Los Perseguidos por Luis Ernesto Romera, - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.jpg

“Los Perseguidos” Luís Romera _____________________________________________________________________________

2

index-4_1.jpg

index-4_2.jpg

“Los Perseguidos” Luís Romera _____________________________________________________________________________

LOS PERSEGUIDOS

Luis Ernesto Romera

CUENTOS·TEOCRATICOS EDICIONES

3

index-5_1.jpg

© Febrero 2007

Autor: Luís Ernesto Romera

Obra:

“Los perseguidos”

Basada en un hecho real

Fotografía de portada:

Puertas del campo de concentración de Dachau

© Marzo 2007

Publicado por:

Cuentos·Teocráticos Ediciones

WWW.CUENTOSTEOCRATICOS.NET

CUENTOS·TEOCRÁTICOS EDICIONES

“Los Perseguidos” Luís Romera _____________________________________________________________________________

5

6

PRÓLOGO

ALLÁ POR 1985 tuve la oportunidad de leer en una revista

¡Despertad! 1 la experiencia de una mujer afincada en Australia que siendo solo una niña había pasado por un campo de concentración nazi. No se mencionaba el nombre de esta hermana que, para cuando se escribió el artículo, contaba con cerca de 60

años de edad.

Sin embargo, según explicó ella, en esos momentos de su vida, hubo en el campo de la muerte de Dachau alguien que le resultó ser una fuente de esperanza y ánimo (cosa difícil de encontrar en esos lugares donde el castigo y el sufrimiento humanos hacen pensar en la muerte o en la venganza). Una persona que pese a su mal estado físico debido a la dura situación, pudo dar a esta niña la fuerza para superar aquellas pruebas con éxito. No supo más de ella, ni de su procedencia ni de su destino, de hecho, por los recuerdos de la hermana que relataba la experiencia, parece ser que no pudo salir de aquel infierno.

Aunque se conoce el nombre de aquella mujer, Else, no así su apellido; pero hubo muchas ‗Else‘ en diferentes campos de concentración alemanes que eran Testigos de Jehová, o Bibelförschers2, como se les conocía en ese tiempo en Alemania.

Ella de alguna manera representa a los miles de Testigos anónimos que sufrieron maltratos, pero que sobrellevaron su situación con dignidad y esperanza, esperanza que no dejaron de transmitir a otros que estaban en su misma situación, aunque por diferentes motivos.

Ese relato fue el que inspiró esta breve historia, en la que se intenta recrear la vida y sucesos de la joven y su amiga, basado en los pocos, aunque interesantes, detalles dados por la protagonista de la historia, y en donde además se trata de mostrar el valor de 1 ¡ Despertad! del 8 de febrero de 1985. “De la muerte a la vida en Dachau”.

2 Estudiantes de la Biblia, en alemán. También Ernste Bibelforscher (Estudiantes sinceros de la Biblia).

(Nota de los editores.)

7

un grupo de personas, ―los triángulos púrpura‖, que recuerdan a los injustamente perseguidos por sus ideas religiosas en toda la trágica historia de la humanidad.

Si bien algunos detalles, como nombres, fechas y lugares, han sido cambiados o añadidos, (en el relato original no aparecen), para facilitar la lectura y la identificación de los personajes, me he tomado la libertad de ponerlos, no sin previa investigación histórica y lectura de artículos y experiencias paralelas que dan peso a otras situaciones mencionadas en el relato, todas ellas basadas en situaciones vividas y sufridas por muchos Testigos de la época. Además, algunos datos anecdóticos y circunstanciales también han sido recreados para que la obra tenga más cuerpo, siempre basándome en la realidad de aquellos tiempos.

Es un tributo a todos los testigos de Jehová europeos que fueron brutalmente maltratados en aquellos campos de la muerte, y los únicos, además, que podrían haber salido de allí solo renunciando a su fe. Y de los que apenas se habla en los libros de historia.

Hubo muchos en aquellos campos de concentración que aguantaron, porque mantuvieron, aunque al mínimo, su dignidad y su identidad humana, otros por su fortaleza mental y física. Pero que aguantaron, teniendo la tentación de poder salir legalmente de aquel tormento únicamente firmando un papel de renuncia, que al fin y al cabo, muchos, si hubiesen tenido ocasión de ocultar su raza o ideología política, lo hubiesen hecho, y esto es algo que ahora dignifica la integridad de aquel significativo grupo de personas, también conocidos como ‗los triángulos púrpura‘.

L.E.R.

8

“Los Perseguidos” Luís Romera _____________________________________________________________________________