Un Cruzado en la Ciudad de los Reyes por Nelson Nataniel Cornejo Jones - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
NELSON NATANIEL CORNEJO JONES.

UN CRUZADO EN LA CIUDAD DE LOS REYES.

“EL NEKO”

Dedico esta libro a mi Padre Jorge.Augusto como su nombre.

Todos tenemos que cumplir una cruzada en la vida para poder llegar a Tierra santa.

Los aviones musulmanes se estrellan sobre las Torres Gemelas de Nueva York. El fuego y el humo salen de los rascacielos como las llamaradas de un dragón.

La gente corre despavorida.En sus rostros se ve el miedo,la desesperación y la demencia de muerte.Parece que la ciudad neoyorquina ha sido elegida para ser la estrelladel Apo-calipsis bíblico.El Pentágono también es atacado.Minutos después los edificios vulnera -

dos son derribados,convirtiéndose en escombros.La polvareda asfixia a los habitantes.A los pocos días se olfatea un olor a carne podrida. Es el hedor de los cadáveres que se confunde con los fragmentos de la infraestructura.

Otros cadáveres se arremolinan en torno a una torre de un castillo feu -

dal.Estos muertos no apestan porque están vivos.Son los cuerpos de los cruzados protagonistas de una película medieval.Por esos días del terrorismo suicida de los islámicos, se había estado filmando una película sobre los cruzados medievales por una producto-ra judío norteamericana en unos estudios cinematográficos de Nueva York.El artista principal de la obra era Nelson Nataniel:un cruzado de nacionalidad peruana.

El film fue interrumpido por la CIA.El servicio de inteligencia norteamericano interrogó, como sospechoso, a Nelson Nataniel. En las Torres Gemelas tra-bajaban muchos latinos. Se creía que algunos de ellos estaba en complicidad con los á-

rabes en la causa antiimperialista. Para mala suerte el cruzado había estado frecuentando una mezquita de los árabes residentes en la ciudad. Él quería documentarse más de la religiosidad costumbrista de los musulmanes._lo cual era necesario para la producción cinematográfica._Pero los estadounidenses no lo entendieron así.Luego de tenerlo algunos incomunicado, lo regresaron a su país de origen.Se tuvo que cortar la filmación de la película sobre la guerra de las Cruzadas.

_Profesor aquí en Lima no hay museos de historia universal, ¿no?Todos son de Historia del Perú.¿Por qué ah?_antes de que el maestro respondiera al alumno,su condiscípu-lo se adelantó.

_Obvio ¿no?.Estamos en el Perú._¡Como va ver museos de otras partes del mundo!.

_No creas.La otra vez ví en la televisión que en Estados Unidos exhibían huacos peruanos en un museo _replicó el alumno.El profesor agregó: _Claro en el Perú también se puede exhibir réplicas,en cera,de personajes de la historia universal como Cleopatra,_Pericles,_Atila,_Carlomagno o Ricardo Corazón de León.

_Todo es cuestión de hacerlo._Por supuesto, también de dinero. Ya tenemos reproduc-ciones como el Castillo Rospigliosi, las estatuas de los Descalzos y no debemos olvi-dar…..que hay pinturas auténticas de Rembrandt en la iglesia de San Francisco.

Nelson Nataniel se tuvo que meter de profesor de historia en un colegio de secundaria, al acabársele_el dinero_ que ahorró en los ensayos de la pelí-

cula de las cruzadas. En el Perú ninguna compañía de cine lo quizo contratar por temor a verse implicado con la investigación norteamericana.

A él nunca le interesó la intervención de Estados Unidos en los asuntos políticos de los países árabes y latinoamericanos.Le parecía una injusticia o exageración de los yanquis acusarlo de espía_A pesar de todo no tenía miedo de frecuentar una mezquita que se encontraba en el distrito de Magdalena_Se sentía identificado con la cultura árabe desde el momento que empezó a filmar la película. Igual que en Nueva York, era bien recibido y compartía con los árabes y con peruanos de origen árabe, los cultos musulmanes en honor al dios Alá.

Nelson Nataniel era un idealista por naturaleza.Toda la vida fue un apasionado de la Historia medieval.El hecho de viajar a los Estados unidos para ser el protagonista principal de un film sobre las cruzadas, era vivir su propia historia_de cruzado_que reen-carnaba en el siglo XXI.

En sus clases solía actualizar la Guerra Santa con supuestos hechos que podían presentarse.

_ ¿Quién de ustedes sacaría cara por su iglesia,si un día va a la misa y se encuentra con los árabes que no los dejan entrar?Pongamos que esta gente está armada.Tienen palos y piedras.Hay hombres fuertes.Gorilas y karatekas.Les piden dinero a cambio, si es que ustedes quieren ingresar.Ellos pueden decir que Dios les ha ordenado tomar el templo.

No se queden callados._No se rían._¿Quiero ver católicos valientes?_¿Quién se enfrentaría armado contra esos prepotentes que no te dejan entrar a tu templo?

_.Ya, pue, profe._No sea tan soñador._Yo creo que usted se ha fumado un troncho al revés._risas de los alumnos.

_:Yo si, profe._Yo si saco cara por mi iglesia._Me mecho con esos que no me dejan entrar a la misa.

_Cállate, oye._Tú eres pura boca._Yo no arriesgaría mi pellejo por los curas.

En la mezquita de Magdalena,_más que en la de Nueva

York,_pudo darse cuenta que no todos los árabes predicaban la Guerra Santa co-medio de santificación religiosa. Quienes solían hacerlo eran los chiítas. Esa tribu era descendiente de un pariente del profeta Mahoma._Siempre se opusieron a la con-vivencia pacífica de islámicos con occidentales.

Los feligreses que asistían a la mezquita solían hacer obras sociales con las personas humildes,sean o no de su raza o religión.Se predicaba el a -

mor al prójimo.Se leía los pasajes del Corán donde figuraban Abrahám,_Jacob,_Isaac, _Moisés,_Jesús,_San Pablo y la Virgen María,a quien profesaban una gran devoción.No tenían imágenes como los templos católicos, pero al menos su espiritualidad era muy similar a la nuestra.

Sucedió que en medio de esta fraternidad religiosa emergió un chiíta con apariencia de musulmán pacifista._Este le haría la vida imposible a Nataniel por considerarlo un occ-dental enemigo._Lo veía como un espía de los norteamericanos con el antifaz de cristiano musulmán,_es decir un mozárabe,_el chiíta trató de envenenar la mente de sus hermanos de fe con la supuesta traición del actor medieval._No logró su objetivo.

La animadversión del chiíta creció más cuando el caballero cristiano comenzó a sim-patizar con Agar.

Agar era una joven feligresa que cautivó a Nataniel con dos detalles fascinantes:Sus ojos misteriosos de perlas atornasoladas y la postura orante de su cuerpo,que reposaba sobre las alfombras persas impregnadas de espiritualidad oriental.

Agar y yo emprendimos una amistad maravillosa que desem-bocó en el amor que habíamos idealizado.Las oraciones eran intercaladas por el silencio de nuestras miradas.Nos acostumbramos a pasear de la mezquita al parque de la media luna.De ahí a contemplar los mares de Magdalena y San Miguel.

La glorieta de la media luna albergó al cruzado para decla-rar su conquista de tierra santa.Las estrellas del cielo y las dos lunas fueron testigos de ese amor que pacificaba dos razas, dos creencias que fueron enemigas en la historia.

El placentero romance de los creyentes fue interrumpido por las miradas del Chiíta.Un día al ver a los enamorados que compartían sus sentimientos en la glorieta, se enardeció de envidia por esa escena de amor.Pensó que el privilegiado debería ser él por derecho étnico y religioso.Desde ese momento siempre lo espíaba.Su odio hacia el caballero fue creciendo más.A donde fueran los seguía secretamente.

La noche estaba maravillosa para celebrar una fecha histórica en que los cristianos y los árabes convivieron pacíficamente en tierra santa, en los tiempos heroícos de las cruzadas.Agar y Nelson fueron a la discoteca Bertolotto, que les dio la bienvenida en la puerta con toda su hoploteca de armadura medioeval.La pareja ya había advertido el seguimiento cauteloso del Chiíta, a quien le habían puesto el apelati-vo de Saladino.

En medio de la oscuridad y las luces sicodélicas, que los conmi-naba a bailar, vieron el brillo plateado de la daga del islámico que amenazaba con ma -

tarlos impíamente.

Lo más lógico sería preguntarnos:_¿Por qué Nelson no lo denunciaba ante las autoridades?_ Las razones son de las más increíbles:_Al cruzado le fascinaba la idea de sentirse en conflicto con el árabe, porque veía que la historia de las cruzadas se repetía en su vida.También se sentía el protagonista de una película de su propia realidad.Tiempo después comprendió que él no era el único idealista. El musulmán tuvo para matarlo pero no lo hizo por no acabar con la aventura de la eterna Guerra Santa.

Saladino ingresó a los servicios higiénicos del Bertolotto. No encontró al cruzado.

Creyó que se había fugado por la ventana del tragaluz donde se veía la luna. No se percató que yo lo observaba desde el interior de la armadura medioeval que me ha -

bía puesto.Lo mismo hizo mi amada en el baño de mujeres.Ella me contó,tiempo después, que se vio similar a la estatua de Juana de Arco que se encuentra en la iglesia de la Recoleta.

Yo más temía a la policía del estado que investigaba mi relación con Agar, que al his-triónico Chiíta que me daba la oportunidad de vivir la historia que enseñaba en colegios y academias.

El profesor Cornejo publicaba en los periódicos murales de sus colegios, el romance que estaba viviendo con su musulmana,como si fuera un hecho histórico que se ha-bía dado en la época de las cruzadas.

El caballero Jones fue llamado por el supremo sacerdote de la mezquita para hacerle presente que “si se casaba con Agar , tendría que hacerlo en la mezquita islámica”.Pe-ro el galán se opuso a la imposición del Sheik.Y como su prometida no lo contradijo, entonces fue amenazada de ser expulsada de la religión musulmana.

_”Nadie nos podrá separar”._Sentenció Agar.

Los días pasaron para ambos, multiplicándose los entretenimientos amorosos.Jugaban Ajedrez.Las piezas de él eran de tallados blancos de reyes,cruzados y caballos de reves-dos medioevales.Las piezas de ella eran de tallados rojos de califas y guerreros de ci-mitarras. Sus cúpulas de medialuna se diferenciaban de las torres de los castillos.En es-te juego se castigaba al perdedor con un beso apasionado.

Veían juntos la telenovela brasileña “El Clón”.Ella le prolongaba la exquisitez de la obra arábiga danzándole con la cintura al ritmo de Carmen Asha Zamora y de Shakira.

Movía sus brazos como una araña excitada.Finalmente convergían sus cuerpos bañándose en una tina de azulejos. Otras veces el folklore saudita era musicalizado con pan-deretas, tamboriles, balalaicas y canciones que Agar interpretaba. Su voz enmielaba co-mo los dulces árabes que degustaban sus labios.

Las canciones del tunecino Enrico Macías enamorizaban más a la pareja.

El no se daba cuenta que cada véz se arabizaba más entre la música y los juegos apasionados. Turbantes,zapatos miracielos,lámparas de bronce,danza de tules, el canal persa, los cigarrillos árabes y el arroz nativo , contribuyeron a su orientalización progresiva.

Agar lo correspondía viendo obras medioevales en televisión_”El Señor feudal”,_”El Cid”,_“Robado al cielo” y “Juana de Arco” entre otras, provocaron polémicas de video fórum.La historia romántica no se agotó en sus hogares.Exploraron los recónditos encantos urbanos que encierra la vida debajo del sol. Pasearon por el trensito del “Parque de la amistad”.El arco de la herradura los acogió santamente como a sus hijos.La in-tersección de las avenidas Camino del Inca y Benavides son testigos de esas experiencias inolvidables.Los tules de la feria de Surco adormilaron la agitación del paseo.

En el pabellón morisco del Parque de Lima presenciaron una de teatro que dramatizaba El encuentro entre Ricardo Corazón de León y Saladino.

_En la Casa Unanue de Cañete se debería presentar esta gran obra que resalta la dignidad de los dos caballeros_propuso Agar.

_Para eso tendrían que convertir la Casa de Unanue en un centro cultural.Su arquitectu -

ra morizca se presta para la escenificación_aportó Nelson.

Visitaron la facultad de teología y filosofía de Lima, que se encuentra entre las avenidas Sucre y La Marina.En este recinto cultural escucharon conferencias sobre filosofía me-val._”A Dios se le puede conocer con la fe y la razón”._Al regresar de la facultad se maravillaron de las cúpulas de la iglesia ortodoxa Eran muy similares a las árabes,hin-dúes y rusas.

Un segundo escenario de filosofías fue el castillo Estuardo de la Nueva Acrópolis que se encuentra en la avenida Bolivia. La madera y las murallas de piedra del recinto da -

ban un ambiente acogedor para expresar la historia del pensamiento humano.

En la casa de Agar se multiplicaron las tertulias,no sólo en el ámbito de la filosofía, sino también en el de la religión,ciencia,arte y literatura.

_De la piedra filosofal al elixir de la vida,_De la piedra negra de la Kaaba a los aportes culturales de los árabes,_De los dibujos de los algebristas del libro Baldor al arte de las mezquitas, alhambras y alcázares,_De la alquimia al dorado cupular,_Del Corán a la Biblia,_De la Hégira de Mahoma a la huída de la sagrada familia a Egipto,_Del Ángel Gabriel a la Virgen de Monserrat de una iglesia de Lima,_De la casa de Agar a los restaurantes miraflorinos de comidas arabescas.

Un día al ingresar a la Iglesia de la merced del Jirón de la unión, se quedaron estuper-factos al contemplar, en la portada, las esculturas de dos personajes medievales,que se encontraban más arriba de las de Santa Rosa y San Martín.De ahí se dirigieron a la plaza de armas de Lima.Llegaron en el peor momento. Estaban erradicando la imponente estatua de Francisco Pizarro a otra plaza de menor importancia.Su armadura era muy similar a la medioeval.

Los caballeros que acompañaron a Pizarro en la conquista del Perú,sean los trece del gallo o los que vinieron después, posiblemente eran descendientes de los caballeros que participaron en las Cruzadas al lado de señores y monarcas europeos.Eran unos conquistadores de sangre que arrastraron su espíritu caballeresco del medioevo a la época del barroco que les tocó vivir.

En la noche nos fuimos a la procesión de Santiago de Surco.El Santo jinete linchaba a un mahometano.Ella preguntó_¿Por qué no es lo contrario?

Una de las modalidades de divertirnos estaba en mencionar todas las palabras de origen árabe como “bala”,”alcabala”,”almohada”,”vela”,”policía”,”moneda”,”jabón”,

“semana”,”gabela”,”sábana”,”alfombra”,”tapiz”,”media”,”luna”,”bufanda”,”chata-rra”,”salmonela”,”manta” y cuantas otras que nos permitían pasar el tiempo ante la rutina que suele devorar los instantes de la vida.

Acostumbrabamos a citar diferentes inventos,técnicas y descubrimientos.Nos preguntábamos _¿Fueron los árabes o los europeos?_Los árabes inventaron el telescopio antes que Galileo,_desarrollaron el álgebra después de los egipcios,_con su alquimia prepararon soluciones químicas en búsqueda de oro,_impulsaron la medicina con jarabes,pomadas y purgantes,_mejoraron las técnicas agrícolas de cultivo y transformaron la cultura occidental al introducir en Europa la imprenta,el papel,la brújula y la pólvora que le habían comprado a los chinos.

El Chiíta,como casi todos los orientales, era un hombre misterioso en su conducta.Solía mirar con profundidad cualquier cosa que para uno no tenía importancia.Sus ojos negros podían hipnotizar hasta a un hombre de grandes poderes espirituales.Su gran astucia le había permitido salir de las situaciones más difíciles de la vida.Como todo Chiíta poseía el fanatismo de la violencia sagrada.Es decir era un obsesionado de “La Guerra Santa”.

Pensaba que todos los frutos de la tierra le pertenecían a él y a los de su raza por un derecho religioso que Alá les había concedido. Creía que el oro,el petróleo o cualquier recurso natural de un país era suyo.Ante el obstáculo que se le presentara tenía que con-quistarlo,poseerlo y saborearlo.

Dentro de sus fantasías orientales estaba la Alquimia,_la Piedra filosofal,_el Elixir de la vida,_la Kaaba y el poder de su música.Al no poder crear oro en su laboratorio,lo que se conoce como Alquimia,buscó el dorado por diferentes lugares de la tierra.Le molesta-ba la el hecho de que un grupo musical tuviera el nombre de tan sabia ciencia.

Su creencia en la energía filosófica de algunas piedras, lo convirtió en un eterno con-templador de los pedregales

Preparaba unos jarabes a base de frutos dulces y decía que eso era el Elixir de la vida que le daba la eterna juventud,En verdad no aparentaba la edad de patriarca que tenía.

Un meteorito o un cometa que cruzara por el cielo,significaba para él un signo divino, a semejanza de la piedra negra de la Kaaba que cayó en la Meca.Piedra venerada eter-namente por sus fieles.

Tenía un instrumento musical de viento que según él,cuando lo tocaba,las personas se sentían atraídas por la raza,cultura y religión que Alá sembró en este mundoEl Instru -

mento lo portaba permanentemente,como talismán, ante las constantes persecuciones que tenía en su vida por robarse los recursos naturales de los países que visitaba.Estas Hégriras o huídas las consideraba sagradas como la del profeta Mahoma.”Alá lo salvaría de la muerte”.Saladino ,semejante a un católico del montón, transformaba su fe religiosa de acuerdo a sus propias conveniencias.Todo lo que se le cruzaba por la mente era un signo de Alá,que tenía que obedecer y agradecer,dedicándole largas largas horas de oración,alternadas con lecturas del libro sagrado del Corán.

Desde el malecón de San Isidro pensamos iniciar una nueva aventura cuando vimos abajo un castillo feudal,que estaba a orillas de la playa.Descendimos con nuestra carpa e ingresamos al coloso de piedra.Aunque estaba en un completo abandono,no ha -

bía perdido su encanto medioeval.

Ella se sentía como una princesa mora raptada idilicamente por un noble europeo.

En su interior nos imaginamos con guardias del medioevo,emblemas y escudos en las paredes,gigantescas lámparas de velas en los techos,copones con fragantes vinos e interminables panoplias que fortalecían el ambiente.Subimos por las escaleras ha -

cia las torres de defensa para poder ver quien no estaba rodeando.No había nadie.So-lo el mar,la arena,la luna y las estrellas nos acompañaron en el paso del anochecer.

Las moscas y las pulgas eran las cortesanas encantadas por las brujas,_Las ratas se-rían los jabalís que cazaban los caballeros,_Los grillos la música de los bufones,_Las luciérnagas las antorchas del castillo.Todo este ensueño perfumaba nuestro aliento.

Fragancia que se convertía en el antídoto ante el basural que nos contaminaba.

_Mira.Han comido bien el Señor feudal y sus caballeros,¿no ves cuantos desperdicios han dejado?_bromeó Agar entre risas y miradas de sorpresa.

La fantasía caballeresca fue interrumpida cuando encontramos un bote con sus remos.Estaba deteriorado,pero sin ningún hueco en el maderamen de su cimiento.

_Será de algún pescador_conjeturó ella.

_Pero no huele a pescado_agregué_.Esperemos hasta mañana a ver que pasa.

Esa noche acampamos en el viejo castillo. Ella entulada como una odalisca y yo con mi ropaje de cruzado.Nos alumbramos con velas y perfumamos la carpa contra los malos olores.Pusimos la tienda de campaña alejada de la escoria e iniciamos una nueva aventura.

Transcurrió una velada maravillosa.Por primera vez en mi vida escuchaba la narración de los cuentos árabes por una árabe:”Sherezade”,_”Simbad el mari-no”,_”Alibabá y los cuarentas ladrones” y “Las mil y una noche”embriagaron de fantasía mi pensamiento juglaresco.Al contarme “Aladino y la lámpara maravillosa” desenrrollé un lienzo para mostrarle una pintura donde salía Jesucris-to de la lámpara de Aladino.

Ella sacó una pequeña lámpara de bronce.La frotó y me hizo una propuesta: _Pídeme tres deseos.

_Deseo tu mente,deseo tu corazón y deseo………._me interrumpió: _El tercer deseo pídelo mentalmente,porque si lo dices ya no se cumplen los dos anteriores_nos reímos y la velada continuó su destino.

Mi literatura no se podía quedar enterrada en el pasado y comenzé a corresponder la mítica con “El Cid campeador”,_”El anillo de los Nibelungos”,_”El Canto de los Caballeros de la Mesa redonda”,_”La Canción de Rolando” y otras más de esa telúrica edad media,que hoy en día nos divierte con los arlequines y bufones de la hora loca y malabaristas botafuegos de populosas avenidas.

La poesía filosófica de Kalhil Gibrán fortaleció nuestros pensamientos y enterne-ció nuestros corazones.

Pensé sobre la acción de Dios en nuestras vidas:_”¿Realmente Dios quería que se luchara en las cruzadas para recuperar tierra santa que estaba en poder de los árabes?

Eso no lo podemos saber.Hasta que punto podemos pensar que Dios estuvo a favor o en contra de la violencia de ese entonces.Cómo habrá pensado Dios mismo de los cristianos y musulmanes.Sea como haya sido, lo cierto que a mí me era más emocio-nante pensar en un Dios aventurero que intervenía en las odiseas de reyes,papas,señores feudales,caballeros y santos guerreros.Más me divertía el Dios del Antiguo Testamento y el de las Cruzadas, que la tradicional divinidad a la cual estamos acostumbra-dos por herencia colonial.

Se apagaron las velas, pero la luz de la luna continuó relampagueando en las piedras atornasoladas.Esas piedras que Agar depositaba en las manos del cruzado para comunicarle la fuerza de su pasión.La vibración era pujante.Las piedras atornasoladas fueron por un momento para ella el elixir de la eterna juventud.La filosofía de su existencia y la divinidad caída del cielo.

Las piedras atornasoladas,con su magnetismo pedernáleo,atraían los rayos de la luna y de las estrellas.

De mis manos ella volvió a coger las piedras atornasoladas e invocó ritualmente a Alá con su sensual cuerpo que genuflexionaba en la alfombra.Entre el vuelo de los murcié-

lagos,el lenguaje onomatopéyico de las olas y los quejidos de éxtasis de Agar,termina -

mos la noche en el viejo castillo de la playa.

Amanecimos con la luz del sol que le robó a la luna.Ni el pescador,ni el marinero llegaron por su barca.Entonces decidimos emprender la travesía marina de embarcarnos para alcanzar la cruz de Chorrillos.La cruz papal de un concilio decidió la cruzada con un :

“Dios lo quiere” en 1,098.Remamos navegando con los gritos de “A tierra santa”y”Dios lo quiere”,pero a la altura de los mares de Miraflores, nos salió al encuentro Saladino con su bote de goma.

_¡Nunca llegarás a tu tierra prometida¡_exclamó con su risa diabólica.El trató que su nave se estrellase con la nuestra.Por esquivarla violentamente perdí el equilibrio cayen-do en las aguas marinas.Por estar heladas anquilosaron mis miembros e inmediatamente me vino un calambre.Me estaba ahogando.Perdí el conocimiento.

Me encontraba tendido en la orilla de la playa, auxiliado por la respiración boca a boca de Agar.

_Saladino te salvó la vida_escuché estas palabras al recobrar la conciencia.

_¿Por qué no me dejaste morir,si eso es lo que tú querías?

_La muerte le corresponde a mis manos y no a las garras del mar_me contestó fuerte-mente el Chiíta.

_Pero al menos hubiera tenido el privilegio de morir ahogado en Aguas Santas como Federico Barbarroja.

_Mejor sería que sobrevivas luchando como Ricardo corazón de León.

Le estreché la mano_Tienes la dignidad de un sultán guerrero.

Agar me miró con pena y alegría.

Me abrazó y exclamó:_¡Cuando estabas desmayado te ví parecido a Felipe el hermoso!

El oriental intervino jocosamente_Para mí todas las mujeres de mi harén son Felipas las Hermosas!_reímos los tres.

En el castillo celebramos la fiesta en honor a nuestra amistad:Saladino cantaba y toca-basu instrumento misterioso,mientras Agar bailaba al ritmo de manos y cintura.Los tules de colores volaban por el castillo en símbolo de bienvenida.Esa mañana me marié con el narguilé que fumaba el Chiíta. El sonido estrambótico de los tamboriles me im-pregnaron del misterio musulmán.

En un descanso de la fiesta,Saladino me miró hipnotizadoramente.Después de un corto silencio me dirigió la palabra:_Otras de las razones por la cual no dejé que murie-ras, es porque no soy un sarraceno que mata en medio del mar a lo igual que los piratas.

Yo soy un guerrero de Tierra Santa.Me compadezco en los meses sagrados de julio,por la Hégira, y de abril por el Ramadán.Además tú eres un idealista como yo.Agar me lo ha contado todo cuando estuviste inconsciente.Nos parecemos mucho en cuanto el sue-

ño de revivir la historia de las Cruzadas.Discúlpame.No volveré a atentar contra tu vida.

_¿Qué puedo hacer por ti,en agradecimiento a tu rencor olvidado?

_Por mí nada.Por Alá sí. Ve la forma de poner su nombre en los cielos.¿Me prometes que lo harás?

_Te lo prometo.¿Pero cómo tengo que hacerlo?

_Los cruzados y los musulmanes le pusieron imaginación a la Tierra Santa.La voluntad divina solamente cayó del cielo.Con todo lo que te he dicho me volverás a preguntar:

¿Cómo tienes que hacerlo?

Entonces comprendí ,a través de sus palabras,que nuestras cuzadas en nuestra vida eran inagotables. Días después al no poder volar ni con el Delta, ni con el Parapente, alquila-mos una avioneta en Collique que jalaba en la cola una gigantografía que decía:

“Alá y Mahoma te aman desde los cielos”.

Abajo ,Saladino ,de hinojos, reverenciaba sagradamente.

Volando en la avioneta, Agar me dijo:_Desde las alturas de los cielo todo se ve diferen-te_agregué_.Sin ti, todo se ve diferente.

_Eso significa que sin mí todo es diferente para ti.

_¿Por qué dices eso en forma tan enigmática?

_Porque tendré que dejarte por un tiempo.No sé si largo o corto.Tengo que viajar a mi país. Mi padre está enfermo y quiere que esté a su lado.

