VIP Membership

El príncipe Flint por Hendelie Lita Gomez - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.jpg

index-2_1.jpg

Los juguetes del Cajón de Madera viven molestando al príncipe Flint por su enor-me cabeza y su nariz de botón.

Un día, cansado de las burlas, el príncipe decide abandonar el Cajón.

Cerca de la Mesa, conocerá al rey Pucklebee, un monarca que le enseñará que el verdadero amor va mucho más allá de la apariencia exterior.

El príncipe Flint es un cuento en verso de te-mática gay.

index-3_1.jpg

index-3_2.png

index-4_1.jpg

4

El Príncipe Flint no era un príncipe guapo.

Nariz de patata, cabeza de trapo,

reinaba en su reino, dentro de un cajón con una corona de dorado cartón.

Los demás juguetes y las marionetas

le gastaban bromas y jugarretas,

y una tarde el príncipe, que ya estaba cansado se escapó del cajón con un salto estudiado.

Le dijeron a gritos: ¿Dónde vas, dónde vas?

¿Cómo sabes saltar con tanta agilidad?

Pero el príncipe Flint, que se había enfadado, dio la vuelta y se fue, sin haber saludado.

Cruzó bajo el mueble, luego bajo el sillón hasta la estantería de la habitación.

Con sus piernas de tela rellenas de algodón, con su pelo de lana y su nariz de botón.

Al llegar bajo la mesa, ¡oh sorpresa, sorpresa!, se encontró cara a cara con una princesa de cabellos de oro y traje de terciopelo que se había caído de las baldas al suelo.

4

index-5_1.jpg

5

¡Princesa, despierta! dijo el príncipe Flint, le tiró del cabello, pellizcó su nariz.

¡Para ya, para ya! ¿Pero por qué haces eso?

¡Deberías despertarme con un largo beso!

La princesa, enfadada, se levantó enseguida, sacudiéndose el polvo de su capa tejida.

Y por cierto, señor, no soy una princesa, soy el rey Pucklebee, de Encima de la Mesa.

El príncipe Flint expresó tanto asombro que rodó su corona y se cayó en su hombro.

¡Nunca había conocido un chico tan guapo entre todos los muñecos y muñecas de trapo!

Se puso colorado como un pimiento

e hizo una reverencia con amplio movimiento.

Perdonad, majestad, esta confusión no debí veros bien con mis ojos de botón.

El rey Pucklebee sonrió, halagado,

porque el príncipe Flint era muy educado, aunque tuviera un poco grande la cabeza y la nariz roja como una cereza.

5

index-6_1.jpg

6

Soy el príncipe Flint, del Cajón de Madera, más allá del Sillón, junto a la Papelera, me marché del cajón porque estaba enfadado con los otros juguetes, que me tienen cansado.

El rey Pucklebee se sentó a su lado

escuchando su historia, muy interesado.

Y Flint le contaba que se reían de él por su gorda cabeza y corona de papel.

No te enfades, Flint, aunque no seas guapo somos todos iguales, de algodón y de trapo, y a mí tu nariz me parece muy mona, y tus ojos de botón y tu traje de lona.

El príncipe Flint se sintió muy feliz,

¡nunca antes habían alabado su nariz!

Sonrió alegremente y se sintió mejor

y el rey Pucklebee le regaló una flor.

Volvieron los dos al Cajón muy contentos jugando carreras, contándose cuentos, y al llegar, sus amigos le pidieron perdón:

¡No te enfades, Flint, que eres muy guapetón!

El rey Pucklebee le pintó la corona

y cosió hilo de plata en su traje de lona, le dio muchos besos en la gorda cabeza y en la nariz roja como una cereza.

6

index-7_1.jpg

7

Soy el príncipe Flint, del Cajón de Madera, más allá del Sillón, junto a la Papelera, Y el príncipe Flint, al sentirse querido me marché del cajón porque estaba enfadado ya no estaba enfadado, ya no estaba abatido, con los otros juguetes, que me tienen cansado.

todas las tardes reía y jugaba

mostrando a sus amigos lo alto que saltaba.

El rey Pucklebee se sentó a su lado

escuchando su historia, muy interesado.

El rey Pucklebee le pidió su mano

Y Flint le contaba que se reían de él y él se la descosió y se la dio, muy ufano.

por su gorda cabeza y corona de papel.

¡No me refiero a esto, cabeza de higo, lo que yo quiero es que te cases conmigo!

No te enfades, Flint, aunque no seas guapo somos todos iguales, de algodón y de trapo, El príncipe Flint volvió a coserse el brazo y a mí tu nariz me parece muy mona, y los dos se casaron a finales de marzo.

y tus ojos de botón y tu traje de lona.

Y reinaron felices en Cajón de Madera, más allá del Sillón, junto a la Papelera.

El príncipe Flint se sintió muy feliz,

¡nunca antes habían alabado su nariz!

Sonrió alegremente y se sintió mejor

y el rey Pucklebee le regaló una flor.

Volvieron los dos al Cajón muy contentos jugando carreras, contándose cuentos, y al llegar, sus amigos le pidieron perdón:

¡No te enfades, Flint, que eres muy guapetón!

El rey Pucklebee le pintó la corona

y cosió hilo de plata en su traje de lona, le dio muchos besos en la gorda cabeza y en la nariz roja como una cereza.

7

index-8_1.jpg

index-9_1.jpg

index-9_2.jpg

index-9_3.png

index-9_4.png

Bajo el arcoíris Editorial

El príncipe Flint

Cuento en verso de Hendelie

Primera edición: Enero 2012

Ilustraciones de Lita Gómez

Diseño de portada y maquetación: Sofía Olguín http://www.bajoelarcoiris-editorial.blogspot.com http://Facebook.com/CuentosParaLeerEnElArcoiris Correo electrónico: cuentosarcoiris@hotmail.com El príncipe Flint se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Estás absolutamente autorizado para imprimir este libro, foto-copiarlo y distribuirlo gratuitamente. No estás autorizado para modificar las historias y/o las ilustraciones.

Le puede interesar...

  • Vacaciones
    Vacaciones Estudios Gay por B. F.
    Vacaciones
    Vacaciones

    Descargas:
    68

    Publicado:
    Jan 2020

    Segunda entrega de la serie Palabra de Oso, que esta vez nos lleva hasta las cálidas costas del Mediterráneo, a Barcelona y a las playas atestadas de carne de...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Ardiente y sin Capilla
    Ardiente y sin Capilla Clásicos: Novelas y Cuentos por Magda Juárez
    Ardiente y sin Capilla
    Ardiente y sin Capilla

    Descargas:
    99

    Páginas:
    163

    Publicado:
    Dec 2019

    En la novela Ardiente y sin capilla, de Magda Fabiola Juárez Monterroso, se plantean problemas sociales de gran actualidad, tales como: tráfico de drogas, hom...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • La bella durmiente
    La bella durmiente Novela Negra- Policiaca por Ann R.
    La bella durmiente
    La bella durmiente

    Descargas:
    258

    Publicado:
    Oct 2019

    l reino de la Bella Durmiente, la cuarta novela de la exitosa serie de la Bella Durmiente.«De noche, con la cabeza apoyada en la […

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • The love is not for everyone
    The love is not for everyone Estudios Gay por Caroline Rebolledo Ospino
    The love is not for everyone
    The love is not for everyone

    Descargas:
    215

    Publicado:
    Jul 2019

    Frank es un hombre descomplicado, no se da mala vida en nada y es algo inmaduro a veces, pero es extremadamente complejo cuando está manos a la obra. No por n...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT