Si Esto es por PriLevi - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
index-1_1.png

Primo Levi

Si esto es un hombre

L e v i , P r i m o

S i e s t o e s u n h o m b r e

Título original: Se questo è un uomo

© Giulio Einaudi Editore Torino 1958, 1976

Primera edición en esta colección: enero de 2002

Segunda edición: mayo de 2002

© de la traducción: Pilar Gómez Bedate 1987

© de esta edición: Muchnik Editores, S.A. Peu de la Creu 4, 08001 Barcelona ISBN: 84–7669–525–x

Depósito legal: B.24.799–2002

2

L e v i , P r i m o

S i e s t o e s u n h o m b r e

ÍNDICE

EL VIAJE....................................................................................6

EN EL FONDO.........................................................................11

LA INICIACIÓN ......................................................................20

KA–BE......................................................................................23

NUESTRAS NOCHES.............................................................31

EL TRABAJO...........................................................................36

UN DÍA BUENO ......................................................................40

MÁS ACÁ DEL BIEN Y DEL MAL.......................................44

LOS HUNDIDOS Y LOS SALVADOS ..................................49

EXAMEN DE QUÍMICA ........................................................57

EL CANTO DE ULISES ..........................................................61

LOS ACONTECIMIENTOS DEL VERANO .........................65

OCTUBRE DE 1944.................................................................69

KRAUS .....................................................................................73

DIE DREI LEUTE VOM LABOR...........................................76

EL ÚLTIMO .............................................................................81

HISTORIA DE DIEZ DÍAS .....................................................85

APÉNDICE DE 1976 ...............................................................98

3

L e v i , P r i m o

S i e s t o e s u n h o m b r e

Presentación

Tuve la suerte de no ser deportado a Auschwitz hasta 1944, y después de que el gobierno alemán hubiera decidido, a causa de la escasez creciente de mano de obra, prolongar la media de vida de los prisioneros que iba a eliminar concediéndoles mejoras notables en el tenor de vida y suspendiendo temporalmente las matanzas dejadas a merced de particulares.

Por ello, este libro mío, por lo que se refiere a detalles atroces, no añade nada a lo ya sabido por los lectores de todo el mundo sobre el inquietante asunto de los campos de destrucción. No lo he escrito con la intención de formular nuevos cargos; sino más bien de proporcionar documentación para un estudio sereno de algunos aspectos del alma humana. Habrá muchos, individuos o pueblos, que piensen más o menos conscientemente, que “todo extranjero es un enemigo”. En la mayoría de los casos esta convicción yace en el fondo de las almas como una infección latente; se manifiesta solo en actos intermitentes e incoordinados, y no está en el origen de un sistema de pensamiento. Pero cuando éste llega, cuando el dogma inexpresado se convierte en la premisa mayor de un silogismo, entonces, al final de la cadena está el Lager: Él es producto de un concepto de mundo llevado a sus últimas consecuencias con una coherencia rigurosa: mientras el concepto subsiste las consecuencias nos amenazan. La historia de los campos de destrucción debería ser entendida por todos como una siniestra señal de peligro.

Me doy cuenta, y pido indulgencia por ellos, de los defectos estructurales del libro. Si no en acto, sí en la intención y en su concepción, nació en los días del Lager. La necesidad de hablar a

“los demás”, de hacer que “los demás” supiesen, había asumido entre nosotros, antes de nuestra liberación y después de ella, el carácter de un impulso inmediato y violento, hasta el punto de que rivalizaba con nuestras demás necesidades más elementales; este libro lo escribí para satisfacer esta necesidad, en primer lugar, por lo tanto, como una liberación interior. De aquí su carácter fragmentario: sus capítulos han sido escritos no en una sucesión lógica sino por su orden de urgencia. El trabajo de empalmarlos y de fundirlos lo he hecho según un plan posterior.

Me parece superfluo añadir que ninguno de los datos ha sido inventado.

PRIMO LEVI

4

L e v i , P r i m o

S i e s t o e s u n h o m b r e

Si esto es un hombre

Los que vivís seguros

En vuestras casas caldeadas

Los que os encontráis, al volver por la tarde,

La comida caliente y los rostros amigos:

Considerad si es un hombre

Quien trabaja en el fango

Quien no conoce la paz

Quien lucha por la mitad de un panecillo

Quien muere por un sí o por un no.

Considerad si es una mujer

Quien no tiene cabellos ni nombre

Ni fuerzas para recordarlo

Vacía la mirada y frío el regazo

Como una rana invernal

Pensad que esto ha sucedido:

Os encomiendo estas palabras.

Grabadlas en vuestros corazones

Al estar en casa, al ir por la calle,

Al acostaros, al levantaros;

Repetídselas a vuestros hijos.

O que vuestra casa se derrumbe,

La enfermedad os imposibilite,

Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

5

L e v i , P r i m o

S i e s t o e s u n h o m b r e