Parábola de los Talentos por Evangelio de Mateo - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

index-1_1.jpg

1. Introducción general

2. Exposición de la

parábola

3. Estudio de la ensañanza

de la parábola

4. Adaptación de la

parábola al tiempo actual

5. Bibliografía y Autores

index-3_1.jpg

¿Qué es una parábola?

Una parábola es una comparación desarrollada en

forma de relato para dar una enseñanza. Jesús empleó este

género literario para anunciar a todos el mensaje del reino

de Dios. Su fácil lenguaje y estructura sintáctica hacía

posible que todo el pueblo, en su mayoría analfabeto,

entendiera el concepto que se quería transmitir.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos

esta parábola: Un hombre que se iba al

extranjero llamó a sus siervos y les

encomendó su hacienda: a uno dio cinco

talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual

según su capacidad; y se ausentó.

enseguida, el que había recibido cinco

talentos se puso a negociar con ellos y ganó

otros cinco. Igualmente el que había recibido

dos ganó otros dos. En cambio el que había

recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y

escondió el dinero de su señor

index-5_1.png

. Al cabo de mucho tiempo, vuelve el

señor de aquellos siervos y ajusta

cuentas con ellos. Llegándose el que

había recibido cinco talentos, presentó

otros cinco, diciendo: Señor, cinco

talentos me entregaste; aquí tienes

otros cinco que he ganado. Su señor le

dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo

poco has sido fiel, al frente de lo mucho

te pondré; entra en el gozo de tu señor.

Llegándose también el que había

recibido un talento dijo: Señor, sé que

eres un hombre duro, que cosechas

donde no sembraste y recoges donde

no esparciste. Por eso me dio miedo, y

fui y escondí en tierra tu talento. Mira,

aquí tienes lo que es tuyo.

➢ Ma s su se ño r le res pondió : Si ervo malo y per ezoso , sa bías q ue yo cos echo donde no se mbré y re co jo

don de no espa rcí; deb ías , pues, habe r en tr eg ado mi

din ero a los ban quero s, y así , a l volver yo , habría

cob ra do lo mío co n lo s in ter ese s. Qu ita dle , por

ta nto , su ta lento y dádsel o al qu e t ien e lo s diez

ta len to s. Po rq ue a t odo e l qu e tien e, se le dará y le so bra rá; per o al qu e n o tien e, au n lo qu e ti en e se le quita rá. Y a es e sie rvo in útil, ec hadle a las

ti nie bla s de fu era. Allí será el llanto y el rec hin ar de dien te s.

index-7_1.jpg

De la parábola de los talentos podemos destacar los

siguientes puntos:

La designación de responsabilidades

La recompensa por el servicio

Lo trágico de la negligencia

index-8_1.jpg

index-8_2.jpg

index-8_3.jpg

index-8_4.jpg

index-8_5.jpg

index-8_6.jpg

index-8_7.jpg

index-8_8.jpg

index-8_9.jpg

index-8_10.jpg

index-8_11.jpg

index-8_12.jpg

index-8_13.jpg

index-8_14.jpg

index-8_15.jpg

index-8_16.jpg

index-8_17.jpg

index-8_18.jpg

index-8_19.jpg

index-8_20.jpg

index-8_21.jpg

index-8_22.jpg

index-8_23.jpg

index-8_24.jpg

index-8_25.jpg

Designación de responsabilidades

Jesús pronto se alejaría de los discípulos para volver a la diestra de su Padre en el cielo. Antes de irse les encomendó las enseñanzas del reino, unos “recursos y dones” que debían aprovechar. Sabía que no todos tenían el mismo nivel, pero esperaba que cada uno diera lo

máximo posible.

index-9_1.jpg

index-9_2.jpg

index-9_3.jpg

index-9_4.jpg

index-9_5.jpg

index-9_6.jpg

index-9_7.jpg

index-9_8.jpg

index-9_9.jpg

index-9_10.jpg

index-9_11.jpg

index-9_12.jpg

index-9_13.jpg

index-9_14.jpg

index-9_15.jpg

index-9_16.jpg

index-9_17.jpg

index-9_18.jpg

index-9_19.jpg

index-9_20.jpg

index-9_21.jpg

index-9_22.jpg

index-9_23.jpg

index-9_24.jpg

index-9_25.jpg

Recompensa por el servicio

Somos responsables de hacer el mejor uso posible de los recursos, los dones de los “discípulos”, que Dios nos ha dado. Un método excelente de invertir los recursos de Dios es el servicio cristiano en la parroquia.

Si aprovechamos todas nuestras cualidades, la recompensa por el servicio desempeñado será idéntica para todos, al igual que ocurre en la parábola con los dos primeros siervos.

index-10_1.jpg

index-10_2.jpg

index-10_3.jpg

index-10_4.jpg

index-10_5.jpg

index-10_6.jpg

index-10_7.jpg

index-10_8.jpg

index-10_9.jpg

index-10_10.jpg

index-10_11.jpg

index-10_12.jpg

index-10_13.jpg

index-10_14.jpg

index-10_15.jpg

index-10_16.jpg

index-10_17.jpg

index-10_18.jpg

index-10_19.jpg

index-10_20.jpg

index-10_21.jpg

index-10_22.jpg

index-10_23.jpg

index-10_24.jpg

index-10_25.jpg

Lo trágico de la negligencia

Cuando queremos evitar realizar nuestras obligaciones recurrimos a excusas, al igual que el tercer siervo.

Al no aprovechar y desarrollar nuestras cualidades puede llegar un momento en el que las perdamos. Se nos “arrebatará” nuestro

“talento”, y nos quedaremos sin nada.

index-11_1.jpg

index-11_2.jpg

index-11_3.jpg

index-11_4.jpg

index-11_5.jpg

index-11_6.jpg

index-11_7.jpg

index-11_8.jpg

index-11_9.jpg

index-11_10.jpg

index-11_11.jpg

index-11_12.jpg

index-11_13.jpg

index-11_14.jpg

index-11_15.jpg

index-11_16.jpg

index-11_17.jpg

index-11_18.jpg

index-11_19.jpg

index-11_20.jpg

index-11_21.jpg

index-11_22.jpg

index-11_23.jpg

index-11_24.jpg

index-11_25.jpg

index-11_26.jpg

index-11_27.jpg

index-11_28.jpg

index-11_29.jpg

index-11_30.jpg

index-11_31.jpg

index-11_32.jpg

index-11_33.jpg

index-11_34.jpg

index-11_35.jpg

index-11_36.jpg

index-11_37.jpg

Jesús transmitió su mensaje para que lo lleváramos a la práctica. Sus ideas constituyen un “legado” magnífico para crear un mundo más

justo, en el que predomine el “amor al prójimo”.

Dios nos dota con habilidades, dones y recursos materiales con el fin de que los usemos para la edificación de su reino. Este trabajo debe considerarse un privilegio, que no todos logran desarrollar.

index-12_1.jpg

Hay personas que tienen gran influencia sobre los demás,

otras son muy serviciales,

otras, en cambio, son capaces de entregarse con

heroísmo al cuidado de personas enfermas, los hay con

una profesión, con un trabajo, con unos estudios, con una

responsabilidad concreta en la sociedad... Y todos esos

talentos los ponen al servicio de los demás. Cada uno

según su capacidad.Hay otros que lo que poseen no lo

aorovechan.

Los talentos no sólo representan las pertenencias materiales.

Los talentos son también las cualidades que Dios nos ha dado

a cada uno

index-13_1.jpg

Podemos adaptar la parábola a nuestros días..

“Felipe es un chico de una gran inteligencia, esta dotado para ser también un gran deportista, y es simpático y generoso

Sus días están cargados de trabajo. Estudia todos los días, aprovecha sus clases, participa en una campeonato de fútbol y pertenece a un grupo que trabaja para ayudar a los inmigrantes .

Juan no es inteligente pero tiene una gran capacidad de trabajo y comunicación. Y vaya si da el cien por cien en lo que hace.

Pero Marcos, tiene dificultades para estudiar y una salud precaria para algunos de los trabajos a los que podía llegar, y aunque tiene unos padres que le facilitan su estudio y le ayudan muchísimo Él, no pone nada de su parte y se limita a “vegetar” a pasar… por miedo a fracasar”

index-14_1.jpg

Aprovecha tus cualidades para

“trabajar”.

Todos disponemos de “talentos” que

nos permiten destacar en un determinado

trabajo.

No te inventes excusas para evitar el

trabajo.

Siempre que te esfuerces por conseguir

algo, tu esfuerzo será recompensado.

Seamos personas y cristianos consecuentes …

DAR CADA UNO SEGÚN NUESTRA CAPACIDAD

index-15_1.jpg

La Sagrada Biblia

http://www.adorador.com

http://www.es.catholic.net

index-16_1.jpg

 Antonio Jesús Cebrián Corado

 Jesús Sáez Pascual

1º Bachillerato A

Le puede interesar...