Ya no Tengo Familia por Anna Donner Rybak - muestra HTML

TOME EN CUENTA: Esta es una vista previa en HTML y algunos elementos como enlaces o números de página pueden ser incorrectos.
Para la versión completa, descargue el libro en PDF, ePub, Kindle
Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Anna Donner Rybak 1

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Hijo mío, la felicidad está

hecha de pequeñas cosas: Un

pequeño yate, una pequeña

mansión, una pequeña fortuna…

(G. Marx)

Anna Donner Rybak 2

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Anna Donner Rybak 3

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Prólogo

No alcanza con estar enamorada, su familia tiene

que estar enamorada de vos.

Antes que nada, cualquier similitud con la

realidad, es tan sólo una mera coincidencia en la

imaginación del lector. Todos los personajes de

esta historia son ficticios.

Te vas a casar, estás enamorada, con los ojos bobos,

pensás que todo será un cuento de hadas, y serás

feliz y comerás perdiz para siempre...

Dedicado a todas aquellas para evitar el camino al

infortunio. No alcanza con que estés enamorada, él

sea divino, tenés que perdirle ¡el árbol genealógico!

es decir, el carné de salud de todos y cada uno de

los miembros de su familia.

1) ¿Te odian?

2) ¿Son de derecha y vos sos de izquierda?

3) ¿Son conservadores y vos una transgresora?

y lo más importante…

4) ¿Le caés bien a su madre? ¿Le caés bien a su

madre? ¿Estás segura? ¿Bien segura?, ¿Bien

segura?

5) ¿Son machistas?

Si en cuestionario precedente existe una y sólo una

respuesta "SI", lamento informarte que por más

enamorada que estés:

¡No te cases! ¡No lo hagas! ¡Por el amor de DIOS!

Anna Donner Rybak 4

index-5_1.png

index-5_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

EL TIO Y LA SHICKSE

Un día de semana del segundo lustro de la década

del 80, toqué timbre en la casa de mi novio, a las

cuatro de la tarde.

Para mi consternación, me abrió la “shickse”, en

tacos, y desnuda: -“¡Ay, pasá, perdoná que no me

puse “nada”- me dijo la señorita, o señora, (vaya

uno a saber), dirigiéndome una mirada piadosa ante

Anna Donner Rybak 5

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

la constatación de la expresión de horror que de mi

rostro emanaba.

La dueña de casa, dejaba todo a cargo de ella, su

mano derecha: “Viste que tiene tan buenos

modales”, se excusaba la doña, y la “shickse”,

además de cocinar, y limpiar, era al mejor estilo

Secretaria Ejecutiva, igualita a Melanie Griffit:

“Llamó la señora Cohen, dice que ya puede pasar a

cobrar”, y de este modo le atendía a los clientes y el

teléfono (u ambos, vaya uno a saber…)

Luego de mi impresión de aquella primera vez, me

acostumbré a verla pasear “como Dios la trajo al

mundo” mientras cantaba. Más o menos a la hora

16, luego de terminar con todos los quehaceres

domésticos y administrativos, ella comenzaba con

el sistemático ritual denominado “Ceremonial del

Retiro”. Se desvestía y cantaba alborozada,

mientras iba dejando colgadas sus prendas íntimas

(y no tanto), de los distintos muebles de la sala,

comedor y dormitorios. Por supuesto faltaban horas

para que “La Patrona” arribase.

Pero lo cierto es que en el “hogar” sucedían asuntos

bien extraños, mas no eran percibidos por mis

azoradas córneas.

Lo que más le gustaba era atender a todo caballero

perteneciente a tan memorable familia.

Un “cliente” con tarjeta Gold, era el Tío. Un

caballero decente, de conducta intachable, hombre

Anna Donner Rybak 6

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

de buenas costumbres, padre de familia y

renombrado profesional. “El Tío acaba de salir para

ahí”, contestaba ella ante el llamado telefónico de la

esposa preocupada por la tardanza del esposo:

“Pobre, trabaja tanto”. Entonces, el Doctor de la

Anestesia vestíase presuroso. Quién iba a sospechar

que en un hogar virtuoso funcionara lo que

funcionaba. La doña, callaba, una tumba. (Secretos

de familia, dicen).

También era visitada por el Honorable Doctor en

Leyes, misma coartada. Por supuesto, no podían

faltar en la lista de bonificados, mi futuro consorte,

y sus hermanitos: desayuno completo en la cama

para todos, sean unidos los hermanos. Pero no

solamente los hermanos, también pasaron por ahí

los amigos de los hermanos. Y los amigos de los

amigos de los hermanos.

Cómo le gustaba a “la shickse” el deporte, nunca

les cobraba nada, aunque los clientes de “La tercera

edad”, retribuían a cambio, alguna vergüencilla.

El Doctor en Leyes le pedía audiencia con algún

juez, cuando le estaban por embargar la casa.

En fin, ya saben. Maravillosa familia. Pobre mujer,

que en paz descanse.

Pero parece que quien no descansa, es el Tío. El

decrépito galeno, ya no tiene la casa de Otra,

porque no existe Otra que aguante sus seniles

Anna Donner Rybak 7

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

achaques, por lo que se le ocurrió ahora cambiar de

casa.

-Mire Usted…que está mayorcito para lastrar penas

de amores.

Pero El Tío, emprendió la cruzada libertadora. Los

ochenta y pico le dieron la nafta necesaria para

tomarse los vientos, y se dio el lujo de abandonar el

domicilio conyugal, dejando acongojada a la

esposa, con los ojos rojos de tanto llorar. La

hermana no podía dormir: - ¡Pobrecito!, ¿quién

lavará su ropa?-¡Laverap!-¿Quién preparará su

cena?- ¡Devoto Rotisería!

Una noche de semana de nuestros últimos tiempos,

sonó el teléfono de mi casa.

Existían ene posibilidades, pero mi intuición

implacable me revelaba al parlante al otro lado del

teléfono. Le dije a mi (entonces) marido: -¡Atendé

vos!

Efectivamente, se trataba del Tío. Quería que él le

pusiera ” los toma”. (O andá a saber qué más quería

que le pusiera).

Anna Donner Rybak 8

index-9_1.png

index-9_2.jpg

index-9_3.png

index-9_4.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

ESAS TONTAS CUÑADAS…

He sido bendecida con dos maravillosas cuñadas,

Amén.

Anna Donner Rybak 9

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Ellas pululan; cual adornos navideños que no se

sabe ni para qué sirven, ni para qué están.

Una monada; nunca un tono más alto de voz.

(Sendas estúpidas madres les han enseñado cómo

comportarse en sociedad).

Anticomunistas (Esa gente Kilombera, habráse

visto).

Juran que nunca durmieron ni van a dormir en una

carpa.

Tienen faltas de ortografía.

Madres ejemplares, se ocupan de las cosas

importantes de los chicos:

1. ¡Te manchaste toda y recién te había cambiado!

– se lamentan las nabas ante el gateo de la pobre

bebé sobre el piso de hormigón, jogging rosa-

inmaculado.

2. ¿Mi amor, querés más papa? ¡Ufa, comé la papa;

sino un señor muy muy malo te va llevar al

infierno!

3. ¡Un ba báu! – Repiten, con cara de boludas. (El

chico no es retardado mental, le pueden hablar con

voz de persona normal).

Anna Donner Rybak 10

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

4. ¡ES hora de bañarse! - (Se me pasa la hora y no

sé qué mierda hacer con mi putísima existencia).

Planifican todos los onomásticos de sus retoños de

acá a veinte años: -¡Mi amor, ponete linda para la

foto de la torta! – (¡Es para que quede en el

recuerdo de todos los preséntes, ché!)

No usan alhajas artesanales, gravísimo sacrilegio, ni

ponen cosas así en la casa. - ¿Así, cómo? – ¡Mersa!

Tipo tapiz indígena, boluda, ¿Me irán a confundir

con una chola? – se debate “La Titi”, xenofóbica

minusválida mental.

Poseen maravillosos departamentos, amueblados

según indican los cánones del vulgar mal gusto,

combinación de un estilo “muy-miami”.

Han estudiado los infinitos escaparates en sus ratos

de ocio (que son todos), entre las visitas al gimnasio

y la hora de comienzo de Intrusos, donde Jorge Rial

colma sus inquietudes culturales, brindándoles la

última primicia de los sucesos acaecidos en

Bailando.

Establecen

con

ellos,

amorosos

consortes

generadores de Divisas, un encantador lenguaje en

que se destacan los apodos “gordo”, “bicho” y

afines, para que… ¡todos tengan claro cuánto los

aman! (¡Estoy enamorada de tu Dinero!)

Anna Donner Rybak 11

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Permiten que ellos se burlen de ellas en público

(Por el amor y el dinero todo vale). Las traten de

haraganas (y no es que los caballeros estén faltando

a la verdad, pero una cosa es pensarlo, y otra es

que… ¡los muy cretinos lo digan!).

Las temporadas estivales alquilan no más al

poniente que de Punta. (Una de “las maravillosas

encontró un ratón en una de las mansiones, pero se

trata de una residencia en el Este, al fin y al cabo

¡ché!).

Pasen y vean, que lindas tolderías.

Finas. No hablamos de kilos, quede claro. Están

condenadas a ser gordas, aunque peleen todos los

días de su vida con eso. -Entre nosotras, un poco

más de HACER, ¿qué te va doler cuando seas

vieja?

Criaturas hipocondríacas, si las hay:

1. Diagnóstico del Doctor Huesos: “Columna

vertebral frágil

2. Diagnóstico de La Psicóloga de la Familia: “¡No

levantes al bebé, que se va malcriar! “(Consejo

ratificado por mamis zapallas como ellas). – Entre

nosotras, mi vieja, ¿ni siquiera un upita? La

holgazanería te puede, ¡eres un caso perdido!

3. Diagnóstico del Doctor Ortivelli: “Cirugía de

hemorroide” ¡Qué causalidad tan casual! Entre

nosotras, ya saben.

Anna Donner Rybak 12

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Emanan una sonrisa estúpida, sin mostrar

demasiado la dentadura.

Gastan los $$$ de sus maridos ganan en el blanco

Kolynos” de la Doctora Dientes:

Que todos me queden del mismo tamaño porque si

no me veo f ea” (reitera “la Titi”, al azorado

Asistente de la Doctora Dientes, escupiendo saliva

a través de los alambres -¡Sos Salada!); tratamiento

pago por La Compañía que mantiene su estúpida

existencia de Señora Importante.

Saltan a la mañana de su lecho y planifican el menú

hogareño.

La Titi al teléfono (dialogando con mami): -

¡Mamita linda cuánto te quiero por haberme

enseñado esas cosas tan bonitas!

Mami (predicando con el ejemplo): - Cuando

ustedes eran chicos, nosotros íbamos al garito todas

las noches y los dejábamos con “la shickse” “Y

desde entonces soy timbera

La Titi: -¡Qué bueno mami, ya no sé qué hacer y

estoy tan cansada! – (Rascándose ya saben donde

mientras vigila a hurtadillas a la funcionaria

doméstica, ¡no sea cosa se esté desviando de las

exactas instrucciones impartidas!).

Mami: -¡No te vayan a robar, nena!

La Titi: -¡Ay me acordé que no quedan fideítos,

pará mami que anoto en “El Cuaderno” –“¡ Ya

tengo la excusa para salir !

Anna Donner Rybak 13

index-14_1.png

index-14_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

EL EVENTO

Se venía el onomástico de la mamá de mi entonces)

marido: - "Mañana tenemos que ir al cumpleaños de

mi madre" - procedió a informarme mi adorado

consorte aquel sábado a la tarde, cuando ya me

felicitaba por haber zafado, ya que la susodicha fue

a tomar el té con las urracas de sus amigas el

mismísimo día. -Pues no ¿Qué te has creído?

Tienes una cuñadita amorosa, no una bestia como

tú, a quien no podría habérsele ocurrido mejor idea

que organizar un ágape familiar para el domingo.

Infelizmente, sólo podía resignarme. Al menos,

sería en Makao; iría y comería hasta reventar.

Por tanto, el domingo a la tarde me vestí, impecable

para la ocasión que me convocaba. Ya habían

arribado algunos comensales, la encantadora

Anna Donner Rybak 14

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

anfitriona y su adorada y maravillosa nuera, es

decir, ustedes entienden, mi amorosa cuñada.

La anfitriona, desempeñando de forma magistral el

rol social que le competía, nos dio la bienvenida:

" Ay cómo estás; hace tanto que no te veo; qué frío

que hace; qué día; por suerte acá hay una vista

maravillosa; qué hicieron hoy ¿se levantaron

tarde? "

Un sí casi imperceptible emergió de mis labios. " Mi

amor, mi vida, ¿te despertaste muy tarde? ",

dirigiéndose a mi (entonces) marido.

La Maravillosa, madre ejemplar, organizadora del

evento, hallábase sentada, acompañando a su divina

suegra. Mi sobrina, que cada vez se asemejaba más

a un pequeño monstruo, corría por el salón,

clavando sus dedos asesinos en todas las tortas:

- " Bicho, ¡Valu está metiendo los dedos en las

tortas! " - Exclamaba La Maravillosa, y le pasaba la

pelota a su consorte.

- " ¡Valu, no se puede! " - decretaba entonces el poco

expeditivo progenitor , y el pequeño monstruo

proseguía con su nefasto comportamiento.

- " ¡No puedo más! "- se lamentaba La Maravillosa

conmoviendo a su estúpido auditorio- " Pero la dejo

que elija lo que quiere " – indicaba entonces,

Anna Donner Rybak 15

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

adjudicándose el rol de psicóloga inteligente.

¡Pobrecitos los chicos!

Mas la amorosa tonta sí se ocupaba de embutir al

pequeño monstruo de alimentos, creyendo así

justificar su magra condición maternal:

- "¿Valu, comiste mi amor? ¡Querés un vasito de

agua, un sangüichito? " - El monstruo, cero bola; y

seguía destruyendo el salón.

-" ¡Bicho, Valu no hace caso! " - Ahogábase

suavemente La Maravillosa con cara de boluda

desesperación.

- " Valu, ¡te va llevar el señor de la bolsa si no dejás

de correr! " – Acorralaba entonces a la bestezuela el

genial pedagogo.

La Maravillosa, zoombie con respecto a su entorno

mediato, comenzaba entonces a emitir su estúpida y

recurrente verborragia:

- " ¿Sabés que ya tengo la fecha para festejar el

cumple de Valu? Es en la manzanita feliz el día tal,

ya tengo todo reservado. "- Pedazo de tonta, tu sí

que te ocupas de las cosas importantes.

No soportando ni por un solo instante más la

situación en la cual me hallaba inmersa; me dediqué

entonces a disfrutar del “Five o' Clock Tea”.

Anna Donner Rybak 16

index-17_1.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

INTERNET, EL AMOR DE MI VIDA

Todos conocemos algún idiota de esos que aprende

dos boludeces de memoria, y se cree el más

sabihondo del mundo.

Y va dictando cátedra acerca de los geniales

conceptos aprehendidos.

Tal es el caso de mi maravillosa cuñada.

Consumista rabiosa, Internet es el vibrador que

satisface sus más bajos instintos.

En el instituto El Byte Feliz, le enseñaron los tres

vocablos que hoy domina a la perfección: " página",

" güeb" e " Internet".

Anna Donner Rybak 17

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Tras aprobar Diseño de Dibujitos IV, y con las

ideas prendidas con alfileres, la Maravillosa se

lanzó a la conquista del mundo.

Mientras cortaba la cebolla con los lentes de

natación puestos atomizaba a quien estuviese de

turno:

- " ¿Te gusta lo que cociné? " – realizaba entonces

una pausa, sonreía estúpidamente y aseveraba -

" ¡Encontré la receta por Internet! " –( Y descubrí el

Tesoro Encantado).

Iba pregonando sus múltiples ta-lentos a cuanto

infeliz se le cruzaba en el camino:

- " Mongo Chucho, ¿Tenés güeb personal? ¡No

existís! "

Irreverente robot, su cerebro binario estaba

preparado para sonreír, o comprar.

" ¡Qué divino es comprar desde casa! " – Declaraba

entonces la novel funcionaria satelital, doblando

uno a uno los cincuenta conjuntos de jogging para

su descendencia.

Anna Donner Rybak 18

index-19_1.png

index-19_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

FIVE O’CLOCK TEA

Para su onomástico, Doña Elisa había organizado el

té en 80 y Pico.

- ¡Pepe, seis completos para la dós! – anunció el

receptor de pedidos al mostrador, tras el inminente

apetito develado por las invitadas.

- Mozo, ¿El baño? – Inquirió Sarita, ufana, tras su

arribo y estampando un lacre en la mejilla de la

homenajeada, provisto del excedente de rouge

chorreado de sus labios.

Anna Donner Rybak 19

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

- ¡Al fondo a la derecha! - Atinó a responder el

azorado empleado, ante los gorjeos de la cacatúa.

Los trinos de las urracas generaban una importante

polución sonora desde la mesa armada en ele, cuya

suma en años superaba unas cuantas centenas.

Las anodinas comensales estaban presas por la gula.

Tratarían de aprovechar al máximo la promoción

Un completo, comen dos”; engullirían a más no

poder.

- ¡Qué divino te queda el rojo, Elisa! – proseguía la

mentirosa e intrascendente oratoria, un piadoso

cumplido desde la connivencia por haberles

conferido el honor de lastrar gratis.

- ¡Gracias! – devolvía amorosamente la anfitriona,

asfixiada desde la lycra dos-talles-menos atigrada

que la envolvía, investidura estrenada para la

ocasión, que destacaba sus partes menos agraciadas.

Vestidas de viejas, la Maravillosa y la Titi,

comparecieron por último lugar.

- ¡Disculpen el retardo! – se justificaron las

imberbes.

La Titi, con la coartada que su gravidez le confería,

constató con horror que no había asientos libres.

Anna Donner Rybak 20

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

- Mi médico dijo que no me puedo cansar, y ya

caminé como dos pasos. – se exculpó, con la lengua

afuera.

- Mozo, ¡Dos sillas más! – regenteó insolente,

Sarita.

- ¡Qué divina! ¿De cuánto estás? – preguntó

Raquel.

- De dos días y cuatro horas, me hice dos Evatest, el

primero me dio “un simple retardo”, pero el

segundo me dio dos rayas – esclareció la Titi, y

acto seguido, estalló en sollozos.

- Estás sensible, es tu estado… – intervino amorosa,

Elisa.

- Es que mi mamá me regaló la balanza de cristal

Ga.ma, y ayer cuando la estrené, me di cuenta que

aumenté cinco kilos y veinte gramos. ¡Si quedo

gorda, me suicido! – la Titi estaba desesperada.

- ¡Chiquilinas, viene la comida, hagan lugar! - los

ojos de Sarita se salían de las órbitas, contemplando

las bandejas que portaban dos camareros.

- Espero las señoras no se queden con hambre –

exclamó

el

funcionario

confitero,

mientras

depositaba medias lunas, sándwiches, tostadas,

mermeladas, y tortas.

Anna Donner Rybak 21

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

- ¡Mozo, otra mesa! – prepoteó Sarita.

Los alimentos callaron a las pajarracas, por espacio

de un minuto. Manducaban, con la boca tan llena

que se les escapaba la comida por la comisura de

los labios.

- ¡Mozo, más servilletas! – bramó Sarita, con restos

de alimento en el bigote.

- La chísquéic no tiene ricota – aportó, la

Maravillosa al mejor estilo Toto Da Silveira,

aguardando las preguntas del auditorio.

- ¡Ay, cómo la hacés? – Se interesaba La Titi,

concentradísima y prestando suma atención.

- ¡Encontré la receta en Internet! – ilustraba

entonces la aplicada navegante.

La Maravillosa realizaba una pausa, y aprovechaba

la ocasión para fanfarronear sus múltiples ta-lentos.

- Soy Diseñadora Güeb, Podrías tener la página

güeb de El Negocio.

- Nena, yo de eso no entiendo nada – eludía Elisa.

- ¿Te diseño un dibujito? - insistía, latosa, la

Maravillosa.

- Pero sin compromiso – se resignaba Elisa.

Anna Donner Rybak 22

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

La Titi, flechada ojeaba la comida, conteniendo su

apetito voraz.

- Titi, ¿no vas a comer? – interpeló amorosamente

la Maravillosa.

- No pruebo carne roja desde los dieciocho, y me

encantan las verduras – se jactaba la Titi. “Por cada

gramo de torta subo diez quilos, y si mi amado se

hace humo, ¿quién me va mantener?

Anna Donner Rybak 23

index-24_1.png

index-24_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

PERSEVERA Y TRIUNFARÁS

Hoy me van a presentar uno de esos lastres

cadera-dobleancho”, se lamentaba, resignado mi

cuñado, una fría tarde de invierno; la Maravillosa le

había insistido, oficiando de sus dotes de celestina.

El no tenía nada para perder, ya se había cansando

de buscar el amor, ese que da cosquillas en la

panza, ese que hace estar en plena calle a los besos,

ese que responsable de las mayores alegrías y

mayores tristezas.

Pero, la Titi, lo sorprendería gratamente. Dicen las

malas lenguas, que en esa primera cita, ya pudo

mostrarle sus dotes de cocinera. Todas tenemos

Anna Donner Rybak 24

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

nuestros particulares mecanismos de seducción, y la

Titi, tenía claros sus puntos fuertes.

Fue el comienzo de una ardua cruzada libertadora,

cuyo objetivo final era más que presuntuoso: Cazar

de una vez por todas al marido abastecedor con

alianza dorada incluida. Y La Titi se quemó las

neuronas por tan magistral objetivo.

Cuando otras novias en las vacaciones en la playa,

se ocupaban de disfrutar de “La Dolce Vitta”, la

abnegada Titi cocinaba panqueques, “felloas

incluidas.

Su labor de hormiga, era fulminante, y certera. La

Titi, fue la novia más paciente del mundo, aunque

por dentro se consumía. Las cosas no pintaban

sencillas: ella no ofrecía los suficientes encantos, y

él no se convencía, la propuesta del enlace se

tardaba bastante.

Pero, a él se le terminaba la edad de la inocencia, y

quería dejar próspera descendencia, así que lo

pensó mejor.

¿Por qué no probar su eficiente desempeño? La

Titi, entonces tuvo que pasar por encima de sus

principios “cristianos”, no le quedó otra que aceptar

una Prueba de Convivencia sin Casamiento, en el

amor y la guerra todo vale.

Anna Donner Rybak 25

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Por tan magna causa, aceptó vivir en un tugurio de

dos-por-dos, él no se decidía a “invertir”. Pero, La

Titi se reservaba para disfrutar de la póstuma gloria,

su madre le había enseñado a hacer bien los

deberes.

Y parece que La Titi los hizo bien. Luego de cuatro

agónicos años, en los cuales “El Gerente” evaluó

los costos y beneficios de la relación, la ansiada

propuesta, muy pero muy tarde, pero al fin llegó.

La Titi no cabía en sí de gozo, al fin casamiento

como Dios manda, con una fiesta de la gran p.

Meses organizando el catering, engullendo menos

que siempre, las cosas estaba destinadas a salir

perfectas.

Pero, la suerte no estuvo de su lado. La enfermedad

de un familiar, se interpuso en su dorado sueño.

Cuando la gravedad fue inminente, la fiesta se

suspendió. La Tití creía que su San Antonio la

odiaba, pero eso no lo podía decir, ¡qué iba a pensar

la gente de ella, mujer interesada! Así que, una vez

más, fue paciente, calló y esperó.

Y La Tití no se iba a quedar con las ganas. Ni

modo. Seis meses después, a pesar del luto, logró

que la transacción se concretara, en medio del falso

jubileo que había planificado, sin importarle un

comino nada.

Persevera, y triunfarás.

Anna Donner Rybak 26

index-27_1.png

index-27_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

CRONICAS LIMEÑAS

La ciudad de Lima tiene una muralla invisible pero

a su vez muy marcada. Ricos a un lado, pobres al

otro, la ciudad tiene nueve millones de habitantes.

El rico gasta tanto, que duele. ¿Cuántos niños

comerían con una compra de señora rica en una

tienda, o una sesión de peluquería?

Las damas de alta sociedad no trabajan. Pasan su

estúpido día entre el gimnasio, la peluquería, las

tiendas y sus mucamas. Lo vi con mis propios ojos.

Mis cuñados vivían allí. El trabajaba en una

empresa gringa, y lo trasladaron. Tenían un piso de

300 metros cuadrados, el cual inmediatamente

Anna Donner Rybak 27

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

después de verlo, me pareció frío, una especie de

mausoleo.

La cuestión es que tuve que sumirme en la vida más

vana, hueca y vacía que jamás habría imaginado.

Lo único que supo mostrarme La Titi de Lima

fueron todos los grandes supermercados, el

shopping, y las tiendas.

En el mausoleo no había un puto libro, un puto

diario, un sólo objeto peruano (un tapiz, una vasija

de cerámica); es que ello en esa alta-sociedad-

ignorante-en-decadencia

era

considerado

una

mersada. Esos caídos-de-la-galaxia carecían de la

más mínima y elemental sensibilidad, decoraban

sus espacios según se les decía se debía o no poner.

La Titi tenía un grupo de amigas y casi enfermé de

los tímpanos el día en que fui testigo de su

trascendental oratoria: conversaciones acerca de los

últimos peinados, cómo sacaban sus mucamas las

manchas de la impecable ropa de sus retoños, o

planificaciones para una noche joven, luego de un

día de haraganería-devenida-en-maternidad.

Inmunes a la pobreza que las rodeaba, ordenaban a

sus esclavas del hogar y transcurrían sus días entre

estúpidos culebrones y magazines o programas de

chimentos, no pudiendo faltar en su programa de

In-Actividades diarias, las visitas a las tiendas para

seguir acumulando ropa impecable para sus hijos y

Anna Donner Rybak 28

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

para ellas. Gastar no era el problema, eran

especialistas. Apestaban. Extrañaba tanto mis cosas,

mi calor de hogar…

- Miren cómo van cambiando los barrios- nos dijo

el día de nuestro arribo el mi burgués y gordinflón

cuñado, mientras íbamos atravesando una avenida

que venía desde el Aeropuerto.

La pobreza se veía por todas partes. Al aparecerse

de golpe una cuadra enjardinada, con edificios de

cristal, nos anunció, orondo: - Bienvenidos-, se

trataba de un típico barrio pitucón.

- Llegamos- se detuvo ante una torre pintada de

verde, con cerramientos en madera, muy mona,

pero que sus constructores no se habían molestado

en terminar las medianeras, tenían los bigotes para

afuera.

Nos mostró entonces el maravilloso ascensor

individual, el cual accedía directamente al living de

la casa, sin tener que pasar por el palier. Esa

maravilla sí que la apreciaban. -El circo de los

tontos.

Inmediatamente La Titi apareció sonriendo, estaba

en el living, y Jorge Rial me sonrió estúpidamente

desde el T.V. de 29 pulgadas.

- ¿Mi vida, almorzamos? - interrogó a su marido.

Acto seguido, pasamos al comedor y degustamos

una maravillosa lasagna confeccionada con sus

propias manos.

Anna Donner Rybak 29

index-30_1.png

index-30_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

PARA LLORAR

Esa semana el teléfono en mi casa no paró de sonar,

un sismo había asolado al Perú. Un cúmulo de

interesados, que en la puta vida manifestaron

conmoción alguna, hipócritamente sensibilizados,

me empalagaron. ¿Acaso no sabían, que las

catástrofes sólo afectaban a los más humildes?

Setecientos muertos declarados, más un buen

número de indocumentados, iban apareciendo entre

los escombros en Pisco, a tan sólo 70 km. de Lima.

Sin hogar, sin alimento, recibían tan solo una

botella de agua y un puñado de habas para

alimentar a una familia de catorce integrantes.

Pero a La Titi, poco le interesaban los

acontecimientos del país que ahora le daba cobijo.

Anna Donner Rybak 30

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Cuando su burgués y gordinflón consorte, le reveló

su inminente traslado, ya en estado de avanzada

gravidez de su primogénita, lo único que atinó a

esbozar, fue: “¡Voy a parir a una peruana! ”.

Ahora, parte de la familia había viajado a Lima para

participar de las celebraciones con motivo del

nacimiento de su segundo hijo, el ansiado

heredero”.

Todo el mundo hablaba del terremoto, y La Tití se

lamenta de su mala suerte, en medio de la congoja

que le provocaba la caída de objetos identificados

de sus estantes de juguetes.

Ahora iba a tener que supervisar que la niñera los

ordenara de nuevo. Con lo lindos que le habían

quedado…

¿Y quién recordaría la fiesta? ¿Y a los invitados?

¿El menú? ¿Los vestidos? Nadie evocaría los

manteles elegidos en Esa casa de cumpleaños que

ella misma había descubierto, todo haciendo juego

en celeste y dorado…

La Tití no podía parar de llorar: se hacía pis de los

nervios al ver la pelea de Graciela Alfano y Matías

Alé, uno de los hitos preferidos de la imbécil.

Aunque ahora también estudiaba con “Bailando”, y

Patinando”, programas que le proporcionan temas

extra para las conversaciones que mantenía con

Anna Donner Rybak 31

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

otras tan descerebradas como ella, en la puerta del

pelotero de turno, el tiempo que “tocaba” cuidar a

los nenes con las propias manos No fueran a decir

que La Tití era una madre insensible:

Yo, no miro los informativos “peruanos”.

Anna Donner Rybak 32

index-33_1.png

index-33_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Epílogo

CARTA A PAPA NOEL

Querido Papá Noel:

1) Espántame a las mamás eficientes, que están en

todas las organizaciones de todos los magistrales

viajes escolares/liceales:

a) " ¿Qué vaaan a cooommmerrr? "

b) " ¿Y si mi nene se enferma quéhago? "

c) " Yo sugiero que les dejemos un horario para

que podamos llamarlos pobrecitos si no se van a

poner a llorar" (Hablamos no de escolares en el

acantonamiento, sino de liceales de 15 para arriba)

d)" ¿Y el seguro médico? ¿Y si a mi nene le salen

manchas en la piel quien lo va atender? "

Anna Donner Rybak 33

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

2) Que por favor nunca nunca más me inviten a un

té de viejas, viejas vestidas de viejas en donde sólo

se puede hablar de:

a) " Quién se casó con quién"

b) " Blancos: A mí me gusta el ACE, No! Es mejor el

Skip, me sacó la manchita del gordo que la cepillé

como diez minutos en aguita tibia con limón,

después la puse en el lavarropas, paré, abrí... "

c) " Ay, divina, qué rica está esa torta, ¿me das la

receta? - Es muy fácil, la encontré en Internet/libro

del crandon- ¿Cómo hacés la cebollita rehogada? "

(A continuación los 20 pasos para rehogar la

cebollita),

d) que por favor no me pregunte " ¿Nadie te ayuda

en la casa? ¿CÓMO TEE arreglás? ¡Pobrecita,

trabajás

tanto,

COOOMMMOOOO

NOOO

TENNNESSS UNA EMPPLEAADAAA!

e) " Qué flaquita que está Rosita, bajó 10 kilos

(Rosita pesaba 200 y ahora pesa 190).

3) Que nunca nunca nunca más suceda que se haga

un asado en la casa de mis viejos y vengan ochenta

viejas y me digan:

a) " ¿Te ayudo? "

Anna Donner Rybak 34

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

b) " Pobrecita, no podes hacer todo sola"

c) " ¿Te lavo la loza? "

d) " Uy, qué molestia te tomaste por habernos

invitado, qué terrible"

e) " Dejame lavarte la loza” (¡Salí vejeta que te

parto un palo por la cabeza!),

f)" Pero quedan mejor si los lavás con agua

hirviendo del fuego no del calefón, yo les paso

luego agua hirviendo, nena te ayudo? " (No

Respondo)

4) Que nunca nunca nunca más tenga que soportar a

madres que no saben ponerle límites a sus hijos, y

entonces:

El Pequeño Monstruo está destrozando una torta y

se da el siguiente diálogo entre los (poco)

expeditivos progenitores...

-" Bichi, Valu se está portando mal, ¿vas? "

-" Bichu, ¿no vas vos? "

EN EL LAPSO DEL DEBATE ACERCA DE

QUIÉN

PODRÍA

LOS

LÍMITES

AL

MONSTRUO, quedó:

a) El salón destrozado.