Nuestra despedida la hicimos navegando en los veleros del río Rimac, que transitan entre los puentes de Tacna y Abancay.Yo me sentía en el Mar Rojo y ella en el Golfo Pér-sico.Las aguas sagradas ungían nuestros corazones.

Agar ya no estaba a mi lado.Busqué a Saladino para no perder el espíritu oriental que había perfumado mi alma.Nadie sabía donde estaba.Los compatriotas que lo conocían, a lo igual que yo, se encontraban intrigados al no saber nada de su destino.Por un momento pensé que se había ido con Agar a su patria, y que todo fue un juego de sentimientos para vengarse de mis antepasados.

Las piedras atornasoladas que poseía,_me dejaron la presencia permanente del corazón de Agar y el ideal de Saladino._ No percibía en la pedernalia la traición de los islámicos.Me encontraba solo.Sin el amor de Agar y sin la aventura deSaladino.Peor aún: _Condenado y procesado en el Palacio de Justicia.

_¿Por qué usted se le veía frecuentemente frente a la embajada de los estados unidos?

Preguntó el fiscal en el juicio.

Porque ahí tomo mi movilidad para ir a mi casa, ya que trabajo a tres cuadras de la embajada.En la avenida El Derby se encuentra el colegio San Luis Rey.

_¿No será porque quiere renovar su visa?

_No.No pienso regresar al país que me expulsó.

_O que lo impulsó a conspirar con los árabes.

_Yo nunca he conspirado con ningún árabe.

_¿Nunca? Pero lo han visto con la señorita Agar Ibrahím,de nacionalidad arábiga,al frente de la embajada.

_¿Y eso qué? Ella era mi enamorada y solía esperarme al salir del colegio.

_Era su enamorada¿Y por qué ya no lo es?

_Puedo decir que aún lo es.

_No entiendo¿Lo es o no lo es?

_Eso pertenece a mi privacidad personal.

_¿La señorita Agar Ibrahím conocía al señor Ismaelí Aljuarismi?

_No sé quien es él.

_Cómo no va a saber……si lo han visto a los tres navegar juntos y entrar a un viejo cas-llo_Recobré más la conciencia_Ah…..usted se refiere a Saladino.El Chiíta.

_Ese nombre no registra su pasaporte_exageró su enfado el fiscal.

_El nunca quizo dar su nombre.Solamente decía que le dijeran el Chiíta, y nosotros lo bautizamos con el nombre del Saladino.

_Caramba que grado de confianza se tenían.Entonces vuelvo a preguntar:¿La señorita Agar Ibrahím conocía al señor Ismaelí Al Juarismi?

_Claro que sí.Eran hermanos de fe que se congregaban en la mezquita del distrito de Magdalena.

_Lo que significa que también a usted lo conocía.

_Es evidente. Ya se lo dije.

_Se conocían tanto que se fueron a una discoteca.

_Él llegó.Yo estaba con Agar.

El fiscal con expresión burlesca y voz de carácter enfatizó:_El señor Al Juarismi es un terrorista chiíta que ingresó ilegalmente al país e intentó asesinar al presidente Bush en su última visita que hizo al Perú.Hay pruebas al respecto. Desde ese momento que lo estamos buscando ha desaparecido del Perú.Su intento del magnicidio coincide con sus andanzas que tenía con usted y su novia.Y su desaparición coincide también con el re-greso de la señorita Agar a su patria.Retornó con soborno en inmigración, ante la orden de captura_me puse nervioso y disuadí la maquiavélica conjetura del fiscal_.Simple coincidencia. Ella viajó a Arabia porque su padre se encuentra gravemente enfermo.

_Um…m….m….que conmovedor. ¿Usted cree en la palabra de un árabe?

_Yo creo en la palabra de ella_recordé su sensualidad sonora.

_Más conmovedor.Tan conmovedor como las oraciones y las lágrimas del señor Aljuarismi cuando veía en los cielos la propaganda de su dios y profeta.Una propaganda que usted y su novia confeccionaron.

_Era un acto de gratitud para Ismaelí_volví a recordar el fin de mi romance.

_¿Puede decirme por qué esa gratitud?

_El me salvó la vida en el momento que me ahogaba.

_Cuando se estaba ahogando y cuando se estaba robando una embarcación que no le pertenecía.

_¡No estaba robando!_grité iracundamente.

_Claro.Le doy la razón.No robó la barca, porque después usted regresó el hurto junto con el señor Ismaelí y su novia al castillo.A ese castillo de la playa donde usted y su amada violaron la propiedad la privada.Propiedad del Instituto Nacional de Cultura.Usted confundió la cultura con la aventura.Aquella aventura de su película de las Cruzadas que no terminó de filmar en Nueva York.Quería terminarla en el viejo castillo de la pla -

ya.Sacó el alambre de la reja. Creo que tampoco eso es un delito. ¿No es cierto?

Risas de los miembros del jurado.

_Yo creía que el castillo estaba abandonado_me sentí ridículo y avergonzado.

_También creyó que la barca estaba abandonada.Esa barca pertenece al guardian del lu -

gar, que en ese momento se encontraba enfermo.El cobraba en esa barca por pasear a las personas que se lo solicitaban.Usted ha estado jugando con una herramienta de trabajo.

No sólo eso.Ha convivido con la basura del castillo durante toda una noche.¡Que asco!

¿Qué clase de novia es la que tiene usted?

_Por favor respétela a ella.Yo no sabía_casí lloré.Me sentía culpable y subestimado.

_Tampoco sabía que uno de los ladrones de los uniformes de palacio era el señor Aljuarizmi.Salió fotografiado en los diarios_me sorprendí con lo afirmado.

_¿Suele andar con ladrones politiqueros?

_No sabía que era ladrón.

_Pues, aparte de ladrón,también algo lunático.

_¿Lunático?_me admiré del término.La luna me hizo enamorar de Agar hasta convertir-me en lunático.Tuve pena por la denigración de la palabra.

_¡Sí! Lunático se le llama a un loco.El señor Aljuarizmi tenía de loco y de asesino.

_¿Por lo del presidente Bush?

_No solamente por ese atentado y otros que conocemos, sino porque se le vio entrar con una arma punzocortante a los baños de la discoteca Bertolotto.

_¿Y por qué no lo detuvieron?

_Porque huyó sigilosamente.Igualmente lo hizo en el atentado presidencial.Lo raro es que usted y su novia salieron ilesos del baño después que él había entrado.

_¿Y porqué tendría que atentar contra nuestras vidas?_me hice el desentendido.

_Tal vez no estaba atentando sino conspirando con ustedes_astutamente el fiscal invirtió la situación..

_¿Conspirando contra quién?

_Perdón había olvidado.Las preguntas las hago yo.Discúlpeme su señoría y agradezco su tolerancia.Hay muchas pruebas por descubrir en el futuro.Usted tal vez no teme a las hipótesis_el fiscal sonríe y cambia el asunto.

_¿Acostumbra usted andar con enemigos de la fe católica?

_No,porque soy católico.

_¿Usted es católico?

_Si soy católico,pero el hecho que lo sea no me impide frecuentar la mezquita,donde encontré gente buena que hacían obras sociales como los cristianos.

_Gente buena y no enemiga de la fe católica como Aljuarizmi que minimizó pública -

mente la imagen de San Miguel Arcángel del óvalo de Gutierrez del distrito de Miraflores,diciendo que deberían poner en su lugar la estatua de San GabrielArcángel_mensaje-ro de Alá para anunciar a Mahoma como profeta._¿Qué me dice al respecto?

_Indudablemente lo repruebo_me sentí incómodo ante las miradas del jurado,que su-puestamente aparentaba ser católico.

_Yo repruebo su conducta en la sociedad.Usted es un desadaptado social al igual que su amigo Aljuarizmi.Cada cual lo manifiesta en su estilo.No sé como usted puede ser profesor.¿Qué le enseña a sus alumnos?¿Les enseña a divertirse en discotecas? Discotecas que pueden ser voladas en pedazos por un loco terrorista.¿A sus discípulos los forma o los deforma?Que pueden pensar los padres de familia de un profesor que se degenera sexualmente en una carpa rodeada de basura,Un profesor que convive con la basura es capaz de contaminar a sus alumnos.Que pueden pensar los padres de fa -

milia de un profesor que viola las instituciones privadas y culturales para satisfacer sus sueños de fantasía histórica.Un profesor que roba las herramientas de trabajo de los más necesitados.Un profesor que dice no ser cómplice de terroristas orientales pe-ro anda con ellos compartiendo sus locuras.En usted si se cumple el refrán:”Dime con quien andas y te diré quien eres”.Existe la libertad de culto en nuestro país,pero también nuestra ley rechaza la alteración del orden público y a los movimientos subver -

sivos.Peor aún cuando son de implicancia extranjera.Esas mezquitas musulmanas promueven la Guerra santa,la violencia religiosa.Moralmente maculan el pacifismo de nuestra fe cristiana.Por eso fueron intervenidas en Nueva York a raíz del atentado de las Torres Gemelas.En esa intervención es interpelado el acusado.El frecuentaba estos templos musulmanes y los sigue frecuentando.

En conclusión señores del jurado nos encontramos delante de un íntimo amigo de un loco,de un asesino,de un terrorista,de un anticatólico y de un fanático de su fe religiosa.

Y nuestro amigo el profesor enseña historia y religión católica en un colegio.Es más,el acusado tiene una relación sentimental con una mujer que es compatriota de esta extraña y maligna amistad,siendo su hermana de fe en ese templo que se llama mezquita.¿Qué clase de congregación religiosa es esa que acepta entre sus miembros a lacras de la sociedad? Pero volvamos al tema de la aventura de los castillos que eran mis cuentos pre-feridos en mi niñez y en mi adolescencia.

Risas de los asistentes de la sala.

_¿No se le ha ocurrido a usted ir por el castillo Rospigliosi?

_No.No se me ha ocurrido.

_Ni se le ocurra tampoco.No quertemos problemas con los militares.

_Tal vez realice una visita cultural con mis alumnos.

_Espero que los padres de familia confíen en usted en cuanto envíar a sus hijos con un aventurero.

_Ser profesor de historia es toda una aventura_me defendí con la misma espada que me atacaba.

_Una aventura pero no una locura.

_Se repiten las risotadas del jurado y del público presente.

_Yo no estoy loco_dominé mis emociones para no sentirme ridículo.

_Yo tampoco, por eso no invado los cuarteles.

_No lo invadiría.Solicitaría un permiso.

_Así como el que solicitó para el castillo de la playa.También puede ser diferente cuan-vaya al castillo del Real Felipe.

_Ya lo visité con mis alumnos.

_¿Y no pasó nada?

_Que iba a pasar.

_No sé…….tal vez querer disparar con fusil o atacar un barco con uno de los cañones.

El público hilarante vuelve a manifestarse.

_No soy loco para hacerlo.

_Tiene razón.Además estaba con sus alumnos.

_Aunque estuviera solo.

_No creo.La experiencia dice lo contrario.Yo le aconsejo que visite este tipo de lugares con sus alumnos porque solo es muy peligroso para usted y para la sociedad.

_Yo no soy un hombre peligroso.

_Pero si le gusta el peligro.

_Eso es diferente.

_Bueno asunto de usted, pero al menos hay un precedente de que ha respetado una institución militar, quedando así facultado para visitar el castillo Rospigliosi.

_La autorización me la da el cuartel y no usted.

_Caramba que bien sabe usted sus derechos.

_Siempre lo supe.

_A propósito de Castillos ¿No ha visitado el castillo de Chancay?

_No .Pienso hacerlo con el colegio.

_Ahí es diferente.Ese castillo no es un cuartel militar.Es muy visitado por turistas y es-colares_volvió a mirarme con ironía.

_Aunque lo fuera no tendría problemas.

_Pero tal vez tenga problemas con los turistas.Al menos si son norteamericanos.

_Yo nunca le he buscado problemas a los norteamericanos.

_Bueno eso lo vamos a volver a ventilar en una próxima cita judicial_el juez me miraba con sus pronunciados anteojos de aumento.

_A propósito,ya que mencioné a los escolares.¿Usted les enseña política a sus alumnos?

_Claro eso hacemos todos los profesores de Historia y Educación Cívica.

_¿Y no se lo prohiben en los colegios?

_¿Por qué? Desde el momento que estamos enseñando obras y hechos de los reyes,vi-rreyes,incas y presidentes, ya estamos enseñando política.

_Pero eso es diferente. Yo me refiero a política partidaria.

_También se le enseña política partidaria cuando se les habla sobre las ideologías libe-rales, conservadoras,marxistas,apristas o socialcristiana.

_Me estoy refiriendo a la propaganda política.

_Debió empezar por ese lado.Eso si no lo hago porque va contra la ley.Lo que si enseño es sobre la historia de los movimientos subversivos del Perú o del terrorismo de estado de Fujimori,más no la apología proselitista pertinente.Usted lo sabe mejor que yo por -

que es un hombre de leyes.

_Claro que sí.Yo he leído la Constitución y la legislación docente.

_Si es así,me puede decir entonces: ¿Qué dice la Constitución política sobre la educa-ción escolar?

