Monseñor Romero por Carlos - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub
index-1_1.jpg

index-1_2.jpg

index-1_3.jpg

index-1_4.jpg

ö

ö

index-2_1.jpg

index-2_2.jpg

ö

ö

index-3_1.jpg

; Hace poco más de 30 años el obispo salvadoreño

Óscar Arnulfo Romero fue asesinado de un tiro en el

corazón mientras oficiaba misa. Blanco de los ataques de

grupos ultraconservadores, la víspera había hecho un

l amado a militares y paramilitares para que dejaran de

cometer asesinatos y violaciones a los derechos

humanos de pobres y campesinos.

El mayor Roberto D’Aubuisson fue parte de la

conspiración para asesinar al obispo, aunque el tirador lo

puso un hijo del ex presidente Arturo Armando Molina, dice

el capitán Álvaro Saravia. Treinta años después, él y otros

de los involucrados reconstruyen aquel os días de

tráfico de armas, de cocaína y de secuestros.

Caído en desgracia, Saravia ha sido repartidor de pizzas,

vendedor de carros usados y lavador de narcodinero.

Ahora arde en el infierno que ayudó a prender aquel os

días cuando matar “comunistas” era un deporte en

muchos países de América Latina.