Los últimos Clamores de Dios por Fernando Solano - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
Título: LOS ÚLTIMOS CLAMORES DE DIOS

Autor: Ing. Fernando Lozano P.

INTRODUCCIÓN.

Mi nombre es Fernando Lozano. Una persona que se dedica a trabajar y vive de su profesión.

En diversas ocasiones debido al alto costo de la vida y a las crisis, he vivido únicamente para

trabajar, algunas veces, las mismas lo han impedido. No obstante con el tiempo he aprendido

que el trabajo por sí mismo es lo más noble y gratificante. A lo mejor por eso es tan escaso en

este país. Bueno, por lo menos el dinero para pagarlo.

Soy una persona estable, ya que desde hace 29 años estoy casado con la misma esposa,

conservo la misma religión, le voy al mismo equipo de futbol y posiblemente la próxima

ocasión, vote por el mismo partido, y en este caso empleo mi derecho a elegir porque me

gusta escoger entre dos males el menor.

También he tenido la fortuna de ser padre de 5 hijos, cantidad no muy común en estos

tiempos por lo que he tenido que vivir muchos momentos de angustia, pero también de

alegría.

Conforme pasó el tiempo, tuve altas y bajas en mi vida y por la necesidad de salir adelante he

estado en diferentes ámbitos y ambientes de trabajo en empresas privadas (Proyectos de

Ingeniería, Industria y construcción), ámbito gubernamental (empresa descentralizada),

Legislativo (miembro de la 1ª Asamblea de Representantes del D. F., y asesor en dos

legislaturas), docencia (profesor de matemáticas, física y valores), música (“guitarrista,

cantante y compositor del grupo los Things”. Muy conocido en la unidad Villa Coapa, a

principios de los años setenta), futbolista llanero, etc.

No obstante, mi principal afición ha sido la lectura especialmente de temas históricos (no

oficiales) políticos y religiosos, lo que me ha convertido con el tiempo en un investigador.

Conjuntamente desde muy joven estuve en lo que se llamaban grupos de apostolado que se

formaban en las parroquias, allí conocí a mi esposa María de los Ángeles, dueña de mi amor y

única dueña de mis quincenas. En estos grupos inicié el conocimiento de Dios en forma más

profunda.

Como gran cantidad de personas he cuestionado la existencia de la vida humana,

preguntándome desde muy pequeño la razón de los sufrimientos, injusticias y abusos en la

vida.

Cuando teníamos la oportunidad mi esposa e hijos de ir a Perisur (Centro comercial al sur de

la Ciudad de México), con la indescriptible alegría y única finalidad de ver aparadores,

también me fijaba en los rostros de la gente rica que allí acudía y me daba la impresión de

que no eran felices. Con el tiempo evidencié que la felicidad no está en la riqueza material

exclusivamente, porque como hijos de Dios, sí debemos ser prósperos para poder ayudar a

otros, distribuir lo que es de Él y participar en sus obras. Descubrí que tampoco está en los

placeres ilícitos, no está en el poder y no está completa en este mundo.

Comprobé que la riqueza está en la familia, en el gusto de dar, en los valores cristianos, en

apreciar los placeres lícitos de la vida que Dios da como la música, el arte en general, el

deporte, descansar después de un entregado trabajo, disfrutar y admirar la creación, en los

buenos amigos, en la vida espiritual y tener a Jesús en el corazón.

El propósito principal de este libro es dar a conocer algunas de las obras que Dios ha

querido realizar en esta época (fin de los tiempos), me refiero al fin de una etapa de la

humanidad, no al fin del mundo, y que por alguna extraña razón injustamente éstas no se dan

a conocer; que son muy importantes y que podrían ayudar a tantas almas que viven en la

tibieza, soledad, tristeza o depresión y angustia; a cambiar su visión de la vida, tener una

actitud diferente ante la misma, obtener paz, suficiente fuerza y seguridad; Jesús y María

donan esa fuerza y esa seguridad con amor a la humanidad, a través de sus revelaciones.

La mayoría de las personas de esta época no están interesadas en conocer las cosas del Cielo,

no obstante el dar una pequeña mirada al mismo, no haría daño, sobre todo si está en juego

la vida eterna y si se quiere vivir plenamente la actual.

Este libro está dedicado a todas esas personas, con el fin de que volteen a ver al Cielo, pero

también al Infierno, que es una realidad, ya que el demonio es la causa de todos nuestros

males, en función de nuestros pecados, como lo vamos a comprobar.

A través de este libro, verán el tiempo que han perdido, lo que perderán si insisten en no

mirar a Dios y lo que pueden ganar si lo hacen.

Este libro no está dirigido a los sabios ni tampoco a los ilusos, debido a que los sabios no

alcanzan a comprender la piedad y lo espiritual; los ilusos sólo esperan cosas que quieren oír.

