La miel silvestra

La miel silvestra
Tengo en el Salto Oriental dos primos, hoy hombres ya, que a sus doce años, y a consecuencia de profundas lecturas de Julio Verne, dieron en la rica empresa de abandonar su casa para ir a vivir al monte. Este queda a dos leguas de la ciudad. Allí vivirían primitivamente de la caza y la pesca. Cierto es que los dos muchachos no se habían acordado particularmente de llevar escopetas ni anzuelos; pero, de todos modos, el bosque estaba allí, con su libertad como fuente de dicha y sus peligros...
Esto es solo una vista previa de las primeras páginas del PDF de La miel silvestra por Horacio Quiroga.. Por favor descargue la versión complete para leer todo el libro.
Nota: usted debe tener instalado Adobe Reader o Acrobat para ver esta vista previa.
No tiene Adobe Reader instalado. Para ver este archivo, descargue Adobe Reader de <a href="http://get.adobe.com/reader/" target="_blank">aquí</a>. O, si quiere descargar el PDF a su sistema, haga click <a href="https://espanol.free-ebooks.net/ebook/La-miel-silvestra/pdf">aquí</a>.