan, y ya no se puede dar marcha hacia

atrás, y hay que esperar el desenlace de todo acontecimiento,

tuvo que enfrentarse a la realidad, de su nefasto destino. Y

aun en contra de su voluntad hubo que abandonar las

muñecas, con las cuales se juega a esa edad, muchas veces

jugando a ser mamas, para acariciar su vientre, en el cual se

empezaba a moldear la vida de un ser, el cual más tarde le

escucharía decir mama.

Ustedes podrán imaginar, cómo sería la vida para esta

pequeñita mujer, al llevar dentro de sí a un nuevo ser, el cual

a medida que se iba desarrollando, le hacía más incómoda su

existencia; pues si a esa edad no estaba apta para valerse por

sí misma, si tenía que empezar a responder por quien se

crecía dentro de su pequeñito vientre. Para Ana luz esto era

el enfrentarse a la más fuerte de las tormentas que arrasan

con su violencia cuanto encuentra a su paso y donde solo

sobreviven, quienes se aferran a la esperanza del todo

poderoso, que es en donde está la fuerza y el amparo. Y

como si esto fuera poco en ella tomaba aplicación el dicho

que dice: “al caído caerle” y muchas bestias masculinas

empezaron a utilizarla para calmar sus apetitos sexuales, y

ella sin aun tener claro lo que estos buscaban, seguía siendo

manipulada sexualmente. Algunos le decían; Ana Luz, al

niño que se está formando es tu vientre le falta una oreja,

por lo tanto, debes acostarse conmigo, para que no le salga

incompleto, pues así yo le puedo hacer la otra oreja. Así

otros con iguales argumentos le decían que se acostara con

ellos, para hacerle las otras partes que le hacía falta al bebe; y

así como cuando uno es niño, desconoce cómo funcionan

las cosas, porque aún no ha logrado tener la experiencia que

es la que nos da la seguridad de lo que es una cosa y la otra,

así esta pobre criatura, cayó en el juego macabro de todos

esos depravados, que bajo el impulso del morbo, solo les

importaba saciar su instinto animal, con la inocencia de esa

infeliz niña bajo ese pretexto, unos cuantos, de aquellos de la

comarca, pasaron sobre ella, sin tener en cuenta su embarazo

y sobre todo su inocencia.

Como es sabido, el tiempo no se detiene, y así fueron

pasando los días raudamente, sin que nada positivo se

presentara para el bienestar de Ana luz. Llegado el momento

de su alumbramiento, como todo tiene que ser como ya se

ha trazado con anterioridad; un familiar lejano, la llevo a

limbito un pueblito donde dio a luz, aun sin haber cumplido

los doce años, después de esto, Laxa su tía, se encargó de

Ana luz y del pequeño, pero esta, tuvo que entregarse de

lleno a trabajos duros, y solo por la comida de ella y del

bebe. Y Laxa, viendo la situación de la pequeñita mujer y por

ende madre, fuera de tratarla mal, la cargaba de trabajos; con

lo cual le hacía imposible la existencia a esta pobre criatura

cuyo único pecado era el haber sido abusada por un

degenerado sexómano. Que bajo el poder que le daban las

armas y por ende el sequito que llevaba tras de él, para

mostrar su poderío hacía y deshacía, con los habitantes de

esa zonas, lo que le viniera en gana, ya que ese grupo era la

única autoridad que reinaba en esa indefensa zona, de la cual

se habían apoderado convirtiéndose en los amos y señores,

ya que quien se opusiera a sus caprichos se convertía en uno

más de los que habitaban los cementerios, que estos

desalmados improvisaban, para hacer entierros masivos.

Cinco años transcurrieron en los cuales Ana Luz, tuvo que

soportar las injusticias de su despiadada tía, por el simple

hecho de ser una madre soltera, cuyo responsable solo era el

infortunio y la sed de sexo de los malvados, que con las

armas en la mano ejercen dominio sobre todos cuantos

carecen de la fuerza para enfrentarlos. Pero como después de

una larga y oscura noche siempre tiene que hacer aparición

un nuevo amanecer, así de pronto Ana Luz, vio un rayito de

luz, después de tan larga noche en el cual la esperanza

empezaría a florecer para ella, permitiéndole percibir

nuevamente, el olor grato de otra primavera, de la cual su

corazón herido por los vejámenes de que había sido víctima,

pues Canelo, un hacendado, de ahí del pueblo, obnubilado

por la belleza de Ana, Luz, la cual ya se había hecho una

verdadera mujer, pues a esa su edad, la rosagancia y tersura

de su piel, junto con la exuberancia de que mostraba su

cuerpo, el cual atraía las miradas de unos cuantos

adolescentes, los cuales al olor del aroma sexual que se

desprende de una mujer de diez y siete años los embriaga y

así ante esta embriaguez ciega la seguían como manada de

lobos, sin embargo canelo que había visto en Ana luz la

fuente sagrada de su felicidad la cual el destino le había

arrebatado puso sus ojos en ella, y después un largo batallar

para ganarse la confianza de ella, logro acercársele tras un

largo asecho, y fue así como logro convencerla, de que él

quería algo serio con ella, y formaron un hogar, y este tomo

al niño como suyo, y lo llamaron avivado.

Con Canelo, la vida para Ana Luz y por ende para avivado,

dio un vuelco de no sé cuántos grados, ya que Canelo la

envió a la escuela, del pueblo en donde ella logro terminar

primaria. Pues los planes de Canelo, era que ella se preparará

al menos con una carrera intermedia en contabilidad, puesto

que la finalidad de Canelo, era que ella llevará las cuentas de

la economía de sus fincas. Avivado también empezó

estudios, la vida para Ana Luz, había florecido bajo el efluvio

de bendiciones que por ese entonces le llovían, y así entraba

en una etapa primaveral, en donde la esperanza perfumaba

de nuevo su existencia, por lo que, de su pasado amargo, ya

no había sinsabores, las sombras habían sido extinguidas por

la luz del sol que ahora la alumbraba.

Dos años transcurrieron en donde Ana Luz, había logrado

darle un vuelco total a su vida. pues ahora era una mujer con

un hogar, cuyo esposo era todo un caballero, que no solo la

amaba a ella, sino que también le había tomado un afecto

inmedible ha avivado; pues era el hijo, que siempre había

anhelado tener y que el destino le había negado la

oportunidad de verlo, al arrebatarle a su primer esposa, que

estando embarazada, fue víctima de los enfrentamientos

entre la guerrilla y los paras, que se disputaban el poder en

aquella sangrienta región, en donde tanto los unos como los

otros querían mostrar el poderío de su fuerza, para

adueñarse de esos fértiles terrenos, en donde el cafeto y los

platanales se erguían.

Así un domingo, día en que se llevaba a cabo el mercado;

serian aproximadamente las 10 de la mañana, cuando la

guerrilla entro y había hecho un reclutamiento de 30 jóvenes

para incursionarlos a las filas, ya estaban estos para tomar

camino hacia las montañas, cuando llegaron

aproximadamente 200 paras y se enfrentaron a plomo con

los guerrilleros; las balas salían de todos los puntos

cardinales, a medida que aumentaban los disparos los

guerrilleros siendo menor número, se iban replegando; pero

los muertos de lado y lado eran incontables, y por ende, los

civiles que al estar entre los dos bandos, no tenían como

evadir las balas, y así fue como murió Leila la esposa de

Canelo. Pasadas dos horas de sangrientas luchas entre los

dos bandos, todos los bandidos se alejaron del pueblo,

dejando detrás de si los ríos de sangre que bañaban al

pueblo, ya cuando Canelo encontró a Leila, esta solo alcanzó

a decirle: amor mío, nos mataron, para canelo, esto fue un

duelo de demasiado peso, el pobre hombre sintió que la vida

no solo terminaba para Leila, sino que él también se vio

sepultado, en el desierto del dolor, que desde ese entonces

empezó a vivir. Desde ese entonces la vida de Canelo, entro

en una estación veraniega; pues todo su ser se fue

marchitando, al ya no tener la fuente, que le daba el agua,

con la cual calmaba su sed sentimental, pues nada había que

le ofreciera consuelo, ya que su vida se había ido con leila su

adorada esposa, hasta que la aparición de Ana luz en el

pueblo, lo hizo entrar a la estación primaveral, la cual

empezó a ver florida, y por ende a percibir el aroma de

aquella hermosa joven, que estaba esperando que llegara esa

hermosa estación, con la cual logro conocer que la vida tiene

sus tiempos, en qué se puede ser feliz verdaderamente.

Tanto para Ana, como para Canelo, este encuentro les abrió

la puerta del paraíso, pues canelo logro sacar de su mente el

fantasma de su esposa e hijo, que de continuo lo asechaban y

en las largas noches le robaban el sueño, robándole así el

poco interés que tenía ya por la vida. Ana por igual había

hallado el apoyo que necesitaba para responder por su hijo. y

tanto el uno como el otro, empezaron a ver correr dentro de

sí el caudal del agua de la felicidad, con la cual refrescaban de

nuevo la ilusión, que les había sido robada, y así calmaban la

sed de la angustia y el desdén, que el verano cruelmente

había marchitado para los dos, y por supuesto para Avivado,

todo este cambio era ciertamente maravilloso; así entre los

tres se crecía el contento y la dicha, que se proporcionaban

entre sí, pues Ana Luz ya podía disfrutar de una deliciosa

comida, sin que nadie la recriminara, diciéndole que pobre

arrimada y al mismo tener que aguantar los golpes que le

daban a su hijo, por hacer cosas de niños, pero que

disgustaban a Laxa su tía, una señora acaudalada que lo

único que tenía en su interior para dar, era odio; puesto que

desconocía que era la piedad.

Desde entonces la estadía de los tres, y el compartir, era algo

indescriptible, pues habían encontrado tanto el uno como el

otro, un soporte se puede decir que magnético.

Mientras Ana se centraba en las labores de casa, Avivado y

Canelo se entraban en el bosque, para descubrir las

maravillas que este esconde, por lo general, hasta tanto o se

logre entrar en sus entrañas. Estos dos, como padre e hijo,

disfrutaban de las corrientes de agua cristalinas que se

deslizaban por entre el corazón de las selvas que aún se

mantenían impotentes en esa región y quedaban extasiados

mirando algunas cascadas que en medio del bosque tenían

un sonido para ellos angelical. Junto a la caída de estas

cascadas, pasaban largo tiempo, absortos en la belleza que les

mostraba la naturaleza; el canto de las aves, para Avivado era

algo encantador esa bella sinfonía lo llenaba de embeleso, al

igual que el variado estilo de las flores, que a sus ojos se

presentaban, con variados colores, claro que sin dejar pasar

por alto los minúsculos insectos que se posaban sobre ellas.

Mientras tanto Ana se entregaba a la preparación de los

alimentos, con una mística, que parecía que estuviera

cocinando para dioses, cosa que hacía con el mayor de los

agrados ya que esas dos personas eran las que le daban razón

para vivir, esta adorada esposa y abnegada madre, esperaba

ansiosa la llegada de su adorado esposo y de su amado hijo,

comensales que a diario debía alimentar, no solo con el pan

físico sino con el espiritual, pues el tenerlos en la mesa la

llenaban de un gran solaz y ellos bajo ese manto de

atenciones rebosaban de alergia y los tres se adentraban en el

paraíso de la felicidad, ya entrada la noche, cuando llegaban

Avivado y Canelo, el calor del hogar, abrigaba a estas tres

almas, que a la final observando su contento y la alegría que

los embargaba, parecía que todos eran solo uno.

Mirar este trio, era algo que nos hacía comprender que lo

maravilloso de la vida, está no en las comodidades que se

tienen sino en la verdadera convivencia; y esta solo se logra,

cuando cada uno vive para los otros, olvidándose para ello

de sí mismo.

La vida para ellos era así: los tres eran uno solo, pues cada

uno trabajaba para el bien del otro, para ellos no había un yo,

simplemente, se hablaba de un somos, entre ellos si se veía el

prototipo de la unicidad; era envidiable la armonía que se

vivía en ese maravilloso hogar; a medida que los días

pasaban se hacía más florido el ambiente entre ellos y el

aroma se extendía por todo su entorno ya que la florida

primavera de la felicidad llenaba el hogar. A ninguno de ellos

les importaba su propio bien, pues olvidándose de sí

mismos, solo estaban para hacer feliz a los otros, y cuando se

vive de esa manera, la felicidad es plena. A medida que

avivado se iba creciendo, se crecía la dicha que se respiraba

en ese entorno familiar. Así en este hermoso trio el desierto

de su ayer ahora era un paraíso, en donde el verdor de la

esperanza había de nuevo tomado el colorido del arco iris en

donde solo se percibía el reflejo del verdadero amor

pero como algo que la gente no tolera, es que haya alguien

que disfrute plenamente de una vida feliz, fue así como

Élego, único hermano de Canelo, presintiendo que ahora

que canelo se había enredado con Ana luz, canelo se alejara

de él y se negaba a prestarle la ayuda que desde tiempos atrás

le venía proporcionando, tramo un plan macabro para matar

a canelo y acusar a Ana, y así que hablo con su esposa y le

dijo, que canelo desde que se había juntado con esa

arrimada, se había alejado de ellos y que ya no los

determinaba para nada, que lo más probable, era que los

bienes que tenía ya se los habría traspasado a esa infeliz y a

ese mocoso y empezaron a estudiar el cómo podían

separarlos, para luego ellos lograr apoderarse de los bienes

de Canelo, durante dos años largos estuvieron tramando el

cómo podían llevar a cabo su macabro plan, y para eso

empezaron a observar cómo eran los movimientos de

Canelo y su familia. Así día tras día, fueron concluyendo

como sería el plan perfecto y llegaron a la conclusión de que

sería en el lago donde iban a pescar de costumbre Avivado y

Canelo, pues habían observado que cuando se dedicaban a

pescar canelo dejaba en una parte llana ha Avivado, mientras

él se ubicaba en una parte donde había una ensenada y los

peces se aglutinaban, y al mismo quedaba oculto de Avivado

y un día que como de costumbre Canelo andaba de pesca

con Avivado; Élego, había contrato a dos bandoleros, para

que eliminaran a Canelo; a los cuales les dijeron que tenían

que buscar la manera de que pudieran involucrar a Ana, y ese

día Cómala, la esposa de Élego, se acercó apresuradamente a

la casa de Canelo, según lo habían acordado y le dijo: niña

dicen que a tu esposo le paso algo en el lago, por lo que esta

acudió de inmediato al lago, donde su esposo y su hijo

habían ido de pesca.

Mientras eso Élego, le informo a la policía del hecho, y

cuando Ana Luz llegaba al lugar, donde habían ido a pesca,

Avivado con Canelo; los sicarios que habían pasado por

donde estaba Avivado sin percatarse de que él los hubiese

observado, lo habían golpeado y tirado a la laguna, y ella al

estar allí, la policía la culpo del asesinato, pues en el lugar no

había nadie más que ella, y fue así como Ana Luz, ya con 25

años y avivado con 13, empezaron de nuevo un calvario

mayor; ya que al Ana Luz, ser sentenciada por el crimen

premeditado de su esposo, con el fin de apoderarse de sus

bienes a 15 años de presidio; tuvo que dejar a su hijo en

manos de la soledad y la crueldad del abandono.

Fue así como tuvo que abandonar sus estudios y regresar a la

vereda donde vivía su abuela, allí las cosas no marcharon

muy bien, pues a los pocos días los paras llegaron allí y lo

reclutaron para sus filas, y lo internaron en la selva. ya allí en

la selva, cuando empezó el entrenamiento a manos de

confuso su desconocido padre, fue obligado a hacer su

primer trabajo, el cual consistía en amarrar a un fulano sin

ropa a un madero y luego tomar un cuchillo e irle quitando

partes de su cuerpo bajo la amenaza de un fusilero que le

apuntaba a la cabeza. Para Vivido esto era una verdadera

carnicería, la que tenía que realizar, pues le iban ordenando

que le quitara una oreja luego dedo por dedo, pero ante esta

atrocidad, vivido se desmayó y no logro terminar la faena,

como la llamaban los paras, por esto lo encerraron durante

tres días sin darle de comer, después de esto a muy pocos

días de la experiencia anterior tuvo que realizar otro acto

similar, pero para este trabajo ya lo habían mentalizado y

aunque con algo de asombro, logro descuartizar al

infortunado hombre, para el desconocido. Y así, mientras

Ana Luz pasaba las perores experiencias en la prisión,

porque al pensar en cómo sería la vida de su hijo, se iba

debilitando de tal manera que lo que fue en los días que vivió

con Canelo, no quedaba de ella más que su sombra. alentada

por una veterana que ya llevaba 18 años allí, logro

sobreponerse y a pesar de las pesadillas que tenia de su hijo,

opto por enfrentar la realidad de su fatalidad y olvidada casi

del todo del recuerdo de su hijo, después de 5 años de estar

privada de su libertad, empezó a aceptar la realidad y decidió

enfrentar con valentía su injusta condena, al igual que lo

hacen las aves que en su reducido espacio de vuelo, a una

simple jaula, se olvidan de que pueden volar, ella logro

aceptar que las cuatro paredes que la encerraban era todo su

mundo y hasta había dejado que la esperanza muriera al igual

que había muerto su libertad.

Mientras tanto Élego, hermano único de Canelo, había

logrado tomar posesión de los bienes de Canelo. Pero en la

vida nada de lo que se haga, queda sin castigo, y los dos

sicarios que pago, para que asesinaran a Canelo, entraron a

formar parte de los paras y dio la casualidad de que entraron

a grupo donde estaba Avivado, como ya habían pasado 5

años Avivido estaba cambiado y no lo reconocieron; pero

Avivado si tenía fresca la imagen de estos dos elementos, y

como siempre acostumbraban después de cada fechoría,

hacer fiesta y tomaban hasta embriagase, bajo el

aturdimiento de la embriaguez, empezaban a narrar sus

fechorías y en una de estas, empezaron a comentar que el

primer trabajo sucio que habían hecho, había sido pago por

un tal Élego, para matar a Canelo su hermano, para acusar a

una tal Ana, que era la esposa; razón por la cual esta estaba

en la prisión, mientras que Élego disfrutaba de los bienes de

Canelo porque era su único heredero. Cosa que nunca el juez

tuvo en cuenta, en el momento de sentenciar a Ana. Esta

confesión fue clave para que avivado ya con 17 años se

empezará a cuestionar sobre el cómo podría hacer algo para

sacar a su madre del penal y sobre todo el poder acusar del

crimen de su putativo padre a Élego, y aprovechando la

confianza que le fue ganando a Confuso, el cual le fue

cogiendo afecto a Avivado, quizá porque llevaba su sangre,

aunque ninguno de los dos lo sabía,

Logro que este, los dejara salir al pueblo para darse un

descanso. Estando en el pueblo este les dijo que tenían que

declarar que Élego les había pagado para que mataran a

Canelo, y como estos se oponían les dijo: Atestiguan o le

digo a Confuso, que ustedes están tramando matarlo y así no

quedara nadie de sus familias vivo, bajo esta amenaza, logro

que estos optaran por confesar su delito y que habían sido

pagos por Élego. Acudieron así donde el alcalde y aviva do

le dijo señor alcalde, estos dos necesitan hacerle una

confesión sobre el crimen que sucedió hace 5 años en el lago

de la finca de un señor Canelo, creo que usted lo debe

recordar, ya que usted fue avisado por Élego sobre el hecho

el cual no investigaron a fondo, porque la esposa de Élego le

había informado a Ana Luz sobre el asesinato, y esta al llegar

allí, con la astucia de los que les pagaron a estos dos, la

hicieron ver como culpable, por eso esa señora hoy está en

prisión. El alcalde llamo al juez y este les tomo el juramento

y de esa manera logro que liberan a su madre. Así Ana Luz

logro regresar nuevamente a la propiedad de su difunto

esposo. Mientras que Élego y su esposa, fueron encarcelados

para pagar la condena que le había sido impuesta a Ana Luz

Dándoles como propina 10 años más. Avivado al regresar a

donde su feje; para acabar con los que habían echado a

perder su florida vida y, por ende, la de su santa madre, le

dijo unos días después que estos dos individuos le habían

sugerido que, si sería posible eliminar a Confuso, que porque

era muy impositivo, por lo que este autorizo de una, el

fusilamiento sin darles tiempo a preguntar el porqué.

Avivado, así fue tomando más confianza por parte de

confuso y un día que festejaban una incursión a un poblado,

en donde habían liquidado a 60 campesinos, supuestamente

informantes de la guerrilla; le dijo a Confuso que desde el día

que lo habían reclutado para formar parte del grupo, se

había desconectado de su madre, que si le daba un tiempo

para acudir al pueblo, donde ella vivía en ese entonces, para

averiguar algo sobre ella, este le dijo que sí, que fuera como

espía y que si así podía averiguar algo, pues sería perfecto, y

fue así como Avivado apareció en la finca donde

nuevamente había tomado posesión Ana Luz. Ana desde

luego se había enredado con uno de los obreros, que era

familiar del juez que le había tramitado la libertad a Ana Luz.

Esta relación le agrado ha Avivado y entablo amistad íntima

con tullido. En una visita que hiso el juez a la finca para

visitar a Tullido, salió a colación una conversación sobre un

terreno que él tenía en saliera, pero que él le gustaba mucho

la región de ahí y que no quería volver por allá, y como

Avivado se había enterado de que los paras querían

apoderarse de esos terrenos, le dijo que si querían podían

hacer un canje por la finca de Ana Luz, y después de dos

meses hicieron el cambio, y Ana y Tullido se establecieron en

saliera. Allí empezaron a sembrar café, en una gran

extensión. En los tiempos en que empezaba la floración de

los cafetos la extensa región se vestía de blanco y mirándola

desde larga distancia, asemejaba una suave neblina, que

cubría ese espacio.

Por lo que ver ese paisaje era una vivencia maravillosa,

cuando empezó la cosecha empezó a llegar un gran número

de trabajadores, la primera cosecha produjo 220 cargas, una

cantidad que auguraba que había sido una buena inversión la

del cultivo

Esto le hizo ver a Tullido, que, para la próxima cosecha,

tenía que tener alojamiento para los obreros y edifico 50

casas medianas y estableció un pequeño comercio, como el

atractivo de los campesinos es el trago, monto un bar, el cual

era el lugar de diversión y de descanso de los recolectores del

café; claro que ahí ya no sentían el aroma del café, sino el

olor penetrante del licor, mezclado con el perfume de

algunas mujeres que hacían presencia por esa época para

entretener a los obreros con sus fugaces placeres. Así fue la

vereda tomando importancia y empezó a llegar gente de

muchos lados, que se fueron radicando ahí, en las épocas de

cosecha allí se reunía gran cantidad de gente foránea, que

iban en busca de trabajo, fueron diez años de gran

surgimiento y crecimiento de la vereda, la cual por el número

de viviendas que se fueron construyendo, se constituyó en

municipio, al cual le colocaron como nombre el AROMA

DEL CAFÉ. en ese entonces eligieron presidente de la

republica de balumbia a Caribe, el cual tenía una finca de 110

hectáreas, pegada a la de Ana Luz y en un viaje que hizo a su

finca se dio cuenta de cómo se había trasformado la región y

fijo sus ojos en la finca de Ana Luz, cuya extensión era de

800 hectáreas, y como para quien tiene el poder no hay nada

que sea imposible conseguir, envió unos emisarios para que

hablaran con Ana, para que le vendieran la finca, para eso le

hicieron una oferta de 10.000000 mientras que la finca valía

justamente 1000.000000 millones, eso sin contar con el valor

de las 200 cabezas de vacunos y las 100 de equinos y los 500

porcinos que tenían en una parte alta; con cuyos

excrementos alimentaban 50 babillas que tenían en un lago

en la parte baja.

Ana Luz para ese entonces se había convertido en la

distribuidora de lácteos en ese lugar. Pues había logrado

montar una empacadora de leche y al mismo fabricaba los

mejores quesos, todo esto hizo que Caribe, decidiera a

cualquier precio adueñarse de esa finca, y como no lo logro

por las buenas; como él era el creador de los paras, llamo a

confuso y le ordeno que fuera allí con el notario y la obligara

a que le firmara la escritura y que luego los eliminara. Así

una noche llegaron y los hicieron levantar y le entregaron el

documento y la obligaron a firmar y obligaron a todo el

caserío a que salieran y luego lo incendiaron. Ana Luz en un

descuido logro escabullirse, algo que no le fue posible a

Tullido. Por lo cual Ana volvía a quedar viuda y de nuevo sin

nada. Esto la obligo a dirigirse a la capital, con la esperanza

de lograr empezar un nuevo vivir, pero la ciudad es un

mostró muy grande, que devora a todo aquel que se adentre

en sus entrañas y no tenga los medios para subsistir, o al

menos lo somete a los más crueles vejámenes. Aquí, Ana

Luz empezó a concluir que el infierno por los que había

pasado en nada se parecía al que ahora se enfrentaba, pues si

en la cárcel fue obligada a trapear pisos con la lengua y lavar

baños que permanecían llenos de excrementos, teniéndolo

que destapar con la mano, eso no era comparable con lo que

ahora vivía, pues allí al menos tenía cama y comida, aunque

no fuera la mejor; pero ahora tenía que vivir en los andenes a

la intemperie, donde su único abrigo era un simple cartón y

su cabecera un suave pedazo de ladrillo. Acá en vez de

escuchar el canto de las aves y el chillido de los grillos a que

a lo largo de su existencia estaba acostumbrada, solo oía el

ulular de las sirenas y estruendoso pito de los carros que

arrullaban su insomnio, ya que dadas las caricias que le

ofrecía el congelante ambiente de la noche, le era imposible

entregarse, a los brazos de Morfeo.

Fueron muchas interminables noches, las que tuvo que pasar

debajo de los puentes o de los alares de algunas

edificaciones, acompañada solamente por las gélidas

madrugadas, que nunca le negaron abrigo y siempre fueron

fieles con ella, mientras estuvo ambulando por las calles

capitalinas.

Ella que siempre había estado inmersa en el mundo

selvático, donde la fauna y la flora eran su alegría, estaba

ahora siendo devorada por la selva asfáltica y el

ensordecedor ruido de los autos, que habían remplazado el

armónico cantar de los pajarillos.

Acá en la ciudad supo lo que es pasar varios días sin comer,

por lo cual, siendo direccionada a los parques, donde al

amanecer los pastos almacenan roció, tuvo que comer yerba,

para saciar su hambre y calmar su sed, como si hubiese

entrado a formar parte de la selecta fauna humana, que,

como ella, llenaban la ciudad. Estas cosas hacían que las

llamas del infierno consumieran con más voracidad, el poco

de vida que le quedaba, si alguien de quienes la conocieron la

hubiesen visto en ese estado, jamás le habrían conocido,

pues su estado era tan demacrado, debido a su debilidad, que

ya no sabía si en verdad vivía o era solo un sueño. Pero

como dice el dicho: Dios aprieta, pero no ahorca.

Una noche en que la lluvia había arreciado, abrazada por el

frio, quedo tendida frente a una fábrica de ladrillos, y al llegar

Servidor, el propietario de la fábrica, que tenía un corazón

sensible, la subió a su carro y la llevo a un hospital, donde no

fue fácil que le prestaran atención de inmediato, pues le

exigían carnet de afiliación de la EPS, y como no tenía ni

datos de ella, no se la atendieron ahí; por lo cual tuvo que

dirigirse a otro centro hospitalario privado y ahí, logro que le

prestaran atención, pero como a los dueños de la salud, no

les interesa el paciente, sino el dinero; antes le exigieron que

tenía que hacer un depósito por adelantado para pódela

atender, este dejo un cheque en blanco y dejo su teléfono,

para que le llamaran cuando hubiere tomado conciencia. Así

lograron que esta se restableciera y tres días después le

informaron a Servidor, de su estado de salud, por lo que

este, acudió al centro médico y al verla quedo maravillado;

no de su estado se salud claro, sino de su belleza. Entablaron

así una somera conversación y él le narro lo sucedido, y que

el al encontrarla en ese estado frente a la fábrica, la había

trasladado hasta ese lugar para que la atendieran; ella le narro

también su odisea, y el quedo aterrado de lo injusta que es a

veces la vida, con algunas personas. Y para sus adentros

concluyo que la peor desgracia en que había caído bolombia,

había sido la aparición de los paras. Después él le dijo que

cuando estuviera del todo bien hablaban y que el pagaba lo

que costara la atención que le habían prestado ahí.

Diez días después le dieron salida y Servido la saco del

hospital, pero como esta, no tenía a donde ir

específicamente, le dijo a Servido que, ya que había hecho

tanto por ella, que, si le podía dar trabajo, ya que él conocía

su situación, a lo que servido le ofreció gustoso trabajo en su

casa como doméstica, claro que, para disimular el interés,

que ella había despertado en él. El primer mes servido fue

muy discreto con Ana Luz, pero en vistas de que esta, era

muy amable con él, y como él, aunque ya tenía 45 años vivía

solo, le propuso que formaran un hogar ya que tanto ella

como el estaban solos.

Para Ana Luz, esta proposición le parecía un simple sueño,

pues después de tan mal que la había tratado la vida

últimamente, no podía creer que de nuevo empezaría a

brillar el febo para ella, y con gran emoción le dijo que, si no

era una broma, sería un gusto para ella, que la hiciera su

compañera; y fue así como esto, le abrió nuevamente las

puertas de la felicidad a Ana Luz y las llamas del infierno

fueron apagadas con la compañía de Servido, quien en

adelante seria su salvador. Pues para Ana según este testo

bíblico. /Lucas 16:24 “Padre Abraham, ten misericordia de

mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en

agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía tuvo otro

giro y el padre no solo permitió que le humedecieran los

labios, sino que le entrego una fuente completa

Así, mientras Ana entraba en el albor de un nuevo amanecer,

y disfrutaba de las delicias que el nuevo día le deparaba.

Avivado, había logrado descubrir que Confuso, era el canalla

que había violado a su madre, cuando solo era una simple

niña, pues cuando los hombres están bajo el efecto del licor,

cuentan con mucho alarde sus cínicas hazañas y en una de

estas salió a colación lo que había hecho con la chiquilla esa

de once años de la vereda Luciana, que cuando la había

penetrado se había defecado del dolor y con grandes

carcajadas se maravillaba de eso. Vivido en su interior fue

concluyendo que Confuso, según lo que le había contado su

abuela, en los días que tuvo viviendo con ella, era su padre,

pero viendo con que cinismo narraba las crueldades que

hacía, determino que él debía vengar la humillación de que

había sido víctima su infante madre. Para ese entonces caribe

había negociado con los paras, para que depusieran las

armas, para lo cual les daría las tierras de que se habían

apoderado en la región de la caraba, y grandes sumas de

dinero para que se integraran a la vida civil. Fue así como

vivido, apoyado por confuso, logro un terreno de 110

hectáreas cultivadas de plátano, allende a la de Confuso, una

extensión de 500 hectáreas. Pero como él tenía en su mente

clara la violación de su madre, empezó a estudiar el cómo

podría cobrar venganza, pues después de tantos años

asesinando, otro mas no haría la excepción, y para eso

empezó a cultivar coca en socia con el palón, un narco de

renombre internacional, el cual cuando aún los paras estaban

activos, había tenido una discusión de gran tamaño con

Confuso, por cuestiones de mando, y aprovechando una

trifulca que tuvieron en el bar los locos de gabata, donde

acudían con mucha frecuencia los narcos y por igual los

exparas, Confuso para evitar ser blanco de las balas que

salían de todas las direcciones, se agacho para meterse

debajo de una de las mesas y en un santiamén, avivado le

coloco la metralla en el ano; se la empujo con rabia y ante el

grito de confuso, le descargo toda la carga, y así asesino en la

primera ocasión que se le presento, a su padre, sin darle a

saber que él era su hijo.

Con esto, avivado, en vez de apaciguar su alma de tanta

violencia de que estaba llena, se hizo más bélico, pues el

narcotráfico que es un mostro donde el dinero corre y se

amontona como arena, acaba con la humanidad de quienes

entran a sus brazos, y los va llenando de ambición y sed de

poder, y como para ese entonces Caribe estaba dándole duro

a la guerrilla, que eran la competencia del narcotráfico, se

hicieron tan fuertes que se asociaron con los carteles

mejicanos, logrando entrar a las altas esferas del gobierno,

donde algunos senadores y jueces, a cambio de tierras y

sumas exorbitantes de dinero se hicieron cómplices de estos,

los cuales facilitaban el trasporte, de grandes toneladas de

estupefaciente asía el exterior. Para ese entonces estados

gemidos, le ordeno a bolombia, que tenía que tomar

medidas, para acabar con el narcotráfico y fue así como el

presidente cantos, que para esa época ya había sucedido en el

mando a caribe; le ordeno a las fuerzas militares que tenían

que empezar a frenar el narcotráfico y empezaron a eliminar

a los más grandes de dichos carteles y entre ellos cayo

Avivado, acabando así con la esperanza que Ana Luz tenia

de volver a verlo. Pero los mandos medios fueron tomando

posesión del mando y se entraron a las ciudades divididos en

bandas urbanas, para lo cual fueron creando centros de

acopio locales, y como ya no podían exportar el producto

para no disminuir sus ganancias fueron consiguiendo jibaros,

y todas las ciudades fueron llenas del menudeo de

estupefacientes. Ante lo cual las autoridades no fueron

capaces de tomar control. Para ese entonces el sueco el hijo

de Avivado había tomado la dirección de la organización de

su padre, y había llegado a gabata, donde montaron una

empresa de extorción, tanto en las plazas de mercado como

a cualquiera que tuviera empresa. A las plazas llegaban los

mensajeros por el pago que estos tenían que hacer, lo cual a

la verdad era una cosa exagerada, pues por cada bulto que

descargaran tenían que pagar mil pesos. Ante estos abusos

informaron a las autoridades, pero de nada sirvió, porque

estas fueron sobornadas, bien por miedo o por ambición al

dinero extra conque podían contar.

Por esta razón gabata se hizo invivible, pues la vida se

encareció y la mayoría de los comerciantes decidieron dejar

mejor el negocio y no trabajar para estos grupos mafiosos.

Algunos que se quedaron, pero se negaban a dar la cuota

eran asesinados sin ninguna contemplación, y entre estos

cayos servido y Ana volvía de nuevo a su calvario, el cual

parecía que sería su eterno e implacable verdugo, pues cada

vez que la felicidad le ofrecía sus brazos, la fatalidad se

anteponía y su felicidad y esta era trocada por la amarga

desilusión a que se tenía que enfrentar, a causa de la perdida

de aquellos seres que eran los forjadores de su dicha y su

contento

Aun en medio de la tragedia que de nuevo la dejaba sin

esposo siguió administrando la fábrica, pero las extorciones

contra ella fueron emprendidas por parte del Sueco, el cual

sin lograr saciar su sed de riqueza seguía ensañándose con

todo aquel que tuviera cualquier clase de negocio, pues se

había convertido en el amo y señor de la ciudad, ya que las

autoridades cuando hay dinero de por medio, se olvidan de

cuál es su misión y mientras tengan sus bolsillos llenos, no

ven ni se enteran de los desmanes de que son victima

quienes procuran ganarse la vida en forma honrada.

Ana Luz lucho unos cuantos años con la empresa, más

cuando vio que se iba a pique, decidió no pagar más la

extorción, por lo que el sueco, después de enterarse de la

negativa, decidió ir el mismo, y al presentarse allí Ana Luz

quedo como paralizada, pues el parecido con avivado era

inconfundible, y se lanzó contra él; lo quiso abrazar, pero

este de un puntapié la lanzo al piso, desde allí, sin que le

importara el dolor que le produjo el golpe, le dijo: Avivado

hijo mío, que bien que has regresado. Al oír estas palabras el

sueco, como que se le conmovió el corazón, se acercó, la

tomo de la mano, y le dijo: ¿tú eres la madre de mi padre?

¿Ella le dijo acaso tú no eres Avivado mi hijo?

No, soy sueco, el hijo de él, el ya murió. Está, en medio de su

incontrolado llanto, se abrazó a sueco y le dijo; eres

parecidísimo a él, sueco le coloco la mano sobre su cabeza y

le dijo: ven para acá abuelita y la sentó en el desván de la casa

junto a él, y le dijo. Algo que para él era desconocido,

perdóname abuelita, es que lo que soy, lo herede de mi

padre, y este tipo de vida nos obliga a ser duros con todo

mundo, ella no dijo nada y seguía derramando gruesas gotas

de sus dos cielos, de los cuales, aunque un poco ya cansados,

aún seguían vertiendo líquido, para con el apaciguar la

angustia, que la embargaba, por la pérdida de su único hijo,

el cual había perdido desde el día, que estuvo en el negocio

del cambio de las dos fincas. Transcurrido un largo rato

después que había logrado calmarse, entraron a la casa y

ambos se sosegaron, haciendo un recuento por memorizado

de lo que habían sido sus vidas.

La historia de los padecimientos de esta desventurada

señora, conmovió al sueco y como para Dios no hay nada

imposible, efectuó un cambio en este individuo, tal como lo

hizo con Saulo de tarso

Después de dos años Cantos logro un acuerdo de paz con la

guerrilla, y entre estos acuerdos estaba la ley de tierras, la

cual consistía en la restitución de los terrenos que le habían

quitado a los campesinos, cuando existían los paras, y entre

esos estaba incluido el terreno que Caribe le había quitado a

Ana luz , razón por la que caribe fue un opositor fiero

contra el gobierno de cantos porque él no quería entregar la

finca de Ana Luz, e hizo hasta lo imposible para que el

proceso no siguiera su curso, e incluso movilizo a un gran

número de idiotas, que lo tenían como el más grande de los

héroes patrios, pero sus esfuerzos fueron insuficientes,

porque el acuerdo fue apoyado por la mayoría de los países

del mundo, y después de haberse realizado la incursión de la

guerrilla a la vida política, Caribe tuvo que, con el dolor del

alma, entregar la finca de Ana Luz y esta, se volvió a

establecer allí con sueco su nieto, quien, milagrosamente, se

alejó de la vida de narco que llevaba. Así Ana luz, volvió a

ver la aurora de su último amanecer, en los días de su

ancianidad y al lado del sueco su nieto fue envuelta en el

aroma de la primavera, la cual perfumo y lleno de dicha y

felicidad cada una de las arrugas, que los sufrimientos le

dejaron en su cuerpo debido a los infortunios que a lo largo

de su sufrida vida tuvo que soportar, pero que a la final fue

recompensada con un final sosegado.

Júreme

Seudónimo de Juan de Jesús Reyes Medina, nació el once de

diciembre de 1.953, hijo de Luis Alejandro Reyes y María

Emma Medina, labriegos estos, al lado de los cuales vivió su

niñez, infancia y parte de su adolescencia encargado de las

labores agrícolas. Sus estudios secundarios los inicio en Alto

Jordán (S.) En un instituto agropecuario, allí conoció a la

madre de sus hijos mayores Lubian y Hasbleydy. Separado

de ésta con esmero se dedica al cuidado de sus pequeños,

así mismo con gran sacrificio termina su secundaria y logra

graduarse en el SENA en Electricidad Industrial, trabajo en

éste ramo alrededor de 15 años.

Por intermedio de sus hijos mayores conoció a Doris, con

la cual tuvo 5 hijos:

Edna Julieth, Leward Andrés, Huaybran Fernando, Jonathan

y María Alejandra. en él se deben destacar los grandes

valores que inculca a sus hijos, la dedicación y amor que les

dedica, el gran coraje con que lucha día tras día para brindar

lo mejor de sí a aquél ramo de flores que representan sus

hijos.

Por todo esto y mucho más JÚREME es más que un padre,

es un buen hombre un hombre con los valores que la gran

mayoría han olvidado.

Le puede interesar...