Vega III y la Peste por Juan José Braun - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
VEGA III Y LA PESTE (Ecocuento por DocBraun)

1. El descubrimiento

El Capitán John Magreen miró a su alrededor y exclamó:

-

Muchachos, debemos hacer algo, o el malvado Dark Farher contaminará

todo el planeta, y es urgente!

La verdad es que el panorama que se ofrecía a la vista era desolador,

los deshechos tóxicos que las fábricas de Dark Father volcaba habían invadido

desde la costa del río, antes verde y l eno de vida, hasta la mitad de ambas

laderas del val e, y hasta donde l egaba la vista todo era devastación, soledad y

muerte.

La hierba había desaparecido totalmente, la tierra tenía una coloración

gris amarronada que nunca se había visto en el planeta, los centenarios

árboles, unas acacias de decenas de metros de alto, sólo mostraban los tronco

y las ramas mustias, sin hojas, peladas en algunos casos hasta la corteza,

dejando escapar hilos de savia como si fueran lágrimas derramadas por estos

gigantes moribundos.

No se escuchaba ruido alguno, no había ardil as, ni pájaros multicolores,

ni siquiera algún insecto. Toda la vida animal había emigrado o muerto

El pequeño planeta, Vega III, era uno de los cinco planetas Vega que

orbitaban uno cerca de otro alrededor de la estrel a NC2-070753 ubicada en un

extremo a mil años luz del centro de la galaxia conocida por nosotros como Vía

Láctea.

Todos se miraron sin pronunciar palabra, nadie se atrevía a romper el

silencio que invadía Vega III, estaban acongojados por lo que veían, les parecía

imposible que tan sólo en pocas semanas hubiera cambiado el paisaje en forma

tan drástica y lamentable.

Luego de un largo rato, en el cual cada uno parecía estar metido en sus

propios pensamientos, Caro4 dijo como si hubiera tenido una revelación.

-

Necesitamos ayuda, l amemos a DocBrown a ver si se le ocurre algo para

frenar esto antes de que sea demasiado tarde.

-

Buena idea Caro4!, marchemos ya, antes que oscurezca, no me gustaría

que nos agarre la noche en estos páramos. – Dijo el Capitán Magreen

tomando la delantera.

Juntaron muestras de la tierra gris amarronada, de las cortezas de las

acacias, de los hilos de savia y marcharon rápidamente al poblado.

1

2. Movilización

DocBrown era un sujeto que parecía salido de una caja de juguetes de

un payaso de circo. Tenía unos ojos negros vivaces que titilaban detrás de una

gafas de cristales tan gruesos que parecían hechos con el fondo de una botel a

de licor de anís.

Los cabel os grises largos y despeinados a ambos lados de la cabeza, ya

que la coronil a estaba quedando totalmente despoblada, la barba, casi blanca,

también larga y un tanto descuidada.

Usaba un guardapolvos que en una época debía heber sido de un blanco

radiante pero que ahora, después de tantos años de volcarse encima toda clase

de productos químicos, lucía un tono que oscilaba entre el gris tierra y el

amaril o óxido de azufre, tantas manchas tenía el pobre!

Sin embargo, a pesar de su aspecto, DocBrown era un genio. Sus

ayudantes, los tril izos lunáticos Max1, Alex2 y Matt3 (cada uno con sus

habilidades extraordinarias), lo secundaban sin chistar en cada uno de sus locos

proyectos de investigación, y a él fueron en busca de ayuda el Capitán McGreen

y su Compañía de Exploradores y Guardavidas de Vega III.

Cuando l egaron ya entrada la noche, las dos lunas de vega III, Selene1

y Selene2, bril aban en el cielo sin nubes. Sin embargo DocBrown y los tril izos

estaban levantados y trabajando febrilmente en algún proyecto desquiciado,

pues el os eran de hábitos nocturnos.

Una vez explicado el hal azgo y entregadas las muestras de la tierra gris

amarronada, las cortezas de las acacias y las lágrimas de savia, el Capitán

Magreen dijo:

-¿Creen que podrán hacer algo?

- Cuenta con el o Magreen, ¿acaso alguna vez te hemos fal ado?,

contestó el Doc mientras entregaba una porción de cada muestra a los tril izos

que corrieron raudamente a sus laboratorios para aplicar sus extraordinarias

habilidades.

Magreen y la Compañía se marcharon al cuartel a dfescansar unas horas

antes de que amanezca.

2

3. El accidente

Dark Father se encontraba frente a las pantal as de rayos catódicos

multicolores observando las gigantescas máquinas haciendo su trabajo en cada

fábrica, las gráficas de producción de una infinidad de productos de uso

múltiple y los reportes de los robots encargados de cada una de el as, ya que

no había ningún vegaciano trabajando, pues todas el as era automatizadas, el

Vega III el trabajo humano tal como lo conocemos en la tierra, no existía, los

habitantes sólo estudiaban, cantaban y eran felices todo el año.

De pronto se oyó un alboroto que venía de uno de los cinco pasil os que

l egaban a la torra de control donde Dark Father pasaba su tiempo mirando las

pantal as de rayos catódicos multicolores, ya que ese era su pasatiempo

favorito (aparte de contar los vegadólares que ingresaban continuamente a sus

arcas), y enseguida sonó una seria de apurados golpes en una de las cinco

puertas.

Dark Father un poco molesto por la interrupción, se levantó de su sil ón

masajeador aromatizado, abrió la puerta y preguntó:

- ¿Qué pasa?...¿Quién osa interrumpirme de esa manera?

- Hubo un accidente!, Hubo un accidente!- dijo con cada una de las

cabezas el ayudante siamés DebleU.

- A su hijo lo mordió un escorpión mutante de clase desconocida, justo

en el borde de la tierra gris amarronada! ….amarronada! repitió la segunda

cabeza.

Dark Father salió corriendo para encontrarse con el cuedro de ver a su

hijo con el brazo enrojecido y la mano tomando un tinte gris amarronado, y

gritó desesperado:

-

Llamen a los paramédicos!

Estos l egaron al instante y luego de una serie de tests y varias pruebas

con la sangre, le comunicaron la mala noticia.

-

No podemos hacer nada por Dark Junior, no conocemos el antídoto, se

irá poniendo gris amarronado.

3

4. La solución

El capitán McGreen y la Compañía l egaron hasta los laboratorio de

DocBrown temprano, ya en todos los canales Crónica, desde el 1 hasta el 99,

estaba a todo color y en alta fidelidad la noticia del accidente de Dark Junior

con las fotos de ambos brazos ya de color gris amarronado, lo que le daba un

aspecto enfermizo y desagradable.

El capitán Magreen preguntó a Doc Brown que habían descubierto

después de sus locas investigaciones y si había posibilidades de salvar al

planeta de la mundialmente l amada “Peste gris amarronada”

Doc Brown y los tril izos exclamaron en 4 canales y al unísono:

-

Por supuesto!¿Acaso alguna vez te hemos fal ado?

-

Y cual es la solución?

-

Pues, la solución no es una solución, son varias acciones acciones que

hay que tomar y pronto, antes que la contaminación que produce la

peste gris amarronada acabe con el planeta

-

Primero: hay que cerrar todas y cada una de las fábricas contaminantes

-

Segundo: convertirlas en ecofábricas de manera tal que ya no arrojen

más desperdicios tóxicos al río. Para el o hay que fabricar la infinidad de

productos de uso múltiple con componentes reciclables, biodegradable y

amigables del río y el bosque

-

Tercero: inyectar este antídoto a Dark Junior – le dijeron los 4, en 4

canales y al unísono

El Capitán Magreen y su Compañía de Exploradores y Guardavidas de Vega

III fueron a hablar con el malvado Dark Father, que ya no era tan malvado

puesto que habían salvado la vida de su amado hijo Dark Junior.

Después de largas e innumerables locas explicaciones por parte del

cuarteto científico Dark Father decidió utilizar todos sus vegadólares para abrir

nuevas ecofábricas de innumerables productos de uso múltiple con

componentes reciclables, biodegradables y amigables del río y el bosque.

Y así, Vega III se convirtió nuevamente en un planeta verde, libre de

contaminación y la envidia de los otros 4 planetas Vega de la estrel a NC2-

070753 ubicada en un extremo a mil años luz del centro de la Vía Láctea.

4

Le puede interesar...

  • Nuclear war chapter i
    Nuclear war chapter i Ciencia Ficción por FRAN
    Nuclear war chapter i
    Nuclear war chapter i

    Descargas:
    26

    Páginas:
    8

    Publicado:
    Mar 2020

    HISTORIA DE GUERRA Y DERECHOS HUMANOS

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Lejos de la tierra
    Lejos de la tierra Ciencia Ficción por I. A.
    Lejos de la tierra
    Lejos de la tierra

    Descargas:
    242

    Publicado:
    Mar 2020

    Año 2236. La Tierra y su centenar de colonias espaciales están superpobladas; llevan una vida anárquica y socialmente degenerada. A dos años luz de distancia,...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • En los ojos
    En los ojos Ciencia, Medicina por D.Koontz
    En los ojos
    En los ojos

    Descargas:
    740

    Publicado:
    Feb 2020

    Un libro de 1981 'predijo' la irrupción de una extraña epidemia similar al coronavirus En la novela de terror 'Los ojos de la oscuridad', Dean Koontz situó e...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • En Marte
    En Marte Ciencia Ficción por W. A.
    En Marte
    En Marte

    Descargas:
    118

    Publicado:
    Feb 2020

    Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres en caminar por la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el ...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT