La fe Mueve Montañas, en la 'Mina San Jose' por Aliro Alfaro Alvarez - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

 

PALABRAS DEL AUTOR

 

A MANERA DE PROLOGO

 

“LA FE,  MUEVE MONTAÑAS”, amén

fue la oración nacional,

más tarde se hizo mundial

para superar el desdén,

toda la gente de bien,

indistinta lengua y raza

toda frontera traspasa

el “sentir” es planetario;

inexorable el calendario

¡EL MUNDO SU FE, REBASA!. 

 

Mientras en la profundidad,

treintitrés “miedos” se enfrentan,

treintitrés seres intentan

entender su realidad,

treintitrés “dueños de la verdad”,

treintitrés almas penitentes,

son treinitrés referentes,

son treintitrés mineros,

son treintitrés tesoneros,

¡QUE “LUCHAN” CONTRA SU MENTE!.

 

 

 

 

 

 

El caos nubla las mentes,

no hay líder ni caudillo,

en “anárquico” mundillo

ta´ atrapada la gente,

más, hay que ser consecuente

con la condición de minero:

bravo, noble y sincero

hacen volver la cordura,

la “jornada” será dura

LO PRIMERO, ES LO PRIMERO.

 

Diecisiete días pasan

en infinita soledad,

ahí encontraron la verdad,

toda su vida repasan,

nuevos sueños “amasan”

y, ahora son comunidad,

no existe  rivalidad

cada uno cumple su rol,

a la espera de ver el sol

Y VOLVER A LA REALIDAD.

 

Tirar raya pa´ la suma

positivo el balance,

el liderazgo en un “trance”

a cualquier grupo abruma,

pues crecen como espuma

los distintos liderazgos,

fueron de distintos rasgos

y los supieron conciliar,

aprendieron a confiar

EN ESTOS TIEMPOS AMARGOS.

Cada líder en lo suyo

aminora el calvario,

Paz y Fe, lo prioritario  

parece de perogrullo,

lo que llena de orgullo

fue esa sabiduría

pa´ enfrentar el día a día

con humildad y firmeza,

y, su mayor fortaleza:

¡LA UNION QUE LOS UNIA!.

 

El Líder:  no nace, se hace

y ellos lo comprobaron,

treintitrés líderes “brotaron”

todos de distinta clase,

respetarse fue la base

a sí mismo y cada cual,

orar juntos, fue un ritual

alma, mente, cuerpo sano,

en la Fe ya son hermanos

¡NACIMIENTO ESPIRITUAL!.

 

Grande lección nos legaron:

ser “equipo” es primordial,

el “aporte” individual

sin restricción lo brindaron;

como se organizaron,

estructura equilibrada,

nadie faltó, nadie sobraba;

trabajo, ocio, comunión,

cada uno fue un bastión

¡EN SU MAS LARGA JORNADA!.

Puchas el “turno” pa´ largo

sus setenta días duró,

todo el mundo se conmovió

mi  Chile se hizo cargo,

saliendo de su letargo

hizo suya la aflicción,

l´ esperanza, la emoción,

creer en Dios y en sí mismo;

dieron al salir del “abismo”

¡D´ ENTEREZA UNA LECCION!.

 

 

 

                                   Aliro Alfaro Alvarez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dedicado a todo aquel que:

-       voluntariamente entregó lo mejor de sí,

-       derramó una lágrima,

-       elevó una oración

-       vio “apretado” su corazón

-       que nunca perdió la fe

-       en su “pobreza” permaneció indiferente,

 

Dedicado especialmente a El, que siempre estuvo con todos, en todas partes, en la tele no apareció… pero propició el milagro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA FE MUEVE MONTAÑAS

EN LA MINA SAN JOSE

              o

VERSOS DIVINOS

PARA UN CANTO A LO HUMANO

 

Primera Edición: Febrero 2011

Diseño y Diagramación:

 

Diseño Portada: Aliro Alfaro A.

 

Registro de Propiedad Intelectual N° ------------

 

 

Le puede interesar...