La Muerte por Yolanda Pinto - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

 

LA MUERTE

 

YOLANDA PINTO

 

 

 

Freddy volvió al interior de la cabaña, fue directamente al cuarto baño, iba dejando goterones de sangre que le iban cayendo del brazo y de los dedos mientras andaba, llegó al baño y cogió una toalla del lavabo, se la enroscó con fuerza en el antebrazo, abrió el botiquín que tenía y cogió el bote de agua oxigenada, volvió a levantarse la toalla para dejar al descubierto la raja que tenía en el antebrazo, volcó el bote de agua oxigenada sobre ella y se volvió a colocar la toalla, también echó agua oxigenada sobre las rajas de los dedos, y en ellos enrolló una gasa que tenía en el botiquín. De esta manera lesionado y dolorido se fue hacia el fogón de la cocina, la ardilla ya estaba cocinada, cogió con gran dificultad un plato hondo, un tenedor y un cuchillo y volcó parte del guiso en el plato, como pudo lo llevó todo a la mesa.

                           Bueno no quiero pensar en este tio ahora, mejor voy a relajarme y a comer.

                                Tenía conectado el pc a la pantalla de la televisión y antes de comenzar a pinchar con el tenedor la ardilla, entró en el youtube y escribió eminem lose yourself, comenzó a ver el vídeo de la canción, le encantaba este rapero, y ahora sí comenzó a degustar con gran voracidad la ardilla, a pesar de lo doloridos que tenía los brazos parece que la comida y la música del rapero fue un placebo psicológico para olvidarse por algunos momentos del destrozo que tenía en ambos brazos.

                                  Terminó de ver el vídeo de la canción y tecleo en youtube Terror geriátrico, pulsó el botón izquierdo del ratón para visualizar el vídeo y no era otra cosa que un cortometraje casero de una película de terror serie b que había subido a internet algún director amateur. En este pequeño vídeo que duraba apenas 3 minutos se visualizaba dos ladrones que entraban en una mansión tapándose las caras con dos medias y empuñando en sus manos dos grandes cuchillos de carnicero, subían las largas escaleras de la casa, despertaban de la cama a una pobre anciana amenazándola con decirles las claves de la caja de seguridad para poder robar porque sino le cortarían el cuello con uno de lo cuchillos.

                                  No haciendo caso la anciana a las amenazas, la sacaban de la cama, entre los dos ladrones la sentaban en la silla de ruedas que tenía junto a la cama y enrollándola a la silla de ruedas con un cable la conducían a las grandes escaleras de la mansión, empujando la silla de ruedas con la anciana encima.

                                            Freddy por el tiempo que se dedicó al espectáculo era muy minucioso mirando con detalle los vídeos caseros amateurs que subían algunos aspirantes a directores o actores, retrocedió con el ratón varias veces la escena de la anciana cuando cae por las escaleras y se percató que el director había utilizado para recrear a la anciana una muñeca hinchable a la que había vestido con un largo camisón blanco y le había amoldado una peluca blanca con  moño bajo parecido en el aspecto a la madre de Norman Bates en la película de Psicosis.

                                      --¡¡Joe menuda chapuza ha hecho el director!!, pensaba Freddy mientras lo veía una y otra vez, se nota un montón el agujero tan cilíndrico de la boca a la muñeca a pesar de que le hayan puesto la peluca blanca.

                                          Freddy se divertía a pesar de su aislamiento en la montaña, sobre todo lo hacía con el ordenador y con la música, ahora que estaba tranquilo sentado en el sofá recapituló sobre su vida, y se vio así mismo como un perdedor, recordó quien era su padre Nikki Roy, si se hubiese criado con él, ahora tendría acceso a conocer a Eminem por ejemplo, le encantaría conocer al rapero, pero al fin y al cabo él sólo era un bastardo, ¿cuantos hermanos también bastardos tendría de su padre a lo largo del planeta? Seguro que su padre se folló a miles de fans, secretarias, recepcionistas, fotógrafas, redactoras, productoras, limpiadoras, masajistas, prostitutas, cocineras, abogadas y más de una, de dos y de cuatro estarían en su período fértil cuando las copuló. Sintió curiosidad por conocer a sus posibles hermanastros bastardos y hasta se le pasó por la cabeza poner un anuncio por internet y que gente del mundo entero le diesen pistas sobre otros posibles hijos ilegítimos de Nikki Roy.

                           Pero pronto esa idea se desmoronó en su cabeza como una baraja de naipes ¿un anuncio pensó? Mejor podría editarse un wikipedia con su vida, pero ¿qué iba a contar, que era un hijo bastardo, que su abuela se lo desveló cuando contaba con 20 años de edad, que le tuvo que coger él mismo pruebas de adn, que fue gigoló y que encima pasó 12 años en una cárcel por no un delito que nunca cometió? Menuda biografía más negativa tenía, incluso pensó que los párrafos de la narración de su vida se verían torcidos en internet por su negativo karma. Como el libro los reglones torcidos de Dios, su vida había sido un infortunio tras otro.

                          Quizás tenía un pensamiento congénito demasiado negativo y subjetivo respecto de la vida que llevaban los demás, se acordó de la frase que decía Woody Allen de LA VIDA ES UNA MIERDA, PERO ES CORTA.  Si Woddy Allen con todos los logros y éxitos que había conseguido en la vida tenía un concepto así de la misma, ¿qué debía de pensar él mismo de la vida? Con las experiencias frustrantes y perdedoras que había vivido no podía ser menos que pensar, La vida es una supermierda, pero es corta, o mejor aún La vida es una megamierda, pero es corta, aunque finalmente se convenció que el adjetivo adecuado a su existencia es La vida es una supermegamierda pero es corta.

                     Por lo menos se alegró de tener algo en común con Woody Allen además del amor que ambos tenían por la interpretación y el cine.

                               ¿Y ahora la existencia que llevaba en esta cabaña apartado de la civilización? Ni casi se acordaba de la última vez que estuvo con una mujer, hacía casi seis meses que fue a una casa con luces rojas donde se moja, con las fuertes lluvias muchos troncos de leña se habían mojado en el cobertizo y no servían para venderlos lo que disminuyó su capacidad económica para poder despilfarrar dinero en fulanas, ahora sin embargo llevaba meses cuyo único aliciente sexual onírico era masturbase con su mano llena de pulseras y anillos que dejó su abuela cuando murió, simulando que era la mano de una mujer, incluso había llegado en ocasiones a pintarse las uñas de rojo para dar más credibilidad a que lo masturbaba una hembra, también para exacerbar su imaginación se ayudaba de una de las múltiples revistas pícaras de chicas desnudas que tenía del tiempo que estuvo en prisión y allí no tenía ordenador en el chavolo para poderse meter en webs sexuales, éstas fueron las pertenencias más abultadas que se llevó de prisión el día que quedó en libertad, un gran macuto lleno de este tipo de revistas, tales como Penthouse, Playboy, Interviu.

                             Ahora las guardaba en el cajón de la ropa de planchar pero como no planchaba mucho que se dijese, el cajón estaba repleto de estas revistas junto a algún pantalón arrugado esperando a ser estirado por la plancha.

                             En la actualidad por la falta de dinero cuando quería colocarse lo hacía con más emoción arrancando una de las hojas de papel cuché donde salía fotografiada una de las chicas sin ropa, y cuando ya estaba cansado de verla desnuda, utilizaba trocitos de la hoja como papel de fumar con los que liaba perejil seco (por no tener ni para tabaco) mezclado con trozos de hojas de laurel por su poder psicoactivo, al menos esto le hacía relajarse y despreocuparse de los problemas. Dos o tres caladas le daban una leve desinhibición, y posteriormente sentía una leve somnolencia.

             No te preocupes cuando no puedas conseguir tu objetivo de manera inmediata se decía así mismo para convencerse, mejor disfruta del camino, de esta manera plasmaba esta filosofía en sus tiempos de penuria económica en los que si no podía tocar y acariciar carnalmente una chica en la realidad, se contentaba en fumársela aunque fuera en papel cuché, así aumentaba su placer pensando que se estaba fumando un pezón, un ombligo o un clítoris (dependiendo del trozo de papel que hubiese cortado para liar el cigarro) mezclado con hoja seca de laurel.

                         . Para colmo ahora la situación era mucho peor tenía los dos brazos lesionados con rajas del cuchillo, y vendados, por lo que cualquier movimiento que hacía con ellos le dolía desmesuradamente, sabía que tardaría tiempo en sanar por lo que ya ni tan siquiera el placer de masturbarse estaba por ahora a su alcance, ni tampoco el de fumar.

                               Todo en su vida era tan cutre y miserable, había tenido una juventud cutre, un trabajo cutre, y posteriormente unas vivencias de lo más cutres, él de todas maneras odiaba todo lo snob, chic, cool y fashion, es más se empezó a preguntar porqué todas estas palabras para definir lo  moderno y actual se decían todas en inglés ¿Tan cutre era España para que ni siquiera pudiera crear palabras que mostraran la modernidad?. ¿Qué pasa que todo lo ideal se crea en el extranjero?

                                Sabía ahora positivamente que su muerte también sería cutre, ni siquiera tenía dinero para su sepelio ni pagaba ningún seguro fúnebre, era consciente que jamás se le recordaría después de muerto en un panteón, más bien seguramente alguien abandonaría su cuerpo en un fosa común. ¿Pero qué más da lo que hicieran contigo después de muerto? El no tenía tanto ego para querer ser eterno y visitado de vez en cuando, le daba igual si después de muerto se le cortaba en pedazos y se le daba de comer con su carne a tiburones o pirañas de algún océano, es más le agradaba esa idea, al fin y al cabo era un tipo generoso, le había gustado compartir su cuerpo con otros seres en vida, ¿porqué no lo iba a compartir después para que otros seres se alimentaran de él una vez muerto? Pero recapacitó y tuvo miedo por un momento de morir congelado en el océano, el no resistía el frío, de hecho por eso dormía siempre en un saco de dormir térmico, pensó que  después de muerto era mejor que lo quemaran en una hoguera, por lo menos estaría caliente, y si podían asarlo como a un pollo dándole vueltas atravesado con un palo mejor, al menos iba a estar recalentado por todo su cuerpo, así que decidió que quería morir asado sí y después arrojado al monte para que los animales se nutrieran de él. Era como donar sus órganos pero en su totalidad, que el ecosistema se aprovechase de su anatomía y eso era algo muy positivo.

                  Así al no tener tumba se podía evitar incluso pensar en su epitafio, nunca comprendió de todas maneras hacia quién estaba dirigido un epitafio, ¿era un mensaje de tus familiares hacia tí, de tí hacia tus familiares o bien un mensaje que le dejabas tú a la muerte? ¡¡Uffffffffff la muerte, pensó, qué putada la muerte¡¡. Nos pasamos toda la vida esperándola y huyendo de ella, sin saber si nos estará esperando al día siguiente en alguna esquina, todavía no ha existido ni un megamillonario que haya podido pactar con ella para que no se lo lleve, y quizás venga antes al por el millonario que fuma habanos de Montecristo, come caviar, y bebe Moet Chandon y Chivas Rigal que a por un vagabundo que duerme sobre cartones en una sucia acera de alguna ciudad y sólo bebe litronas de cerveza barata Adterbrau (que no la conoce ni su padre) y fuma colillas desgastadas que se encuentra por el suelo, así es la muerte de caprichosa, está escondida la cabrona y no sabemos cuando nos acechará a cada uno de nosotros.

           Freddy se empezó a preguntar cómo se le aparecería la muerte una vez que viniese a por él, quizás se le aparecería como una fuerte luz destelleante que lo cegaba a la vez que  le atraía hacia ella con la intención de encontrar su camino en el más allá nada más verla, o puede ser que se le presentase dando un golpe en la puerta con los nudillos, yendo él confiadamente a abrir y encontrándose un esqueleto con una túnica negra con la capucha echada por la cabeza y portando en una de sus manos esqueléticas una guadaña, se imaginó por un momento en la situación diciéndole:

--Hola ¿Eres Freddy Ramos?

--Sí soy yo. ¿Quería usted algo?

--Sí claro, ¿no me reconoces o eres estúpido?  ¿Recibes normalmente muchas visitas con esta indumentaria? Creo que soy reconocible, soy la muerte, ha llegado tu hora, tienes que venir conmigo.

--No, no quiero ir, además es una falta de educación presentarse de visita sin avisar y ¿porqué ha llegado mi hora hoy precisamente? En una semana es mi cumpleaños y quiero celebrarlo, ¿En que se basa usted para fijar el día de la muerte a cada persona? creo que se ha equivocado de persona, debe de haber más Freddys Ramos en el mundo, enséñeme el número de su placa o deme más días, tengo aún cosas que hacer en la vida.

--¿La placa? ¿Te parece poca placa la que llevo en la mano? Mira, dijo la muerte señalando a la parte más ancha de la guadaña, donde podía leerse Muerte Nº 126. ¿Ves? Soy la encargada de Andalucía, aquí está  mi identificación.

--No, no me fio, dijo Freddy. No me convence, ya sabe que la imagen es lo primero que entra hoy día por el ojo si quiere vender o convencer a alguien de algo, y usted con esa pinta no me persuade.

--Oye chaval, déjate de chorradas, soy la muerte y sé donde voy en cada momento y no puedo ir vestida de otra manera, tengo este look desde la época de los dinosaurios. Te digo que tienes que venir conmigo, es tú día, tengo la agenda muy apretada, tengo todo el cupo lleno llevándome los demás días más gente, tú día es hoy.

--Oiga, dijo Freddy, mire bien la ficha, yo llego sólo un mes aquí empadronado, puede ser que usted venga buscando al anterior inquilino.

--No, no nos guiamos por la dirección sino por la persona.

--No, me niego a ir con usted, ¿cómo han decidido que sea hoy  mi día? ¿Ha sido por votación? Quiero impugnarla, además no iré sin una orden del juez, si usted entra en mi vivienda comete un allanamiento de morada..

--Chaval no quiero mosquearme contigo, coge lo que necesites, algún recuerdo, y vente ya conmigo, no tengo tiempo para perder.

--De todas maneras, te advierto que lleves poco, se te quemará, a tí tengo asignado que debo llevarte al infierno, es lo que te ha tocado, por algo habrá sido, haberte portado mejor.

--Oiga no puedo ir, tengo pavor al fuego y a las temperaturas altas, no soporto ni el verano aquí en la montaña ¿Cómo voy a soportar el infierno?, no puedo ir con usted lo siento, haga lo que quiera, dijo Freddy de manera determinante. Si quiere deme la hoja de reclamaciones, yo explicaré porqué no voy, no le pondré en compromiso a usted.

--En la muerte no hay hojas de reclamaciones, parece que no comprendes que estás muerto, soy lo único que te queda, dijo la muerte testarudamente.

--¿Además porqué me corresponde a mi el infierno? ¿Qué hice yo de malo en esta vida?

--No sé, dijo la muerte, yo sólo soy el mensajero, al coger tu ficha, escuché algo de que tu madre fue una puta, fornicó antes de casarse, y de tu padre ya ni hablemos, ya sabes lo que dice Dios en la Biblia que castigará hasta la cuarta y quinta generación, quizás el castigo no sea por tí mismo, sino por tu linaje.

Pero cuando llegues al infierno, lo primero que harán es leerte tus cargos, por eso no te preocupes.

--Mire eso es ilegal, quiero saber de qué se me acusa ahora.

--No puedo dejarte aquí, además hace falta gente en el infierno para trabajar, mira yo, era basurero en vida, y fui al infierno también porque bebía demasiado e iba a clubs, allí me asignaron este trabajo de llevarme la gente que le llega su día.

--¿Trabajo? Dijo Freddy, ¿De qué me pueden dar allí trabajo?

--Bueno, dijo la muerte, depende, te hacen pruebas, exámenes,  ya sabes, pueden darte de Vampiro, de Fantasma, de Cuervo, de Gárgola, de Momia, bueno todo lo relacionado con los seres malvados, allí no hay otra cosa, pero terminas adaptándote.

--Mire no me interesa lo más mínimo estas reglas, son demasiado estrictas, mire por ejemplo, los árabes se inmolan, matan un montón de gente y encima tienen abiertas las puertas de Alá,  pueden tener 4 mujeres y nadie los cuestiona, dijo Freddy intentando convencer a la muerte.

--Ya bueno haberlo pensado antes, pero tú hasta el día de tu muerte eres católico, ya no hay marcha atrás, haberte convertido al islám antes.

--Oiga yo no soy nada, realmente soy ateo, me hice ateo cuando le imploré a Dios día y noche en la cárcel que se hiciera justicia y no me hizo caso, ¿de qué me ha servido ser católico? ¿me lo puede usted decir?

--Bueno no sé, Dios está demasiado ocupado, ya sabes guerras, enfermedades, las llamadas de la cárcel son las últimas que escucha. Los ángeles y Dios tienen buena vida en el cielo, se pasan la mayoría del día tumbados en nubes y hablando, mientras les deleitan con música de arpa, arriba hay buena temperatura, nunca llueve están por encima de las nubes ya lo sabes, además  tienen mucha tranquilidad, no están tampoco para soportar muchos problemas ni que los molesten mucho.

--Por eso, por eso mismo no me convence esta religión. No me leí la letra pequeña, quiero borrarme.

--Ya pero es la tuya, estás bautizado.

--Oiga no tenía conocimiento cuando fui bautizado, apenas contaba con meses de edad, esto es un engaño, después no he practicado, deberían de tenerme eso en cuenta y pasar de mí, vayan a por otro católico, apostólico, romano, y llévenlo donde ustedes quieran, pero que comulgue con sus principios, conmigo se han equivocado.

--Mira, dijo la muerte, llevo ya 120 años llevándome a gente, y siempre pasa lo mismo, la gente se resiste, pero luego una vez que entran por la puerta del infierno se encuentran con viejos colegas, se saludan con fuertes abrazos, y besos, con frases como:

--Illo, ¿tú también por aquí? Pasa siéntate conmigo, creía que nunca la ibas a palmar. Te echaba de menos tío, sabía que terminarías aquí con nosotros.

Ya sabes, el infierno es como un andro de corrupción, y allí se encuentran todos de  nuevo, las prostitutas, ladrones, viciosos, mentirosos, asesinos, traficantes, infieles, egoistas, estafadores, corruptos, ludópatas, proxenetas, maltratadores, sino fuera por el calor y el ruido infernal que hace no se estaría tan mal, la gente allí se pasa el día contando anécdotas de cuando estaban vivos, gritando,  discutiendo algunos, ya sabes como es toda esta gente, les gusta el jaleo.

Además te digo una cosa, allí no te faltará comida, se pasan el día entero cocinando chorizos al infierno, carne al carbón y pinchitos a la brasa, sexo tampoco te faltará porque vamos lo que hay allí son orgías, homosexualidad, lesbianas, sadomasoquismo, cuartos oscuros, ya no hay temor a nada porque ya más abajo del infierno no se puede caer, y por fumar no te preocupes, hay tanta humarea que un poco más de humo no importa. Piénsalo bien. ¿Además que harías tú en el cielo? Sinceramente, te aburrirías, allí ni comida, ni sexo ni tabaco, allí sólo va gente de vidas intachables, no tendrías nada que hablar con ellos, ningún tema de conversación y te pasarías el tiempo sentado en una nube apartado de todos.

Escuché en tu ficha que pasaste años en la cárcel, te alegrarás de que te haya tocado el infierno, nada más entrar te reencontrarás con amigachos de tu módulo, seguro que alguno ya la habrá pichado.

También hay gente con glamour no te creas, hay grandes estrellas del rock, actrices del mal vivir, políticos corruptos, médicos negligentes.

--No sé dijo Freddy, es que no me convence, necesitaría una prueba visual de lo que usted cuenta, algún vídeo o algo. Si han subido alguno al youtube, lo veo y si me gusta el ambiente venga a por mí en un mes.

Es que todo este discurso me suena a los anuncios de los viajes del caribe que te lo pintan todo muy bonito con fotos de habitaciones de ensueño con jacuzzi en un hotel de lujo frente a la orilla del mar, grandes Boing 747 que te trasladan con bellísimas azafatas, y luego resulta que te llevan en un viejo cacharro con retraso de 13 horas al que le vibran los motores, sin aire acondicionado, te pierden las maletas y te meten en una pensión cutre y sucia en una montaña apartada totalmente del mar.

--Oiga, dijo Freddy en tono tajante, terminemos esta conversación, vuelva por donde ha venido, dígale a sus superiores que me niego a irme con usted, denme unos días para cambiarme de religión al menos, o si es mucho compromiso dígales que no me encontró.

--Chaval, ¿cuantas veces te lo tengo que decir? No tienes opinión, nosotros ya mandamos sobre ti, estás muerto.

--No, le digo que no voy, finalizó Freddy.

 

Freddy entonces intentó darle un portazo a la muerte en las narices, pero ésta puso el pie esquelético entre la puerta y el marco de ésta. Empezaron los dos a forcejear con la puerta, en un momento vio que la muerte metió por el hueco de la puerta y el marco también la punta afilada y curvada de la guadaña, tenía la punta llena de sangre, al final Freddy al verse acorralado, corrió hacia su habitación y saltó por la ventana, se subió en un desague del edificio y escaló al otro hasta que pudo llegar a la azotea del próximo edificio y así fue como en ese preciso momento se zafó de la muerte. La muerte llegó a la ventana de la habitación y empezó a esgrimir la hoz y a gritar en voz alta: --¡¡Chaval, te has salvado porque no puedo soltar la guadaña y saltar para ir a buscarte, tengo reuma en los huesos, pero ya te cogeré cabrón¡¡. ¡¡Eres nombre muerto¡¡ ¡¡Conozco este barrio, me crié cerca de aquí hace 180 años, no te escaparás¡¡

--Oiga gritó Freddy desde el otro edificio, olvídese de mí, o búsqueme en Siria, me piro y no creo que a usted le esté permitido el paso en un país árabe.

Se sintió aliviado de que por este momento se había salvado, pero ya sabía que lo tenía fichado y estaría en busca y captura por la muerte.

             De todas maneras el día que la muerte lo agarrara y pensando de nuevo en la idea del epitafio sería quizás uno bueno poner: “Aquí yace Freddy, vivió como murió siendo un derrotado” o quizás “Esta es la tumba de Freddy, aunque luchó, lo intentó todo pero perdió”.

                 ¡¡Va¡¡, pensó, esto eran unos mensajes o epitafios muy victimistas, tampoco era el tipo de mensaje subliminar que quería dejarle a la muerte una vez que estirase la pata, al  fin y al cabo él había sido un tío con coraje, había vivido la vida con ahínco aunque le hubiesen dado palos por todos lados, la verdad que le había echado huevos a todo, incluso en muchas ocasiones desafió a la propia muerte bebiendo y drogándose hasta decir basta sin conseguir que ésta se lo llevara. En los pulsos que le echó aún él había ganado y seguía vivo, por eso pensó que su epitafio en el caso de tenerlo debía de ser más contundente y apropiado a su propia existencia, algo así como  “AQUÍ YACE FREDDY EL MALVADO, AGARRAMELÁ CON LAS DOS MANOS”. Sí, sí pensó este es el mensaje que quiero dejar a la muerte una vez de muerto, un mensaje directo, cínico, claro, expeditivo, ególatra y desafiante donde también hiciese referencia aunque en pocas palabras a su miembro viril que tanto placer le dio en vida, no podía por tanto olvidarlo en su epitafio, hubiese sido una falta de conciencia.  

                    

                 

 

        

Le puede interesar...

  • Víctimas en zona de sacrificio
    Víctimas en zona de sacrificio Clásicos: Novelas y Cuentos por Li JAC
    Víctimas en zona de sacrificio
    Víctimas en zona de sacrificio

    Descargas:
    0

    Páginas:
    104

    Publicado:
    Jun 2020

    Una historia de amor, pasión y contaminación. En la bahía de Quintero se esconden muchos secretos e historias, desde las impenetrables cavernas de Francis Dra...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Perno
    Perno Novela Misterio por Branden Neeson
    Perno
    Perno

    Descargas:
    29

    Páginas:
    133

    Publicado:
    Jun 2020

    Recogemos en este ejemplar una nueva lectura de Branden Neeson con un contenido immerso en la intriga de unas historias que cautivan con hechos trepidantes y ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Dúctil
    Dúctil Novela Misterio por Branden Neeson
    Dúctil
    Dúctil

    Descargas:
    36

    Páginas:
    138

    Publicado:
    Jun 2020

    Se encuentran en esta obra de Branden Neeson dos muy interesantes títulos desbordantes de contínua intriga de carácter embriagantes por los hechos que alberga...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • El aroma
    El aroma Novela Negra- Policiaca por X.G.
    El aroma
    El aroma

    Descargas:
    262

    Publicado:
    May 2020

    Una oscura pasión en las cocinas. Descubre al chef Xabier Gutiérrez: el ingrediente secreto del gastrogastronómico. A Vicente Parra, oficial instructor de ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT