Manual de Grupos de Autoayuda por Kristell Torres - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

index-1_1.jpg

5/4/12

MANUAL DE GRUPOS DE

AUTOAYUDA

SUGERENCIAS PARA ORGANIZAR,

ESTABLECER Y DIRIGIR

GRUPOS DE AUTOAYUDA

Haga clic para modificar el estilo de

subtítulo del patrón

Presentado

por:

Kristell Torres

index-2_1.jpg

index-2_2.jpg

5/4/12

INTRODUCCIÓN

Los grupos de autoayuda surgen en Estados

Unidos en 1935 a iniciativa de los

fundadores

de

Alcohólicos

Anónimos,

quienes convencidos de que sólo a través de

la fuerza que se da al interior de un grupo y

de cada individuo se pueden combatir retos

y enfermedades. A México llegan en los años

cincuenta; más adelante surgen otros

grupos

como

Neuróticos

Anónimos,

Comedores

Compulsivos,

Jugadores

Compulsivos,

Drogadictos

Anónimos,

Relaciones Destructivas, Padres de Familia,

Cáncer,

Diabetes,

por

citar

algunos

ejemplos.

index-3_1.jpg

index-3_2.jpg

5/4/12

Los objetivos

v

Motivar la formación de grupos de

autoayuda.

v

Ofrecer la información necesaria para

capacitarse en la formación de grupos de

autoayuda.

v

Dar a conocer los beneficios y los retos de

este tipo de grupos.

index-4_1.jpg

5/4/12

¿QUÉ SON LOS

GRUPOS DE

Haga clic para modificar el estilo de

subtítulo d

A el

U pa

T tró

O n

AYUDA?

index-5_1.jpg

index-5_2.jpg

5/4/12

¿QUÉ SON LOS GRUPOS DE

AUTOAYUDA?

Un grupo de autoayuda es un foro en donde los individuos que

comparten un problema o situación similar, ventilan emociones

y sentimientos, intercambian experiencias y se brindan apoyo

mutuo.

El grupo de autoayuda para los familiares, amigos o vecinos, es

una reunión de personas que cuidan a un familiar de cualquier

edad que presenta alguna discapacidad, reto o enfermedad. El

propósito de este grupo es el de proporcionar apoyo a sus

integrantes y de esta manera permitirles sobrellevar mejor la

situación que les aqueja a través de:

v

Compartir sus sentimientos y experiencias.

v

Aprender más acerca de la discapacidad, reto o enfermedad y

el cuidado que implica este

v

problema o circunstancia, ofreciéndole al individuo la

oportunidad de hablar sobre los

v

problemas que le afectan o las decisiones que tiene que

tomar.

v

Escuchar a otros para compartir sentimientos y experiencias

similares.

v

Ayudar a otros, intercambiar ideas, información y brindar

apoyo.

v

Aprender a resolver problemas.

v

Ofrecer al cuidador un descanso y una oportunidad de salir de

la casa.

v

Fomentar

en

los

familiares

el

cuidado

personal,

salvaguardando así su salud y bienestar.

v

Saber que no son los únicos y por lo tanto que no están solos.

index-6_1.jpg

index-6_2.jpg

5/4/12

¿QUÉ SON LOS GRUPOS DE

AUTOAYUDA?

Independientemente de que tú seas la persona afectada o el

familiar de una persona, el grupo de autoayuda te permite:

v

Ventilar frustraciones.

v

Intercambiar técnicas para cuidar y resolver problemas.

v

Aprender a verbalizar y a pedir ayuda.

v

Aprender más sobre la discapacidad, reto o enfermedad, a partir de la

experiencia personal, la espontaneidad,

v

la intuición y el sentido común, entendido éste como la capacidad para

resolver problemas.

v

Descubrir los recursos personales.

v

Mantener o incrementar los sentimientos de autoestima que permiten tener

más control sobre

v

la propia vida.

v

El desarrollo de actitudes nuevas y más positivas.

v

El poder encontrar nuevas relaciones.

v

Sentirse menos desvalidos.

v

Dar y recibir apoyo mutuo.

v

Contar con un espacio de franqueza y confidencialidad, en donde uno puede

expresarse con

v

libertad absoluta sin ser juzgado ni criticado.

v

Encontrar esperanza al ver que otros han podido con la difícil tarea de salir

adelante.

v

Reforzar el valor y el apoyo moral.

v

Comprender mejor la propia experiencia.

index-7_1.jpg

index-7_2.jpg

5/4/12

TIPOS DE GRUPOS DE AUTOAYUDA

v

Abiertos: existen mientras haya grupo. Si la asistencia se

mantiene el grupo existirá.

v

C errados: con límite temporal, pueden reunirse una vez a la

semana durante 8-10 semanas, principalmente con fines

educativos.

v

Mixtos: en donde participan hombres y mujeres de todas las

edades.

v

Específicos: exclusivamente para hombres o mujeres,

cónyuges, hijos adultos, hijos adolescentes, nietos,

familiares de pacientes jóvenes, familiares de personas en

etapas iniciales de la enfermedad, deudos (familiares de

alguien que ya murió o que acaba de morir) y

sobrevivientes (familiares de alguien que murió hace

tiempo, en el lapso de dos años), para personas recién

diag nosticadas en fases iniciales de alguna enfermedad,

para padres de hijos con discapacidad y para hermanos de

personas con discapacidad.

index-8_1.jpg

index-8_2.jpg

5/4/12

SI QUIERES INICIAR UN GRUPO DE

AUTOAYUDA DEBES CONSIDERAR LO

SIGUIENTE

Es importante que antes de iniciar la formación de un grupo,

te asegures de que no existe ya otro en tu colonia que cubra

las necesidades específicas. Si no es así, entonces debes

tomar en cuenta las siguientes preguntas:

v

¿Tengo el tiempo suficiente y la energía necesaria?

v

¿Cuento con el apoyo necesario de la familia y de las

amistades?

v

¿Puedo hacer frente a las demandas adicionales de

organizar un grupo?

v

¿Quiero escuchar las dificultades o problemas de otras

personas?

v

¿Cuento con la información básica necesaria acerca de la

discapacidad, enfermedad o reto? Si la respuesta es NO,

entonces lo primero es adquirir la información básica a

través de lecturas, entrevistas con los conocedores del

tema, folletos, videos, visitar a las personas que tienen una

discapacidad, reto o enfermedad.

v

¿Cuento con un directorio básico sobre los servicios que se

ofrecen en la colonia? No. Entonces lo primero es elaborarlo

visitando los centros de salud, hospitales, dispensarios,

centros de rehabilitación, asilos, farmacias, tiendas, etc.

index-9_1.jpg

index-9_2.jpg

5/4/12

CÓMO PUEDES CONSEGUIR AYUDA

PARA INICIAR UN GRUPO

v

Busca a otras personas en condiciones similares con las

cuales puedas hablar. Puedes colocar un anuncio en los

centros comerciales, iglesias o farmacias; ve a las escuelas

y platica con el director(a) y los maestros; también puedes

acudir a los centros de salud donde estas personas se

atienden; corre la voz con vecinos, familiares o amistades;

publica un anuncio en periódicos de gran circulación o en

revistas semanales; busca información en Internet, etc.

v

Asegúrate de que estén dispuestos a ayudarte y a

compartir responsabilidades para la formación del grupo a

través de una sesión donde todos expresen sus ideas,

sentires, conocimientos, intereses, expectativas, etc.

v

Busca organizaciones locales, como asociaciones civiles o

instituciones de asistencia privada que te aporten más

información.

v

Visita el mayor número de grupos de autoayuda posible

para tomar ideas sobre cómo funcionan, dependiendo de la

discapacidad, reto o enfermedad que atienden.

v

Busca profesionales de la salud, médicos, trabajadores

sociales, enfermeras, psicólogos, pedagogos en la

comunidad que puedan ayudarte a:

– Divulgar la existencia del grupo.

– Proveer información acerca de la discapacidad, del

padecimiento y del cuidado.

