Manual de Docencia Universitaria por Edgar Salgado - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

contexto?

• En mi metáfora, ¿es el profesor activo o pasivo? ¿Es el estudiante activo o pasivo?

• ¿Qué pienso sobre el aprendizaje? ¿Puedo ver mi propia noción de

aprendizaje en mi metáfora sobre la enseñanza?

• ¿Cuál es el aporte de mi metáfora para ser un mejor profesor?

• ¿Cómo convencería a otra persona de la utilidad de mi metáfora?

• ¿Se relaciona mi metáfora con alguno de los enfoques sobre la

enseñanza que hemos visto en este capítulo? ¿Con cuál? ¿Por qué?

index-33_1.png

index-33_2.png

index-33_3.png

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

33

Capítulo IV

Principales autores del

constructivismo

Muchos son los filósofos, pedagogos, psicólogos y científicos de

otras disciplinas que han contribuido al desarrollo del constructivismo en la educación. Los orígenes del constructivismo pueden trazarse hasta los antiguos filósofos griegos y orientales, pero por razones de espacio, vamos a centrarnos en los autores primordiales del siglo XX. Para poder apreciar y comprender mejor lo que es el constructivismo, debemos

conocer quiénes fueron estas personas y sus aportes. A continuación

presentamos una breve reseña de su vida y su obra.

Los fundadores de la Psicología de la Gestalt

Max Wetheimer (1880-1943),

Wolfgang Köhler (1887-1967)

Kurt Koffka (1886-1941)

Wertheimer

Köhler

Koffka

Max Wertheimer, Wolfgang Köhler y Kurt Koffka fueron científicos

alemanes, fundadores del movimiento de la Psicología de la Gestalt, que significa “totalidad”. Wertheimer descubrió que las personas tienden a ver ciertos fenómenos no de forma “objetiva”, sino construyendo su

propia percepción, como en el llamado fenómeno phi, en el cual dos luces que se encienden y se apagan de manera sincronizada, son

percibidas como una luz en movimiento. Por su parte, Köhler,

estudiando el aprendizaje de los monos, demostró que la solución de un problema depende de la percepción de la totalidad de la situación y no

index-34_1.png

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

34

de sus componentes aislados. Por ejemplo, un mono en una jaula, de

cuyo techo cuelga un banano, coloca varias sillas, una sobre otra, para así posarse sobre ellas y alcanzar el alimento. Esto lo hacía sin pasar por el proceso de ensayo y error que proponían los conductistas. Koffka escribió sobre los principios de la Gestalt y fue quien los introdujo a los psicólogos de los Estados Unidos, país en el que residió a partir de 1927.

La frase que resume los principios gestálticos es: “El todo es más

que la suma de sus partes”. Estos científicos demostraron que el ser humano percibe totalidades, más que elementos separados, y

formularon varias leyes que describen la forma en que tiene lugar la

percepción.

De acuerdo con los postulados de la Gestalt, la mente humana

viene pre-programada para percibir de ciertas maneras. Algunos de

estos principios pueden ilustrarse observando las siguientes figuras, cada una de las cuales responde a una ley de la Gestalt.

Figura 1. Ley de figura-fondo. ¿Ve usted en esta figura un florero o dos perfiles uno frente al otro? Esto depende de cuál parte del dibujo vemos como la “figura” (la imagen principal) o el “fondo” (el contexto o parte secundaria). De acuerdo con la Gestalt, tendemos a percibir el entorno de acuerdo con una “figura” y un “fondo”, lo cual determina en gran medida qué es lo que percibimos.

index-35_1.png

index-35_2.png

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

35

Figura 2. Ley del cierre. ¿Qué ve usted en esta imagen? Una serie de rayas o una letra “B”? Aunque los trazos sean discontinuos, nuestra mente tiende a “cerrar” los espacios, por lo que percibimos la “totalidad”

de la letra.

Figura 3. Ley de la proximidad. ¿Ve usted treinta y dos círculos o cuatro hileras de círculos? Esta ley establece que la mente humana

tiende a agrupar los elementos cercanos. Como los círculos están más cercanos horizontalmente, vemos cuatro filas.

index-36_1.png

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

36

John Dewey (1859-1952)

John Dewey fue uno de los filósofos y educadores más

importantes de los Estados Unidos. Su orientación filosófica se

denomina pragmatismo. Dewey estableció una escuela experimental en la Universidad de Chicago. Su enfoque pragmático lo llevó a postular que la educación debía centrarse en el “aprender haciendo”. Como

parte de sus prácticas educativas, Dewey consideró esencial el

aprendizaje a partir de la interacción, así como involucrar a los alumnos en experiencias de aprendizaje auténticas (no sacadas de contexto), en donde tuvieran que realizar proyectos con sus propias manos.

index-37_1.jpg

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

37

Frederic Bartlett (1886-1969)

Frederic Bartlett fue un científico británico que estudió la memoria.

Mediante una serie de investigaciones, determinó que cuando las

personas escuchaban una historia y se les pedía narrarla

posteriormente, de acuerdo con lo que recordaban, las historias eran

modificadas de acuerdo con las experiencias previas y la cultura de los sujetos. Esto le dio a Bartlett la idea de que la memoria no consiste solamente en una “copia” del mundo, sino que era una construcción

propia de cada persona (una “reconstrucción imaginativa”, tal como él la denominó). Las historias largas tendían a condensarse, lo cual indicaba además que las personas solamente podían almacenar cierta cantidad

de información. Además, los sujetos tendían a percibir la totalidad

(ideas centrales) de las historias, más que los detalles. A partir de sus estudios, Bartlett inició el estudio de los esquemas, los cuales se generan a partir de las experiencias previas y le dan sentido a la nueva información que la persona va adquiriendo.

index-38_1.jpg

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

38

Jean Piaget (1896-1980)

Jean Piaget, uno de los pensadores más relevantes del siglo XX,

realizó aportes en diversos campos: filosofía, educación, psicología y biología. Nació en Neuchatel, Suiza. Muchos piensan que Piaget fue

psicólogo o educador de formación, pero realmente su doctorado lo

obtuvo en ciencias biológicas, a los 22 años.

Su interés por el estudio del desarrollo del pensamiento y la

inteligencia en los niños se fue cultivando cuando trabajó, en París, en el laboratorio de Alfred Binet, uno de los pioneros en la evaluación de la inteligencia. Allí, Piaget se interesó no tanto en las respuestas correctas que daban los niños a las preguntas de los tests de inteligencia, sino más bien en los errores que cometían. Los errores, para él, eran la

clave para comprender cómo razonan los niños.

Piaget escribió ampliamente sobre el desarrollo cognoscitivo, y

llegó a postular que este se da por etapas, caracterizadas por la forma como el individuo lleva a cabo las operaciones mentales. Dichas etapas son: etapa sensorio-motora (de los 0 a los 2 años), etapa

preoperacional (de los 2 a los 6 años), etapa de las operaciones

concretas (de los 7 a los 11 años) y la etapa de las operaciones formales (entre los 12 y los 15 años), cuando la persona es capaz ya de pensar de forma abstracta.

Uno de los conceptos centrales en la obra de Piaget es el

equilibrio. Todo organismo tiende a mantener un equilibrio. En su

esfuerzo por adaptarse, el individuo es activo, siempre está intentando darle sentido al mundo que le rodea. Cuando encuentra algún hecho,

fenómeno o dato que no concuerda con sus esquemas mentales, se

crean tensiones cognoscitivas. Para Piaget, las interacciones entre los Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

39

mismos niños (no necesariamente entre el adulto y el niño) son fuentes muy importantes de tensiones cognoscitivas. También cuando niños

más grandes o los adultos cuestionan las nociones del niño. El equilibrio tiene lugar a manera de una interacción entre dos procesos

fundamentales: la asimilación y la acomodación.

El campo del conocimiento que desarrolló Jean Piaget, fue

denominado por él mismo epistemología genética, o sea, el estudio sobre los orígenes del conocimiento (cómo llegamos a conocer el

mundo).

La asimilación y la acomodación, pilares de la teoría del

desarrollo cognoscitivo de Jean Piaget

Asimilación: Es el proceso mediante el cual la persona asimila la información nueva, dentro de los esquemas que ya posee. En la

asimilación, el sujeto ve las cosas de acuerdo con los esquemas previos.

Acomodación: Es la contraparte de la asimilación; consiste en reestructurar los esquemas mentales que ya se poseen, para así

“acomodar” la información nueva. En la acomodación, la persona se ve forzada a romper sus esquemas existentes, para poder darle cabida a

los nuevos conocimientos.

index-40_1.jpg

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

40

Lev Semiónovich Vigotsky (1896-1934)

A pesar de su corta vida, Vigotsky dejó un legado inmensamente

valioso para la educación. Vigotsky nació en Bielorrusia. Su formación fue en Derecho. Después de graduarse, trabajó como profesor en varias instituciones. En 1925 empezó a trabajar como investigador al lado de dos grandes psicólogos rusos, Alexander Luria y Alexei Leontiev.

Vigotsky estudió el lenguaje y su relación con el pensamiento.

Para él, el lenguaje es una herramienta, ya que permite al ser humano transformar la realidad. De acuerdo con Vigotsky, la interacción social juega un papel fundamental en el desarrollo de la cognición. El

aprendizaje colaborativo, en donde los individuos interactúan con sus pares, es uno de los medios de aprendizaje más importantes. A esta

concepción se le ha llamado la teoría sociocultural del desarrollo, y es uno de los pilares del constructivismo dialéctico o el

socioconstructivismo.

Siguiendo a Vigotsky, el aprendizaje tiene lugar en un contexto

sociocultural, del cual no se puede abstraer. Es decir, el aprendizaje no es un proceso que tiene lugar en un vacío, de forma abstracta.

Aprendemos de los demás las conductas, normas, valores y visiones de

mundo propias de la cultura en la que vivimos. Nuestra actividad

mental, como afirmó Vigotsky en su libro “Pensamiento y Lenguaje”, es el resultado del aprendizaje social.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

41

En la teoría de Vigotsky, encontramos varios conceptos y

aplicaciones esenciales para el constructivismo actual:

La Zona de Desarrollo Próximo (ZPD): Es la brecha que existe entre lo que el alumno puede hacer sin ayuda, y lo que puede llegar a hacer con la ayuda de un compañero más hábil (o el maestro). Vigotsky creía que los maestros debían trabajar en esa zona con el alumno, la cual

representa el potencial por desarrollar. Trabajar en la ZPD implica

alentar siempre al estudiante a dar un poco más de sí, pero tampoco

exigiéndole tanto que no sea capaz de realizar la tarea.

El “andamiaje”: Utilizando la metáfora de un andamio, Vigotsky planteó que el docente, en un principio, debe brindar ayuda al

estudiante, pero después, conforme éste va adquiriendo pericia, el

maestro debe ir poco a poco retirando el apoyo, para que el estudiante logre realizar las tareas por sí mismo. El andamiaje tiene lugar,

precisamente, en la Zona de Desarrollo Próximo.

Se debe destacar que el trabajo de Vigotsky toma en cuenta la

importancia de conocer el potencial de cada alumno (su ZPD), con el fin de desarrollar al máximo su aprendizaje. En otras palabras, para

Vigotsky, cada alumno es diferente y no podemos aplicar un método

uniforme para todos. Hoy en día diríamos que cada estudiante tiene

estilos de aprendizaje distintos.

Algunos conceptos centrales

en la obra de Vigotsky

El aprendizaje colaborativo: Vigotsky encontró que el aprendizaje se daba de una mejor forma cuando los estudiantes trabajaban juntos, en

pos de un objetivo común, para lo cual debían cooperar mutuamente.

Esta es una de las estrategias más utilizadas actualmente en los

modelos educativos constructivistas.

La enseñanza recíproca: Consiste en que los alumnos también

enseñen a sus pares. Este concepto es muy importante en el

constructivismo, el cual plantea que no sólo el profesor enseña, sino que también aprende de los estudiantes. De la misma forma, el estudiante no sólo aprende, sino que puede también enseñar.

index-42_1.png

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

42

George Kelly (1905-1967)

En los Estados Unidos, el psicólogo George Kelly desarrolló una

filosofía que él mismo llamó alternativismo constructivista. Para Kelly, la realidad no es una sola, sino que cada persona la construye de una manera distinta, alternativa. Cada persona tiene su propia construcción alternativa del mundo. Ninguna construcción del mundo está

totalmente acabada.

