Teología-El hijo. Punto de vista Seglar por Roberto Böhrt G. - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle

TEOLOGÍA – EL HIJO

PUNTO DE VISTA SEGLAR

Roberto Böhrt Guzmán

AÑO DE LA FE

PREFACIO

Entre las personas, hay quienes aceptan que el blanco es blanco y el negro

es negro porque sí. Eso es lo útil lo práctico y basta, sin embargo, otros

quieren saber el por qué y se meten en honduras descubriendo leyes físicas

de la reflexión de la luz que cuando es total se muestra el blanco y cuando

es nula se ve el negro y cuando pasan a través de un prisma se distinguen

los colores básicos que cuando se mezclan dan lugar a los otros colores,

descubriendo que los hay primarios y secundarios etc. Cuando el tema es

la luz, hay quienes se contentan con saber que ésta viene de una fuente de

energía y que la primera conocida es el sol; por eso en tantas civilizaciones

se creyó que el sol era Dios y eso les contentaba.

Otros sin embargo, quieren siempre saber el por qué y obedeciendo

a su naturaleza buscan a Dios más allá del sol, y cuando lo encuentran

hasta a Él le preguntan el por qué de todo: el porque sí, no vale. Se

les dice que la Biblia es la palabra de Dios y obviamente emerge la

pregunta ¿por qué? Y así nace la palabra exégesis que significa “extraer

el significado de un texto dado”. La exégesis suele ser contrastada con

la eiségesis, que significa “insertar las interpretaciones personales en un

texto dado”. En general, la exégesis presupone un intento de ver el texto

objetivamente, mientras que eiségesis implica una visión más subjetiva.

La exégesis puede referirse a cualquier texto y está esencialmente referida

a la Biblia.

Sin embargo si quiero ser por lo menos un poco amplio, no sólo tengo

que referirme a la Biblia cuando quiero referirme a la búsqueda de Dios

sino a otras fuentes que el hombre ha tenido en diferentes épocas y en

diferentes lugares, en este afán he acudido al Kybalión y a otros textos

más o menos antiguos que la Biblia, que demuestran que el hombre por

naturaleza busca a Dios. Si se lo encuentra o no, es otro tema.

En cuanto a Cristología, obviamente la exégesis será de la Biblia sin

descartar a historiadores de la primera época cristiana como Flavio Josefo.

Otras fuentes no han sido solo para exégesis sino como inspiración para

eiségesis o simplemente referencia. De los libros de Joseph Ratzinger

imposible no referirse a lo escrito sobre Jesús de Nazaret; de Xabier Pikaza

Los Orígenes de Jesús; de Scott Hahn tanto sus libros La cena del Cordero

y La Fe es Razonable (en inglés Reasons to Believe) o excepcionalmente

otros.

El hecho de que me refriera bibliográficamente a textos referenciales

o que los transcriba parcialmente, sobre todo a los de autores laicos, no

quiere decir que esté de acuerdo con ellos, esto lo remarco y subrayo

enfáticamente para que no parezca ni de lejos que estoy de acuerdo por

ejemplo con el absurdo de que el Papa es el anticristo o peor todavía que

Dios haya muerto.

Es un decir: Caminante no hay camino se hace camino al andar y así me

echo a andar encontrándome sin embargo con tal cantidad de caminos que

no sabiendo cual seguir, me meto en todos los que aparecen repitiéndome

que no hay casualidades. Pienso escribir primero sobre Dios en tanto que

Dios mismo y luego sobre Jesucristo en tanto que mismísimo Dios. Antes

de concluir con lo primero me he visto escribiendo sobre lo segundo, lo

que por no ser casualidad no me sorprende.

Todavía no se por qué escribo todo esto, - tal vez lo sepa cuando

termine de hacerlo -.

INTRODUCCIÓN

Para definir la palabra “teología”, me apoyo en Agustín de Hipona que

definió la teología como un razonamiento o una discusión acerca de la

Deidad”, también en Richard Hooker que define la “teología” en inglés,

como la ciencia de las cosas divinas”.1

La cristología es la parte de la teología que trata de Jesucristo –Jesús

hecho Cristo-. Abarca en su totalidad las doctrinas que se refieren tanto a

la persona de Jesús como a sus obras y enseñanzas como también a Cristo

una vez muerto y resucitado. Al escribir este ensayo como laico, utilizo la

palabra seglar en el título, porque significa que pertenece o es relativa a la

vida, estado o costumbre del siglo o del mundo (mundano) y que no tiene

órdenes clericales.2

Si utilizo la palabra laico, me obligo a definir qué quiero decir y

tengo que acudir a apuntes en los que encuentro que traductores de la

Biblia posteriores a los setenta -Aquila, Símaco y Teodoción- le dieron

el significado de cosa no consagrada a Dios, que por lo mismo podía

ser por todos destinada a usos profanos: así, el pan “laico” se oponía

al pan “consagrado”. Luego, eso de “cosa”, fue asimilado para las

personas.

Seglar y laico son palabras que tienden a parecerse, más aún cuando

generen epistemología derivada como secular y secularismo por una parte

y laicidad y laicismo por otra.

Indudablemente es un atrevimiento que una persona sin órdenes

pastorales o clericales aborde un tema que requiere estudio profundo,

metódico, sistemático, progresivo, largo y conducido por un teólogo

reconocido en las religiones tradicionales. Si me he animado a escribir,

es porque Dios para revelarse a la humanidad, no escogió a los sabios

1 Enciclopedia Católica On Line

2 Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

sino precisamente a los ignorantes en esta materia: “no hay acepción de

personas para con Dios”3, “porque Dios Juzga imparcialmente” 4

Después de escribir sobre la voluntad como esencia del ser y teniendo

en cuenta que he leído historias y visto películas que empiezan por el

final, continuaré por el centro: año 100 aproximadamente: Juan 1,1.En

el principio era la Palabra, y la Palabra estaba ante Dios, y la Palabra era

Dios.2.Ella estaba ante Dios en el principio.3.Por Ella se hizo todo, y nada

llegó a ser sin Ella. (Juan 1-3.) 5

De aquí, iré captando conceptos, hechos e ideas que vaya encontrando

tanto de antes como de después de este enunciado que será el eje de lo que

a su derredor vaya surgiendo.

En la primera parte se escribirá lo referente a Dios en relación con el

Hombre que no está contra Él ni trata de eliminarlo pero que tampoco está

sometido a reglas reservadas (consagradas) al orden sacerdotal o pastoral

como puede ser que lo llamen las denominaciones no católicas.

La segunda parte se referirá a Jesús, con la aclaración expresada en el

prefacio y con este pensamiento para la primera y segunda parte: cada

persona puede tener una forma de interpretar una idea, un acto, un

hecho, un comportamiento, una historia, un gesto o una señal que no sea

previamente consensuada, y aún así, por consenso puede ceder y adoptar

una interpretación con la cual no está completamente de acuerdo o no está

personal e íntimamente convencido.

3 Romanos 2.11 - http://iglesia.net/biblia/libros/romanos.html.

4 Romanos 2.11 - La Biblia Dios Habla Hoy 3ª Ed.:

5 http://iglesia.net/biblia/libros/juan.html

PRIMERA PARTE

TEOLOGIA

INDICE

PRIMERA PARTE