– Facilitar que se dé la dinámica en el grupo, esto quiere decir

que no se vuelva un sistema de conferencias, “ni de elogios

mutuos”, sino que realmente cumpla con su misión de ventilar

emociones, aumentar el conocimiento sobre la discapacidad,

reto o enfermedad y dar el paso a la acción para resolver

problemas.

index-10_1.jpg

index-10_2.jpg

5/4/12

REQUISITOS MÍNIMOS PARA FORMAR

UN GRUPO DE AUTOAYUDA

El inicio requiere de planeación y esfuerzo. Algunos puntos que

debes de considerar para establecer un grupo son:

v

Fijar las metas del grupo. Esto te ayudará a explicar tus ideas

a otros y obtener su colaboración.

v

Los objetivos pueden ser tan simples como:

– Permitir a los integrantes o cuidadores que se reúnan con

regularidad para apoyarse mutuamente.

– Ofrecer la oportunidad de conocer a otras personas en la

misma situación para que compartan sentimientos y

experiencias.

– Proporcionar la oportunidad de aprender más sobre la

discapacidad, reto o enfermedad.

– Generar la fuerza social a través del grupo para conseguir

reconocimiento como organización no gubernamental y crear

servicios adecuados para la mejor atención de las personas

condiscapacidad, reto o enfermedad y sus familias.

v

Estas metas pueden ser revisadas por los miembros del

grupo, una vez que esté formado, y en su caso, modificarlas o

enriquecerlas.

v

Es importante dar amplia publicidad a la reunión a fin de

invitar a aquéllos que puedan estar interesados en formar

parte de un grupo de autoayuda a través de:

– Programas de radio y televisión.

– Artículos en periódicos y revistas.

– Carteles o pósters. Colocarlos en tiendas, farmacias,

supermercados,

peluquerías,

consultorios

médicos,

delegaciones, escuelas, iglesias, casas de la cultura, módulos de

información, etc.

– Correr la voz entre familiares, amigos, vecinos, etc.

– Con un anuncio en los servicios de información electrónica

en red (internet).

index-11_1.jpg

index-11_2.jpg

5/4/12

REQUISITOS MÍNIMOS PARA

FORMAR UN GRUPO DE

AUTOAYUDA

v

Toda la publicidad debe incluir:

– Fecha y hora de la reunión.

– Lugar de la reunión.

– Nombre, número de teléfono o lugar de contacto de la

persona a cargo.

v

Al elegir el lugar de reunión del grupo de autoayuda, hay

que tener presente que lo óptimo es precisar algunas

características que facilitarán la permanencia del grupo

tales como:

v

Que sea de fácil acceso, en un lugar céntrico, de

preferencia cerca de una estación del Metro y, tratándose de

grupos para personas con discapacidad, que tenga

facilidades

tales

como

rampas,

pasamanos

y

estacionamiento.

v

Que haya espacio suficiente y con bastantes sillas,

iluminación, ventilación y baños.

v

Que el local sea gratuito.

v

Lo suficientemente tranquilo y con privacía como para

permitir un buen intercambio entre los integrantes del

grupo.

v

De preferencia se sugiere un lugar neutral como una

escuela, hospital o algún local comunitario.

index-12_1.jpg

index-12_2.jpg

5/4/12

REQUISITOS ANTES DE

INCORPORARSE AL GRUPO

Previo a que los participantes asistan a una sesión del grupo

de autoayuda es conveniente que el interesado y la familia

tengan una sesión de información donde consulten todas sus

dudas respecto a la discapacidad, reto o enfermedad, ya sea

con el facilitador(a) del grupo si es un profesional o bien

pueden acudir a una asociación civil o institución de asistencia

privada especializada en el tema. En ese momento pueden ya

contar con un diagnóstico y tener muchas preguntas respecto

al mismo y especialmente al futuro, es decir, lo que implica

vivir con este reto.

Para las personas que no cuentan con un diagnóstico, el

primer paso será derivarlos a una institución competente

donde éste se haga. En esta sesión se puede ofrecer la

información básica en folletos, artículos, libros, etc. Se debe

tener en cuenta que las personas tienen una capacidad de

recepci ón diferente, por lo que no se les puede saturar con

tanta información de manera indiscriminada. Es necesario que

cuenten con tiempo suficiente para asimilar toda la

información que se les ha dado. Una vez que la familia se ha

informado sobre la discapacidad, reto o enfermedad, se le

puede referir a un grupo de autoayuda.

En ese grupo de autoayuda le apoyarán para enfrentar el

estrés de convivir con alguien que tiene necesidades

especiales y que va a requerir cuidados prolongados. Aprender

a manejar el estrés va a incrementar la efectividad del

cuidado. Además de que el grupo ofrece un factor curativo, va

a fomentar el altruismo y a desarrollar técnicas para socializar,

es decir, permitirá desarrollar una conducta imitativa de

aquéllos que han superado las etapas a través del aprendizaje

interpersonal, la cohesión grupal y la catarsis.

index-13_1.jpg

5/4/12

¿CÓMO FUNCIONAN

LOS GRUPOS DE

Haga clic para modificar el estilo de

subtítulo d

Ael p

U a

Ttró

OnAYUDA?

index-14_1.jpg

index-14_2.jpg

5/4/12

NÚMERO DE INTEGRANTES

Al principio lo mejor es no preocuparse por el número de

personas. Es posible que algunos no puedan acudir a todas las

reuniones. La asistencia puede disminuir después de la

reunión inicial. Si la cantidad de personas es muy grande es

muy difícil que todos puedan participar. En este caso se debe

considerar la posibilidad de dividir el grupo en dos. No te

decepciones si a la primera reunión asisten muy pocas

personas. Con el tiempo el número aumentará. No debe ser

motivo de preocupación que el grupo varíe en cuanto al

número de asistentes ni a que sean diferentes las personas de

cada sesión. La persona que se siente muy necesitada de

apoyo asistirá regularmente.

index-15_1.jpg

index-15_2.jpg

5/4/12

SENTARSE EN CÍRCULO

Los integrantes del grupo se sientan en círculo lo que

permite establecer una relación de igual a igual sin

jerarquías, creando un ambiente amistoso que

facilita la comunicación.

index-16_1.jpg

index-16_2.jpg

5/4/12

PRIMERA SESIÓN DEL GRUPO DE

AUTOAYUDA

Dar la bienvenida a todos los integrantes del grupo para que

se sientan bien recibidos y cómodos.

v

Pedir que los participantes se presenten y que compartan

cuál es la razón que los llevó al grupo así como las

expectativas que tienen del mismo.

v

Si el grupo está de acuerdo, se puede sugerir que cada uno

de los participantes se coloque un papel en la solapa con su

nombre lo que facilitará la identificación de todos los

miembros y por lo tanto la comunicación.

v

Especificar el objetivo del grupo. Se sugiere empezar con

una frase que diga: “Todos los que estamos aquí tenemos

en común…” y “El propósito es intercambiar experiencias y

aprender de éstas”.

v

Se puede preguntar quién quiere iniciar la reunión.

v

Aclarar que el grupo no juzga ni critica.

v

Que se respeta la privacía y confidencialidad.

index-17_1.jpg

index-17_2.jpg

5/4/12

v

Plantear al grupo la conveniencia de elegir, nombrar, designar a un(a) facilitador(a).

v

Después de cada participación es importante retroalimentar ésta, ya sea por parte del facilitador(a) o por alguno de los participantes.

v

Nadie debe imponer a otra persona las ideas o pensamientos que no quiere escuchar

ya que esto puede impedir que la persona vuelva a participar.

v

Es muy importante que todos los asistentes participen, sin embargo hay que tomar

en cuenta que hay personas muy tímidas que no se atreven a hablar al principio, por

lo que hay que darles confianza para que lo hagan.

v

Facilitar que las personas aprendan a través de las experiencias de otros.

v

Compartir información de interés para el grupo.

v

Permitir y estimular el intercambio activo entre los participantes.

v

Los temas se irán fijando con base en las opiniones y experiencias de los participantes, por ejemplo, algún problema médico, legal o económico sobre el que se requiere información; dónde se ha encontrado o no apoyo; cómo ha cambiado su

vida personal desde que enfrenta esta situación; etc.

v

Al finalizar la reunión preguntar en forma general si desean dar alguna opinión sobre ésta.

v

El facilitador(a) puede resumir las discusiones y puntos de vista y preguntar sobre cómo se sintieron con todo lo que se dijo.

v

Hacer una lista de asistencia con nombres y teléfonos para posteriores convocatorias y reuniones.

index-18_1.jpg

index-18_2.jpg

5/4/12

EJEMPLOS DE GRUPOS DE

AUTOAYUDA

Cuando se trata de grupos de autoayuda formados por

personas con enfermedad de Parkinson, asiste el directamente

afectado, en otro momento se reúnen el familiar, los amigos,

vecinos, etc., para que ambos tengan la libertad de hablar

independientemente.

En los grupos de autoayuda para familiares de enfermos de

Alzheimer, no debe asistir la persona afectada porque restaría

la posibilidad de hablar abiertamente de los problemas y

restringiría la posibilidad de respiro y descanso para la familia.

En algunos países ya existen grupos de autoayuda para la

persona con Alzheimer recién diagnosticada (Estados Unidos,

Inglaterra, Australia, Canadá, Sudáfrica, Finlandia, Israel).

Para los grupos de personas que sufrieron un accidente o

enfermedad con pérdida de alguna parte o función de su

cuerpo, se recomienda que haya un grupo para el propio

interesado y otro para la familia.

En el caso de personas con discapacidades congénitas, los

familiares tendrán que procesar entre iguales los sentimientos

de negación, culpa, depresión, coraje y después podrán tener

sesiones en conjunto, en otro grupo, con el hijo(a) afectado.

index-19_1.jpg

index-19_2.jpg

5/4/12

ELECCIÓN DEL FACILITADOR O

FACILITADORA

La decisión más importante que tendrás que tomar al formar un

grupo de autoayuda es la elección del facilitador(a), ya que su

papel es vital para el éxito del grupo. Esta persona debe tener

varias cualidades y habilidades que conforman un perfil que le

permitirá cumplir el papel o rol que le corresponde:

Capacidad y voluntad para asumir la responsabilidad de

liderazgo.

v

Conocer las conductas grupales y las estrategias de

liderazgo.

v

Proporcionar información precisa sobre el problema,

enfermedad o reto sin dar consejos.

v

Saber escuchar sin juzgar ni criticar.

v

Estimular la participación de todos los integrantes.

v

Dejar que todos hablen por turnos y evitar las pláticas de

lado.

v

Asegurar que las normas acordadas sean respetadas.

v

Mantenerse actualizado acerca de los últimos avances de la

investigación sobre la discapacidad, reto o enfermedad y

tener conocimiento de los recursos de la comunidad.

v

Saber identificar problemas serios e introducir el proceso de

solución de éstos y hacer las referencias correspondientes,

ya sea que consulte a algún especialista o que aproveche

algún servicio comunitario.

v

Atender las preocupaciones individuales de cada participante

y las interacciones del grupo.

v

Crear una atmósfera terapéutica (permitir la expresión de

sentimientos manteniendo siempre la capacidad para

contener al grupo, esto es, que no se salga del control y

pierda su objetivo).

v

Identificar a las personas que puedan requerir más apoyo y

asistencia de la que el grupo es capaz de ofrecer y derivarlos

a grupos de terapia psicológica profesional.

index-20_1.jpg

index-20_2.jpg

5/4/12

CUALIDADES Y HABILIDADES

v

Sentirse cómodo hablando frente al grupo.

v

Capacidad para organizar tareas y tiempos.

v

Que tenga facilidad de palabra.

v

Que su tono de voz sea claro y audible.

v

Ser honesto, abierto, empático, franco, específico, cálido,

humano, natural, flexible y espontáneo.

v

Capacidad para mostrar compasión, es decir, sentir al otro

con cabal entendimiento, (no con misericordia ni lástima).

v

Emocionalmente fuerte y estable para ser confrontado y

criticado.

v

Estar preparado para enfrentar sentimientos hostiles.

v

Con excelente sentido del humor y saber reír con el otro (no

reírse del otro).

v

Saber escuchar sin juzgar ni criticar.

v

Saber relajarse para ayudar a que los otros se relajen.

index-21_1.jpg

index-21_2.jpg

5/4/12

Este conjunto de cualidades y habilidades se pueden ir

desarrollando con el tiempo, conforme uno crece con el grupo,

sin embargo, una de las habilidades más importantes del

facilitador(a) es saber escuchar. Algunas recomendaciones

para desarrollarla son:

v

Ser un escucha activo, es decir, cuando la persona está

hablando, mirarla atentamente a los ojos.

v

Permitir que la persona hable sin interrupción. Escuchar lo

que dicen sin hacer juicios.

v

Muchas personas necesitan saber que se les está

escuchando para continuar hablando y esto se puede

indicar a través de algún gesto con la cabeza, la mano, una

mirada, etc.

v

Cuando no entiendas o estés confundido, debes pedir a la

persona que se detenga y aclare lo que no entendiste.

v

Sint

etizar lo que se ha dicho sin interpretar.

index-22_1.jpg

index-22_2.jpg

5/4/12

Independientemente de quién sea el facilitador(a), ya sea un

par, igual o un profesional, ambos deben contar con un

proceso de capacitación permanente, que les proporcione

conocimientos sobre:

1. El manejo del grupo: conductas grupales, estrategias de

liderazgo, habilidades clínicas básicas, capacidad para

empatizar y para resolver problemas.

2. Información específica sobre la discapacidad, el proceso de

envejecimiento o enfermedades, según sea el caso y su

interés profesional, es decir, sobre el tema central sobre el

que versará el grupo, lo cual no implica que sea especialista

en todos los temas.

3. Recursos de la comunidad, información jurídica y

económica, directorio sobre especialistas que asesoren al

grupo y que puedan asistir a las sesiones como oradores de

vez en cuando.

4. Lo que significa e implica para un familiar convertirse en

cuidador primario.

index-23_1.jpg

index-23_2.jpg

5/4/12

SUGERENCIAS PARA CONSOLIDAR

UN GRUPO DE AUTOAYUDA

Es conveniente revisar periódicamente el funcionamiento del

grupo. Las necesidades de los participantes cambian con el

tiempo y es útil preguntarles aspectos como:

v

Si la sede, el día y la hora son convenientes.

v

Se sienten bien recibidos e integrados.

v

Tienen oportunidad de expresar lo que desean y sienten.

v

Las reuniones son de utilidad.

v

Los nuevos integrantes del grupo son bien aceptados.

v

Cómo se puede mejorar el grupo.

v

Qué temas desearían que se discutieran.

v

El tamaño del grupo es adecuado.

v

El grupo brinda apoyo.

v

Proporciona información.

v

Ayuda a resolver problemas.

v

Permanece la necesidad de mantener el grupo.

index-24_1.jpg

index-24_2.jpg

5/4/12

Es importante pensar que el grupo sea dinámico y

autogestivo, que todos participen para que en el caso de

ausencia del facilitador(a) no se desintegre.

Hay muchos tipos de grupos de autoayuda, no existe uno

necesariamente mejor que otro. Lo importante es que sea

beneficioso para aquellos que lo forman.

Un grupo de autoayuda se renueva continuamente. Siempre

llegan nuevos integrantes y otros han adquirido experiencia

suficiente como para iniciar nuevos grupos de autoayuda.

Dados los beneficios reportados por los múltiples grupos de

autoayuda no sólo en nuestra ciudad sino en el mundo entero,

es de sumo interés dar a conocer esta técnica como una

herramienta

de

fácil

instrumentación,

que

requiere

fundamentalmente de voluntad y deseo de ayudar y compartir

con los demás un problema que nos atañe a todos, que no

requiere gastos económicos, y en cambio su impacto es

definitivo y se refleja en la mejora de las relaciones familiares,

en el mejor conocimiento y actualización sobre la

discapacidad, reto, enfermedad o proceso de envejecimiento.

En conjunto, en la mejora de la calidad de vida tanto de las

familias como de las personas que son directamente

afectadas. En cuanto a las instituciones, la nueva demanda

que estas necesidades generan, impulsan la creación de

servicios más especializados y personal más preparado.

index-25_1.jpg

5/4/12

GLOSARIO

Haga clic para modificar el estilo de

subtítulo del patrón

index-26_1.jpg

index-26_2.jpg

5/4/12

Adulto mayor. Personas de 60 años y más. Se trata de un

grupo de población muy heterogéneo.

Autogestivo. Resolución de problemas y retos por parte de los

integrantes de un grupo a partir de la funcionalidad que

establecen.

Capacidad remanente. Aptitud, talento o disposición con las

que todavía cuenta la persona que enfrenta una discapacidad,

reto o enfermedad.

Catarsis. Descarga emotiva, ligada a la exteriorización de

conflictos, tensiones, etc.

Cohesión grupal. Identificación de las personas integrantes de

un grupo a partir de un mismo objetivo.

Cuidador primario. Generalmente es un familiar, amigo o

vecino que asume la responsabilidad del cuidado asistiendo a la

persona en las actividades de la vida diaria. En el caso de las

personas con discapacidad, en primer lugar son los padres y

hermanos. Para el adulto mayor, es el o la cónyuge, la hija o

hijo, ahijados, nietos, etc. También puede ser una persona

contratada específicamente para ese fin.

index-27_1.jpg

index-27_2.jpg

5/4/12

Discapacidad. Existen dos grandes grupos, la discapacidad congénita y la discapacidad adquirida, por lo tanto tenemos

personas de todas las edades. Entre las más conocidas están:

– Visual: ceguera y debilidad visual.

– Auditiva: sordera y debilidad auditiva.

– De lenguaje: mudez y dificultades de lenguaje.

– Motriz: malformaciones, parálisis cerebral, secuelas de

poliomelitis, amputación

y otras.

– Mental: deficiencia mental, Síndrome de Down, autismo y

epilepsia.

Discapacidad adquirida. Tiene su origen en accidentes en el hogar, en el trabajo o en el trayecto, que causan pérdidas y/o

amputaciones, o bien por enfermedades de trabajo o crónico

degenerativas.

Discapacidad congénita. Se nace con ella.

Discapacidad por enfermedad crónico degenerativa. Como

por ejemplo diabetes, artritis reumatoide, miastenia gravis,

esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, Huntington,

Alzheimer, etc. No se debe pensar que en esta lista están todas

las posibles enfermedades que se presentan generalmente en la

edad adulta. La discapacidad puede ser una combinación de

factores que individualmente pasan desapercibidos, pero que en

conjunto orillan a una discapacidad que no es reconocida

oficialmente pero origina problemas psicosociales y económicos

igual que las otras. La discapacidad en el adulto mayor

erróneamente es asumida con normalidad en el proceso de

envejecimiento, ya que en la mayoría de los casos, al analizar sus

orígenes, se encuentran factores previsibles y tratables.

index-28_1.jpg

index-28_2.jpg

5/4/12

Empatía. La capacidad de “ponerse en los zapatos del otro”,

es decir, entender los problemas del otro como los de uno

mismo.

Envejecimiento biológico. Se manifiesta en niveles de

transtorno o deterioro funcional de los órganos, por ejemplo

disminución de la vista, de la capacidad auditiva, el

rendimiento cardiaco, deterioro del sistema óseo. El

envejecimiento biológico está muy ligado al envejecimiento

físico, de hecho algunos autores consideran al conjunto de

estos dos tipos de envejecimiento como fisiológico.

Envejecimiento físico. Está marcado por cambios en la

apariencia física de las personas tales como pérdida en la

elasticidad de la piel, adelgazamiento y encanecimiento del

cabello, cambio en el tono de voz, aumento de áreas de

pigmentación de la piel, entre otros.

Envejecimiento social o cultural. Responde a las actitudes

y cond uctas sociales que se supone se deben asumir a una

determinada edad cronológica. Un concepto muy ligado al

envejecimiento social es la jubilación, en donde se considera

este hecho como el final del ciclo productivo y por lo tanto se

asocia con un período final de la vida.

Estrés. Condición natural del ser humano en que se activan

en el cuerpo todos los sistemas de alerta ante una amenaza.

Facilitador(a). Persona que, sin destacar del resto de los participantes, proporciona elementos para desarrollar de

manera óptima las dinámicas de grupo. A partir de ello,

promueve que el conocimiento y las experiencias de los

demás fluyan en equilibrio.

index-29_1.jpg

index-29_2.jpg

5/4/12

Igual o par. Persona que tiene la vivencia directa de la

discapacidad, reto o enfermedad en carne propia o como

familiar, son quienes por lo general conocen más sobre el

tema.

Persona con discapacidad. Ser humano que padece

temporal o permanentemente una disminución significativa de

una capacidad física, intelectual o sensorial que hace que

requiera de apoyos especiales para lograr su independencia y

plena integración social.