VIP Membership

Poesías de Victor Luna por Daniel Lapazano - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.jpg

Poesías de Víctor Luna

Poesías de

Víctor Luna

DANIEL LAPAZANO

Página 1

Bubok

Poesías de Víctor Luna

Poesías de Víctor Luna

Daniel Lapazano

Bubok

index-6_1.jpg

Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas por las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la fotocopia y el tratamiento informático.

© 2010 Bubok

ISBN 978-987-26527-3-9

hppt://www.bubok.es

Diseño de portada: Daniel Lapazano

e-mail: daniel.lapazano@gmail.com

Global Copyright Registry Nro.1007116797106

Prefacio

Víctor Luna, personaje principal de las dos primeras obras de Daniel Lapazano (El Hipermacho, Feminismo o Matrismo), hace su aparición nuevamente aquí en estas páginas, pero esta vez no por medio de su “voz” sino por medio de sus poesías. En el a se revela una vez más el espíritu de un hombre atravesado por la crisis de nuestro tiempo, un crítico de la apatía social, un denunciante de esas verdades cal adas u omitidas, pero también un romántico que busca, en los intersticios de la vida monótona y alienante de la vida actual, un espacio para la elevación y el disfrute, para la reflexión y la sintonía con el todo. El estilo poético de Víctor Luna pertenece claramente al del Romanticismo, pero no a ese romanticismo azucarado y nostálgico que caracteriza a muchos de los poetas de hoy. Por el contrario, su poesía l eva en su contenido la impronta que caracterizó a los viejos poetas de finales del siglo XIX y que se enrolaron bajo el viejo movimiento Romántico. A ese tipo de poetas pertenece Víctor. Esa es su raza y estirpe. A los fundadores del auténtico Romanticismo que nada tienen que ver con este romanticismo vulgar que pulula como opio por los medios. En una mezcla de clasismo con modernidad, de prosa contemporánea con espíritu añejo o ancestral, la poesía de Luna revive, en un lenguaje sencil o y moderno, viejos sentimientos e ideales olvidados. En el a, se mezcla como en un calidoscopio el optimismo con la desazón, la bel eza con la aspereza de la realidad, lo incomprensible y lo oscuro del alma con la claridad de un amor verdadero. De la vasta literatura de Víctor Luna, hemos seleccionado 28 de sus poesías, que se corresponden al total de sus libros orientados a este género. La temática de las mismas es variada. Encontraremos poesías sobre el amor y el desamor, sobre la pasión y el sexo, sobre la vida, la muerte, la religión, la gente, los sueños…

Esperamos que le lector se sienta satisfecho con esta compilación que hemos preparado especialmente para él con mucha dedicación y esmero, poniendo especial atención en el ordenamiento de las mismas para que el lector no pierda la continuidad “temática”

a medida que avanza en la lectura del libro y el resultado de la misma sea mucho más agradable.

El Editor

Índice

Olvido (11)

El a flor, él mariposa (13)

Amores (14)

Mujer... sólo soy un romántico (16)

Más al á del amor y del deseo (20)

Niña y mujer (23)

Hombre, no dejes de amarme (27)

Miradas (31)

Prosa para una mujer enamorada del amor (32)

Certeza (40)

Cielo y Tierra (45)

Infidelidad (de una mujer) (48)

Moluscos (49)

Edén (50)

Sueño de mujer (51)

Soltería (54)

Religiosidad (56)

Renacimiento (57)

Poesía del Andrógino (60)

Civilización (65)

Rengos (66)

El pueblo se queja (67)

Brujas (69)

Parcas (71)

La Ouija (72)

La fiesta funeraria (74)

Mundo feliz (77)

A Dios (79)

Daniel Lapazano

Olvido

El hombre siempre persiguió

el poder y la gloria,

el amor ocupó en él

poca memoria.

Pasaron los años

y el mundo cambió,

cambiaron los hombres

la mujer también.

Pero el hombre el poder no olvidó

siguió fiel a él.

¿Y la mujer?

Ahora liberada

se lanza a tomar el poder.

Le disputa al hombre el manejo

un lugar en la sociedad,

en vez de agregar en el hombre

una luz de romanticidad.

Página 11

Poesías de Víctor Luna

No debía cambiar la mujer

es el hombre quien debe cambiar

que abandone el horror de la guerra

y que abrace a su amada al llegar.

El poder es lo que ama el hombre

también ella ahora busca el poder

pero ella ha olvidado la rosa…

se olvidó de ser una mujer.

(del libro “La Piedra Parlante”)

Página 12

Daniel Lapazano

Ella flor, él mariposa

La mujer es una rosa

él, inquieta mariposa

ella brinda su perfume

y él sobre ella se posa.

Después de probar su néctar

se va volando a otras rosas

y ella que tanto lo amó

embriagada de dolor

en el morir de la tarde

de tristeza se deshoja.

(del libro “Poetas y Ángeles”)

Página 13

Poesías de Víctor Luna

Amores

Hay hombres que a las mujeres

gustan de proteger,

otras que como madres

al varón hacen mecer.

Hombres que van por arriba

hombres que bajan también,

ella que busca y no encuentra

él que se escapa otra vez.

Mujer que juega a ser niña

y busca un refugio en él,

otras son bellas y fuertes

y ellos cayendo a sus pies.

Algunas se visten de brujas

otros se visten de rey,

otras quieren ser princesas

o esclavas del mismo rey.

Página 14

Daniel Lapazano

Hay mujeres que son rosas

lila, azucena y clavel,

hombres que como abejas

hacen de ellas su miel.

Parejas que cambian de roles

otras que juegan de a tres,

¡no alcanzarían las hojas

para acabar de una vez!

Hay gente que no soporta

tal variedad del amor,

dicen que eso es pecado

y no lo perdona Dios.

¡No escuchéis, eso es mentira!

sólo importa el corazón,

que todas son dulces frutas

en el árbol del amor.

(del libro “La Piedra Parlante”)

Página 15

Poesías de Víctor Luna

Mujer… sólo soy un romántico

Si tu mirada no encuentra

en mis ojos esquivos

una respuesta a tu amor

no es que ignoré tu presencia

es que mi corazón

está buscando otro amor.

Y si intuyes que te quiero

pero el sí que tú pretendes

misterioso, lo retardo

no es porque me ande en rodeos

es que quiero estar seguro

que es amor lo que estoy dando.

Si nunca alcanzo a entender

esas frases indirectas

que me has dicho algunas veces

no es porque sea un tonto

sino que mi inteligencia

no conoce de dobleces.

Página 16

Daniel Lapazano

Y si a veces me obsesiono

con tu cuerpo de mujer

y te acoso con caricias

no es que sólo piense en sexo

sino que tu bello encanto femenino

me fascina.

Si algún día te propongo

caminar por la alameda

y en el largo caminar

ni una palabra sentencio

no es porque no quiera hablarte

piensa mejor que el amor

se oye más en el silencio.

Y si en vez de regalarte

el más hermoso rubí

te regalo una rosa

no es porque mida en los gastos

sino porque esa flor

se parece mucho más

a este amor que por ti brota.

Página 17

Poesías de Víctor Luna

Si en la vida no he pensado

en trabajar mucho más

para ganar más dinero

no fue por poca ambición

sino porque he preferido

estar más tiempo contigo

lo que en mi vida más quiero.

Y si a veces mis palabras

en la lengua de tu oído

tienen sabor a otros tiempos

no es porque sea anticuado

sino porque soy un hombre

con valores y con sueños

hoy tristemente olvidados.

Si me encuentras algún día

encerrado en mi cuarto

o me encuentras pensativo

con la mirada perdida

no pienses que te he abandonado

sino que yo necesito

reencontrarme en soledad

para hacerte compañía.

Página 18

Daniel Lapazano

Y si siempre te propongo

mirar el amanecer

como si fuera un rito

no es que lo haga por rutina

es que quiero a tu lado

vencer las líneas del tiempo

y alcanzar el infinito…

(del libro “Poetas y Ángeles”)

Página 19

Poesías de Víctor Luna

Más allá del amor y del deseo

Cuando me fundo contigo, mujer

siento mucho más que amor

siento más que el deseo o la pasión

siento algo difícil de explicar.

Cuando me fundo contigo existe en mí

mucho más que todo eso, mucho más

pues el amor corre riesgo de volar

y la pasión, como leña que se quema

en cenizas quedará

pero hay algo

hay algo que por ti no va a morir…

Imagina a esos marineros

que se quedan en la costa anclados mucho tiempo como empiezan a sentir el llamado del mar

y al mar van, como un hombre a una mujer.

O la hierba de los campos

que enverdece de alegría

cuando siente las caricias de la lluvia

así es lo que por ti siento, mujer.

Página 20

Daniel Lapazano

Imagina lo que siente

el soñador por sus sueños

el escultor por la roca

las agujas por el tiempo.

Imagínate al poeta

sin el soplo de las Musas

imagínate un regalo

sin la mano que lo lleva

así es lo que siento yo

cuando me acosa tu ausencia.

Qué sería de la Luna

sin el Sol que la ilumina

qué sería del rey Sol

sin el fuego que lo enciende

porque hay algo en mi cuerpo

que tu cuerpo da sentido

que contigo lo soy todo

y sin ti algo me falta…

Es lo que hay en mí de “hombre”

y en ti lo de “mujer”

lo que nos une más lejos

del placer y del amor.

Tu condición femenina

Página 21

Poesías de Víctor Luna

propia de cualquier mujer

despierta en mí el “hombre”

que me lleva a la pasión.