La Canción de Troya

La Canción de Troya
Nunca hubo una ciudad como Troya. Al joven sacerdote Calcante, enviado a la Tebasegipcia durante su noviciado, apenas le impresionaron las pirámides construidas en laorilla occidental del río de la Vida. Y Troya le parecía aún más sobrecogedora, por sumajestuosa altura y porque sus construcciones albergaban a seres vivos en lugar demuertos. Pero alegó como circunstancia atenuante que los dioses de los egipcios eran in-feriores. Los egipcios habían levantado sus piedras con manos...
Esto es solo una vista previa de las primeras páginas del PDF de La Canción de Troya por McCullough C.. Por favor descargue la versión complete para leer todo el libro.
Nota: usted debe tener instalado Adobe Reader o Acrobat para ver esta vista previa.
No tiene Adobe Reader instalado. Para ver este archivo, descargue Adobe Reader de <a href="http://get.adobe.com/reader/" target="_blank">aquí</a>. O, si quiere descargar el PDF a su sistema, haga click <a href="https://espanol.free-ebooks.net/ebook/La-Cancion-de-Troya/pdf">aquí</a>.