Sí está dirigido a aquellas personas que buscan la verdad, rebeldes, pero con buen corazón,

inconformes con la injusticia, heridos en el alma, abandonados, enojados con Dios, enfermos

y atribulados por problemas ocasionados como consecuencia del pecado y las heridas

sufridas por injusticias, desamor de sus padres desde la gestación y través incluso de pecados

cometidos por antepasados, que heredan males en las generaciones siguientes. En pocas

palabras a toda clase de pecadores, pero abiertos a la verdad como el que escribe y que

espera que al conocer lo que Dios nos da, tal ves surja el deseo de no volver a pecar jamás.

Quiero hacer hincapié que lo presentado en este libro es una opinión personal, cúmulo de

experiencias de mi vida.

Estimado lector; decidí no poner citas en este libro como marcan los cánones, debido a que

distraen la lectura y la continuidad de la misma, sin embargo tenga la seguridad que lo más

importante de este libro está tomado de la palabra de Dios y de las revelaciones particulares.

REVELACIÓN PÚBLICA Y REVELACIONES PRIVADAS

Considero elemental hacer un pequeño análisis de las diferencias que hay entre la revelación

pública y las revelaciones privadas de acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica.

La doctrina de la Iglesia hace la distinción entre revelación pública y las revelaciones

privadas. Entre estas dos hay diferencia, no sólo de nivel, sino de esencia.

El término revelación pública, es la acción reveladora de Dios destinada a toda la humanidad,

la cuál se encuentra en el Antiguo y el Nuevo Testamento. Se llama revelación porque en ella

Dios se ha dado a conocer poco a poco a los hombres, hasta el punto de hacerse Él mismo

hombre, para atraer a sí y para reunir a todo el mundo por medio del Hijo encarnado,

Jesucristo.

Es un proceso, en el cual Dios se acerca al hombre; naturalmente en este proceso se

manifiestan también contenidos que tienen que ver con la inteligencia y con la comprensión

del misterio de Dios.

Puesto que Dios es uno sólo, también es única la historia que él comparte con la humanidad;

vale para todos los tiempos y encuentra su cumplimiento con la vida, la muerte y la

resurrección de Jesucristo.

El Catecismo de la Iglesia Católica, cita un texto de San Juan de la Cruz, que me parece muy

puntual al respecto y es el siguiente: Porque en darnos, como nos dio a su Hijo, que es una

Palabra suya, que no tiene otra, todo nos lo habló junto y de una vez en esta sola Palabra;

porque lo que hablaba antes en partes a los profetas ya lo ha hablado todo en Él, dándonos al

Todo, que es su Hijo.

Por lo cual, si alguien quisiese preguntar a Dios, o querer alguna visión o revelación, no sólo

sería una necedad, sino que haría agravio a Dios, no poniendo los ojos totalmente en Cristo,

sin querer otra cosa o novedad (n. 65, Subida al Monte Carmelo, 2, 22).

Pero el Catecismo de la Iglesia Católica también nos dice lo siguiente: Sin embargo, aunque

la Revelación esté acabada, no está completamente explicada; corresponderá a la fe cristiana

comprender gradualmente todo su contenido en el transcurso de los siglos (n. 66).

Yo agregaría: no sin la ayuda del Espíritu Santo, ya que no deja de actuar y también por la

compasión de Dios a nosotros, seres de naturaleza caída.

Estos dos aspectos, la relación con el carácter único del evento y el progreso en su

comprensión, están muy bien ilustrados en los discursos de despedida de Nuestro Señor,

cuando antes de partir les dice a los discípulos: Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora

no podéis con ello. “Cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad

completa; pues no hablará por su cuenta. Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo

anunciará a vosotros”. (Jn 16, 12-14).

Por lo tanto, el Espíritu Santo guía y toma del tesoro de Jesucristo.

A éste respecto el Catecismo cita unas palabras del Papa Gregorio Magno: “la comprensión

de las palabras divinas crece con su reiterada lectura”. “(Catecismo de la Iglesia Católica, 94;

Gregorio, In Ez 1, 7, 8)”.

Dentro de este contexto es posible entender correctamente el concepto de

revelación privada, que se refiere a todas las visiones y revelaciones que tienen

lugar una vez terminado el Nuevo Testamento; en ésta categoría están los temas

que en este libro se exponen.

El catecismo nos dice también lo siguiente: A lo largo de los siglos ha habido

revelaciones llamadas “privadas”. Algunas de las cuales han sido reconocidas por

la autoridad de la Iglesia. Su función no es la de “completar”. La Revelación

definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época

de la historia » (n. 67). La Virgen es Madre y Maestra, nadie más nos podría

enseñar a vivir plenamente la revelación.

Se deben aclarar dos cosas:

1. Las revelaciones privadas son esencialmente diferentes de la revelación

pública: ésta exige nuestra fe; en efecto, en ella, a través de palabras humanas y

de la mediación de la comunidad viviente de la Iglesia, Dios mismo nos habla. La fe

en Dios y en su Palabra se distingue de cualquier otra fe, confianza u opinión

humana. La certeza de que Dios nos habla nos da la seguridad de que

encontramos la verdad misma y es una certeza que no puede darse de ninguna

otra forma humana de conocimiento.

2. La revelación privada es una ayuda para la fe, y se manifiesta como creíble

precisamente porque nos remite a la excelente revelación pública.

El teólogo flamenco E. Dhanis, eminente conocedor de esta materia, afirma

sintéticamente que la aprobación eclesiástica de una revelación privada contiene

tres elementos: el mensaje en cuestión no contiene nada que vaya contra la fe y

las buenas costumbres; es lícito hacerlo publico, y los fieles están autorizados a

darle en forma prudente su adhesión (E. Dhanis, Sguardo su Fatima e bilancio di

una discussione, en: La Civiltà Cattolica 104, 1953, II. 392-406, en particular 397).

Por lo tanto un mensaje así puede ser una ayuda válida para comprender y

vivir mejor el Evangelio en el momento presente; por eso no se debe

descartar, ya que resultaría una actitud farisaica, de quienes rechazan

tácitamente las revelaciones privadas.

LAS REVELACIONES PRIVADAS, SON DONES QUE DIOS DA.

Mi inquietud sobre estos temas (las obras de Dios en nuestra época), nació desde muy joven

al leer sobre las apariciones de la Virgen en Fátima, Portugal.

Ésta renació cuando me enteré de las maravillas actuales de Dios, enviando el 24 de junio de

1981 hasta la fecha a “Medjugorje”. (Medugorie), un pequeño pueblo de “Herzegobina”. En

la antes Yugoslavia a su dulce y amorosa Madre, recordándonos que Dios existe, que nos ama

y que debemos vivir como sus amados hijos. Quede impresionado y admirado de que la

Madre de Dios se estuviera apareciendo a la humanidad, después de 2000 años.

Después me enteré del último gran don que han recibido los españoles en “Garabandal”. Sin

embargo anterior a Medugorie, tan desconocido y despreciado por ellos, en donde se

apareció la Virgen a cuatro niñas en 1961. Me dí entonces a la tarea de dar a conocer esos

hechos, donde se me permitiera hablar de ellos, porque me pregunté; ¿si es la Madre de Dios

quien habla, por qué no se le ha de escuchar?, ¿Qué nos da derecho a ignorarla y

principalmente a nosotros los católicos? Pero bueno; Por lo menos, los detractores de sus

mensajes de buena y mala fe, debieran tener la delicadeza de conocerlos.

Es tan hermoso y edificante leer sus mensajes. No ha faltado quien me diga: no tiene caso, ya

tenemos todo en las escrituras, la revelación ha sido dada. Es verdad, no obstante hay que

recordar que somos seres de naturaleza caída y atraemos la compasión de Dios. Esas personas

que desprecian estos dones, detienen la labor del Espíritu Santo. Además creen que Jesús y su

Madre únicamente se dedican a estar mirando nuestros males, impasibles.

No, Ellos están entre nosotros gracias a su dulce amor y créanlo o no, son los dos testigos que

aparecen en el libro del Apocalipsis de San Juan, los corazones unidos de Jesús y de María,

que vienen a nuestro auxilio en esta época tan difícil y de grandes tribulaciones.

Por ejemplo en Medugorie se han logrado conversiones al catolicismo de musulmanes,

protestantes, incluso ateos, por lo tanto, hay frutos que incorporan a estas personas a la

Iglesia verdadera, no se diga en Garabandal.

Éste es el tiempo de decir: Señor te escucho, ya no escucharé más a Satanás, Quiero

conocerte más para amarte más. No quiero esconder los dones que me has dado a mí y a la

humanidad.

Cierto día, por medio de Internet, encontré la palabra Vassula, en la página de Biblioteca

Guadalupana, hablando de una mística que recibe mensajes de Nuestro Señor Jesucristo.

Pero era todo; después encontré los mensajes de la “Verdadera Vida en Dios”. Dictados por

Dios a Vassula Ryden, otro gran don del Cielo.

Abrí la página y me quedé pasmado al leer los mensajes, esas palabras llegaban a mi corazón.

No quiero pecar de pretencioso, pero reconocí las palabras de mi Señor, y dije: esto es

bellísimo, es un poema, esto viene de lo alto. Esa voz la conozco y es la misma de las

escrituras, porque habla igual y enciende el corazón de la misma manera que al leer la Biblia.

Me dije: claro que viene de Dios, y no obstante mi agobiante trabajo en una constructora, me

dí tiempo a enterarme sobre el tema, por lo que mandé un e-mail para obtener los escritos de

Vassula. Con éstos descubrí que Dios no es un ser lejanísimo e inalcanzable, ajeno a nuestros

problemas, que solamente hay que querer tenerlo cerca, con un corazón abierto puro de

intenciones. Que nos ama a todos en forma incomprensible, que hemos fallado, alejándonos

de Él, ofendiéndolo y desobedeciendo su ley. Que sólo basta conocer un poco a Jesús, para

amarlo y después sucede que ya no quiere uno apartarse jamás de él.

Leyendo los escritos comprendí que tenemos que recordar siempre la gran Santidad y

presencia de Jesús en nuestra vida cotidiana. Confirmé que si Satanás pudiera nos aplastaría

hasta desintegrarnos y que el Cielo nos cuida y nos ama como tesoros.