_Soy yo el que hago las preguntas y no usted.Disculpe su señoría.Una vez más mil gra -

cias al tribunal por su tolerancia.Debí aclararle sus derechos de sala al acusado desde el primer momento.Me sujeto a las sanciones judiciales para el que habla y para el denun-ciado por las irreverencias declaradas.Con la venia del tribunal le repito:Soy yo el que hago las preguntas y no usted.

_Procure hacerlas bien, porque parece que no ha leído la Constitución política.

El juicio se vio en la televisión, se escuchó en la radio y se publicó en diarios y revistas. Constantemente los periodistas intentaban entrevistarlo por los pasadisos del palacio de justicia. El respondía con la agitación del caso.Los policías repelían con empujo-nes a los reporteros.Siempre el maestro se mantuvo con respeto y serenidad. Estaba al-go asustado pero no lo daba a conocer.

Los pasquines impresionaban al público,sobre el juicio al docente, con titulares como:

“Profe es loco de los castillos”,_”Profe tenía amores con una talibana”,_”Era profe y cruzado a la vez”,_”Maestro de colegio andaba con loco árabe”,_”Profe se cree Señor Feudal”,__“Profe se cree Don Quijote”,_”Maestro católico cree en Alá y no en Jehová”, _”Profe da clases de leyes al fiscal”,_”Fiscal dice que profe lo creyó su aalumno”, _”Profe era discotekero y ratero”,_”Profe dice que fiscal no ha leído la cconstitución”, _”Fiscal se asa con Profe”,_”Profe puede perder su chamba”.

El cruzado Jones estuvo encerrado cerca de un año en el penal San Jorge de Lima.La mezquita de Magdalena fue clausurada,teniendo un permanente control policial.A los terroristas peruanos se les implicó con el terrorismo musulmán. Grupos politiqueros acompañados de delincuentes y familiares de las víctimas del terrorismo,saquearon las tiendas de los árabes residentes en el Perú. Causaron grandes daños.Los orientales reclamaron ante las autoridades.La policía reveló indiferencia.El presidente de la re-pública, a nombre del estado peruano,propuso cubrir los gastos de los daños y perjui-cios con la condición de que abandonaran el país.

El ángel que liberó a San Pedro de la cárcel se hizo realidad al salir en libertad.

La aventura del cruzado tenía que continuar, pese al riezgo del seguimiento de la justicia. No le guardaba ningún rencor al Chiíta.Lo comprendía porque era idealista co-mo él.Recordaba que fraternizando con Saladino,en el viejo castillo, leyeron el libro de “Piratas y Emperadores” de Noam Chomsky donde se le acusa a Bush de terrorista genocida al cometer miles de crímenes en Irak.Ambos adjudicaron también al presidente norteamericano la ejecución de Sadan Hussein.

_”Sé que Husseín mató a muchos Chiítas como yo, pero no por eso el gringo va inter -

venir en los asuntos de mi raza. Si algún día lo veo lo voy a matar”_afirmó Saladino.

Una noticia que entristeció al cruzado fue la muerte de los camellos donados al Perú por el rey de Marruecos_Tal vez si hubieran tomado los antídotos y purgantes de Sa -

ladino no hubieran muerto”._Pensó en el interior de su alma.Evocaba su viaje de vaca-ciones con Agar por las tierras de Ica.Que felices eran cuando montaban los camellos marroquíes por el desierto iqueño. Se sentían en el Sahara descansando de una agita -

da cruzada.Que tiempos aquellos.

En esa caravana beduina pudieron descubrir el lenguaje de la soledad que habla a través de las cavilaciones, recuerdos y sentimientos extraños de un retiro espiritual.Fue una huída al desierto de Egipto en busca de protección divina.

El comprendió el mesmerismo oriental de ella al verla acariciar un camello marroquí.

Salí del cautiverio. Al regresar a mi vivienda me dí con la sorpresa de que mi amigo ya no era mi compañero de cuarto,sino el dueño de la habitación.Me dijo que las mensualidades de mi familia nunca habían llegado a sus manos. No pude comprobar la veracidad de sus palabras,intentando contactar con mi familia del extranjero, porque por esos días la comunicación telefónica y el Internet estaban interferidos.

Otra sorpresa fue que solamente encontré dos de mis pinturas de los dieciocho lienzos que dejé_”Al regresar de mi trabajo me dí cuenta que habían robado en el Atellier.Yo no tengo la culpa de eso”_se lavó las manos mi amigo.

Mi Atellier era ahora una simple habitación. Los pinceles y los óleos estaban deteriora -

dos. Días después me enteré que el amigo vendió las pinturas y que se apropió de las mensualidades. Sin despedirse se fue de la pensión. Lo busqué pero nunca lo encontré.

Por la sentencia de la ley mi familia desconfió de mí.Dejaron de ayudarme.Tuve que ir -

me a vivir a la casa de un sobrino en Chaclacayo. Ese fue mi primer destierro.

Necesitaban reyes magos para un pasacalle religioso por navidad.Él fue disfrazado de Baltazar.Ahí estaba el jinete de caballo blanco. Ese desfile por las calles sanantonianas fue para él la llegada de una nueva temporada mágica y providencial._”Que quiere Dios de mi vida”_solía preguntarse.

Le gustó tanto la idea de sentirse Rey Mago ,que al acercarse la fiesta de la Epifanía se aproximó al consejo municipal de Lima para ofrecerse como Baltasar, pero el personaje ya estaba seleccionado.

En la plaza de armas la Tres veces coronada celebró su fundación ,en la víspera,con una verbena. Apareció Pizarro con una grisácea armadura, portando un gigantesco estandarte amarillo que tenía el escudo orgulloso de las tres coronas y las águilas negras.Fundó con su espada “La Ciudad de los reyes”.El sacerdote bendijo la proeza histórica y todos los espectadores del teatro público gritaron:¡Viva Lima”, ¡Feliz día Lima!.Bombardas iluminaron el cielo. Los juegos artificiales iluminaron el cielo.El castillo se encendió de colores.Eran las doce la medianoche.Lima había vuelto a nacer.

La municipalidad de Miraflores organizó su tradicional fiesta de carnavales en el colegio Champagnat.Ahí estaba él.Disfrazado de cruzado medioeval.El disfraz de la pelí-

cula que filmó ,en las tierras del norte,era fabuloso. Todos los invitados repararon en la excentricidad del ropaje.La cota metálica de la cabeza,adornada por una corona de platina dorada, era de lentejuelas plateadas que lo hacían brillante como su imaginación.El aterciopelado siena del vestido hacía contrastar la cruz relampagueante del pectoral,elevando la fe con las águilas del escudo emblemático.Ni la espada,ni las botas de gamuza impidieron la rapidez pintoresca del baile del cruzado.Ganó dos premios: El del mejor disfraz y el del mejor baile.Una alumna que bailó con él expresó sus sentimientos de admiración hacia su persona:”Usted siempre será mi señor profesor aunque todos estos estúpidos digan que usted es el guachafo terruco de la fiesta”.La respuesta de gratitud del caballero la manifestó con un beso en las manos de su dama.Ella vestía de blanco angelito.

Al ser aclamado en el proscenio, se escucharon murmuraciones sobre su proceso ju -

dicial.El cruzado no se amilanó. Pasó orgulloso, con sus premios, delante de piratas, pieles rojas,dráculas,arlequines,curas,cosacos,brujas,magos,romanos,vikingos,calabe-ras y árabes que le sonrieron sarcásticamente.

Los premios fueron pasar una noche en el hotel Marriot ,bailar en la discoteca de Larco Mar y cenar en el restaurant Donatello.En ninguno de los tres lugares pudo disfrutar con plenitud.Los periodistas lo acosaban con el recuerdo de la corte.Simultáneamente los a -

gentes policiales lo vigilaban como a un niño travieso.

Se reanudaron los escándalos periodísticos de los pasquines:_”Cruzado duerme como rey en el Marriot”,_”Profe baila como quinceañero”,_”Profe discotequero la goza después de cana”,_”Figureti Nelson sabía rumbear”,_”Profe papea como condenado en restaurant italiano”,_”Duerme solo en el Marriot porque las mujeres le tienen miedo”.

Los lugares premiados que frecuentó no fueron tanto de su encanto por carecer del ápi-ce medioeval.Ese medioevalismo extravagante lo había vivenciado en el antiguo hostal de la cuadra veintitrés de la avenida Arequipa de infraestructura feudal.Que no hablar de la discoteca Lancelot de Comandante Espinar que tenía panoplias en las paredes o el video pub Siglo XIII del jirón Gonzales Prada, donde los tragos tenían nombres como:

“Rey Arturo”,”Escalibur”,”Carlos VII”,”El caballero” y otros más que deben existir.

Siempre le agradó “El Vivaldi” por su madera,el dorado y el escudo caballeresco.Nunca se olvidó de la literatura musical de la discoteca “La Divina comedia”.

Un día la parroquia organizó un peregrinaje al templo de las Nazarenas en homenaje al Señor de los Milagros.El recorrido sería por las avenidas Larco,Arequipa,Wilson y finalmente Tacna.En el tramo de la segunda avenida una anciana feligresa se desmayó.La presión le había bajado.Los auxilios de los hermanos no fueron suficientes.Decidieron llevarla al centro médico más inmediato: La Cruz Roja de la avenida Arequipa.El cruzado ingresó a la institución cargando a la anciana.Ese episodio fue el espaldarazo que lo consagraba caballero de la orden de los Templarios.

Llegaron al templo de las Nazarenas. Por los megáfonos se anunció de que en el santua -

rio se había descubierto una propaganda protestante contra la devoción del Señor de los Milagros.Se advertía que se tuviera cuidado de no dejarse convencer.Fue prohibido el ingreso de estos iconoclastas al santuario.La cofradía,exagerando la actitud de la oposición ,dijo que podían estar armados y decididos a romper la imagen del santo patrono.

Un cordón policial resguardaba a los hermanos que controlaban el ingreso a las Nazarenas:”Usted es devoto del Señor de los milagros”.Uno de los hermanos protectores del templo era Nelson.Por eso se consideró un Templario.Los Templarios fueron una orden religiosa militar que se fundó en la Europa del siglo XIII.Se encargaban de proteger el templo de Salomón ante el ataque de los turcos musulmanes.También resguardaban a los peregrinos europeos que viajaban a tierra santa.En cambio los Hospitalarios eran de la orden que asilaba en un hospital a los peregrinos enfermos o heridos de guerra que viajaban a Jerusalén.Llevaban una cruz blanca sobre un manto negro, para diferenciar-se de la cruz roja de los Templarios y de los cruzados.

Me encontraba una noche en la Alameda de los Descalzos,apreciando las estatuas grecorromanas que engalanan el lugar.Al contemplar la armadura y la espada de un soldado que se confunde entre romano y medioeval, se me asaltaron dos sujetos por diferentes lados con intención de asaltarme.Viéndome rodeado no tuve tiempo de correr a ningún sitio.No me quedó otra salida que subirme sobre la cabeza del guerrero esculpido.Los delincuentes me decían que mejor sería que bajara porque sino iba ser peor.Comenzé a rogarle a Dios por mi vida.Le rezé a mi ángel custodio.

Los facinerosos se cansaron de esperarme.Treparon por las piernas del guerrero.Uno de ellos me atacó con su filuda chaveta,pero yo la esquivé,y esta se quebró al chocar en el mármol de la coraza.La otra arma tuvo el mismo destino al pasar por en medio de mis piernas y estocarse en la armadura de la cintura del soldado.En ese momento unas per -

sonas vociferaron:_¡Policía! ¡Policía! ¡Asalto! ¡Asalto!_los delincuentes se fueron maldiciéndome por el resto de mis días.Aquel soldado de la historia me había salvado la vi-da.O bien fue un romano convertido al cristianismo o un medioeval con una coraza bendecida en la Vigilia de Armas.

Por gratitud prometí a Dios rezar por el alma de los artistas que habían hecho las armaduras medioevales en el Perú.Le rezé a la imagen de Juana de Arco de la Iglesia de la Recoleta,_A los caballeros españoles de la portada de la Mercedes,_A las del Bertolotto, _A las del Real Felipe,incluyendo la Espada del Conquistador,_A la de Pizarro,_A la de San Miguel Arcángel del óvalo Gutierrez,_A la del Museo de Oro,_A la que había en u-na licorería de Diagonal Benavides,_A las que se encuentran en algunas tiendas de an-tiguedades,_A las que posiblemente existan en algunas casas particulares._Me obsesioné tanto con la devoción, que le rezé también a los que confeccionaron los botones me-tálicos de los sacos Blaiser,_A los escudos familiares,_A los diferentes escudos de armas”,_”Al que diseñó elescudo del Vivaldi”,_”A los que pusieron un yelmo sobre alguna hielera de plástico de la época medioeval”._En fin a cuanta imagen de la Edad Media se me cruzaba por la mente.No se libraron de mis oraciones los Cruzados Francisco de Asís y Antonio de Padua,_Fernando Rey,_Luis Re,_.Bertoldo del Monte Carmelo y Simón Stock._Mis oraciones las pronuncié en las iglesias góticas de Cristo Rey y San José de Jesús María. Tiempo después me enteré que realmente era la escultura de un Romano.Empezé a rezarle al artista que la había esculpido.Y a todos sus coterráneos italianos que esculpieron las estatuas de la pileta del Parque de Lima y pintaron los cuadros del Museo de Arte Italiano.De esa sagrada forma suavizé el dolor de mi piadoso desengaño.