Anna Donner Rybak 35

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

b) Las tortas arruinadas.

c) EL MONSTRUO agarró un encendedor y

prendió fuego a los manteles.

d) EL MONSTRUO agarró una torta y se la tiró a

otra señora por la cabeza y la vieja quedó con la

crema chorreando por la cara.

- " ¡Bicho, MIRÁ LO QUE HIZO VALU! VALU...

VALU TE VA LLEVAR EL HOMBRE DE LA

BOLSA TE VA METER EN LA CARCEL"

- " VALU VALU MAMI TE HABLA"

-" ¡JA JA JA! "

-" BICHI, VALU NO HACE CASO"

- " VALU, ¡El cuco va venir esta noche! "

Querido Santa, entre otras cosas me separé para

NUNCA NUNCA MAS SOPORTAR TALES

TORMENTOS.

Por favor, ten piedad.

HUMILDEMENTE

Anna Donner Rybak 36

index-37_1.png

index-37_2.jpg

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

Epílogo 2

FIN DE AÑO EN EL GARITO

TREMEBUNDA VINAGRE

“¡Mañana todo al siete ROJO! ¡GRR! Pensar que

a mis tres nenes los dejaba con la mucama y me iba

a jugar todas las noches, estas madres modernas

¡que no saben cómo tratar a las mucamas!”

(Ballena Franca Austral Dixit.)

Querido Diario: ¡Qué peso me quité de encima!

Peso en el sentido de pesar, o pena o angustia, y peso también en el sentido del tonelaje de algunos

concurrentes de " Fin de año en el Garito".

Querido Diario, su supieras de mis padecimientos

de por lo menos, los últimos cinco años, cuando

ingresó a la familia gente de Clase Alta… gente de

Anna Donner Rybak 37

Ya no tengo Familia... ¡POLITICA! ¡Gracias, Dios Mío!

clase Alta...gente de Clase Altamente Minusválida

Intelectualmente.

Querido Diario, Burgueses Gordinflones de

Montevideo, y del Perú, cuyas míseras y vacías

existencias eran llenadas con Evangelios de Dinero

(Ellos), y Grasa de las Capitales (Ellas).

Querido Diario, gracias por salvarme del dolor de

oído ocasionado por los espeluznantes y sesudos

diálogos acerca de lavados de ropa, y peor aún; de

La Mersada Peruana”.

Querido Diario, gracias por salvarme de todo ese

lumpen con pretensiones de aristócratas.

Querido Diario, no sabés cuánto te agradezco de no

sufrir la tortura inquisitoria de verme obligada a

concurrir nunca nunca pero nunca más, a ese

lúgubre Garito. (El Garito fue demolido por la

IMM).

Gracias a la vida, por haberme salvado y haberme

dado una familia absolutamente inversa, que me

educó con valores de Solidaridad, Generosidad y

Humildad.

P.D. Déjalos vivir para que sufran. AMEN.

FIN

Anna Donner Rybak 38

Le puede interesar...

  • Policiacas y divertidas
    Policiacas y divertidas Humor, Comedia por W.E.
    Policiacas y divertidas
    Policiacas y divertidas

    Descargas:
    169

    Publicado:
    Jun 2019

    Diez historias detectivescas que forman una antologí­a apasionante. Sobre todo son relatos divertidos en los que unas veces predomina el humor otras tienen la...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • ¿Querías vacaciones?
    ¿Querías vacaciones? Humor, Comedia por Gerónimo S.
    ¿Querías vacaciones?
    ¿Querías vacaciones?

    Descargas:
    85

    Publicado:
    Mar 2019

    Pero ¿quién me manda ir a Puerto Vallarrata? Que vacaciones más tremendas: me han perseguido tiburones y cucarachas, me he quemado los morros al sol, y me han...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Trastornos bipolares
    Trastornos bipolares Humor, Comedia por B.L.
    Trastornos bipolares
    Trastornos bipolares

    Descargas:
    198

    Publicado:
    Oct 2018

    Toc Toc es una película española de comedia dirigida por Vicente Villanueva en el año 2017, producida por LAZONA y ATRESMedia y distribuida por Warner Bros Pi...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle, TXT

  • Las Leyes de Murphy
    Las Leyes de Murphy Humor, Comedia por P.HD M
    Las Leyes de Murphy
    Las Leyes de Murphy

    Descargas:
    817

    Publicado:
    Aug 2018

    La ley de Murphy dice que si algo puede salir mal, saldrá mal. Este Murphy era el ingeniero aeroespacial Edward Aloysius Murphy y formuló su ley en 1949 despu...

    Formatos: PDF, Epub, Kindle