¡Padrenuestro!
Toda la noche la pasó el Señor sumido en el silencio de una oración ferviente. Solo, apartado de sus discípulos; absorta su alma alabando al Padre celestial. Hasta que al fin, ya entrada la mañana, se atreven los apóstoles a acercársele. Y uno de ellos, que siente el atractivo de la infinita dulzura de aquella mirada de Cristo completamente transfigurada, suplica fervorosamente: Señor, enséñanos a orar (Lucas 9,1).
Esto es solo una vista previa de las primeras páginas del PDF de ¡Padrenuestro! por Monseñor Tihamer Toth. Por favor descargue la versión complete para leer todo el libro.
Nota: usted debe tener instalado Adobe Reader o Acrobat para ver esta vista previa.
No tiene Adobe Reader instalado. Para ver este archivo, descargue Adobe Reader de <a href="http://get.adobe.com/reader/" target="_blank">aquí</a>. O, si quiere descargar el PDF a su sistema, haga click <a href="https://espanol.free-ebooks.net/ebook/Padrenuestro/pdf">aquí</a>.