Que nuestra venida al mundo es para hacer una labor como los ángeles: amar, servir y adorar

a Dios. Porque trabajando, divirtiéndose, estudiando, descansando, etc. se puede servir a

Dios.

Hay mucha gente que está viviendo un cristianismo egoísta, acomodaticio, simple e

hipócrita, por lo tanto condenable. Exclusivamente quieren participar al frente en la misa,

dando la comunión, pero no se comprometen a la evangelización, dar de comer al que tiene

hambre, visitar al enfermo o al que está en la cárcel. Dicen: eso no es para mí. Por eso

debemos conocer las revelaciones particulares verdaderas que nos enseñan a ser verdaderos

hijos de Dios. Éstas también son dones de Dios y la intención es dar a conocer lo que Él mismo

nos enseña: Como se le debe dar gloria y a estar con Él en la vida diaria. Es evidente que

actualmente, como nunca, se vive en contra de la voluntad de Dios en el Mundo. Aumenta la

apostasía, que provoca los terribles pecados de envidia, injuria, difamación, avaricia, lujuria,

soberbia, asesinatos, suicidios, etc., etc., etc. Y como consecuencia de lo anterior: el

sufrimiento para todo el que esté de alguna manera conectado al pecado en familias,

pueblos y naciones.

En estas obras descubrí, que no he trabajado en vano difundiendo los mensajes de la virgen

María y me anima a seguir con más fuerza. También descubrí que Jesús en la Obra de la

Verdadera Vida en Dios se queja amargamente de la desatención que se ha tenido a su Santa

Madre y a sus mensajes, principalmente en Garabandal, Fátima y Medugorie, es por eso que

se anexan a estos mensajes, lo que nos dice Jesús en la obra la Verdadera Vida en Dios al

respecto.

Posteriormente, acudí a un retiro organizado por personas que viven los mensajes de la

Verdadera Vida en Dios, al cual asistió Vassula Ryden dando su conferencia. Allí viví lo que

era la invocación al Espíritu Santo, la sanación, y ver sus efectos: algunas personas caían

como tablas y yo no sabía que hacer, porque nadie les ayudaba a levantarse, pero al mismo

tiempo no sufrían ningún daño, se levantaban como si nada hubiera pasado, yo no caí como

tabla ni hablé en lenguas, pero sí sentí una paz espiritual, y recibí la absolución de un especial

sacerdote católico que allí estaba; había sido guerrillero. También estaba un Sacerdote

Ortodoxo de México, Pastores protestantes y Sacerdotes Católicos de varios países, unidos en

oración y aceptación. ¿Por qué no? Todos somos sus amados hijos.

Y llamaría la atención a cualquiera que conozca algo de religión, que uno de los exponentes,

de origen Sueco y de religión protestante, habló maravillosamente y teológicamente

acertado de la virgen María. Que Dios lo bendiga. “Esta es una señal de los tiempos”.

Quiero confesar que antes fui un pequeño Pablo de Tarso, no creía y perseguía a la

renovación carismática (Grupos que invocan y alaban al espíritu Santo) y sobre todo me era

imposible creer que hablaran en lenguas, no obstante a través de todos estos estudios he

visto que la misericordia de Dios envió una efusión muy grande del Espíritu Santo

principalmente a nuestros hermanos separados. Las miles de curaciones y exorcismos lo

certifican. Ahora canto, me postro y bailo como cualquier carismático. No sabía que la

alabanza era tan grata a Dios.

En esa búsqueda conocí otra mística de bella profundidad espiritual, y los escritos sobre su

obra. Esta mística vivió tiempo antes, se llamó en vida terrena Luisa Picarreta.

Al conocer los mensajes dados por Jesús a Luisa Picarreta, confirmé que hay una profunda y

muy grande espiritualidad en esta obra, que nos lleva a ser muy santos, y que hay una

similitud entre ambas obras, por ejemplo: en la obra de Vassula Jesús le llama a ella: “city”.

Ciudad, quiere decir que para Él somos ciudades donde el quiere reinar y en la Obra de Luisa

Picarreta que es el vivir en la “Voluntad de Dios”. Jesús quiere que cada uno de nosotros sea

su Reino.

Existen otras similitudes entre las dos obras, que confirman una congruencia, por lo tanto

veracidad, por ejemplo: el amor tan grande e incomprensible que Dios Trino nos tiene y lo da

a conocer.

No trato de mezclar los mensajes celestiales, no es conveniente; cada uno tiene su carisma,

tampoco quiero compararlos, únicamente estoy dando una probada al lector y él, decidirá y

escogerá el camino. Como decía una canción de los Beatles “a Taste of honey”. Esta es una

probada de miel de diferentes panales, pero al fin de cuentas miel, que al probarla cambia la

vida.

Para conocer estas revelaciones en forma completa, acuda al Internet.

¡Cuidado!, algunas personas exclusivamente buscan cosas o noticias espectaculares y se

diluyen los mensajes. Eso no es lo que quiere Dios, esto es también enterrar los denarios y es

ocultar la lámpara que alumbra a todos, porque no se viven los mensajes ni se dan a conocer a

otros.

Con los mensajes confirmé que tenemos un Dios Infinitamente sabio, pero loco de amor.

Antes de conocer las obras de Luisa Picarreta y Vassula Ryden sentí un fuerte llamado al

Santísimo. Frente al mismo sentí el amor de Dios y se solucionaron complicados problemas.

Esta es una recomendación que hago. Jesús está allí: Vaya al santísimo y háblele como a Él le

gusta con amor, humildad y perseverancia y todo tendrá respuesta. Dios no escucha al altivo,

soberbio y desconfiado.

Y una humilde respuesta a ese amor, es esta recopilación con comentarios, transcribiendo

algo de esas revelaciones.

También trataremos los temas del demonio y el Infierno, transcribiendo y relatando las obras

del Padre Amorth y el Padre Fortea (considerados los mejores exorcistas del mundo), cuyas

obras son respectivamente: Habla un exorcista y Suma demoníaca.

Para conocer como actúan los demonios, como defendernos, como nos atacan y nos engañan.

Mucha gente no sabe que está enferma o le va mal en muchos aspectos de su vida por causa

del adversario y tiene males debido a pecados de sus antepasados, y culpa a Dios

index-8_1.jpg

injustamente, o simplemente no sabe como defenderse de una tentación, maldiciones,

problemas económicos o hasta de una posesión diabólica.

Paradójicamente en esta época se ha acentuado el ataque del demonio y sin embargo la

gente afectada por no creer que exista, no hace lo necesario para liberarse, incluso en

posesiones diabólicas, creen que son problemas mentales que los médicos no pueden

resolver.

Creen que los fantasmas que rondan son difuntos. En la Biblia nos dice que esto es imposible,

hay que creerle a Dios y no al maligno. Los que rondan son espíritus de demonios.

Aunado a esto, muchos jóvenes son atraídos por sectas satánicas que los convierten en

verdaderos esclavos.

El maligno no permite a millones acercarse a Dios apoderándose de una débil voluntad

enferma por los placeres ilícitos del mundo y el desamor. Lo anterior tenemos que superarlo,

tenemos que luchar, hemos sido engañados, nuestro fin es la felicidad en esta tierra y la

eterna, para eso fuimos creados, “despierten a todos”.

Este documento es una invitación a conocer estas verdades y se conozca también un poco de

lo que el Cielo ha dado a la humanidad actualmente, que no es algo nuevo si no una

enseñanza que nos hace comprender mejor las Sagradas Escrituras. Jesús y María están

enseñando el camino al Cielo. “ALABADO SEA DIOS”.

Nuestra Madre del Cielo, su corazón está rodeado de espinas, por las ofensas de los

hombres, porque en su maldad no comprenden su Inmaculada Concepción, su Virginidad,

que también es Madre de Dios y de nosotros, muchos en el mundo inculcan indeferencia y

odio en los niños hacia ella y muchos llegan a ultrajar sus imágenes.

LAS APARICIONES DE LA VIRGEN MARÍA.

En todo el mundo se tiene información de apariciones de la virgen María, la Congregación

para la Doctrina de la Fe, no se da abasto actualmente para analizarlas, por lo que hay que

tener mucho cuidado y lo principal para detectar las verdaderas: es que estén de acuerdo con

las enseñanzas de la Iglesia, así como obedecer a la misma, como la Señora lo ha dispuesto en

sus apariciones.

Lo anterior es debido a que hay falsos profetas los cuales son fáciles de identificar ya que por

lo regular están en contra de la autoridad de la Iglesia, principalmente el Papa.

Las apariciones nos hablan de la constante presencia de María en nuestro peregrinar en la

tierra. Se conocen más de 400 apariciones en el mundo.

Sólo tocaremos tres temas con respecto a las apariciones Marianas, pero muy significativas,

porque el mismo Jesús se ha quejado de la indiferencia a estos dones, como lo veremos más

adelante y son las correspondientes a Fátima, Garabandal y Medugorie ésta última es la más

actual, cuyos mensajes aún son dados cada día 25 de mes y que por la falta de fe pocos en el

mundo los conocen o las desprecian y lo más grave es que estas serán las últimas apariciones

de Nuestra Madre en la tierra.

¡Que dicha! Tenerla actualmente entre nosotros, aún puede ser tiempo, mientras haya vida.

Considero necesario también hacer un pequeño resumen sobre el tema de la Virgen de

Guadalupe, ya que su presencia e imagen es un maravilloso milagro constante de Dios, no

por nada su santuario es el segundo más importante del mundo.

Hay muchos libros que se han escrito al respecto sobre estos temas, pero en esta obra se hace

una reflexión después de cada uno de ellos con respecto a los mensajes, milagros y a la

relación que hay entre ellos.

Muchos autores hablan de los castigos por venir, y eso es lo menos importante, así lo ha

expresado la Virgen, lo más importante es hacer caso a los mensajes, conocer y acercarse a

Dios ahora.

PRIMERA APARICIÓN DE LA VIRGEN.

A manera de introducción y homenaje a la Reina, recordemos la primera aparición de

Nuestra Madre en el mundo, que confirma que a partir de que Nuestro Señor, le dice desde

la Cruz, “Mujer ahí tienes a tu hijo”. Se ha hecho cargo de todos nosotros.

En el libro de San Alfonso María Ligorio: Las Glorias de María; podemos verificar que los más

procurados por la Madre, somos los pecadores, y las almas que están en el purgatorio.

Esta primera aparición fue en Zaragoza, España, en el año 39 estando la Madre de Jesús

todavía en vida.

Se apareció al Apóstol Santiago a orillas del río Ebro, quien estaba pensando marcharse de

España, desconsolado porque no aceptaban el mensaje de la palabra de Dios. Nuestra Madre

lo alentó, y le dijo que permaneciera en esas tierras porque le iban a dar mucho honor y

gloria a su hijo Jesús.

La Virgen venía acompañada de coros de ángeles que cantaban Ave María, “gratia plena”.

Portaban una imagen de la reina del Cielo, y una columna de jaspe, un pilar, el trono de la

Reina.

Es la conocida Virgen del Pilar y lo que le dijo fue lo siguiente:

“Jacobo (Jacobo es Santiago): Este lugar ha señalado y destinado el Altísimo para que en la

tierra le consagréis y dediquéis en el un templo y casa de oración. Yo, en nombre del

Todopoderoso, prometo grandes favores y bendiciones, mi protección y amparo. En

testimonio de esta verdad y promesa, quedará aquí esta Columna y colocada mi propia

Imagen, que en este lugar, donde edificaréis mi templo, perseverará, con la santa fe, hasta el

fin del mundo”.

Son Evidentes todas las Gracias que Dios ha dado a España, esta es una de ellas, la estatua

tallada en madera sobre la columna ha sobrevivido a las invasiones romanas, godas y

musulmanas y en la última guerra (guerra civil española), los comunistas lanzaron 2 bombas a

la basílica, de las cuales ninguna explotó, aún se conservan en la basílica estas bombas; cada

una era capaz de acabar con todo Zaragoza. La Virgen ha cumplido su promesa, España

cumplió con su vocación, pero el pueblo español le ha fallado actualmente.

La promesa de la Reina de Cielo al Apóstol se cumplió: 20 naciones hablan español y son

cristianas, y cientos de miles de misioneros españoles han evangelizado en los cinco

continentes, España ha dado muchos y grandes santos. Todo esto ya lo olvidaron los

españoles.

El pueblo de México también está fallando, con la aprobación del aborto en la ciudad de

México, que trae consecuencias desastrosas para las mujeres que lo practican. Sin embargo

México entero también tiene una misión especial: Es el reino de Cristo en los corazones y en

la sociedad; en este país se gesta el comienzo de la liberación del mal en el mundo.

Sin embargo, la mayoría de los habitantes de esa ciudad le han dado manos libres a la

izquierda atea y recalcitrante para implantar leyes de la cultura de la muerte.

México está en peligro de esa decepción, no obstante su misión y vocación, por lo que

tenemos que trabajar. El quedarse estático sin hacer lo que a cada quien le corresponde es

ser cómplice del maligno.

En España se han Implementando leyes aberrantes ajenas al orden natural, imitando a países

sajones como Inglaterra, Alemania y Holanda, como es el matrimonio entre personas del

mismo sexo con la facultad de adoptar niños, destruyendo a la institución de la familia; en

lugar de dar ejemplo se han dejado arrastrar por el Demonio.

Dentro del plan del Todopoderoso, esta fe, que nació entonces en España, continuó con la

Evangelización en México, por eso es importante recordar esta aparición en España, y la

conocemos gracias a que fue revelada a Sor María Agreda en el siglo XVII.

También es importante recordar que además empezando la conquista la Virgen se volvió a

aparecer, pero esta vez se quedó en México para continuar su labor Evangelizadora y de

protección especial a nuestro país, el cual ha sufrido persecuciones, de tal manera que en

México existió una cruel persecución religiosa debido al odio de legisladores y gobernantes

agentes de la Masonería (instrumento de Satanás) en nuestro país.

La masonería de México ha sido una de las más rabiosas y poderosas del mundo durante

mucho tiempo.

Pero cosa incomprensible para los impíos, esta persecución religiosa provocó mártires santos,

cuya sangre derramada hace que florezca con más fuerza la fe y la devoción, sin embargo las

enseñanzas de Jesús y de María son claras para nosotros: tenemos que perdonar sin odio y

resentimiento, y rezar por esas personas esclavas del mal, que también son criaturas de Dios

aunque no lo sepan, para su conversión.

La Santísima Madre de Dios se quedó con nosotros por alguna razón muy poderosa. (La

Virgen en Medugorie ha dicho a los peregrinos mexicanos, haya estoy con ustedes).

En lo personal creo que esa razón es el reinado social de Cristo y el comienzo de la liberación

del mundo, ya que éste está en manos de Satanás, por lo que concluimos que estamos en

guerra y nuestra capitana es la Santísima Virgen de Guadalupe.

Por lo que es justo recordar y reflexionar algunos fragmentos del “Nican Mopohua”. Escrito

de Don Antonio Valeriano eminentísimo indígena que escribió esta obra en náhuatl clásico,

pero que además hablaba español, latín y conocedor de ciencias, artes y humanidades.

Esta obra nos habla de los diálogos y las apariciones de LA PERFECTA SIEMPRE VIRGEN

SANTA MARÍA, MADRE DEL VERDADERO DIOS POR QUIEN SE VIVE.

Así se presentó a San Juan Diego, veamos lo siguiente:

Su nombre era Juan Diego, según se dice vecino de Cuauhtitlán, y en las cosas de Dios, en

todo pertenecía a Tlatilolco.

Era sábado, muy de madrugada, venía en pos de Dios y de sus mandatos.

Y al llegar cerca del cerrito llamado Tepeyac ya amanecía.

Olló cantar sobre el cerrito como el canto de muchos pájaros finos…..

Se detuvo a ver Juan Diego. Se dijo: ¿Por ventura soy digno, soy merecedor de lo que oigo?

¿Quizá nomás lo estoy soñando? ¿Quizá solamente lo veo como entre sueños?

¿Dónde estoy? ¿Dónde me veo? ¿Acaso allá donde dejaron dicho los antiguos nuestros

antepasados, nuestros abuelos:……….

Hacia allá estaba viendo, arriba del cerrito, del lado de donde sale el sol, de donde procedía

el precioso canto celestial.

Y cuando cesó de pronto el canto, cuando dejó de oírse, entonces oyó que lo llamaban, de

arriba del cerrillo le decían: “JUANITO, JUAN DIEGUITO”……….

Y cuando llegó a la cumbre del cerrillo lo vio una Doncella que allí estaba de pié, lo llamó

para que fuera cerca de ella.

Y cuando llegó frente a Ella mucho admiró en qué manera sobre toda ponderación

aventajaba su perfecta grandeza:

Su vestido relucía como el sol, como que reverberaba, y la piedra, el risco en el que estaba de

pié, como lanzaba rayos; el resplandor de ella como precisas piedras como ajorca -todo lo

más bello- parecía; la tierra como que relumbraba del arco iris en la niebla…….

Le dijo: “ESCUCHA HIJO MÍO EL MENOR, JUANITO. ¿ADÓNDE TE DIRIJES?”.

Y él le contestó: Mi señora, Reina, Muchachita mía, allá llegaré a tu casita de México

Tlatilolco, a seguir las cosas de Dios que nos dan, que nos enseñan quienes son las imágenes

de Nuestro Señor, nuestros Sacerdotes…..

Le dice: “SÁBELO, TEN POR CIERTO HIJO MÍO, EL MÁS PEQUEÑO, QUE YO SOY LA

PERFECTA SIEMPRE VIRGEN SANTA MARÍA, MADRE DEL VERDADERÍSIMO DIOS POR

QUIEN SE VIVE, EL CREADOR DE LAS PERSONAS, EL DUEÑO DE LA CERCANÍA Y DE LA

INMEDIACIÓN, EL DUEÑO DE LA TIERRA. MUCHO DESEO QUE AQUÍ ME LEVANTEN MI

CASITA SAGRADA EN DONDE LO MOSTRARÉ LO ENSALZARÉ AL PONERLO DE

MANIFIESTO:

LO DARÉ A LAS GENTES EN TODO MI AMOR PERSONAL, EN MI MIRADA COMPASIVA, EN

MI AUXILIO, EN MI SALVACIÓN:

PORQUE YO EN VERDAD SOY VUESTRA MADRE COMPASIVA, TUYA Y DE TODOS LOS

HOMBRES QUE EN ESTA TIERRA ESTÁIS EN UNO.

Y DE LAS DEMÁS VARIADAS ESTIRPES DE HOMBRES, MIS AMADORES, LOS QUE A MÍ

CLAMEN, LOS QUE ME BUSQUEN, LOS QUE CONFÍEN EN MÍ, PORQUE ALLÍ LES

ESCUCHARÉ SU LLANTO, SU TRISTEZA, PARA REMEDIAR, PARA CURAR TODAS LAS

DIFERENTES PENAS, SUS MISERIAS, SUS DOLORES.

Y PARA REALIZAR LO QUE PRETENDE MI COMPASIVA MIRADA MISERICORDIOSA, ANDA

AL PALACIO DEL OBISPO DE MÉXICO Y LE DIRÁS COMO YO TE ENVÍO, PARA QUE LE

DESCUBRAS COMO MUCHO DESEO QUE AQUÍ QUE ME PROVEA DE UNA CASA, ME ERIJA

EN EL, LLANO MI TEMPLO; TODO LE CONTARÁS, CUANTO HAS VISTO Y ADMIRADO, Y LO

QUE HAS OÍDO.

Y TEN POR SEGURO QUE MUCHO LO AGRADECERÉ Y LO PAGARÉ.

QUE POR ELLO TE ENRIQUECERÉ, TE GLORIFICARÉ, Y MUCHO DE ALLÍ MERECERÁS QUE YO

TE RETRIBUYA TU CANSANCIO, TU SERVICIO CON QUE VAS A SOLICITAR EL ASUNTO AL

QUE TE ENVÍO.

YA HAS OÍDO, HIJO MÍO EL MENOR, MI ALIENTO, MI PALABRA; ANDA, HAZ LO QUE ESTÉ

DE TU PARTE”.

E inmediatamente en su presencia se postró; le dijo: Señora mía, Niña, ya voy a realizar tu

venerable aliento, tu venerable palabra; por ahora de Ti me aparto, yo, tu pobre

indito………………..

REFLEXIÓN: Para empezar diremos que Don Antonio Valeriano era contemporáneo de San

Juan Diego y fue miembro de un comité de sabios indígenas que dirigía Fray Bernardino de

Sahagún.

Este tipo de sabios indígenas no se dio después de la Colonia, ni con los gobiernos después de

la independencia, tampoco en la época juarista, porfirista, mucho menos con los gobiernos

post revolucionarios. Y los hipócritas mentirosos, anticlericales promotores de la bonanza de

estos gobiernos, dicen que la iglesia atrasa la prosperidad y el intelecto.

Alguna ves escuché música escrita por un indígena de Oaxaca de la época de la Colonia,

créame no le pedía nada a Juan Sebastián Bach.

Era sábado cuando se apareció por primera vez la Virgen. Este día le pertenece a la nuestra

madre, como vamos a ver con el tema de la Virgen de Fátima.

La virgen María usa los diminutivos como acostumbramos los mexicanos para hablar con

cariño y le dice: JUANITO, JUAN DIEGUITO.

El relato del “Nican Mopohua”. Que quiere decir “aquí se narra”. Me parece perfecto, pero

yo creo que era indescriptible lo que vio San Juan Diego.

Juan Diego Contesta a la Pregunta de la Virgen: Mi señora, Reina, Muchachita mía, allá

llegaré a tu casita de México Tlatilolco.

Antes de que la Virgen se presente él le dice llegaré a tu casita de México, reconociendo a la

Reina y Madre de Dios.

El casto, el puro, reconoce a Dios y lo que es de Dios.

Recordemos que cuando Jesús venía caminando sobre las aguas y los apóstoles que estaban

en la barca gritaban como locos, decían: ¡es un fantasma!, el primero en reconocerlo fue el

apóstol San Juan, el más casto y puro, a quien Jesús encargó a su madre. Y a quien se le

representa por medio de un águila, escritor de uno de los 4 Evangelios y el Apocalipsis, que se

eleva hasta lo más alto, comenzando su Evangelio de la siguiente manera: En el principio era

el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el verbo era Dios.

Por lo tanto la palabra de Dios se hace carne humana en el seno de la virgen María. Y eso

mismo lo entendieron los indígenas de la época. Sabían que era la madre del Dios verdadero,

que estaba por nacer.

Como dato coincidente el nombre en náhuatl de Juan Diego era Cuauhtlatoatzin que quiere

decir “el que habla como águila”. Seguramente después de la aparición fue un gran

predicador de la Señora.

La Virgen se presenta no sólo a San Juan Diego También a todos nosotros: YO SOY LA

PERFECTA SIEMPRE VIRGEN SANTA MARÍA, MADRE DEL VERDADERÍSIMO DIOS POR

QUIEN SE VIVE.

Me da pena decirlo, pero he encontrado muchos, muchos católicos que dicen que la virgen

de Guadalupe es diferente que la virgen María y que la de Fátima, etc. Que barbaridad.

Ella quiere una casita sagrada donde primeramente mostrará y pondrá de manifiesto al

verdadero Dios, al Creador. La Virgen viene a darnos a su amado hijo y muchos no se

acuerdan de que en primera instancia está Dios a quien hay que amar y obedecer. En lo

personal creo que es lo primero que tenemos que hacer para obtener las gracias y la

protección amorosa que ofrece la Nuestra Madre.

La Reina del Cielo no solamente viene a evangelizar estas tierras, también viene a quedarse

entre nosotros, es la mujer vestida de Sol. Está con nosotros los mexicanos y todos los pueblos

del mundo hasta la batalla final, porque es la madre de todos.

No olvidemos que nos dice la palabra en el libro el Apocalipsis:

Apareció en el cielo una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su

cabeza una corona de doce estrellas (Apoc. 12:1)

Estamos en guerra y se requiere estar armados; Por artimañas del maligno ya no se reza en las

iglesias la oración a San Miguel Arcángel, como se rezaba antes después de la misa, el haber

continuado rezando esta oración nos hubiera librado de muchos problemas, incluyendo la

masonería, nunca imaginé la importancia de esta oración para la lucha que enfrentamos los

que estamos concientes de esta guerra.

Nadie queda aislado en esta contienda, el Señor ha dicho el que no está conmigo está contra

mí y Él viene al mundo junto con su madre a darnos la esperanza, las fuerzas y las armas, por

medio de las revelaciones.

Antes de entrar a los temas marianos, a los que me he referido anteriormente, considero

adecuado dar a conocer, quien es Vassula Ryden y quien fue Luisa Picarreta y lo que se

menciona en La verdadera Vida en Dios, con respecto a las apariciones de Nuestra Madre.