Kelly trabajó por años con personas de áreas rurales en el estado

de Kansas. Allí observó que las personas tenían una visión del mundo muy distinta, y que cada persona era, en cierta medida, un “científico”

que intentaba darle sentido a la realidad. Para Kelly, toda persona

genera constructos sobre la realidad, de forma análoga a como los

científicos hacen teorías. Al igual que los científicos postulan hipótesis, las personas tienen expectativas. Asimismo, en ocasiones, las personas deben ajustar sus constructos a la realidad, igual que los científicos hacen con sus teorías.

En su obra “La psicología de los constructos personales”, publicado

en 1955, Kelly plantea que el ser humano juega un papel activo en la

estructuración del conocimiento. Su postulado fundamental es que las personas realizan esfuerzos por anticipar el mundo, las personas y hasta a sí mismos. Esas anticipaciones están basadas en la experiencia previa de cada individuo. Es decir, tendemos a ver las cosas de acuerdo con lo que ya conocemos. Conforme vamos teniendo experiencias, nos encontramos con que a veces las cosas no se ajustan a nuestros

constructos, por lo que nos vemos en la obligación de adaptarnos, o de reconstruir. Es aquí donde tiene lugar el aprendizaje.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

43

Los constructos, decía Kelly, tienen una estructura dicotómica o

bipolar: reflejan conceptos opuestos, como bueno-malo, arriba-abajo,

blanco-negro, bonito-feo, etc. Los constructos pueden ser verbales o no verbales. Incluso los niños muy pequeños tienen constructos sobre la realidad, como la noción de la madre y el extraño, o la comida que les gusta y la que no les agrada. Además, los constructos se organizan en estructuras muy complejas, algunas de las cuales él llamó

constelaciones de constructos. Los seres humanos vamos así

construyendo nuestra visión del mundo, en redes. No obstante, algunos constructos están fuertemente enlazados entre sí, mientras que otros son relativamente independientes.

La obra de Kelly (mucho más extensa y con numerosas

aplicaciones a la psicología clínica, la educación y otros campos, que por razones de espacio y de enfoque no podemos comentar en amplio

detalle), contribuye a sentar las bases del constructivismo, en el tanto plantea que:

• El ser humano es un ente activo en la construcción de

conocimientos.

• Cada persona crea su propia visión del mundo, ya que intenta

dar sentido a sus experiencias.

• Se debe respetar la diversidad, ya que las construcciones de

cada quien dependen de muchos factores, como su cultura y

sus experiencias previas.

index-44_1.jpg

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

44

Jerome Bruner (n. 1915)

Nacido en Nueva York, y con un doctorado de la Universidad de

Harvard obtenido en 1947, Jerome Bruner es uno de los psicólogos

educativos contemporáneos más reconocidos. Entre sus libros destaca

“El proceso de la educación”, de 1960, que tuvo un gran impacto en las teorías del currículum y la enseñanza en los Estados Unidos. A lo largo de su trabajo, Bruner fue influido por las teorías de Vigotsky, por lo que fue adoptando una visión sociocultural del proceso de enseñanza-aprendizaje, reflejada en su libro, publicado en 1996, “La cultura de la educación”.

Bruner se interesó en el estudio del desarrollo cognoscitivo de los

niños y en las modalidades de representación que estos utilizan. En

este sentido, su área de trabajo fue similar a la de Jean Piaget; sin embargo, a diferencia de este último, Bruner consideraba que era

posible enseñar contenidos que Piaget hubiese considerado demasiado

abstractos para la estructura de conocimientos del niño. La clave, de acuerdo con Bruner, estaba en que el maestro supiera cómo presentar

(y representar) adecuadamente el contenido. Bruner creía que, muchas veces, las escuelas posponían la enseñanza de ciertos temas, bajo el

supuesto de que la materia era muy compleja. La propuesta de Bruner

fue la noción del currículum en espiral, en donde los temas se van estudiando varias veces a lo largo del currículum, hasta que los alumnos logren la comprensión de la materia.

Para Jerome Bruner, el objetivo de la educación consiste en formar

una persona autónoma, capaz de pensar por sí misma. El estudiante debía ser capaz de comprender, no solamente de memorizar y recitar

unos contenidos.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

45

En el campo del pensamiento y la solución de problemas, Bruner

estudió lo que él llamó el pensamiento intuitivo, a través del cual las personas llegan a la solución del problema a través de un “salto

intuitivo” (semejante al proceso de aprendizaje por “insight”, que estudió Wolfgang Köhler, uno de los fundadores de la teoría de la

Gestalt). En cuanto a la motivación para el aprendizaje, el enfoque de Bruner se centra en la motivación intrínseca; es decir, en el interés por la misma materia, antes que la motivación extrínseca, basada en recompensas externas.

Quizás el concepto más importante de la teoría de Bruner sobre la

enseñanza, es la noción de aprendizaje por descubrimiento. Este consiste en facilitar las condiciones para que el estudiante descubra por sí mismo los conceptos. Por ejemplo, en lugar de que el profesor

exponga un tema de forma magistral, es posible plantear problemas o

situaciones en las que el alumno se vea en la posición de tener que

descubrir las respuestas, a través de la indagación.

Decía Bruner (1966) que:

Enseñar a alguien... no es cuestión de conseguir que esa persona

asimile los resultados a su mente. Antes que ello, consiste en

enseñarle a participar en el proceso que hace posible el

conocimiento. Enseñamos una materia no para producir pequeñas

bibliotecas vivientes sobre este tema, sino para hacer que el

estudiante piense matemáticamente por sí mismo, que considere

los fenómenos como lo hace un historiador, que ocupe un lugar en

el proceso de apropiación del conocimiento. El conocimiento es un

proceso, no un producto (p.72).

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

46

David Ausubel

Durante las décadas de los sesenta y setenta, el trabajo de David

Ausubel influyó ampliamente en las teorías cognoscitivas sobre el

aprendizaje, y continúan teniendo un gran impacto todavía en la

actualidad. En contraste con lo planteado por Bruner acerca del

aprendizaje por descubrimiento, Ausubel se centró en el estudio del

aprendizaje receptivo, es decir, aquel en donde los contenidos ya están elaborados. Este tipo de aprendizaje es el que tiene lugar, por ejemplo, en las clases expositivas, al observar un video, escuchar una grabación o al leer un texto.

La teoría de Ausubel se relaciona con el aprendizaje significativo, aplicado al aprendizaje por recepción. Su premisa fundamental es que el factor más importante en el aprendizaje, es el conocimiento previo del aprendiz. El aprendizaje es significativo en la medida en que el

estudiante puede integrarlo con sus conocimientos previos.

Para Ausubel, durante el aprendizaje significativo tiene lugar un

proceso denominado subsunción. La subsunción consiste en asimilar la nueva información, de manera lógica, dentro de la estructura

cognoscitiva previa. Para que la nueva información pueda ser

incorporada, deben existir ciertas ideas de anclaje (“anchoring ideas”, en inglés) en la organización mental existente, de forma que el individuo pueda así tener un punto de apoyo para comprender la materia nueva.

Ausubel distinguió el aprendizaje significativo del aprendizaje

memorístico (“rote learning”, en inglés). Este último se relaciona con el aprendizaje que tiene lugar sin que ocurra la subsunción; es decir,

aprendizaje que no es significativo, sino que implica solamente la

repetición de información. Algunos le llaman también aprendizaje mecánico.

Uno de los aportes de la teoría del aprendizaje significativo, que se ha estudiado intensivamente, es la utilización de los llamados

organizadores previos. Los organizadores previos consisten en información que se le brinda al estudiante antes de presentar un tema o concepto nuevo, con el fin de brindarle un contexto que le permita tener puntos de anclaje para incorporar la materia que se va a presentar

después. Los organizadores previos no son resúmenes ni esquemas.

Son más bien conceptos de orden superior, más generales. De acuerdo

con Ausubel, las ideas se subsumen de manera jerárquica; las ideas

más específicas se van incorporando “debajo” de las más generales o

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

47

inclusivas. Así, los organizadores avanzados presentan nociones

generales, de manera que se le facilite al estudiante el aprendizaje de los conceptos más específicos.

Los organizadores previos pueden ser de dos tipos: expositivos o

comparativos. Mediante los organizadores previos expositivos, el

docente brinda a los estudiantes un nuevo conocimiento, necesario para comprender la lección. Por ejemplo, al introducir el tema de “los mamíferos”, el profesor define el concepto, lo relaciona con conceptos más generales (el reino animal) y expone sus características (nacen de la madre, se alimentan de leche). Con los organizadores comparativos, se utilizan comparaciones y metáforas previas para que los estudiantes comprendan los conceptos de la lección. Por ejemplo, para introducir el tema del sistema nervioso a estudiantes que previamente han estudiado informática, el profesor puede trazar una analogía entre el

funcionamiento de la computadora y el funcionamiento del sistema

nervioso (el CPU es el cerebro, los cables son los nervios, las unidades de almacenamiento son las estructuras cerebrales de la memoria, etc.).

Del trabajo de Ausubel se pueden extraer varios principios

esenciales para la enseñanza universitaria:

• La importancia de identificar siempre los conocimientos que los

estudiantes traen al aula. En la primera clase, o antes de

iniciar cada tema nuevo, el profesor debe dialogar con los

alumnos sobre lo que ya saben (o no) en relación con el tema,

o evaluar mediante alguna actividad sus conocimientos previos.

El profesor debe estar atento también a temas que, aunque no

estén directamente relacionados con la materia que va a

exponer, pueden servir como punto de anclaje, de manera que,

a través de analogías o ejemplos, se pueda facilitar la

comprensión de los estudiantes.

• Se debe prestar especial atención a las vivencias de los

estudiantes; es decir, a experiencias personales que hayan

tenido, que pudieran servir como ilustraciones, ejemplos o

puntos de partida para comprender un tema.

• Los conocimientos se organizan de una forma jerárquica y

lógica, en donde los conceptos más generales se van

desagregando en otros más específicos. Es posible ayudar al

estudiante a comprender un concepto específico, cuando

previamente evaluamos sus conocimientos y, además, le

brindamos un organizador más general, que le permita

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

48

entender en dónde “calza” el nuevo concepto que intentamos

explicarle.

A partir de la teoría del aprendizaje significativo se han

desarrollado estrategias como los mapas conceptuales, los cuales consisten en representaciones visuales de las estructuras de

conocimiento. Los mapas conceptuales presentan la organización

jerárquica de los conocimientos, a través de gráficas que interrelacionan diferentes conceptos.

index-49_1.jpg

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

49

Joseph Novak y Alberto Cañas

En la década de los sesenta, Joseph Novak, educador

estadounidense, desarrolló los mapas conceptuales, que consisten en

herramientas para representar de forma visual los conocimientos,

mediante relaciones entre los conceptos. Novak trabajó de cerca con

David Ausubel, en cuya teoría sobre el aprendizaje significativo se basó el mapa conceptual. Existen tres nociones básicas que sustentan la

teoría de los mapas.

Concepto: una regularidad (o patrón) percibido, que es

designado por una etiqueta (nombre).

Preposición: relación entre los conceptos.

Aprendizaje: la construcción activa de nuevas preposiciones.

Los mapas conceptuales se componen de figuras (como óvalos)

que representan conceptos, unidos mediante líneas o flechas (las

preposiciones). Novak dirige proyectos para implementar el uso de los mapas conceptuales en escuelas y colegios de todo el mundo.

Alberto Cañas es costarricense, con grados en ingeniería

informática y un doctorado de la Universidad de Waterloo, Canadá. Fue Director del Centro Latinoamericano de Investigación Educativa de IBM, dedicado a proyectos sobre el uso de la tecnología en la educación;

además fue profesor en el Instituto Tecnológico de Costa Rica.

Actualmente es Director Asociado del Centro de Investigaciones sobre

Cognición Humana y de las Máquinas (IHMC, por sus siglas en inglés),

de la “University of West Florida”, Estados Unidos.

Ha trabajado con Joseph Novak en el tema de los mapas

conceptuales. El IHMC ha producido un software llamado C-Map Tools, mediante el cual los estudiantes pueden crear mapas conceptuales sobre cualquier materia, además de compartirlos con otras personas por

medio de la Internet.

Alberto Cañas

index-50_1.jpg

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

50

Howard Gardner (n. 1943)

Howard Gardner es uno de los psicólogos educativos más

connotados de la actualidad. Realizó estudios en psicología del

desarrollo y neuropsicología en la Universidad de Harvard, en donde es actualmente profesor de cognición, educación y psicología. Durante

más de 15 años, ha dirigido el “Project Zero”, en la Universidad de Harvard, dedicado a la investigación sobre aprendizaje, métodos

educativos para la comprensión, currículum y la aplicación de la teoría de las inteligencias múltiples.

El aporte más conocido de Gardner es, precisamente, su teoría

sobre las inteligencias múltiples. En su libro Frames of Mind, publicado en 1983, sentó las bases de una teoría que ha ido evolucionando a lo

largo de los años. En 1993, publicó Las inteligencias múltiples: De la teoría a la práctica. Además de investigar el campo de la inteligencia, Gardner se ha interesado por el estudio de la creatividad, el desarrollo humano, las artes y la excelencia en el trabajo. De hecho, todos estos son temas relacionados de alguna forma con el concepto de inteligencia.

De acuerdo con Gardner, no hay un concepto unitario de

“inteligencia”. Más bien, los seres humanos poseen un conjunto de

aptitudes o competencias relativamente autónomas una de otra, las

cuales conforman la estructura del intelecto de la persona. La

inteligencia es “un potencial para la acción, no la acción misma”.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

51

Una inteligencia, siguiendo a Gardner, se define porque cumple

con los siguientes requisitos:

• Las habilidades se expresan por medio de un sistema

simbólico; por ejemplo, las habilidades lingüísticas, que se

basan en el sistema simbólico humano por excelencia: el

lenguaje.

• Las habilidades están relacionadas con sistemas

neurofisiológicos determinados y relativamente independientes;

por ejemplo, si el daño a un área cerebral afecta ciertas

conductas, y deja otras intactas, se podría concluir que dichas

conductas se relacionan con una “inteligencia”.

• Las habilidades se basan en operaciones mentales específicas,

que sirven de base para una determinada “inteligencia”.

• Las habilidades son valoradas por un grupo humano. Cumplen

una función social.

A continuación se presenta una breve descripción de algunas de

las inteligencias propuestas por Howard Gardner.

Inteligencia Características

Lingüística

Habilidad para expresarse de forma oral o escrita, así

como de comprender los significados del lenguaje.

Lógico-

Resolución de problemas, comprensión y utilización de

Matemática

la matemática, la lógica y otros lenguajes científicos.

Musical

Capacidad para producir sonidos y melodías.

Discriminación de sonidos, habilidad para combinar los

sonidos y crear música.

Espacial

Resolución de problemas con elementos visuales e

imaginativos; orientación en el espacio, aptitud para

visualizar objetos en distintas posiciones.

Corporal-

Destrezas manuales, conducta motora (movimientos).

Kinestésica

Vital para deportistas, bailarines, cirujanos.

Intrapersonal Capacidad para examinar y reconocer nuestros

propios sentimientos y emociones, así como para

manejarlos apropiadamente.

Interpersonal Habilidad para reconocer y comprender la conducta, emociones y motivaciones de los demás. Se

complementa con la inteligencia intrapersonal.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

52

Las dos primeras inteligencias son las que típicamente se han

relacionado con el desempeño escolar. Las tres siguientes (musical,

espacial y corporal-kinestésica), se relacionan con las artes. Las dos últimas son parte de lo que se ha venido a denominar “inteligencia

emocional”; es decir, la capacidad de auto-conocimiento, auto-

regulación emocional e interacción empática con los demás.

Además de las siete inteligencias originales, Gardner ha

considerado que existe otra inteligencia que debe agregarse a la lista, la inteligencia naturalística, que se refiere a la habilidad para identificar y clasificar ciertas características del ambiente; por ejemplo, esta

inteligencia se manifiesta en las personas que tienen habilidad para

categorizar minerales, plantas, animales, etc.

Existen otras dos “inteligencias” que se han propuesto, pero al

parecer Gardner, al menos por ahora, ha sugerido tener cautela, puesto que su apoyo empírico y teórico es todavía muy incipiente, lo cual las convierte en concepciones controversiales. No obstante, vale la pena mencionarlas.

La inteligencia existencial. Tiene que ver con la habilidad para reconocer y reflexionar sobre las causas finales de la vida

(el propósito, sentido, misión, etc.).

La inteligencia moral. Es la que se relaciona con las normas, conductas y actitudes relacionadas con la bondad de la vida

humana, de la naturaleza y del mundo.

El aporte de Howard Gardner al constructivismo es muy amplio, y

tiene innumerables aplicaciones para la educación, en todos sus niveles.

A manera de resumen, presentamos a continuación algunos puntos

fundamentales derivados de su trabajo sobre inteligencias múltiples.

• La idea de que existen una diversidad de estilos de aprendizaje

en las personas. Consolida la noción de que no es posible

enseñar a todos los alumnos de la misma forma, con un

método uniforme.

• La importancia de considerar otras habilidades en los

estudiantes, además de las inteligencias tradicionales, como la

lógica-matemática y la verbal. Las demás inteligencias

cumplen un papel relevante en la sociedad y deben estimularse

también.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

53

• La posibilidad de que el currículum de las escuelas (y las

universidades) sea flexible, en el sentido de desarrollar las

diferentes inteligencias.

• La importancia de los factores intra e interpersonales para el

desarrollo pleno del ser humano.

• El objetivo de educar para la comprensión, no para la repetición

de conceptos.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

54

Preguntas de autoevaluación

1. Vuelva a observar las ilustraciones sobre la Ley de Figura-Fondo y la Ley del Cierre, en la parte sobre los autores de la Gestalt. ¿Qué ve usted? ¿Cuál cree usted que es la explicación de lo que ve en esas

figuras? ¿Cuál es el aporte de los estudios de la percepción de la Gestalt para el constructivismo?

2. ¿Considera usted importante la idea de que existan inteligencias

múltiples? ¿Cómo puede ser valiosa en su gestión como docente

universitario(a)?

3. Imagínese que usted está preparando una clase expositiva

(magistral) sobre un tema de su curso. Elija un concepto específico

de esa clase, que usted ha encontrado que es difícil de comprender

para los estudiantes. ¿Cómo, desde los aportes de David Ausubel,

haría usted para explicar ese concepto a los alumnos, de forma que

se les facilite su comprensión? Describa con detalle su lección.

4. ¿Cuáles ideas comunes encuentra usted en los planteamientos de

Piaget, Bruner y Vigotsky? ¿Cuáles son los puntos de divergencia

que existen? ¿Cree usted que sus teorías son contrapuestas o se

complementan? ¿Por qué?

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

55

Capítulo V

¿Qué es el constructivismo?

“Las cosas con las que tratamos en la vida cotidiana son

por lo general muy complicadas para representarse por

medio de expresiones claras y concisas. Especialmente

cuando se trata de comprender la mente, todavía sabemos

tan poco que ni siquiera podemos estar seguros de que

nuestras ideas sobre la psicología estén encaminadas en la

dirección correcta. En todo caso, uno no debe confundir el

definir una cosa con el saber lo que es esa cosa”.

Marvin Minsky, La sociedad de la mente, 1985.

Después de haber discutido las preguntas básicas sobre el

conocimiento, el aprendizaje y la enseñanza, ya hemos aprendido algo

acerca de los diferentes enfoques teóricos, sus bases epistemológicas y qué propone cada uno en términos de las estrategias de enseñanza.

Además, conocimos a algunos de los principales gestores del paradigma constructivista. Hemos sentado las bases, entonces, para pasar a

contestar ahora la pregunta: ¿qué es el constructivismo?

Como lo señalamos anteriormente, el constructivismo es, en

principio, una interpretación sobre la forma en que conocemos y

aprendemos. A partir de esa interpretación, que no es homogénea,

pero que contiene ciertos puntos básicos comunes (que veremos con

detalle en el siguiente apartado), surge un modelo de enseñanza

coherente con sus supuestos sobre el aprendizaje.

El constructivismo contrasta con el conductismo, el cual se basa

en el empirismo (el conocimiento proviene de la experiencia), el

objetivismo y el realismo (existe un mundo objetivo fuera del sujeto que conoce, el cual puede ser conocido directamente). Para el

constructivismo, el sujeto adquiere un papel activo en el proceso de

aprendizaje. El aprendizaje es, precisamente, una construcción del

propio sujeto.

Manual de Docencia Universitaria – Edgar Salgado García

56

Algunos autores han brindado las siguientes definiciones del

constructivismo:

El constructivismo es un punto de vista sobre el conocimiento,

sobre cómo éste se adquiere y sus relaciones con el desarrollo

general de la persona. Habla de una elaboración progresiva del