Por Favor no te Mueras por Oscar Gomez Amenta - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

                                       

 

 

                           "POR FAVOR NO TE MUERAS.!!

 

Basada en la historia real de una fumadora....

 

 

 

 

                                                   "Por favor mama, no me dejes, no te mueras"...sollozaba la joven tomando la mano de su madre Maria que totalmente entubada y respirando con muchísima dificultad le miraba con lagrimas en los ojos. Su piel  arrugada a pesar de que no tenía mas de cincuenta años, denotaba los estragos del tabaco en su organismo,las manos le temblaban como si tuviera parkinson, solo que no lo era, los temblores estaban producidos por el deterioro del "maldito cigarrillo", como decía la niña cuando se refería al vicio de su madre. Jamás había podido persuadirla que dejase el tabaco, "Quiero dejarlo pero no puedo"...le decía cada vez que su hija le cuestionaba su adicción. Yo me hago una reflexión, ..quería dejarlo pero no podía...ese era su pobre argumento ante el clamor de su hija que tanto amaba, esas auto justificadas palabras le daban el derecho de seguir perdiendo la vida de a poco y quizás dejar sin lo mas preciado que tiene un hijo..Su madre!! El egoísmo y el aire de superioridad conque manejamos ese vicio, no nos deja ver la realidad. Ahora allí estaba..perdiendo la vida en cada bocanada de aire que se esforzaba por inhalar..su cabello desgreñado denotaba el descuido que por su falta ya de estado físico, no permitía que dedicara tiempo a arreglarse. Al despertar, echaba mano de su paquete de cigarrillos que nunca olvidaba dejar en su mesa de luz y no lo olvidaba, porque antes de dormir, se fumaba el ultimo de la noche. Ahora ya no fuma...no puede...tiene en su boca un tubo que le ayuda a llevar aire a sus maltratados pulmones...pero si tuviera la mas mínima oportunidad...se llevaría un cigarro a la boca. Cuanto amor puede sentir una madre por una hija o hijo...si nada le importa lo que suceda con el o ella en el momento de partir,. no sin antes martirizar a todo su entorno con su pobre vida llena de limitaciones. Nunca he podido entender ese tipo de amor...o será que es una mentira y nunca pero nunca amo a nadie?...no lo se....solo se que esa hija ahora mismo esta destrozada y en breve se quedara sola.

                          Quiero ahondar un poco mas en esta historia, para luego dejarles saber el resultado de mis investigaciones sobre el tabaco y el engaño de las compañías tabacaleras para lucrar con nuestra ignorancia, subestimándonos de tal manera que descaradamente nos ponen la opción del cigarrillo como una forma de placer, pero mas adelante les contare lo que he descubierto de ellos y de sus planes miserables con los que , amasan fortunas  inmensas a costa de dejar a su paso un tendal de personas (o por lo menos que lo eran)..sin futuro, sin posibilidades de salir de ello y lo que es peor... tarde o temprano sin vida!!

                      Era un día de primavera y María con sus compañeros de clases se habían hecho una escapadilla a la playa. Ella vivía en Alicante, España, era nacida en el seno de una familia trabajadora, sus padres con mucho esfuerzo, llevaban la casa y su economía bastante bien a pesar de que ninguno de ellos tenían una formación profesional. María cursaba en el instituto su ultimo año...era una chica bastante despierta y siempre o casi siempre tenia buenas notas...no era rebelde ni en casa ni en su colegio, podría decirse que era una chica normal. Se habían sentado en circulo en la dorada arena, que día maravilloso!!, todos tenían algo que contar, noviecillos, amigos intimos,pequeñas riñas de jovencitos...en fin la conversión era de los mas entretenida..Juan metió la mano dentro de su bolsillo y saco una cajetilla de cigarrillos...saco uno lo encendió y luego como si fueran golosinas..empezó a ofrecer a sus compañeros...de los seis...cinco cogieron uno cada uno...María negó con la cabeza, sus padres ya le había hablado de ese flagelo y de lo mucho que a El ,a su padre le costo dejarlo, con la poca información que tenían le contaron desde la experiencia, de lo mal que se sentía y de los esfuerzos tremendos para dejarlo, la mayoría de las veces con poco o nada de éxito, hasta que a causa de un buen susto, decidió dejarlo para siempre. Las risitas de complicidad entre sus compañeros la hacias sentir mal...su amiga Ana soplaba en su cara el humo que ya había aprendido a tragar...ufff olia muy mal, asi  que se imaginó que sabría aun mucho peor, pero ella era la única que desentonaba...Dios mio que penarían los demás...se sentía muy tonta y además como una mojigata dominada por sus padres y todo eso que cree ser un niño cuando no va a ritmo con el grupo, así que decidió no ser la oveja negra y cogió uno..Ana acerco el mechero y ella lleno su boca con humo...no sabia que hacer...lo suelto?..penso..o me lo trago como ellos?...al fin se estaba quedando sin aire y soltó el humo...el sabor en su boca fue espantoso...que era esa cosa que tanto gustaba a sus amigos y a tantas personas?..Ana se apuro a decirle...soltando una carcajada..."no te preocupes..prueba otra vez...ya verás, te gustara si lo haces bien. María llevo el cigarro otra vez a su boca y aspiro con fuerza...el humo entro en sus pulmones, ahora si que sabia como era...le quemo la garganta, la tos no le permitia hablar...los ojos comenzaron a lagrimear, era como estar en un incendio y respirar el humo...Dios miooo pensó...esto es horrible...pero su amiga Ana, allí estaba, para ayudarle..Volvió a replicarle...es tu primera vez...mira nosotros ya hemos pasado por eso y fíjate ..ahora nos gusta muchisimo, te hace sentir bien, te relaja y además todos lo hacen y si no quieres quedar fuera del mundo...tu deberás hacerlo tambien....jajaja...todos rieron haciendo sentir peor a María....mañana lo intentaras otra vez ya veras que bien se te dará en poco tiempo.

                      María tenia ya unos 25 años... y por supuesto era toda una fumadora, consumía una cajetilla al día, lo cual le llevaba a decir que fumaba poco, ya que conocía gente que se fumaba dos y hasta tres al día. Hacia ya tiempo que había comenzado con una tosecilla constante, la típica del fumador, pero ella lo atribuía al tiempo, la humedad, el clima seco, la lluvia, el invierno y a todo lo que podía echarle la culpa, menos al tabaco por supuesto. Se había convertido en una defensora de las libertades, siempre decía que debían respetar su decisión de fumar y que nadie se meta en su vida. Fumaba en casa dentro de su habitación, pero también en casa de sus amigos ,claro los fumadores, porque aquellos que no fumaban, siempre le estaban dando la retahila del tabaco, así que se fue alejando de aquellos que no compartían su amor por el tabaco. Ese mismo año en que cumplía los veinticinco, conoció a Carlos...ufff era el chico ideal, trabajador, de familia pobre pero honrada, le gustaba salir de noche a pesar que se levantaba pronto para trabajar, la música, el alcohol y mas los fines de semana..decía que no había mejor combinacion que un buen trago, o dos... o tres y un buen cigarro...ahhhh esos eran los placeres de la vida. María estaba muy enamorada de Carlos, era su media naranja..estaba segura de ello. Solo un año duró el noviazgo ,porque al año siguiente se habían convertido en pareja de hecho. Alquilaron un pequeño piso cerquita de la playa, donde salían cada día después de la jornada laboral a pasear por la costa y disfrutar de esos tranquilizantes cigarrilos. María trabajaba en un hotel en la cocina, era bastante duro, porque debía salir a cada rato para poder fumar y siempre tenia problemas con su jefe, que le recriminaba que lo pasaba fuera de su lugar de trabajo para meterse esa porquería,(así se lo recriminaba siempre). Su tos era cada vez mas frecuente, pero Carlos era un roble.. él no tenia ningún síntoma del tabaquismo, no tosía, se cansaba solo un poco y mascaba chicle de forma incansable para no tener mal aliento,(decía el). El único problema eran sus escupitajos constantes, siempre escupía ,eso si...solo lo hacia acercándose al bordillo..y si le daba en casa, corria al baño para hacerlo.

                         Aquel año nuevo trajo sorpresas...María había quedado embarazada, que felicidad!! realmente lo buscaron...quería dejar descendencia, era el climas de sus vidas, además ya estaban aburridos de estar solos y querían tener la experiencia de ser padres. De verdad es que ninguno o pocos de nosotros somos conscientes de lo que significa traer un hijo al mundo y me incluyo. Cuando somos jóvenes lo hacemos porque creemos en ello y esta bien...solo que no pensamos en como debemos actuar a partir de allí, no sabemos la responsabilidad que ello implica, nadie nos explica cada unos de los compromisos que debemos asumir en ese momento. solo sabemos que debemos trabajar, que no falte nada en casa, que tenemos que procurar que nuestro hijos estudien, que tengan una conducta adecuada y poco mas...pero y de nosotros?...nadie nos dijo nunca que somos casi imprescindibles?, que si faltamos o nos ponemos malos alguien sufre demasiado?..acaso nuestros hijos se conforman solo con la comida o con las cosas que les compramos?..y el tiempo que? y el amor que ellos sienten por nosotros no vale para hacer cosas o mejor dicho, dejar de hacer cosas que equivocadamente comenzamos a hacer cuando eramos jóvenes y tontos?....La vida siguió su curso y ellos fumando.

 

                            Habian pasado unos años y Jimena, la hija de María y Carlos se desmorono cuando le detectaron cancer de garganta a su padre...sus plegarias y llantos no pudieron parar el inexorable final...después de un sufrimiento casi infernal, con una traqueotomia hecha, una vida de dolor y de inconsciencia, llegaba al final de su miserable existencia dejada por el ínfimo placer de ese enemigo que se esconde tras las publicidades engañosas y la efímera satisfacción que creyó que dejaba el tabaco. Que pena!!....una hija impotente ante la muerte de su padre, una mujer desconsolada chillandole a Dios, porque le arrebato a su marido, cuando ella y el se habían entregado dócilmente a los brazos de la muerte...El ya no estaba y  Maria ...quebrada por el dolor de la entre comillas inesperada muerte, le pedia a Dios un milagro que le salvara a ella de ese final espantoso....pero para consolarse y calmar sus nervios,,encendía un cigarrillo tras otro.

 

                  El dia estaba lluvioso, el cortejo era grande, ya que Carlos era muy querido en su entorno... el momento mas duro para ellas ,fue cuando encerraron a esposo y padre en las frías paredes del cementerio, tras una pequeña puertecilla de mármol. Maria no tenia consuelo...su Carlos se había marchado, se había perdido en la negrura del humo del tabaco.

                    Jimena solo sabia que su padre había muerto ..para ella su padre era su héroe, un héroe que había caído vencido ante el tremendo poder del vicio...se sintió vacía, sintió que ya su vida no tenia sentido, que porque Dios no se la llevaba a ella también...ya casi no tenia lágrimas para llorar, las había derramado todas.

                     El dolor a veces nos destruye y otras nos abofetea en la mejilla para que despertemos de un mal sueño. Jimena fue abofeteada con saña, pero a pesar de tanto dolor, ese sufrimiento sirvió para que tome una gran decisión...jamas fumaría!!! lo juró esa misma noche ente un crucifijo que tenia colgado en la cabecera de su cama. Solo le quedaba una batalla por librar contra ese maldito vicio...liberar a su madre de sus garras.

 

               Pasaron los años y su madre no podía dejar el tabaco, (o mejor dicho no quería), se que esto suena duro y que muchos lectores pensaran que no es así y pese al esfuerzo no se puede vencer el vicio, pero dejen me decirle algo..el vicio es fuerte, pero el amor a los nuestros lo es mas aun y si tomamos la firme decisión de hacer algo y si tenemos el coraje y el amor suficiente...nada puede detenernos. Quiero contarles una pequeña historia .   "Había una vez un hombre que llevaba el vicio del tabaco desde joven y no podía con el, muchas veces intento dejarlo, pero era inútil, siempre volvía y la mayoría de las veces con mas fuerza. Un día se entero en el pueblo que un hombre que vivía en el otro lado del lago y que había sido un fumador empedernido lo había dejado de un día para el otro, así que fue en busca de este hombre y su secreto para intentar salir del maldito vicio. El hombre estaba el el muelle del lago con su pequeño botecillo listo para salir de pesca...se le acerco y le dijo...usted perdone, pero me he enterado que ha dejado el trabajo casi sin esfuerzo y si fuera tan amable de contarme como se hace, se lo agradecería muchisimo. el hombre le respondió.."de verdad que quiere saber como hacerlo?...por supuesto respondio el fumador....es lo que mas quiero. Muy bien...dijo el pescador,sabe remar?...si un poco.... vale lleveme entoces hasta el medio del lago y hablamos. El fumador remo y remo...sus brazos estaban cansados y casi no respiraba, el tabaco le tenia limitado en todas sus acciones físicas, pero con muchisimo esfuerzo llego al medio del lago..."eche el ancla por favor...le pidió el pescador, y cuando el hombre de agacho para coger el ancla el pescador lo cogió de la camisa y lo hecho al agua...el fumador empezó a preocuparse, el tío este esta loco pensó, nadó uno o dos metros y se cogió del borde del bote, se inclino hacia delante pero cuando quiso trepar, el pescador lo sujeto de los hombros y lo hundió!!...el fumador sentía que ese seria su final...le faltaba el aire...sentía sus pulmones casi explotar, pero cuando casi o podía mas,el pescador lo levantó... dejó que tragase aire y volvió a meterle la cabeza debajo del agua...ahora si que estaba muy preocupado...sabia que ese era el final...porque lo estaba ahogando...Dios mio pensó...voy a morir, casi comenzo a tragar agua cuando sintió que le jalaban para afuera...el pescador era un hombre fuerte, así que lo cogió de la ropa y lo metió en el bote...el fumador tirado en el fondo trataba de recuperarse y decía porqué...porqué me hace esto? mientras su corazón latía a un ritmo acelerado y jadeaba casi  balbuseando..porque,porque?...el pescador entonces lo miro a los ojos y le pregunto...Que sentía cuando estaba debajo de agua?, en que pensaba?....que en que pensaba!!... usted que cree, que pensaba en mi madre, en mi novia? o en mi coche??...nooooo...solo pensaba en que me ahogaba...pensaba que quería aire...aire...aireeee.!!!  Pues muy bien...cuando su deseo de dejar el tabaco sea tan grande como esa bocanada de aire que necesitaba para seguir viviendo...solo en ese momento podrá vencerlo y dejar el vicio.

La mayoría de las veces nos autoengañamos diciendo.."voy a intentar dejar de fumar!!..Que eso?...voy a intentarlo...lo hago o no lo hago..que es un intento?, de verdad creo firmemente, que un intento es la forma de fallar un propósito y salir de forma elegante del problema. Es una forma anticipada de cobardía...si fallo por lo menos lo intente!!, claro ya sabias que fallarías antes de empezar!!!

                      Los años pasaron y María seguía fumando, la tos ahora era tan frecuente que a veces no le permitia hablar...le daban ataques muy fuertes y se ponía roja...se quedaba sin aire, le costaba mucho caminar...se cansaba rápido, algunas de sus amigas acudían al gimnasio, pero María no podía ni siquiera caminar como iba a ir a practicar ningún deporte...su deporte era tomar café el alguna terraza, porque dentro no podía fumar y tener siempre al lado de su café, una cajetilla de tabaco...cada vez que se reunía con alguna amiga..por supuesto fumadora igual que ella, hablaba de su difunto marido y de como Dios se lo había arrebatado. Menos mal que siempre sus amigas le apoyaban y comentaban que la gente que no fuma también se muere, así que eso le daba argumento para seguir.                                                                         Un día de esos tantos que le dio un ataque de tos, al llevarse un pañuelo a la boca, vio que tenia un hilo de sangre, pensó que se habría mordido el labio al toser o que su garganta estaría muy irritada por la tos y de allí la sangre, así que no le dio mucha importancia.

                             Su economía no era de lo mejor desde la muerte de su marido..la pensión por viudez no era suficiente para mantener la casa y a su hija estudiando, racionaba todo, buscaba los precios mas bajos en las comidas...no se compraba ropa..a veces no podía pagar la luz o el alquiler de su casa...pero nunca jamas, le falto su tabaco...eso si compraba los mas baratos del mercado.

 

                          Su vida transcurría normal, si pudiéramos decir normal, entre una tos cada vez mas insistente y con esputos sanguinolentos a diario...su hija, jamas toco un cigarrillo, es mas ...aquella imagen de su padre en el lecho de muerte, le había servido no solo para decidir que no fumaría, sino que también para tener una vida mas organizada y austera, ya que la erogación de dinero a partir del tabaco  y a través de los años, suma una cantidad que impresionaría a cualquiera, María había derrochado dinero, salud, y una vida plena y con sus funciones absolutamente limitadas.

                       Ya habían pasado unos cinco años del fallecimiento de Carlos y una madrugada mientras dormía con los sobresaltos normales y el poco descanso a causa de los ataques de tos que la despertaban varias veces en la noche, comenzo a sentir un ahogo poco usual..le faltaba el aire, sus ojos parecias salirse de las órbitas, no podía toser...estaba perdiendo el conocimiento por la falta de oxigeno....todo se oscureció.

                      Despertó como si nunca hubiera pasado nada, allí estaba, en la cama de un hospital, su hija tomándole la mano y con el rostro demacrado por la terrible noche que había pasado al lado de su madre. Otra vez sintió la misma impotencia que cuando murió su padre...que podría hacer ella por su madre?..nada..ya era tarde otra vez..la cuenta regresiva comenzo en la poca y desgraciada vida que le quedaba a su madre. Mientras pensaba en lo que le tocaría vivir, veía su futuro como en una película de terror, se sentía abatida por el cansancio y por la pena...estaba tan abrumada en sus pensamientos, que no oyó entrar al medico..."hola..buenos días".. dijo el galeno al entrar a la habitación que compartían con otra mujer que no sabían que tenia, ya que dormía de forma profunda. Seras tu la hija verdad? pregunto...si doctor...los soy...necesito hablar con tu padre dijo el medico...es que mi padre ha fallecido hace ya muchos años doctor...entonces tienes un hermano mayor o alguien mayor de edad que pueda verme?..no doctor...las dos estamos solas...la poca familia que tenemos esta un poco alejada de nosotros, en verdad nunca nos hemos llevado bien...así que siempre hemos estado solos los tres y ahora solo somos mi madre y yo..mira...debo hablarte con seriedad...pero no aquí..vamos hasta mi consultorio.

                         A pesar de su juventud y poca experiencia, Jimena tenia un mal presentimiento..sabia que ese medico tenia una mala noticia...lo percibia...era como ver una repetición de la película anterior...la de su padre!!...su corazón latía tan fuerte que temía que fuera a explotar...no sabia como era un infarto, pero pensó que eso era lo que le pasaba..estaba aterrada. Sientate por favor le indico el doctor, señalándole una silla del otro lado de su escritorio. Debo ser muy honesto contigo, necesito que seas fuerte, ahora mismo tu y tu madre se tienen la una a la otra, esta mañana le hemos hecho varios estudios y lamentablemente encontramos que sus pulmones están muy comprometidos...no sabemos a ciencia cierta hasta donde lo están, pero por las pruebas realizadas hasta ahora, no tienen buena pinta...debemos hacerle una resonancia magnética y alguna otras pruebas, pero debes prometerme que no permitirás que vuelva a coger un cigarrillo.... Dios mio susurro Jimena...otra vez no ..por favor Dios!!...Debes ser fuerte y tener fe, pero por sobre todo, controlar a tu madre, porque es ahora ella la niña de la  que debes hacerte cargo...lo siento hija, pero ojala podamos salir de esto aunque esta bastante difícil.

                      Los ojos de la joven se llenaron de lagrimas, una vez mas pasaria por la terrible situacion de ver partir a un ser querido...se sentia desolada, impotente..todos sus esfuerzos por disuadir a su madre de que deje ese maldito vicio, fueron infructuosos...la desgracia caia otra vez sobre sus vidas....lloro...lloro mucho .

                     Su madre fue mejorando en apariencia y en tres días estaba ya lista para que le dieran el alta...solo faltaba el resultado de sus estudios. Esa mañana mientras preparaban sus efectos personales para el alta, el medico de cabecera llego con los resultados..."debo hablar con ambas...les dijo...me hubiera gustado traerles una buena noticia, pero no es así...usted tiene un tumor bastante agresivo de pulmones y es en ambos...ahora debemos actuar muy rápido...pasado mañana volverá y comenzaremos un tratamiento del que ya le explicare en la consulta. No debe fumar!!!...por favor señora...ni el olor del tabaco..por favor...madre e hija se abrazaron y lloraron....el abrazo fue casi interminable..Jimena solo preguntaba a su madre,,"porque...porque lo hiciste...te lo pedí por favor...no puedo entenderte mama.

 

 

                  Luego de unos dias las dos mujeres entraron a la consulta...el medico estiro su mano para  saludarles a ambas y se sentaron...debe prestarme atención, dijo el doctor dirigiéndose a María..usted presenta un cancer de pulmón..le explicare lo que ello implica..."No es hereditario o por lo menos no se conoce ningún gen que transmita la enfermedad todavía. Sí se sabe que ciertas personas tengan predisposición a desarrollar un cáncer de pulmón habiendo sufrido la misma agresión por el tabaco que otras.La supervivencia mediana del cáncer de pulmón metastásico está en torno a diez meses. Hay síntomas como la tos, los esputos con sangre, el dolor torácico, la disnea, fatiga... que pueden indicar una enfermedad pulmonar y, por tanto, también un cáncer de pulmón. Pero ninguno es específico de cáncer, por lo que hace falta la biopsia para la confirmación definitiva. Jimena miro a su madre y no se pudo contener ..rompió a llorar con todas sus fuerzas.

                   Habían pasado ya seis meses desde la primera etapa de estudios y tratamientos...María empeoraba cada día mas...a veces tenia alguna mejora aparente y eso daba una luz de esperanza a madre e hija...pero la realidad era mucho mas terrible...el tumor se la empezaba a comer literalmente hablando..la tos era ya insoportable, la perdida del cabello  por el efecto de la quimioterapia dejo su belleza hecha polvo...no era ni sombra de la María esplendida de hace años..casi ni estaba despierta...vivía (por así decirlo)...durmiendo...su hija se desvivia por estar cerca de su madre...siempre faltaban alimentos en casa, ya que el dinero no llegaba para pasar el mes..las cuentas de luz,gas y servicios básicos, estaban ya en el limite...pobre Jimena...su madre ,su padre y el tabaco, se habían encargado de destrozarle la vida.!!!!

 

                        Era una noche de invierno crudo, Jimena se había quedado dormida en la silla sosteniendole la mano a María, el ronquido era fuerte..el esfuerzo para respirar había teñido su piel de color morado..de vez en cuando el ronquido paraba junto la respiracion....de pronto el ronquido desapareció, Jimena se alegro de verla mejor...ahora no roncaba,. pensó en que tendría una noche mas tranquila, pero no la tuvo, porque Maria no roncaba, pero tampoco respiraba...había muerto..el vicio se la llevo, había dejado esta vida sufriendo como pocas personas sufren en vida..murió en su ley...pero vivió como quiso. Se olvido de ella ,de su hija y de todos aquellos que le aconsejaban, ella se asocio con la inmundicia, cambio su vida por un poco de placer mal entendido...hizo acrecentar las arcas de los desalmados que llenan sus bolsillos con nuestras miserias, se asocio con la ignorancia, con el desamor, marcho tras marido por el mismo sendero que el había transitado, dejo una hija, deudas, dolor, miseria y soledad...dejo un camino de dolor para ella y para su hija. Pobre Jimena...los gritos se oian por todo el hospital...."por favor no te mueras!!!

 

Nota del autor:

                           Solo quiero que sepas a que te enfrentas fumando, quiero que sepas que es aquello que crees que puedes manejar, quiero que seas consiente que algunos se aprovechan de tu ignorancia y llenas sus bolsillos con tu miseria humana, por eso te ruego que leas el siguiente informe. Te deseo una vida plena llena de alegrías junto a aquellos que te aman...Por favor no te mueras!!!

 

                         "No estamos completamente seguros de las componentes del tabaco, siendo uno de los pocos productos no regulados. Los alimentos deben llevar una lista de ingredientes, la ropa lleva etiquetas de composición, los aparatos eléctricos han de estar homologados...pero el tabaco no está sometido a ningún tipo de regulación.

Por eso tenemos que acudir a lo que entidades gubernamentales, españolas o extranjeras, o bien laboratorios de investigación, han encontrado en los cigarrillos. Se han descubierto cerca de 4.000 substancias químicas entre las componentes del tabaco y, al menos, 40 de ellas son cancerígenas para el hombre.

 

 

Amoniaco: Componente de productos de limpieza

 

Arsénico: Veneno contenido en raticidas

 

Butano: Combustible doméstico

 

Cianuro: Empleado en la cámara de gas

 

Formaldehído: Conservante

 

Metano: Combustible utilizado en cohetes espaciales

 

Cadmio: Presente en baterías

 

Monóxido de carbono: Presente en los humos de escape de los coches

 

Monóxido de carbono:

 

Es el mismo gas que sale del escape de un automóvil o de una caldera defectuosa. Es incoloro e inodoro. En concentraciones altas es mortal y en dosis bajas dificulta la oxigenación de las células, ya que bloquea la hemoglobina y por tanto desactiva los hematíes, las cuales ya no pueden trasladar el oxígeno durante largos períodos de tiempo. El cuerpo humano es capaz de eliminar rápidamente una gran cantidad de monóxido de carbono, por lo que la mayoría de las personas se sienten con más fuerza y energía al poco tiempo de dejar de fumar tabaco.

 

Alquitrán:

 

Es la sustancia oscura y pegajosa encargada de llevar la nicotina y demás productos químicos del tabaco hasta nuestros pulmones. Podríamos decir que es el vehículo en el cual todos los venenos presentes en el cigarrillo, viajan hacia nuestro torrente sanguíneo.

 

Benzeno, Radón y demás basura:

 

Son productos químicos que nunca querríamos que estuviesen en nuestra casa, ya que causan cáncer. Está prohibido utilizarlos como componentes de artículos de uso doméstico: imaginemos el efecto conseguido inhalándolos.

 

 

Nicotina:

 

Es sólo una más de las sustancias peligrosas de los cigarrillos. Pero además es la responsable de que el tabaco sea tan adictivo. Los estudios científicos han demostrado que la nicotina presente en el tabaco crea la misma adicción que la heroína o la cocaína.

 

A los 7 segundos de dar una calada, la nicotina alcanza nuestro cerebro. Esta droga actúa sobre unos receptores causando el "subidón" que nuestro cuerpo experimenta. Esto dispara varias respuestas en nuestro organismo: nuestro ritmo respiratorio y cardíaco aumenta y nuestros vasos sanguíneos se contraen.

 

En el momento que apagamos el cigarro, es cuando mayor índice de nicotina tenemos en sangre. A la media hora, el nivel ha descendido notablemente y comenzamos a sentir los síntomas de adicción. Los síntomas que se sienten entre un cigarrillo y el siguiente (un pequeño "síndrome de abstinencia") causados por las bajadas y subidas del nivel de nicotina, hacen que padezcamos a su vez bajadas y subidas de estrés y ansiedad.

(informe del Dr. Cidon Madrigal)

 

                   "No te engañes, absolutamente todo lo que se encuentra en un cigarro ha sido perversamente estudiado por las tabaqueras con el único fin de multiplicar sus beneficios. Éstas no tendrán escrúpulos en adulterar la composición de un cigarrillo con cualquier tipo de sustancia que suponga un aumento de su consumo. Pasarán por encima de la salud de sus clientes y de las personas que les rodeen con tal de llevar a su bolsillo la mayor cantidad de dinero posible.

Aunque este tipo de información nunca ha sido facilitada por las empresas tabaqueras y éstas siempre han bloqueado cualquier estudio al respecto, se han encontrado en el humo de un cigarro componentes utilizados en pesticidas, productos de limpieza, drogas, … las tabaqueras no ponen límite alguno.

Los cigarrillos modernos tienen mucho más que tabaco. Contienen, por ejemplo, nicotina, una droga altamente adictiva y que se encuentra en forma natural en la planta del tabaco. Esta droga se maneja con mucha precisión para aumentar tu adicción, además se mezclan cientos de aditivos que incluyen desde endulzantes hasta compuestos amoniacales. Todo esto, casi siempre, sin controles gubernamentales, ni pruebas de laboratorios, reportes o vigilancia. Aunque las compañías tabacaleras por lo general alegan que muchos de los aditivos que usan están aprobados para el consumo humano, no mencionan que al someterlos a altas temperaturas, las propiedades químicas de los mismos se alteran, haciéndolos en consecuencia, potencialmente tóxicos y/o activos desde el punto de vista farmacológico.

Prácticamente la totalidad del consumo actual de tabaco se realiza mediante la inhalación de la combustión de los productos de esta droga. En el extremo del cigarrillo que se está quemando se alcanzan temperaturas próximas a los 1000 ºC, lo que transforma numerosos componentes originales de la planta y genera complejas reacciones químicas que dificultan la identificación completa de todas las sustancias que existen o se generan en el proceso de fumar.

Las temperaturas que alcanza un cigarro, además de alterar químicamente ciertos componentes del tabaco, lesionan seriamente el sistema respiratorio:

 

 

Hasta ahora se han reconocido cerca de 5.000 elementos químicos tanto en la fase gaseosa como en la sólida del humo del tabaco. Es bastante diferente la composición de la corriente de humo principal que aspira el fumador y la secundaria que se escapa del cigarrillo al ambiente. Muchas sustancias nocivas presentes en el humo del tabaco están más concentradas en esta corriente secundaria de humo (monóxido y dióxido de carbono, amoniaco, benceno, benzopireno, anilina, acroleína y otros muchos), lo que incrementa la toxicidad de una atmósfera cuyo aire respiran todas las personas que se encuentren alrededor, fumen o no.

Ponemos a tu disposición algunas tablas con los niveles de sólo unos pocos componentes que se encuentran dentro de un cigarro. En estas tablas podrás ver qué niveles alcanzan ciertos compuestos de un cigarrillo y qué tipo enfermedades producen.

Además, aquí te desarrollamos los efectos y características de algunos de los componentes de un cigarro:

 

Nicotina

 

 La nicotina de las hojas de tabaco es el principal ingrediente adictivo de los cigarrillos. Se deposita en los pulmones del fumador en forma de una potente mezcla de partículas y gases. La nicotina es rápidamente absorbida en la sangre y llega al cerebro aproximadamente en 10 segundos. Es en este punto en el que los receptores cerebrales producen la sustancia química denominada dopamina. Según los estudios realizados, se ha detectado nicotina en fumadores en todos los tejidos del cuerpo, incluso en la leche materna. Existen estudios que sugieren que la nicotina deprime la capacidad del cerebro para experimentar placer a largo plazo. De ahí que los fumadores necesiten mayores dosis de nicotina para experimentar los mismos niveles de satisfacción.

El cerebro se habitúa rápidamente a recibir dosis regulares de nicotina y a sufrir síntomas de abstinencia cuando dicho suministro se interrumpe. Por otro lado, la nicotina estimula el sistema nervioso central, incrementando el ritmo cardíaco y la presión arterial, lo que produce un mayor consumo de oxígeno.

Este estímulo nervioso se plasma en un aumento del metabolismo del organismo, afectando a la nutrición del fumador, pues se comporta como un anoréxico, disminuyendo la sensación de hambre y estimula la secreción de la adrenalina.

 

Dióxido de Carbono y Monóxido de Carbono

 

El monóxido de carbono (CO) es un gas incoloro de elevado poder tóxico que se desprende durante la combustión del tabaco y el papel del cigarrillo. Constituye del 3 al 6% del humo inhalado.

El aire, en condiciones normales, tiene una concentración de 1 a 30 partículas de monóxido de carbono por millón (p.p.m.), los escapes de los automóviles elevan esta cantidad hasta el límite de 30 a 800 (p.p.m.).

Aunque muchos fumadores argumentan que la polución de una gran ciudad también es perjudicial para su salud (y en ello tienen razón), la diferencia entre el CO producido por los coches en una gran ciudad y el CO de un cigarro radica en que el CO en el aire de ciudad está más “diluido” mientras que la cantidad de CO inhalado en un cigarro es mucho mayor. Además, fumando, sólo se consigue agravar los efectos de la polución de las grandes ciudades en el sistema respiratorio:

 

 

Una de las particularidades más peligrosas de estos compuestos gaseosos consiste en que la hemoglobina transporta con mucha más facilidad el CO (monóxido de carbono) que el O2 (oxígeno), produciendo el compuesto de carboxihemoglobina en la sangre.

El CO interfiere en el transporte del oxígeno por la sangre y su depósito en los tejidos, lo que produce hipoxia, agravando la vasoconstricción causada por la nicotina.

El dióxido de carbono se aferra, también, a la hemoglobina en la sangre con más facilidad que el oxígeno. Esto hace que la sangre transporte menos oxígeno por todo el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de trombosis.

 

Alquitrán

 

El alquitrán es un término colectivo que se utiliza para miles de sustancias químicas que se desprenden en el humo del cigarrillo, incluidos el arsénico y el cianuro. Asimismo, el alquitrán es la sustancia amarillenta y pegajosa que mancha los dientes y dedos de los fumadores, depositándose asimismo en los pulmones.

Fumar entre 20 y 60 cigarrillos diarios, ya sean normales o bajos en alquitrán, provoca una acumulación anual de alquitrán en los pulmones cercana a los 500 gramos. Dicha sustancia es la responsable de la mayoría de las lesiones pulmonares provocadas por el tabaco a los fumadores.

 

Gas cianhídrico

 

El humo visible es tan sólo el 5-8% del total de lo que se produce al consumir cigarrillos. El resto está compuesto de gases invisibles, entre los que se incluye el gas cianhídrico. Este gas venenoso también reduce la capacidad del organismo para transportar oxígeno. Otro de los gases invisibles, la nitrosamina, daña las células de los tejidos y puede producir tumores malignos. El humo de los cigarrillos también contiene sustancias que pueden producir mutaciones genéticas que se han relacionado con el cáncer de pulmón.

 

Amonio

 

El amonio se utiliza para cristalizar la nicotina, un proceso similar al que se hace para convertir el polvo de cocaína en crack. El amonio acelera la dispersión de la nicotina cristalizada al aumentar el pH (la alcalinidad) del humo del tabaco, lo que modifica la composición química de la nicotina con el fin de que sea más rápidamente absorbida por el organismo. El objetivo es potenciar el efecto de la nicotina.

 

Azúcar

 

El aditivo más común del tabaco es el azúcar en sus diferentes modalidades. El azúcar representa en torno al 3% del peso total de un cigarrillo. Cuando se enciende un cigarrillo, los azúcares empiezan a arder y producen una sustancia química denominada acetaldehído, que refuerza el efecto adictivo de la nicotina.

 

Sales de ácidos orgánicos

 

Cacao

 

El cacao contiene una sustancia química llamada teobromina, que potencia la dilatación de las vías respiratorias. Este efecto broncodilatador hace que el fumador respire con mayor profundidad de manera que las caladas contengan mayor cantidad de humo y nicotina. También puede añadirse mantequilla de cacao, pues se piensa que disminuye la aspereza del humo y crea, tal y como dijimos anteriormente, una experiencia mucho más suave al fumador.

 

Piridina

 

La piridina actúa como un depresor del sistema nervioso central. Funciona al igual que la nicotina con el fin de potenciar los efectos adictivos de fumar.

 

Chocolate y miel

 

Aromatizantes como el chocolate y la miel ayudan a disimular el amargor de la nicotina. El sabor dulce hace que el cigarrillo sea más agradable para el fumador.

 

Menta

 

Sin los aditivos, el humo del tabaco no sólo sabe mal, sino que es extremadamente irritante para la garganta. El mentol adormece y “anestesia” la garganta de manera que el fumador no pueda sentir el efecto abrasivo del humo. De este modo, la reacción natural del cuerpo ante una sustancia irritante (que es el rechazo) queda anulada.

 

Regaliz

 

Al igual que el chocolate y la miel, el regaliz es uno de los aromatizantes más efectivos en los cigarrillos. Según la BAT, la Asociación Británica de Productores de Tabaco, el regaliz produce una nota de sabor dulce que refuerza la calidad final del producto.

Dichos potenciadores cualitativos del sabor juegan un papel vital en el enmascaramiento del mal sabor del tabaco de mala calidad. El regaliz también dilata las vías respiratorias, ayudando al fumador a aspirar mayor cantidad de humo en una sola calada.

 

Relleno

 

Los cigarrillos contienen minúsculos trozos de hoja de tabaco, pero la mayoría del relleno proviene de los tallos y otros desechos de la hoja. Dichos rellenos, como hemos visto, son mezclados con agua, aromatizantes y otros aditivos. Algunas marcas tienen más relleno que otras siendo el cigarrillo menos denso cuanto más relleno contiene (en estos casos es menor la cantidad de nicotina desprendida).

 

Papel

 

El tipo de papel usado como cilindro del cigarrillo tiene efectos en la fuerza del mismo. Cuanto más poroso es el papel, más aire permite pasar para la combustión del cigarrillo, lo que diluye en mayor medida el humo. Este hecho también influye en la disminución de las cantidades de alquitrán y nicotina que son inhaladas.

 

Filtro

 

Los filtros, hechos de acetato de celulosa, retienen parte del alquitrán y del humo antes de que éstos lleguen a los pulmones del fumador. Asimismo, también enfrían el humo y lo hacen más fácilmente inhalable. Los cigarrillos con filtro y bajos en alquitrán (con agujeros de ventilación en los laterales de los filtros) fueron desarrollados por la industria tabaquera con el objetivo de proteger la salud de los fumadores.

Nuevamente las tabaqueras mienten y las evidencias sugieren que los cigarrillos bajos en alquitrán no implican que el fumador inhale dosis más bajas de nicotina. Parece que los fumadores “compensan” dicho efecto de dilución de la nicotina mediante la inhalación más profunda o frecuente del humo.

 Las últimas prácticas de las tabaqueras se encaminan a mejorar un sistema de micro-agujeros perforados en la zona del cigarro cercana al filtro. A través de estos agujeros cierta parte del humo quedaría liberado antes de ser inhalado por el fumador.

Para poder apreciar los micro-agujeros de un cigarro se puede hacer la prueba que explica la foto del lateral: si se coloca el cigarro al revés en la boca y se tapa el filtro con el dedo, al soplar, el humo se empezará a liberar por los micro-agujeros perforados a lo largo del cilindro de papel. Rogamos mucha precaución si se quiere realizar este experimento.

La realidad en ningún caso es reducir el nivel de humo que inhala el fumador. Ponemos de manifiesto el verdadero motivo por el que se han diseñado los filtros con micro-agujeros de ventilación (completamente imperceptibles al ojo humano): al encontrarse cerca del filtro, gran parte de los agujeros son tapados por los dedos del fumador al sujetar el cigarrillo cuando da una calada, ello implica que éste inhale una dosis mucho mayor de las sustancias tóxicas del tabaco (pues los dedos impiden que ese humo salga por los agujeros).

Mientras tanto, en las máquinas que certifican los niveles de toxicidad de un cigarro, éste se coloca de tal forma que se dejan al descubierto la totalidad de los agujeros, liberando mucho más humo por éstos, que no queda registrado por la máquina. Es decir, el humo que fuma una persona es mucho mayor que el que registra la máquina de control de tóxicos de un cigarro, con lo que los datos que se especifican en las cajetillas son falseados de esta manera por la industria tabacalera. Así, finalmente, el fumador queda expuesto a niveles mucho mayores de todas las sustancias cancerígenas que fuma.

 

 Información obtenida de:

 

sinhumos.com   Unidad de tabaquismo de Sanitas

 

Le puede interesar...

  • Nadie te contó esto
    Nadie te contó esto Autoayuda, Referencia por Alberto E.
    Nadie te contó esto
    Nadie te contó esto

    Descargas:
    49

    Publicado:
    Jan 2020

    YA HAS VIVIDO SUFICIENTE, AHORA TE TOCA DISFRUTAR. Cuando nacemos, nadie nos proporciona un manual para aprender a vivir, ni instrucciones para ser feliz. ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • La felicidad y el desorden
    La felicidad y el desorden Autoayuda, Referencia por M.K.
    La felicidad y el desorden
    La felicidad y el desorden

    Descargas:
    47

    Publicado:
    Jan 2020

    Atrévete a vivir solo con lo esencial, con lo bello, con lo que realmente te aporta felicidad. La magia del orden, de Marie Kondo, la gurú japonesa de la o...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Hazte rico
    Hazte rico Negocios, Economía por Varios autores
    Hazte rico
    Hazte rico

    Descargas:
    116

    Publicado:
    Jan 2020

    Donald Trump y Robert Kiyosaki están preocupados. Les alarma que los ricos son cada vez más ricos y Estados Unidos es cada vez más pobre. Al igual que las ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Tuitografia 1
    Tuitografia 1 Autoayuda, Referencia por Luis Rolando Alamilla Rosado
    Tuitografia 1
    Tuitografia 1

    Descargas:
    5

    Páginas:
    144

    Publicado:
    Jan 2020

    Conocemos a gente tan importante para nuestras vidas, que en algún momento, esas personas hacen que nuestra vida tenga alguna importancia.He aquí los pensamie...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle